Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

Para seguir pensando, aprendiendo y participando en Twitter

| 33

Diseño: Edilberto Carmona/ Cubadebate.

Hay quienes ni piensan ni aprenden, son una verdadera plaga; hay quienes aprenden pero no piensan, son propensos al engaño; hay quienes piensan pero no aprenden, son los que chocan con la misma piedra; y hay quienes piensan y aprenden, esos son los indispensables. NGPA.

En diciembre del pasado 2018 afirmé que estar en Twitter era un reto de dimensiones por descubrir. Luego de que en nuestro país, por casi seis meses, se viene haciendo una utilización algo intensiva y creciente en Twitter, reitero el enunciado y compartiré mis experiencias, dudas y proyecciones con el ánimo de seguir pensando, aprendiendo y participando.

Esta plataforma de comunicación social es buena para algunos propósitos e insuficiente para otros. Los 280 caracteres limitantes del escrito hay que aprenderlos a gestionar. Claro que se pueden realizar enlaces a trabajos de mayor extensión, también adjuntar fotos y videos que sirvan de complemento.

En los últimos días se han publicado en Cubadebate valiosos artículos sobre las Redes Sociales en Internet, y se desarrolló un Cubadebate en la Mesa Redonda sobre el tema.

Vuelven preguntas importantes y respuestas que por la naturaleza del asunto, no pueden dejarnos satisfechos. Se alerta sobre el impacto peligroso de adelantos científicos y tecnológicos tales como la inteligencia artificial, el Big Data y las redes neuronales, en el campo de las comunicaciones entre gobiernos, gobiernos y ciudadanos y entre ciudadanos.

Cobran fuerza las falsas noticias, los falsos positivos, el trucaje de fotos y videos, este último anunciado como pronta aplicación informática al alcance de todos, la llamada deepfake. Para trucar videos, el software aísla los fonemas que dicen la persona en el discurso, y los combina con los visemas —las expresiones faciales que corresponden a cada sonido. Luego, crea un modelo en 3D de la parte inferior del rostro a partir del video original. Pueden consultar en Cubadebate: Tecnología deepfake: Con esta herramienta solo debes escribir lo que quieras que alguien diga, “para que lo diga”, publicado enla sección Canal USB.

Con tantas amenazas existentes y por venir; y tanta podredumbre humana como contenidos, pudiéramos pensar que lo mejor es apartarse de estos adelantos tecnosociales. Les invito a pensar en lo dicho recientemente por Frei Betto, y cito:  “¿Desconectarse? Eso equivaldría a imitar a la tortuga que mete la cabeza dentro del carapacho y se cree invisible. La salida debe ser ética. Lo que implica tolerancia y no contestar en el mismo tono. Como indica Jesús, “no echar perlas delante de los cerdos” (Mateo 7,6). Dejar que se revuelquen en el fango, pero sin ofenderlos”.

Es parte del entramado de esta plataforma, la duda sobre la legitimidad de los tuiteros, algunos utilizando identificadores raros, por diversos motivos, incluyendo uno notable que es el de las cuentas falsas, para crear un falso consenso.

Me centraré en la utilización de Twitter, sin la pretensión de hacer un análisis epistemológico ni una comparación con otras plataformas

Entre los componentes del amplio menú que podríamos tratar me referiré a dos de ellos:

  • Los que tienen como finalidad el apoyo informativo a la gestión de nuestro Gobierno y de otras organizaciones sociales.
  • Los que tienen como finalidad el debate político e ideológico, tanto dentro como fuera de Cuba.

Sabemos que la tiranía de los 280 caracteres lleva a cometer conscientemente errores ortográficos para poder decir más (q en lugar de que, x en lugar de por, + en lugar de más, y otros más atrevidos pero entendibles).

Sobre el primer componente, fue nuestro presidente Miguel Díaz-Canel quien tomó la delantera, entrando y convocando luego a los ministros y funcionarios públicos de primer nivel a participar en Twitter, con cuenta personal y de sus instituciones.

Generalmente se utiliza para informar sobre reuniones, visitas gubernamentales, medidas de gran interés social, entre otras.

Algunos de estos tuit generan una gran cantidad de comentarios, de respaldo, de preguntas, de alertas, de quejas, de discrepancias,…

Hay tuiteros que se montan en el tuit y lo comparten con o sin comentarios propios, es lo que se conoce como retuitear; otros escriben comentarios al tuit; y la mayoría se limita a expresar que le gusta.

No siempre el autor del tuit responde las preguntas que le realizan, ni comenta sobre denuncias o inconformidades que se publican.

Esta finalidad se debe integrar con el proceso de Gobierno Electrónico, que como sabemos, está en la segunda fase de implantación en que la interacción es la clave.

Sería muy interesante y seguramente útil, que se evidencie lo que los autores de los tuit hacen con el fruto de su participación. Recuerdo una queja de una ciudadana que le tuiteó a la ministra del CITMA, y la ministra le respondió comprometiéndose a darle atención y orientando a quien dirigirse.

En no pocas ocasiones el tuit queda carente de contenido relevante, aunque sabemos que en 280 caracteres no se puede explicar mucho.

La participación de la UJC es bastante activa, mediante la cuenta de sus principales cuadros, no sucede igual con el PCC.  No sé si responde a una política.

Muchos de los tuit de dirigentes cubanos suscitan la participación de cubanos en el extranjero, algunos con preguntas o criterios divergentes y respetuosos, otros ofensivos, hasta límites difícil de tolerar.

El tuit de un ministro o de cualquier otra autoridad tratando un tema de alta sensibilidad, debe ser gestionado adecuadamente de manera que se produzca una diálogo constructivo, que se escuche-lea lo que se dice, evitando respuestas que no dicen casi nada.

El segundo componente del menú tiene otras características y por lo general tiene alcance internacional y mayor participación de cubanos en el extranjero; algunos que se identifican como enemigos del socialismo, que nos etiquetan como dictadura, que ofenden a nuestros dirigentes y revolucionarios respetados por la inmensa mayoría de nuestro pueblo. En esta modalidad incluyo a jefes de Estado y de gobierno que utilizan Twitter como una plataforma de apoyo en sus relaciones internacionales. Recuerdo a Hugo Chávez con su Twitter Candanga, que se convirtió en ejemplo de participación.

En el caso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su participación en Twitter da para escribir varios artículos.

Aunque el intento de encasillar en categorías tiene sus riesgos, en ocasiones ayuda a entender para poder tomar decisiones. Sabemos que debido al desgobierno o al gobierno limitado, o al gobierno selectivo y dominante en Twitter, estos componentes se fusionan, las fronteras se pierden.

He definido tres categorías: partidarios, adversarios y enemigos.

Los partidarios: son aquellos que comparten lo esencial del pensamiento político, algunos con diferencias no antagónicas, otros carentes de fundamentación teórica, pero convencidos de la justeza de la causa apoyan resueltamente. No confundir partidarios con militantes de una organización.

Los adversarios: son aquellos que declaran sin rodeos que discrepan del pensamiento político, que no confían en la viabilidad del sistema político vigente, que se oponen a conceptos considerados como irrevocables. Pero generalmente se expresan con respeto, con un comportamiento ético en el debate.

Los enemigos: son aquellos que buscan la destrucción de la Revolución, que no pueden esconder su odio, que insultan, que respaldan a las corrientes y decisiones imperialistas más agresivas contra nuestro país, que aplauden el bloqueo, que aunque digan que buscan justicia lo que pretenden es venganza, que fabrican o se suman a las noticias falsas.

También sucede que un tuitero puede desplazarse entre las anteriores categorías en dependencia del tema que se esté tratando. Algunos lo hacen como puros camaleones políticos y otros por convicciones legítimas. Ojo con los enemigos declarados, que pasan al bando de los adversarios y hasta al de los partidarios.

El debate político interno entre revolucionarios es necesario, ello nos fortalece. Cada cual debe expresar libremente lo que piensa, con argumentos, con la verdad como principal carta de triunfo. Solo así la Unidad será nuestra garantía de victoria. La Unidad fruto de la imitación y de la repetición irreflexiva nos debilita.

En mi opinión, Twitter no es una buena plataforma para el debate político, pero como tiene gran cobertura no debemos abandonarla, sino hacer un gran esfuerzo por escribir las esencias, también aprender a segmentar los razonamientos en varios tuit o en las respuestas a los demás.

El debate político con los adversarios requiere sabiduría y cierta dosis de tolerancia. Lo más fácil es bloquear o silenciar tuit de los adversarios políticos, pero ello podría significar que al callar estemos otorgando a la vista de los demás. Los adversarios políticos pueden generar un clima adecuado para el debate culto y provechoso. Es necesario saber utilizar la razón y la emoción.

En el caso del debate con los enemigos, no siempre es posible guardar la compostura, hay cosas que resultan indignantes, y puede justificarse la decisión democrática de romper el diálogo. No se trata de miedo al debate, es cuestión de convicción de que no vale la pena desgastarse.

También es cierto que si dejamos de responder el tuit de un enemigo declarado, estamos dejando que este corra por el mundo. En este caso la mejor manera no es el enfrentamiento retórico, sino la demostración de nuestras verdades con hechos históricos comprobables y poniendo a la luz pública la criminalidad de sus intenciones.

Los programas estimulados por EE.UU., para realizar tuitazos contra Cuba están documentados, bien utilizando ataques esenciales o reclamos que en definitiva son también aspiraciones nuestras como es el de rebajar los precios de Internet.

En el debate con partidarios y adversarios que se siguen mutuamente, según mi experiencia, es provechosa la comunicación bilateral que Twitter posibilita con los mensajes directos. Aquí se pueden realizar precisiones sobre los fines que se buscan, y profundizar en contenidos no abordados en lo que se comparte para cualquiera.

Estoy convencido de que faltan aspectos esenciales por tratar y algunos por profundizar; pero como el debate posibilita enmendar en parte estas carencias, no me mortifico demasiado. Confío en ustedes.

Termino expresando que mi mayor deseo es que los jóvenes sean vanguardia en el pensamiento, el aprendizaje y la participación en Twitter.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Preocupao dijo:

    Mucha razón lleva este escrito. Las TIC han llegado para quedarse, y tienen un potencial insospechado para lograr la horizontalidad en las relaciones políticas. Ya la época en que se gozaba del monopolio de lo que se publica pasó para siempre, y el que crea que enestos tiempos puede meter la basura bajo la alfombra, está equivocado de medio a medio. Curiosamente, hay por ahí quien considera que las nuevas tecnologías «contaminan» la política.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Buenas ideas para pensar en el uso de esta herramienta, para que nuestros mensajes viajen por los canales mas idoneos. Gracias.

  • sachiel dijo:

    Este articulo deberia tener una segunda parte, acerca del laconismo al expresarse en Tw y FB. Es que muchas ideas o conceptos no se expresan en un sólo tweet, pero si quizas en un link, o en un adjetivo demoledor y fácil de entender con largo alcance… y no me refiero a insultos, sino a ideas concentradas como los calditos Maggí o los refrescos Toki (hay más marcas, pero esas son las del refranero popular..)

    Por supuesto que el adversario y /o enemigo ataca con parte de nuestras verdades, para con aderezo picante y bien sazonado tratar de desmoralizar, confundir, dividir y vencer a nuestra opinión pública, y hacer la cadena de fichas de dominó, cuyo objetivo final es retrotaernos a todos al 31 de diciembre de 1959, o si se quiere, al 10 de marzo de 1952 (eso, estimados compatriotas, es el el Titulo II de la Helms Burton, ni más ni menos)

  • Rolando dijo:

    Aunque para nada estoy en contra del uso de la tecnología y reconozco cuanto estas herramientas nos pueden ayudar, creo que debiera incrementarse hasta la saciedad, la preparación de la gente para su uso y para estar en las redes sociales. Es algo aparentemente tan sencillo que los nativos digitales y los inmigrantes, entramos y nos volvemos adictos antes de conocer o buscar información de cuáles son los PRO y los CONTRAS y hasta se lo facilitamos a nuestros hijos que, sin darse cuenta, se enganchan en el ardid de estar libres y tan cerca de quienes queramos sin percibir el daño que, cual droga, esto les causa. Pero nadie repara en que las compañías fabricantes de harweres, están obligadas a entregar información de sus clientes a los gobiernos y lo hacen. Algunos dicen que no les importa, otros ni siquiera reparan en eso. Pero con muy poco que hacer, estamos todo el tiempo siendo clasificados, agrupados y trabajados con mensajes personalizados para lograr, a mediano o largo plazo, cosas que no imaginamos que pueden suceder.
    Esa es la utilidad del BIG DATA y es la facilidad que brindan estas tecnologías a compañías comerciales y a gobiernos que pagan para controlar e incidir sobre sus usuarios, sobre la gente, que actúan como los tres monitos, ni oyen, ni ven, ni hablan, cuando están con un móvil. Los resultados que esto ha tenido en el mundo hay que mostrarlos, enseñar en las escuelas como proteger nuestras identidades e individualidades de este oculto proceso de manipulación pues, de lo contrario, seguiremos irremediablemente el mismo camino. Veo con dolor como incluso gente que, supuestamente tienen que conocer bien de esto y actuar en consecuencia, parecen robotizados e imnotizados ante algo quelos supera.

  • Rodo dijo:

    Muy interesante, ilustrativo y esclarecedor su articulo profesor Nestor del Prado, cosas ccomo estas deben conocer nuestros jovenes, estoy muy de acuerdo con todo lo que ud aborda y coincido plenamente con su planteamiento de que la limitaación a 280 caracteres es el problema de que no lo haga …una buena plataforma para el debate político…, esto es para dar a conocer una noticia, para apoyar un proyecto (o desaprobarlo), para cosas precisas que deben viajar con rapidez y precisión, me recuerda el slogan del programa de Radio Taino «CORTAS RAPIDAS Y A BUENA HORA»

  • jpuentes dijo:

    El otro día hice un comentario de apenas 5 lineas en Cubadebate, a mi hija le gustó mucho. Pero cuando leyó el que hice de 15 lineas, donde, supuestamente, dije mas cosas y puse mas evidencias del tema, me dijo: «pero todo eso, que vá está muy largo…». Ese eslogan de TeleSur «No son twitts, son historias», está genial. Dicen que nos estamos volviendo mas visuales que lectores. Un debate cara a cara es mas complicado y se necesita mas habilidades naturales y adquiridas que un debate en línea, donde podrías tomarte todo el tiempo del mundo para pensar lo que vas a escribir y dar backspace o delete todas las veces que quieras. La política a base de twitts no es politica. Vean el ejemplo reciente de las famosas entrevistas en línea con el Presidente Putin: 1,2 millones de preguntas…!. Todo un andamiaje tecnológico en la sala de entrevistas, con publico incluido y monitoreo técnico de todos los participantes. Un sólo hombre y 1,2 millones de preguntas…!!!!, por todas las vías, en línea, posibles, no sólo de Twitter. Cómo lo hizo?. Hoy en día una queja por Twitter pesa mas que una de Granma o de JR o incluso de Cubadebate. Se resuelve mucho más rápido. Acaso Twitter es la plataforma de los politicos y funcionarios y las demás no interesa?. Hoy están muy de modas la videoconferencias que ahorran costos. Quizás en un futuro cercano habrá que decir: «use Twitter para resolver su problema con los gobiernos locales…». Hoy están muy de moda las videoconferencias que ahorran costos. Yo creo en el debate con la tecnología, pero si no le entramos con cultura, la tecnología y el debate nos traga como la tierra se traga a los gusanillos del jardín de casa.

    • jpuentes dijo:

      Cuando yo empecé a conectarme en internet – hará en este noviembre 20 años – sólo leía articulos en idioma inglés, hoy esa misma información se ha multiplicado exponencialmente en otros idiomas, sobre todo español. Quiere decir que un mismo tema te lo puedes encontrar hasta 50 veces más que hace 20 años atrás. Por lo tanto, si somos vagos en la busqueda de información y sino adquirimos habilidades proactivas, en ese sentido, corremos el riesgo de leer 12 articulos de un mismo tema y no estar informado del asunto. Hay mucha gente ganando mucho dinero en Internet a costa de emitir u omitir información de toda clase, que para lo único que sirve es para el entretenimiento y no para el conocimiento ni para la cultura. A mí en lo particular, no me interesa que alguien haga dinero con mis datos, pues a mí no me quita nada. Pero si mis datos le sirven a alguien para perjudicarme, yo soy el responsable de la exposición de los mismos. Exponerme, en cualquiera de las variantes, es un asunto de responsabilidad. Aprender a vivir con responsabilidad es lo mismo que aprender a navegar con responsabilidad, pues es otra manera de vivir. Yo no estoy en contra de que se haga politica con las herramientas que estén a su alcance, pero eso de no dar la cara viene a convertirse ya en una moda. He visto pasarse un correo de un puesto a otro en la misma oficina. He visto pasar un sms desde el baño, para que traigan una toalla. Quizás en menos de 20 años veremos como se comienza una guerra o se mata a alguien con un tuit!.

  • cam dijo:

    solo tengo tiempo para comentar en uno de sus post y me voy con este, nunca he participado de ninguna red social me niego rotundamente a que una compañía se haga millonaria con mis datos , google me obligó en algún momento a pertenecer a google+ pero le restringí mucho el acceso, mi opinión sobre las redes sociales es que son exactamente la viva expresión de la libertad de expresión: todos tienen voz, todos tienen una tribuna y sorprendentemente nadie es responsable de lo que dice/escribe. y por supuesto para todos los que nos gustan la teoría de los números bien grandes, nos damos cuenta que entre millones y millones lo especial y único se vuelve ordinario y banal. y esto es un problema cuando el asunto es de opiniones, porque en este mundo siempre, siempre vas a encontrar un para de miles que piensen como uno, aunque estadística-mente no representa nada un par de miles en un mar de centenares de millones, desde el punto de vista individual da mucha fuerza y así han nacido grupos paras los cuales no poseo un calificativo adecuado, solo mencionarlos para que sean evitados como la plaga, Flat Earth Society dedicados a difundir la idea que la tierra es plana, Anti-Vaxx dedicados a difundir la idea que las vacunas causan autismo y no son necesarias porque las enfermedades ya desaparecieron, como estos hay varios mas algunos mas inofensivos que otros siempre dedicados a difundir teorías conspirativas y respaldados con pseudo-ciencia y medias verdades, todo está soportado con la supuesta libertad de expresión pero cuando los hijos de anti-vaxer va al hospital por no estar vacunado y muere de una enfermedad prevenibles, cuando los white-supremacist coordinan sus marchas de irracionalidad y odio tonto usando las redes, nadie es responsable, las redes sociales se han convertido en un fango donde la vulgaridad y la ignorancia son alabados y obtienen los mayores likes mientra mas idiota el post mas grande es la cuadrilla de «seguidores», no me gusta que nuestro presidente esté en semejante medio pero entiendo porque lo hace, si vas a combatir a un dragón tienes que ir al castillo donde vive. ya nadie usa la verdad, ya a nadie le gustan los hechos fríos y cargados de realidad objetivas inapelables, sobre todo a los que mas les interesa que todo sean verdades subjetivas es a las compañías dueñas de las redes, las verdades subjetivas crean polémicas, las polémicas crean debate, el debate genera participación, la participación genera datos y ellos venden los datos, así que mientras mas tengan mejor. creo que ya me he extendido bastante, las redes sociales y la IA han puesto una mancha bien grande en la profesión que me dedico, casi tan grande como little boy manchó la física de partículas.

    • FLY dijo:

      Hace un tiempo puse un comentario similar y enseguida me atacaron con comentarios como que yo estaba contra el desarrollo y si quería comunicarme con palomas mensajeras. Estoy de acuerdo con lo que planteas.

      No me encandila twitter, ni facebook, ni etc. Lo veo vano, superficial y pueril. Con esto no reniego de la tecnología. Solo me disgusta que una gran transnacional me use como un activo para Minería de datos», publicidad y Spam. Todo para finalmente vender mi perfil a otra gran empresa…

      También menciono cada vez que puedo que deberíamos asumir la creación de sitios como estos en nuestro país para que la informatización sea de verdad una realidad y no un llamado en un discurso. Ahí podríamos usar nuestras reglas y aplicar nuestras normas. Es ambicioso pero no descabellado.

      No queremos una Internet regulada? Hagamos nuestra red y servicios y regulémosla. Quejémonos menos y hagamos algo. ¿Para que sirve en la práctica esa sociedad de informáticos? Hasta ahora para nada, mera cuestión formal. ¿No estamos siendo conformistas? Creo que sí.

      Saludos Cam. Ya no me siento solo. (por si acaso me van a tirar: tengan presente que soy ingeneiro en Telecomunicaciones) Ahí les va.

  • VM32 dijo:

    He tratado de abrir una cuenta Twitter y no se me permite ¿por qué?

    • Rodin dijo:

      Si tienes movil actualiza la aplicación, a lo mejor no es compatible cn el telefono, a mi me paso lo mismo hasta que di con una que me servia. A sino has una cuenta desde una pc con internet. Pienso que esa red social es la mejor para estar informado, pero hay que escoger bien los medios para hacerlo, hay mucha información de los medios de comunicación que son falsas y uno debe estar preparado para polemizar o rebatirlo. A mi me gusta mucho. Si venden los datos, esta bien, pero hay que estar ahi para defender la Revolución que tenemos. La batalla esta en las redes sociales. Mi usuario: rodincm

  • WALTER dijo:

    UNA VEZ MÁS FELICITACIONES POR EL ARTÍCULO, MUY OPORTUNO. LA META SIGUE SIENDO NO SOLAMENTE EL CAMBIO DE MENTALIDAD, SINO APRENDER CADA DÍA A PENSAR CREATIVAMENTE SIN OLVIDAR LA LÓGICA.
    SOBRE ESTA FRASE:
    “Hay quienes ni piensan ni aprenden, son una verdadera plaga; hay quienes aprenden pero no piensan, son propensos al engaño; hay quienes piensan pero no aprenden, son los que chocan con la misma piedra; y hay quienes piensan y aprenden, esos son los indispensables”. NGPA.
    ¿QUIÉN ES EL AUTOR DE ESTA FRASE?

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Estimado Walter con la mayor humildad te digo que ese aforismo es mío. Nota que NGPA son las iniciales de mis nombres y apellidos. Pero si deseas también es desde ahora tuya. Un abrazo

  • al tanto dijo:

    Coincido en que debe tener una segunda parte este artículo, si nos fijamos bien, reflejo de lo expuesto por Nestor, son estas páginas de Cubadebate donde se aprecian las tres tendencias o posiciones y los docenas de mezclas que se manifiestan. Creo firmemente que es una bendición tener espacios donde expresar determinadas opiniones y recibir respuestas e intercambiar con otros foristas; igual con los twitters, donde banalidad y bestialidad aparte, hay algunos buenos comentarios y opiniones. Espero el otro artículo, este ya lo comentamos entre amigos y todos lo reconocemos como necesario, integra diferentes opiniones que hemos leido sueltas, pero con el estilo de su autor crece.

  • rolando roque cruz dijo:

    Excelente trabajo sobre el uso de twiter,considero que la mejor manera de participar es estar preparado y armado de elementos que permitan con solidez aportar elementos irrebatibles de nuestro proceso revolucionario,que no está exento de errores y que no es perfecto ni mucho menos,por lo que sugeriría remitirnos a una expresión bién conocida de nuestro líder histórico «FIDEL»,cree, no,lee.Lamentablemente no siempre se tiene conocimiento a profundidad sobre la historia de nuestro país para hacer una valoración más justa del proceso revolucionario desde el 59 hasta la fecha,por sólo poner un ejemplo,observo con preocupación como se vierten criterios y criticas donde se denotan a todas luces vacíos del conocimiento de nuestras raíces históricas,algunos tal vez con una omisión intencionada y otros por desconocimiento.Es un asunto en el que debemos profundizar para desarrollar la batalla ideológica con mayor efectividad.

  • DJSix dijo:

    El día que los usuarios se den cuenta de que no pueden creer algo solo pork alguien más con ideas parecidas lo publique o comente… o por ver una foto u otra… o por hacer comparaciones ilógicas sin buscar más información… ese día las noticias correrán bien pork cada uno mezclará los puntos de vista y los conocimientos y se creará una noticia propia… que siempre será verdadera pues el sentido común acompaña a casi todos. Lamentablemente no hay muchos que después de leer un titular indaguen más sobre ningún tema

  • Jose R. Oro dijo:

    Excelente articulo y muy actual, del Prof. Néstor del Prada Arza. Quizás la diferencia en participación entre los cuadros del PCC y de la UJC sea (al menos en parte) materia generacional, los jóvenes tienen mas capacidad y hábito del uso de estos nuevos vehiculos. De acuerdo con NGPA en su frase inicial y con él y Frei Betto en la cita de este ultimo. Materia esta del Twitter de primera prtioridad e importancia.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Estoy de acuerdo en que Twitter no es la mejor plataforma para el debate político, principalmente por la tiranía de los 280 caracteres, como usted la llama, pero tiene la ventaja de que no hay que depender del inapelable criterio de algún oscuro desconocido para ver publicada una opinión, como sucede en algunas otras plataformas de cuyo nombre quisiera olvidarme. Hasta podría decirse que esa limitación tiene algo de bueno, y es que nos obliga a desarrollar el poder de síntesis, si queremos ser entendidos.

    Creo que el principal problema de Twitter no es tanto de Twitter, sino de algunos de quienes nos servimos de Twitter, fundamentalmente aquellos cuyo objetivo no es opinar o informar, sino crear una falsa percepción de amplio consenso mediante cientos o miles de cuentas falsas, las que por suerte ya he aprendido a identificar.

    Como usted señala, otro problema lo representan quienes recurren al puro y simple ataque personal, a la ofensa baja y sucia, a la acusación mentirosa y denigrante. Esos son los argumentos de quienes no tienen argumentos, y terminan haciendo más daño que bien al bando que dicen defender.

    Pero ése es el mundo real, mi estimado Profesor. Y en ese mundo no filtrado, no aséptico, no compartimentado, hay que lidiar con todo y con todos. Twitter, con sus luces y sus sombras, es algo objetivo, como la vida misma. Y aunque yo también creo que el que calla otorga, no siempre es tan así. ¿No ha notado usted que algunos perfiles muy usados no tienen comentarios, ni corazoncitos, ni retuits? Eso no es otorgar, sino ignorar. Y ser ignorado es peor que ser apaleado.

    También coincido en que hay quienes se desplazan por las tres categorías que usted ha definido, pero difiero en el enfoque de los motivos, por la sencilla razón de que ninguna sociedad, ningún gobierno, ninguna doctrina sociopolítica, incluso ningún individuo, es un bloque monolítico de virtudes o defectos. Todo tiene matices. Y las personas honestas consigo mismas, (que las hay en todas partes), no dejan de reconocer lo bueno cuando critican lo malo. Peores son quienes siempre defienden o atacan a ultranza, porque generalmente no son más que oportunistas disfrazados de comecandelas.

    Por el momento, sigo explorando Twitter como se explora algo nuevo, desconocido, peligroso tal vez, pero prometedor.

    Salud y suerte.

    • Pioneer dijo:

      Amen

    • KC dijo:

      Amen!

  • Subzero dijo:

    Me parece que Twitter en Cuba se ha tomado como algo «oficial». Yo tengo mi cuenta, y sigo a los Cros del gobierno, cultura y demas. Pero sé q los mas jovenes no lo hacen
    incluso ni lo tienen.

    Quiero decir que los que la mayoria de los tweets cumplan en mayor medida sus propositos de alertar, informar etc, se deberia tratar de que lleguen mas a la gente, porque te das cuenta que los tweets se comparten y se recomparten entre funcionarios de Cuba en su gran gran mayoria…y lo veo como una pelota que sale de las mismas manos del mismo equipo. Pienso que Facebook, a pesar de los pesares, es mucho mas utilizado por los cubanos. Ahi podria ser mas efectivo el objetivo

  • luiscarlos dijo:

    Bienaventurados los elegidos, porque ellos alcanzarán el internet
    Con las tarifas vigentes es inalcanzable conectarse,
    al menos que tengas la bienaventura que te toque en tu trabajo y no te cueste
    Soy especialista en Partes y Piezas de equipos de construcción y transporte, llevo años solicitándolo y exactamente se burlan de mi cada vez que planteo que me es necesario para mi labor
    ¿No han interiorizado los esfuerzos de nuestro Presidente de informatizar la sociedad en todas las esferas?
    He tenido que soportar que me digan:
    – ¿Para que necesito Internet?
    – Que en Internet no se encuentra nada
    – Que en Internet todo es de pago

  • Pioneer dijo:

    Me encanta internet , las redes sociales y los espacios de debate, el traspaso de la televisión a youtube y medios a través de internet, en primera instancia porque se acabaron los monopolios donde alguien podía arrogarse el derecho a decir o promulgar su parte de la información ahora es mucho más difícil , fijémonos quien es quien más se queja de la redes de información y tendremos la explicación , por otra parte se acabaron las noticias unidireccionales o bidireccionales (tu hablas o escribes y yo escucho o leo pasivamente) y las bidireccionales donde el receptor no era pasivo pero estaba supeditado al tema que se le cuestionaba , o sea podía participar en un debate en televisión solo el que estaba invitado , era publicado en un periódico la idea que entraba dentro del editorial, hoy como quiera que sea la información es en “ESTRELLA” y a nadie se le prohíbe que se enclaustre si quieres ser un “autista” o una “tortuga” nadie te lo prohibirá o sea el no participar también es una opción, muchas veces divago sobre la ignominia del poder de control sobre la información hoy se usan los datos que ofreces para participar y es cuestionable , antes no hacian falta tus datos porque solo tenias acceso a lo que se te ofrecía y no podías elegir a muchas luces más cruel y más injusto , lo bueno y lo malo del desarrollo es que tanto fans como detractores tienen que asumirlo porque quedar fuera es en sí mismo un suicidio social que también es una opción pero también tiene consecuencias .
    Hay idéologos que como los monoteístas creen que la existencia se basa solo y dentro de ese dios, lo cual es válido pero nunca se exponen públicamente a un debate abierto y sin censura sobre todo lo que creen intocable, hace poco escuche una frase que me gustó mucho e ilustra lo que a mi parecer es la enfermedad de estos templos de verdades, “ «Ya Sabemos como piensa un dialéctico, si la realidad no le da la razón , peor para la realidad».
    Saludos.

  • Yarbredy Vázquez López dijo:

    Celebro el post del profesor Néstor del Prado. Discrepo, no obstante sus buenos argumentos, de su opinión de que twitter no es una buena plataforma para el debate político: yo creo que es la segunda mejor plataforma que hay. La primera es el debate frontal, el intercambio directo con la ciudadanía, con los partidarios, con los adversarios, con los enemigos. Nada sustituye eso. Como no hay mejor comunidad de amigos que una reunión de amigos en un sitio cualquiera, y que me perdone Mark Zuckerberg y el negocio que se ha montado con esto de Facebook.
    Pero el hecho de que uno sintéticamente tenga que expresar una idea en muy pocos caracteres y pueda ser respondidas casi sin flitros: 1.) nos exige meditar lo que vamos a decir; 2.) promueve las ideas originales y movilizadoras; 3) le da voz a todos; 4) permite conocer el ideario de los twitteros (por lo menos los que tiene una cuenta activa de hace tiempo) y 5) cumple con las funciones básicas de información, divulgación, etc.
    Reitero, yo creo que es de lo mejor que hay para del debate, no digo ya político, sino en general. Por lo menos a mí me gusta mucho. Pero acá es, salvo excepciones, muy mal utlizado tanto por las figuras públicas como por twitteros y personajes que no quieren construir, sino darle candela a todo -la palma incluida-. También hay un grupo de twitteros que tienen una calidad de mediocres para abajo, que solo retwitean o dicen cosas poco sustantivas.
    En resumen, yo creo que Cuba (con costos de conexión todavía muy altos), apenas se asoma a la cuestión del Twitter en política. Pero esperemos y ya veremos. Somos un pueblo culto que le gusta el debate. Ya vamos a estar comentando en unos años sobre esto nuevamente.

  • Ernesto dijo:

    Casualmente estoy leyendo en esta misma web de cubadebate un articulo, no menciona al autor, tal vez tomado de otra publicación, que trata sobre los usos indebidos del twitter, principalmente en el tema de las ofensas y que «twitter» por tanto tomará medidas para evitarlas. Las medidas que propone no las veo muy concluyentes, pero si el artículo es serio, podría ser tal vez un primer paso para sanear una buena parte de los problemas que expones aquí. A nadie conviene el empleo de esta herramienta como un arma ofensiva y/o que atente contra la moral de personas, instituciones, o estados.
    Tu artículo ha sido muy esclarecedor y oportuno.
    Saludos

  • Jose Bryan dijo:

    El uso de las redes sociales es ventaja para todos, para los que persiguen el bien y para los que cultivan el mal. La diferencia en esta batalla no depende de la tecnología en sí misma sino de la capacidad y responsabilidad que tengamos a la hora de utilizarla. Una vez me dijeron que nadie es imparcial, que todos nos inclinamos hacia un polo o hacia otro y quizás como dice Buena Fe no somos exactamente malos como tampoco somos exactamente buenos. La ideología es tan poderosa y tan influyente en lo que pensamos, decimos y hacemos que una misma noticia puede ser interpretada por uno y por otro diametralmente opuesta. Sin ideología estamos a merced de las corrientes, estamos propensos a comprar la primera noticia vendida bien elaborada. Se debe tener un olfato de sabueso para las falsas noticias y para los mensajes subliminales. Alguien decía aqui que en estos tiempos es dificil esconder o tapar la basura y es muy cierto, en nuestro país existía una práctica de justificarlo todo, si en el trabajo el obrero que justifica tantas ausencias cae mal, los dirigentes que justifican todo también y el pueblo lo expresa abiertamente. Por qué todo el mundo habla bien de Lázaro Expósito? Porque se lo ha ganado. Estas opiniones que se plasman en los twitter deben analizarse, las objetivas y las que no también, porque de ignorarse pueden ser perjudiciales a largo plazo. Un saludo al profesor Nestor que como todos sabemos su interés por el conocimiento va más allá de las matemáticas.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Agradezco por tantos comentarios sustanciosos y sobre todo aquellos que exponen otros puntos de vista diferentes a los que escribí.
    Como dije al final de mi escrito, hubo temas no tratados y otros necesitados de mayor profundidad. Efectivamente está faltando una tercera parte, ya que hubo una primera en diciembre de 2018. Yo espero que la próxima no demore tanto en salir.
    En este mensaje solo relacionaré los asuntos polémicos a los que me referiré en un comentario próximo.
    1 La utilidad de Twitter y en general de las Redes Sociales digitales
    2 Si Twitter es o no apropiado para el debate político
    3 Si los 280 caracteres favorecen o dificultan las comunicación
    4 La apropiación de datos personales y su utilización por los dueños de las plataformas
    5 La utilización de Twitter por funcionarios públicos
    6 La utilización de las cientas falsas y los nick y datos del tuitero
    Hay otros pero estoy seis son suficientes para amenizar un buen debate.

  • aleph dijo:

    Veo las nuevas tecnologías y a mi mente viene una historia que me contaban de niña y que no recuerdo muy bien, pero en esencia se refería a un Rey que pidió que le trajeran lo mejor del ser humano y le trajeron la lengua y después pidió lo peor y le trajeron la lengua (se usa lo mismo para bendecir que para maldecir) Lo mismo sucede de las TIC, en si ellas no son ni buenas, ni malas. Todo depende para lo que se use, así ha ocurrido con la mayoría de los inventos y descubrimientos que ha hecho la especie humana. Ah en cuanto a las redes sociales a la que la mayoría de los cubanos no tenemos acceso; mientras se mantenga el respeto; que yo no esté de acuerdo contigo, no significa que este en tu contra. Eso se ha perdido mucho en estos tiempos, hoy impera el “O estás conmigo o estas en mi contra” y muy pocas veces puedes decir “ni lo uno, ni lo otro” porque como consecuencia eres apartado.

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Ahora veo que eres mujer y si eres la misma persona que la de los acertijos me disculpo por haberte tratado erróneamente. Esos son las consecuencias de los nick como el tuyo.

      • aleph dijo:

        Si soy mujer y no preocupe sé que mi nick puede traer esa confusión. Es que una vez leí sobre el Aleph y su significado y me enamoré de esa palabra. Usted realmente sorprende como lee todos los comentarios y los responde, además tiene muy buena memoria.

  • Margarita Ruiz dijo:

    Un ejemplo de la eficaz utilización de las redes en general, es un mensaje que envié por Facebook al Ministro de Salud Pública que provocó una muy rápida respuesta y solución al problema que le había planteado.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Magnifico artículo profesor. La generación que ha alcanzado su mayoría de edad desde el inicio del nuevo milenio usa la tecnología más que ninguna otra. La llamada generación Y, los nacidos a partir de 1977, un fenómeno generacional no limitado a ningún país, región o cultura. La encontramos en cualquier lugar donde el teléfono móvil tenga cobertura o exista una conexión a Internet. Su principal característica es el uso de la tecnología a la hora de informarse, comunicarse, divertirse, hacer compras y socializar, es una tendencia en acenso que no ha llegado aún a su punto cumbre. Para los miembros de esta generación y las que le siguen, los comentarios, recomendaciones de sus amigos influyen notablemente en sus hábitos de relacionarse, en especial el de compras, donde se transforman sobremanera sus patrones, al descubrir, crear y cultivar esa nueva conducta enfocada siempre hacia el mercado de todo tipo, tanto de productos nuevos como existentes, así como de contenidos, en lo personal y lo profesional.
    La dinámica económica y social que desencadeno esta nueva tendencia a partir de la generación Y, junto con los avances tecnológicos actuales sin precedentes, nos ha catapultado, a una velocidad descomunal, algo fuera de los estándares normales de mutación generacional históricos, eso nos viene sucediendo a nosotros las generaciones más viejas, las jóvenes generaciones y los grandes cambios tecnológicos nos obligan a las viejas generaciones a asumir como nunca una actitud de cambio diferente, mucho más dinámico y abarcadora a tono con el nuevo contexto, una nueva época que algunos llaman la Edad Social. Esta edad no es un mero siguiente paso lógico de la Edad de la Información, sino que es un cambio radical de nuestra manera de comunicarnos, socializar y colaborar para crear un mundo mejor, aunque nosotros los más viejos no lo entendamos o aceptemos como tal, aferrándonos a nuestros paradigmas. Para los de mi generación, les digo evitando caer en ingenuidades generacionales, de lo que se trata, es aceptar de que no existe otra opción, lo dialectico es entender que en este escalón de desarrollo tecnológico al que hemos llegado, el escenario actual, no nos da otra opción, solo tenemos una única opción como generación si queremos preservar y fortalecer nuestra necesaria influencia sobre los que nos siguen generacionalmente, tenemos que aceptar ese reto, sumarnos a ese carro de transformación social, pero con herramientas científicas o de lo contrario resignarnos a perecer históricamente como generación, al sepultar nuestra potencial y necesaria influencia generacional, al enterrar la experiencia y el conocimiento acumulado. Sería un error estratégico crear y cultivar la percepción en los jóvenes, hijos de su tiempo, que por el solo hecho de que ellos se adaptan más rápido al cambio y a la velocidad de la comunicación, nos vean por concepto como un freno, un símbolo de atraso, haciendo más grande el abismo generacional entre ellos y nosotros, limitando nuestra necesaria influencia como parte de un sistema social, es nuestra responsabilidad, lo diferente es que lo debemos hacer desde sus posiciones y no de desde la nuestras.
    Es un cambio de paradigma el que necesitamos sin precedentes, antes era lógico y entendible para un joven, con sentido común, intentar entender viejo, al padre, porque era más fácil buscando esa armonía dialéctica en lo social, trasladando la experiencia y el conocimiento de generación en generación, era más fácil que el joven entendiera al más adulto, que este último luchara contra la fuerza de la costumbre, los hábitos, el ego y lo temores de la edad. Pero la realidad ha cambiado, ahora el nuevo paradigma, en lo social es que el viejo cambie, el que debe hacer las mayores y más difíciles mutaciones, ahora no son los jóvenes, somos los viejos los que tenemos esa responsabilidad de mutar para ponernos a su altura, y velocidad del cambio que el joven experimenta gracias a esos enormes adelantos tecnológicos. Si no empleamos afondo la ciencia sociales, y no desarrollamos una nueva cultura de la empatía, nos será muy difícil primero entender, y luego influir en esos jóvenes en el actual contexto. La actual coyuntura ha cambiado los paradigmas sociales que hasta ahora conocíamos, tenemos que demostrar sabiduría generacional y ponernos a su altura.
    Nosotros los más viejos, debemos entender que el protagonismo hoy en todo está en El factor social, es un cambio radical de paradigma, producto precisamente de la influencia de la Edad Social sobre la economía, la política, las relaciones laborales y sociales en general, así como la comunicación, todo como consecuencia de tres factores principales: el exceso de información creado en la Edad de la Información en el que nos desenvolvemos; la estandarización de la tecnología, que posibilita el consumo masivo de los medios de comunicación básicos (teléfonos móviles), algo ya impredecible en nuestras vidas; y la disponibilidad de la comunicación de bajo coste vía Internet (wikis y redes sociales). Estas tres fuerzas están cambiando radicalmente la manera en que las empresas compiten en el siglo XXI, la manera de hacer política, la comunicación. La selección, retención y optimización de la productividad de la fuerza laboral de la Edad Social y el fomento de la colaboración en el mercado global exigen que los directivos asuman y adopten toda una serie de herramientas basadas en las redes sociales. Únicamente así podrán fomentar la innovación, empoderar a sus empleados, ganar nuevos clientes y satisfacer a los existentes. Para desde esa posición revolucionaria, influir e introducir el cambio radical para empoderar a las nuevas generaciones; la educación.
    Lo primero para entender esto es la filosofía, apoyados en el materialismo dialectico es más fácil visualizar este proceso revolucionario de cambio. Segundo, es clave no dejarnos confundir, mientras más complejos y difíciles son los problemas o retos de la contemporaneidad, mas hay que recurrir a la lógica cada vez más simple y sencilla posible, la solución está en la educación, en el proceso educativo de las futuras generaciones, pero haciéndolo con mucha ciencia de forma empática, ahí es donde la viejas generaciones tiene el control que no sabemos aprovechar correctamente, tenemos el sartén por el mango para influir sin constituir un freno en los jóvenes en la actual modernidad, pero ese diseño hay que hacerlo con mucha empatía, que es lo nos está faltando, creo categóricamente que no hay otra, con sabiduría empática construiremos una nueva actitud por medio del proceso educativo, dotando al nuevo joven de lo necesario en su actitud para que tenga control de las nuevas circunstancias donde se desarrollara, dejando de ser un esclavo de ellas. Muchos países capitalistas desarrollados ha entendido este enorme reto y hoy trabajan por esa vía, Corea del sur, Japón, Alemania, en Francia y España en lo académico existe un debate amplio sobre estos asuntos en búsqueda del cambio necesario en el sistema educativo que modifique los actuales conceptos de la educación, ellos chocan y están trabado en gran medida en lo político, es su principal obstáculo. El socialismo tiene ventajas enormes en ese esfuerzo en la actual modernidad.
    El internet es lo importante, lo valioso, las redes sociales que hoy protagonizan el escenario y nos roban la atención son circunstanciales, serán superadas, más temprano que tarde, y ocuparan su modesto lugar en ese pastel. De lo que se trata es que en la actualidad su protagonismo tan mediático nos obliga a entrar y posicionarnos en esa misma batalla, y desde ahí crear una cabeza de playa para transformar y potenciar el uso de esta formidable herramienta que es el internet. Co las redes sociales sucederá como mismo paso cuando el alcohol, y la famosa ley seca en los Estados Unidos, en ese momento concreto, muchos creyeron que ese nuevo habito y adicción imposible de frenar que cambiaría el comportamiento social, y solo fue unas décadas y se superó radicalmente, y paso a ocupar su lugar dentro del mosaico social, dejo de ser noticia, se convive con ello, algo parecido al generalizado habito de fumar, nadie pensó en aquellos momentos de auge para esa adicción y para sus comercializadores, que existiría algo posible que venciera al gigantesco poder de esas compañías de cigarros en el mudo, pero la historia lo demuestro, el sentido común de la sociedad en su conjunto es sabio, se impuso a esas compañías hegemónicas, hoy se desarrollan bajos las reglas que la sociedad le dicto, sus propios productos hablan del peligros que ellos entrañan, su consumo se ha limitado notablemente, lo mismo con la revolución de género que estamos viviendo, algo impensado hace 30 años atrás, el sentido común de la sociedad en su conjunto tiene una enorme fuerza, viviremos notables cambios en la iglesia bajo esa influencia social. La actual forma de gestionar monopólicamente las redes sociales también serán superadas y perfeccionadas, muy pronto, la sociedad en su conjunto se empodera y se protege de lo que la daña, de lo contrario no habría desarrollo, el desarrollo es siempre en positivo.
    Hay que apoyarse en el materialismo dialéctico y mirar el fenómeno científicamente en desarrollo, la contemporaneidad no nos puede segar, es algo normal y natural en cada momento concreto del ser humano, como mismo la contemporaneidad en su momento le nublo la vista a aquellos que no veían salidas en los tiempos de la ley seca, o de aquellos tiempos del auge desmedido del mercado del cigarro. La sociedad en su conjunto es sabia y fuerte, se renueva constantemente, ella tiene la capacidad de auto depurarse de lo circunstancial, de aquello que no la beneficia y avanzar, es un esfuerzo inconsciente, natural. La mayor potencialidad del ser humano no está en que sea la especie más inteligente, sino en que es la que mejor que se adapta al cambio, por eso nos
    desarrollamos.

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Gracias amigo por tan profundo comentario sobre este artículo que escribí con mucho interés y deseo de ayudar.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también