Imprimir
Inicio » Opinión, Medio Ambiente  »

Hacer lo mejor por La Habana desde el barrio, y una alerta importante

| 50

El jardín de Armando, en el edificio cita en Avenida Camagüey esquina a Pastora, Consejo Armada, Cerro. Foto: Néstor del Prado/ Cubadebate.

Ya estamos acercándonos a noviembre del 2019, mes en que llegaremos a los 500 años de la fundación de La Habana; y voy a compartir con los cubadebatientes un ejemplo digno de divulgar. Un vecino de un edificio multifamiliar de la calle Camagüey, del municipio Cerro, ha creado con sus manos, tenacidad e inteligencia, un lindo jardín que es motivo de admiración de todos los vecinos y transeúntes. También hablaremos de un asunto de gran importancia para la salud pública y ambiental.

Una ciudad se puede y debe embellecer en lo material, en lo funcional y en lo espiritual. Yo propongo extender el lema de además de hacer lo más grande hacer lo mejor por La Habana. No siempre lo más grande resulta ser lo mejor. Considero que al arribar a las celebraciones del próximo noviembre, tendremos algunos problemas cruciales resueltos, otros en proceso y algunos en proyecto. Lo más importante es que las soluciones sean efectivas y se mantengan; y que se produzca un contagioso y encomiable movimiento sociocultural.

En lo que va de año hemos conocido de aperturas o reaperturas de importantes instituciones de la gastronomía y servicios recreativos; bienvenidas sean y que las cuidemos para que se mantengan bellas y funcionales. Para complementar esas obras debemos lograr que en cada barrio y Consejo Popular se desarrollen iniciativas, ahí está una genuina participación popular.

Entrando en el sencillo pero generalizable ejemplo que voy a divulgar, digo que el vecino se llama Armando Seara; es un experimentado constructor ya jubilado aunque no retirado, que desde hace más de un año ha cultivado un bonito jardín en la zona proximal de su apartamento, y también atiende la zona distal, muy cerca de la ubicación de los dos contenedores de desechos sólidos.

El vecino Armando Seara, con sus herramientas y su tiempo no solo atiende lo que pertenece al
edificio. Foto: Néstor del Prado/ Cubadebate.

Sabemos que por el reglamento de la administración pública, la franja de tierra más cercana al edificio debe ser atendida por los vecinos, mientras que la más cercana a la calle le corresponde a los servicios comunales. Para decirlo en lenguaje médico la proximal es de los vecinos y la distal de comunales.

Es un fenómeno de las grandes urbes y en especial de la ciudad capital, que se descuide el cultivo ornamental en los barrios, que se descuide la higiene ambiental, que se pierda o no se haga nacer la identidad cultural de los Consejos Populares en que se organizan los municipios.

Armando no solo ha sembrado y diseñado de manera llamativa el jardín, sino que promueve la educación popular. Yo he visto jardines tan bonitos como este en otros edificios, pero protegidos por cercas perimetrales altas. Lo curioso de este es que con una cerca de menos de 40 centímetros de alto se mantenga bien conservado, en buena medida por el respeto que inspira.

El jardín de Armando, en el edificio cita en Avenida Camagüey esquina a Pastora, Consejo Armada, Cerro. Foto: Néstor del Prado/ Cubadebate.

En ese edificio, hay ocho entradas a los diez apartamentos que como regla tiene cada una de ellas. Los parterres en las otras entradas no se parecen al de Armando, algunos, incluso, han sido víctimas de la mala práctica establecida de  que cuando se reparan las conexiones hídricas, se abren grandes zanjas y rompen aceras que luego no se restauran.

Felicidades para Armando y para todos los que lo apoyan.

Pasemos a la alerta anunciada

De poco valdría la iniciativa por embellecer si no le damos prioridad al saneamiento ambiental, a la eliminación de salideros de agua potable o de aguas albañales, algo mucho más grave.

Muchos edificios de nuestra capital, están enfermos.

¿A qué se llama síndrome del edificio enfermo?

El síndrome es el conjunto de síntomas que provoca un inmueble sobre las personas que habitan o trabajan él. Generalmente se atribuye a la contaminación del aire que circula en su interior, con sustancias químicas tóxicas y con agentes biológicos patógenos.

En principio no se trata de un problema grave que vaya más allá de un malestar temporal que reduce la capacidad de las vías aéreas o neurológicas de las personas, pero en casos extremos puede agravar alguna patología.

El hecho de que muchas de las sustancias tóxicas estén en el hogar o en locales de trabajo, como contaminantes, redunda en la importancia de actuar en este ámbito.

Los síntomas pueden ser:

  1. Síntomas nasales: irritación de la nariz, mucosidad abundante, sequedad nasal, congestión, trastornos del olfato y tos.
  2. Molestias oculares: irritación, cansancio, escozor y enrojecimiento ocular.
  3. Dolores de garganta: también origina irritación, sequedad, ronquera, inflamación o enrojecimiento de la garganta.
  4. Alteraciones cutáneas: irritación y escozor en la piel.
  5. Dolores de cabeza, náuseas, vértigos, fatiga mental o somnolencia, dificultades para concentrarse, alergias.

Los vecinos de este edificio desde hace muchos años han venido planteando a todas las instancias los serios problemas que se confrontan y que, no tengo duda, conllevan a catalogarlo como “edificio enfermo”.

El delegado del Poder Popular es un cubano de los que le dicen al pan, pan, y al vino, vino. Pero no basta su tenacidad, hay que lograr conciencia de la gravedad del problema.

Propongo que las autoridades encargadas de la salud ambiental y la higiene de nuestra ciudad indaguen sobre cuántos edificios enfermos tenemos, ya sean residenciales o institucionales, no con el objetivo de afligirnos, sino de tomar conciencia y emprender acciones concretas para aplicar las soluciones necesarias y suficientes.

Agradezco a la MSc. Mercedes Fernández García, profesora de Química de la Facultad homónima, de la Universidad de La Habana, por su colaboración en los conceptos publicados.

Muchos cubanos hemos nacido en otras provincias cubanas, pero ya llevamos el doble, el triple y hasta el cuádruple de años viviendo en La Habana, no dejamos de ser y sentir por el lugar en que nacimos, pero tenemos el deber como habaneros, de hacer lo más grande y lo mejor por nuestra ciudad capital.

El mayor éxito de las celebraciones de noviembre, en mi modesto entender, radicará en continuar a partir de entonces, con mayores bríos y efectividad en extender la “ciudad maravilla”, a los 15 municipios de la capital de todos los cubanos.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pat dijo:

    Inspirador su artículo. Felicidades y muy de acuerdo con Ud.

    • sachiel dijo:

      Es correcto el razonamiento del Profe. En las tiendas MN veo kits de jardineria apropiados para revitalizar parterres y lugares públicos, se pudiera hacer un movimiento general para retomar los casi perdidos trabajos voluntarios de los CDR y resembrar y cuidar todo lo que se pueda. Tambien hay bastantes machetes, para los entusiastas de la chapea correcta.

      Pero, bastaría así nada más? Imbricar en eso la entrega de semillas, posturas, reconstruir aceras, eliminar escombros, residuales y todo sitio donde se propagan las malas yerbas, que incluyen los contenes y el espacio entre la acera y la calle, donde se acumulan tierra y polvo que son terreno fertil para las malezas, pequeñas y grandes, mucho, mucho se puede hacer voluntariamente o no.

      Reciclar todos esos escombros, y poco a poco rehacer las aceras públicas, ya sea con cementos, con cantos, con adoquines, o con lo que sea que dé firmeza al caminar y belleza a los ojos.

      Y no debe faltar la mano de la ley en todo esto, multar hasta el cansancio, advertir oficialmente a los transgresores y entusiastas del desorden y la desidia, no tolerar las chapucerias y lo que ya se ha vuelto cotidiano a fuerza de mirarlo todos los dias; habilitar los números de emergencia para solucionar problemas puntuales de la higiene comunal, libres de costo, como son los de la PNR, Bomberos, etc..

      • Nestor del Prado Arza dijo:

        Gracias sachiel por tus informaciones y argumentos que enriquecen el intercambio.

      • ENRIQUE dijo:

        DE ACUERDO. SOLO AGREGAR QUE MIENTRAS EL PODER POPULAR A TRAVES DE INSPECTORES (!SERIAN UNOS CUANTOS PUESTOS DE TRABAJO!) Y LA PNR NO MULTEN (DE FORMA PROGRESIVA) A LOS INFRACTORES DE LA HIGIENE, LA HABANA TENDRA QUE ESPERAR OTROS 500 AÑOS PARA SER LO QUE TODOS ASPIRAMOS. SALUDOS.

  • Kinath dijo:

    Felicitaciones, como siempre, preciso!! Un abrazo desde #Guantánamo y muchos deseos de que todas las personas lean y se proyecten por el tema!

  • Ma.del Carmen Toledo Garcia dijo:

    Haga un comentario …Deseo q para los 500 años d nuestra querida Habana (capital d todos los cubanos y Ciudad maravilla),logremos su restauración para q siga siendo orgullo d todos .

  • El combatiente dijo:

    Coincido con lo expuesto , el mayor éxito es que todos cuidemos y preservemos lo que se ha realizado para conmemorar el 500 aniversario de la capital de todos los cubanos y cubanas, donde quiera que vivan y sientan orgullo de su pais y la tierra que los trajo a la vida.

  • Odalys E. Díaz Quesada dijo:

    No soy habanera; pero me siento una más por los años que llevo viviendo en ella y La Habana es la capital de todos los cubanos; pero a veces me pregunto ¿Por qué tenemos que estar sucio?. Es preocupante por el estado en que se encuentra la limpieza de forma general en todos los municipios, es hora de restablecer con los pocos recursos que contamos lo que se hacia antes; pero requiere de estrategias de trabajo, deseo de trabajar y hacerlo bien, de cuidar, de exigir, de velar y no seguir siendo tan indolentes porque de una forma u otra lo somos, vamos a luchar por sus 500 y más porque vivimos en ella, si pudiera reinventarla yo lo haria.

  • Adelante dijo:

    Estaba arreglando varios huecos de la acera, y vino un inspector de planificación física y me puso una multa por no tener permiso de reparación. Me explicó que esos trabajos no lo pueden hacer los vecinos, que hay que pedir una autorización o permiso algo así más o menos.

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Voy a indagar por lo que usted plantea que guarda relación con lo escrito por mí. Gracias

      • sachiel dijo:

        Es real, lo regula el IPF en sus contravenciones, tambien debe tratarse de no hacer cosas por la libre para que no exista el desorden «ártistico» por donde quiera (vaya, el relajo organizado).. pero deberian darse licencias sin costo en interes del ornato público.

  • Ariel bombillo dijo:

    Y a que le lllamariamos una ciudad enferma?

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Yo diría que cuando la mayoría de los inmuebles que existen en los barrios y los consejos que conforman una ciudad lo estén. El caso de La Habana es atípico. Nadie se extrañaría de escuchar ciudad de Manzanillo o de Bayamo. Pero ciudad de Marianao o ciudad de Guanabacoa ya tiende a confundir.

  • eva dijo:

    Buenas tardes profesor, me gustan sus acertijos matemáticos aunque muchas veces no puedo decifrarlos, también sigo con interes sus artículos de sociedad, en este caso referido al cuidado Medio Ambiente.
    Desde que comenzaron las campañas por el 500 aniversario de La Habana me he referido en varias ocasiones a la necesidad de llevar la campaña a los barrios, a los Consejos, a los Municipios. Pienso que las autoridades del gobierno y el Partido de los Municipios tiene sus compromisos, sigo el sitio del Municipio La Lisa, pero en los barrios no se conoce lo que se está haciendo, los CDR tienen su campaña enmarcada en las actividades de esa organización con vista a su 60 aniversario enmarcada en el 500, pero no despega un entusiasmo de sentido de pertenencia para que cada habanero haga algo por la Habana. Recuerdo el compromiso de las 120 horas en el aporte a las microbrigadas. Cada barrio debe hacer su propio compromiso según las condiciones y prioridades. Me apena el caso del ciudadano que estaba arreglando la acera, en lugar de la amenaza con la multa debió acelerarse el proceso de planificación física para que quedara con las condiciones debidas y felicitar además al ciudadano. Hay muchas cosas que se pueden resolver en cada barrio con el aporte de las masas.
    También siguiendo un articulo creo que suyo sobre la higienización de la ciudad cuando apareció la noticia de la donación de camiones colectores por Japón, muchos coincidimos, en que la higienización es un problema sistemico, no es solo recoger la basura y que haya carros nuevos, es cumplir horarios, tener alternativas para el día que se rompe el camión, ubicar el lugar donde en la comunidad se colocan los escombros , tarecos , la yerba producto de la chapea, como se recoge para que no surjan los vertederos, unido a esto una campaña por los medios, las organizaciones de masas, etc y normas jurídicas y leyes para los incumplidores. Hace poco estuve en Santiago de Cuba en una excursión, me maravilló la limpieza de la ciudad, pregunté en un restaurancito del centro donde almorcé como se recogía la basura, la muchacha me respondió que a partir de las 8 de la noche el camión se para en las esquinas sonando la campanita y …. ay! de quien ponga la basura en la calle, se gana una buena multa.
    De las áreas verdes, jardines y parques públicos también Santiago es ejemplo, todo limpio y mantenido , los jardines de los parque con flores a pesar del intenso calor.
    Me sumo a su lema de hacer lo más grande y lo mejor por nuestra ciudad capital.
    Gracias profesor, espero ya haya restablecido su salud.

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Gracias Eva por enriquecer el intercambio con valiosas informaciones y opiniones. Sigo en recuperación.

  • Lourdes León Manduley dijo:

    Hay q cuidar a La Habana con conocimiento de las características y costmbres de nuestra capital y hay muchos q han venido de otras provincias q realmente no la conocen y toman determinaciones erradas q hacen daño comoral las talas indiscriminadas de árboles o iluminaciones q afectan las características de cada municipio

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Magnifico articulo profesor. Abordar lo social de una ciudad tan grande exige mucha ciencia, son muchos los retos y desafíos que se tienen por delante, pero Usted magistralmente en una sencilla crónica nos da un mensaje muy optimista con dos propuestas de soluciones, por un lado, un liderazgo y por el otro, muestra las fortalezas que la célula principal de la gran ciudad, el barrio posee, hacia donde debemos hurgar si pretendiéramos buscar las soluciones que en lo social exige la capital en la actual modernidad. Un tema amplio que debiera continuar profundizando más profesor, sus crónicas ayudaran mucho a entender la cultura del detalle que nos pide nuestro presidente, construyendo desde lo simple a lo complejo los conceptos y respuestas necesarios en lo social. Conceptualizar esas experiencias como las que nos cometa es quizás el primer paso, un sistema de trabajo para revolucionar nuestro proyecto social. El socialismo nórdico lo ha corroborado, no se trata de algo totalmente nuevo, o por demostrar, existe alguna experiencia.
    La mayoría de los países centroeuropeos y en especial los nórdicos desarrollan estrategias para integrar enfoques ambientales y sociales, como el que usted describe con el objetivo de construir, bajo el concepto del eco-barrios, mejores ciudades y mejores habitantes. Ese esfuerzo abordado de forma integral, en un proceso que se gestiona bajo las mismas reglas de cualquier sistema empresarial, bajo la influencia de un liderazgo y una fuerte motivación. El barrio como ser vivo que es, funciona en sistema. Solo se trata de que logremos conectar científicamente entre ellos todos los puntos clave del sistema.
    Enfocados en esa célula básica que es el barrio, y motivando a las estructuras de gobierno, como son los consejos populares, y el municipio, donde se potencian iniciativas como estas, lideradas por un hombre, como Armando, que abundan en cada comunidad, donde se crean jardines, parques, lugares para estar y socializar en composición de vecinos, el mensaje que se envía es de un extraordinario valor educativo, además del estético, aceptado por todos, de un extraordinario impacto y valor estratégico dentro de la comunidad, y las futuras generaciones, un discurso o conferencia magistral sin palabras, aun cuando no se produzcan resultados inmediatos, ese ambiente de orden, respecto, e higiene se hace viral y contagia a todos. El medio no determina, pero influye determinantemente, ese ecosistema es el barrio. Por ahí encontraríamos una vía para modificar de forma constructiva la actitud de los niños, adolescentes y jóvenes. Lo he argumentado en varios comentarios, la actitud en la sociedad es más importante que la inteligencia, aporta más a la sociedad y al desarrollo de un país que la inteligencia como tal. Cuando de formación se trata, la actitud es lo primero, es la puerta para entrar al éxito, el resto es secundario, no hay otra. Una sociedad socialista que se construye científicamente debe priorizar la educación de la actitud sobre la educación enfocada hacia la inteligencia, el poema del pedagogo cubano Raúl Ferrer, elegía de la niña mala, ilustra elocuentemente esa contradicción, como una unidad y lucha de contrarios, la actitud es lo primero. Cuando creamos esos hábitos de construir jardines, embellecer entornos, en la comunidad y colectivos, fomentamos nuevas actitudes, cuando involucramos a la escuela más cercana en ese proyecto, nos acercamos más al principio Martiano y Fidelista de vinculación del estudio y el trabajo, como formador de actitudes. El barrio y esos líderes anónimos profesor, son claves para influir y crear una cultura hacia una sociedad con un sentido práctico, donde aprendemos a construir nuestras propias soluciones, desterrando la costumbre o habito de que otro, como es el caso del Estado, lo resuelva todo para mí, forjamos así a un hombre nuevo presto a la acción, con una cultura de las manos a la par de la cultura del intelecto, por encima de los títulos, necesitamos más personas competentes que aspirantes a títulos.
    Si muchas personas, como Armando Seara, que deben ser miles dispersos en la capital, dedicaran varias horas a la semana en sus jardines, enseñando y cultivando habilidades a los niños del barrio o de la escuela cercana en la capital, en programas bien organizados y dirigidos, el resultado en beneficios crecerían de forma exponencial comparativamente con lo que aporta en la actualidad, que ya es meritorio, conceptualizar dentro del socialismos en el barrio, esa formación de actitudes, sumando a ese nuevo magisterio de líderes del barrio, que existen al margen de nuestra percepción, que solo están esperando ser identificados, para potenciarlos al máximo, en este preciso momento donde la escuela cubana se aleja más del principio estudio-trabajo como parte de su programa de estudio, lo bueno es que esos líderes existen y tienen su propio protagonismo, que es lo más difícil de construir, solo tenemos que facilitar su vínculo con los niños y adolescentes, de lo que se trata es de conceptualizar el principio martiano y fidelista en la formación de los jóvenes, vinculándolos con la creación de jardines, huertos, limpieza de calles, y otros en el entorno del barrio, dentro de la capital, integrando esos actores que existen, actuando como pedagogos para formar una nueva actitud en momentos de escases de buenos maestros en las aulas. Una visión en sistema permitiría integrar todos esos puntos del sistema, hacia la formación de actitud nueva. En la cultura del detalle que nos convoca el presidente, trabajar el concepto del barrio en un niño cuando se trata el concepto de país, es vital para consolidar nuestra identidad, el país o patria en un niño empieza por el concepto de barrio, el barrio de nuestra niñez es sagrado, es fundamental en nuestra formación, no tener claro ese punto de partida nos hace en alguna medida huérfano de origen y de identidad.

  • Synoy dijo:

    Muy bien. También hay localidades y varios enfermos por la misma razón de la higiene en la parte de corresponde al estado. El reparto Inav. Del Wajay municipio Boyeras. Los vecinos se empeñan en embellecer el lugar. E incluso el trabajador q cuida la fuente.( Q dijeron pondrían a funcionar x el 500 aniversario. Es un lugar muy bonito) pero comunales no recoje la basura y tienen puesto un contenedor desborda do justo al final de la fuente y en frente de un busto de nuestro héroe nacional. Por más q los vecinos se empeñan en constribuir con el embellecimiento no se logra. Sin dejar de mencionar. Las moscas,ratas olores y todo lo demás q esto genera.

  • chago dijo:

    lleguense a Egido 517 e/ Sol y Muralla, Habana Vieja, un edicicio multifamiliar con 120 apartamentos en el que hace mas de un mes la cisterna está contaminada con aguas albañales por una rotura provocada por una empresa del Ministerio de Cultura que está haciendo trabajos en el antiguo cine Universal colindante con el edificio. Se ha ido a todas las instancias y nadie hace nada

  • VICTOR KOZASKI dijo:

    YO SIEMPRE HE DICHO QUE EL CAMPO Y LA AGRICULTURA NO SOLAMENTE PERTENECE AL CAMPESINADO SI NO A TODOS LOS CIUDADANOS CUBANOS ES UNA RESPONABILIDAD DE PUEBLO EN GENERAL MANTENER BELLA LIMPIA A CUBA PLANTAR VEGETACIONES PARA PURIFICAR EL AIRE CREAR MAS LLUVIAS , QUE NIGUNA TIERRA ESTE SECA ,PERO COMO DIJE ES CUESTION DE EDUCACION Y DICIPLINA PARA EL BIENESTAR EN GENERAL , GRACIAS

  • RM dijo:

    Miseria y mas miseria es lo que veo en mi Habana dia a dia…desde que salgo a la calle hasta que vuelvo…desde que leo articulos en Cubadebate como Vale y NO Vale,articulos como el del MINCIN acerca del pescado….pobre Patria mia

  • Elio Antonio dijo:

    Hola profe :-)

    Menos mal que usted escribió esto.

    No soy habanero pero me duele ver que Habana 500, «solo se vuelve» carteles alegóricos.

    La Habana es vieja completa, y si no se vuelcan a cambiar casi por completo, será envano cumplir años. Al día siguiente del aniversario, amanecerá con todas sus penas y deseos intactos.

    Saludos #DesdeGuantánamo ;-)

  • Jose R. Oro dijo:

    Este es un artículo de la mayor consecuencia del destacado intelectual cubano Prof. Néstor del Prado Arza. Hay varios puntos de la mayor importancia, a mi juicio:
    1. Sin dudas el pueblo, en este caso en La Habana, debe tener un mayor compromiso con la ciudad donde vive. En la “ciudad maravilla” pienso que el problema es más grave (en las ciudades que he visitado recientemente, hay una mejor situación de limpieza), y que esto debe obedecer a varios (o muchos factores) factores:
    a. Es una ciudad 5 -6 veces más populosa que la segunda en el país, es decir por completo muy grande para los estándares del país.
    b. En el resto de las ciudades la mayoría de la población es oriunda de esa ciudad o de los alrededores, y sienten más amor por su “patria chica”. Eso solo se aplica parcialmente, ya que por ejemplo el propio autor de este articulo, profundamente comprometido con la ciudad en que vive, no es nacido en la capital. Lo dice en el documento “Muchos cubanos hemos nacido en otras provincias cubanas, pero ya llevamos el doble, el triple y hasta el cuádruple de años viviendo en La Habana, no dejamos de ser y sentir por el lugar en que nacimos, pero tenemos el deber como habaneros, de hacer lo más grande y lo mejor por nuestra ciudad capital.” Excelente y ejemplar civismo. A veces mayor que el de los nacidos en la “urbe”.
    c. En La Habana, coinciden las instituciones locales y la casi totalidad (o totalidad) de las de nivel nacional. Las instituciones locales tienen menor visibilidad, peso específico y consideración por sus acciones que en otros lugares. Si usted le pregunta a un santiaguero quien es el primer secretario del PCC en la provincia, casi el 100% responderá correctamente. En La Habana, muchísimo menos.
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    2. El formidable y admirable Armando Seara, nos ejemplifica el enorme papel que pueden jugar los jubilados en particular y toda la ciudadanía en general en mantener bellas nuestras ciudades. Pero quiero tocar en especial el tema de los jubilados.
    a. Muchos jubilados, como Armando Seara, poseen habilidades y hábitos que son escasos en las generaciones más jóvenes. No es solo en Cuba, es dondequiera.
    b. Las pensiones de los jubilados, a pesar del enorme esfuerzo que el país vuelca en la seguridad social, son magras, como los son los salarios en general. Es decir, si se conforman brigaditas de jubilados para atender áreas verdes, también añadirían un poco mas de ingresos. No se puede dejar a la espontaneidad o a la buena voluntad. La Iglesia Católica tiene más de 1,300 millones de seguidores, pero solo unos 7,000 santos. Armando merece pronta canonización (en sentido figurado, claro), pero para que su ejemplo cunda, hay que desarrollarlo e incentivarlo.
    3. El futuro gobernador y los intendentes de La Habana y sus municipios deben tener más poder real, mas visibilidad dentro de la población, que su carrera administrativa dependa mas de sus electores que del gobierno nacional asentado también en el territorio. Su trabajo debe ser medido por lo que hagan por su territorio, y el pueblo no se equivoca, por eso Lázaro Expósito es bien reconocido por los santiagueros.
    4. Con respecto a los “edificios enfermos” y a las autoridades sanitarias, etc. no hay duda alguna, hay que actuar con mucha mayor profundidad y vigor.
    La Habana cumple su 500 aniversario, para otras ciudades, como Roma, Estambul o Jerusalén, La Habana es una quinceañera. Estas “viejitas” lucen mejor que la quinceañera y eso no puede ser, es inaceptable. Su pueblo y su gobierno deben actuar de consuno y mejorar sustancialmente el mantenimiento y el buen gusto. En el pueblo, lo que no limpien o hagan acciones positivas, al menos que no ensucien o perjudiquen el entorno. Son visibles en muchos lugares que en vez de jardines lo que hay son herbazales, como si cortar un poco de hierba fuera algo del otro mundo. ¡Acabemos con la insensibilidad!
    Apoyo con la mayor firmeza lo expresado por el Prof. Néstor del Prado Arza.

    • A. Diaz dijo:

      Estimado Oro, con el mayor respeto, la celebración de los 500 años es una burla total al pueblo de la Habana, porque la habana no es solo la de Eusebio y la de los turistas, hay muchos barrios que están sencillamente abandonados, los edificios se derrumban y la vida de sus moradores se derrumba también, nadie sabe los nombres de los dirigentes porque a ninguno le importa la lo que siente o padecen quien los «elige», solo hay que ver las numerosas visitas avisadas donde solo se resaltan los «logros» y los problemas se ocultan y se le echa la culpa al bloqueo… Seguramente ud que vive con mucho dolor en EEUU, no recuerda que en tiempos del período especial una de las sanciones por actos delictivos relativos al turismo era la prohibición de entrada por ciertos periodos de tiempos a la Habana, a esa que le llaman la capital de todos los cubanos, o mejor dicho de algunos cubanos, como lo será la celebración de los 500 años, que la verán solo algunos cubanos, que vivan en ciertas partes de la habana.
      Saludos,

    • sachiel dijo:

      Me sumo. Pero solamente decirle que hay una buena cantidad de «habaneros», que solamente «duermen» en la capital, no la sienten suya, sino como otra cosa, para el uso y disfrute y no el cuidado; posiblemente ni en sus casas sean organizados ni cuidadosos…

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Magnifico articulo profesor. Abordar lo social de una ciudad tan grande exige mucha ciencia, son muchos los retos y desafíos que se tienen por delante, pero Usted magistralmente en una sencilla crónica nos da un mensaje muy optimista con dos propuestas de soluciones, por un lado, un liderazgo y por el otro, muestra las fortalezas que la célula principal de la gran ciudad, el barrio posee, hacia donde debemos hurgar si pretendiéramos buscar las soluciones que en lo social exige la capital en la actual modernidad. Un tema amplio que debiera continuar profundizando más profesor, sus crónicas ayudaran mucho a entender la cultura del detalle que nos pide nuestro presidente, construyendo desde lo simple a lo complejo los conceptos y respuestas necesarios en lo social. Conceptualizar esas experiencias como las que nos cometa es quizás el primer paso, un sistema de trabajo para revolucionar nuestro proyecto social. El socialismo nórdico lo ha corroborado, no se trata de algo totalmente nuevo, o por demostrar, existe alguna experiencia.
    La mayoría de los países centroeuropeos y en especial los nórdicos desarrollan estrategias para integrar enfoques ambientales y sociales, como el que usted describe con el objetivo de construir, bajo el concepto del eco-barrios, mejores ciudades y mejores habitantes. Ese esfuerzo abordado de forma integral, en un proceso que se gestiona bajo las mismas reglas de cualquier sistema empresarial, bajo la influencia de un liderazgo y una fuerte motivación. El barrio como ser vivo que es, funciona en sistema. Solo se trata de que logremos conectar científicamente entre ellos todos los puntos clave del sistema.
    Enfocados en esa célula básica que es el barrio, y motivando a las estructuras de gobierno, como son los consejos populares, y el municipio, donde se potencian iniciativas como estas, lideradas por un hombre, como Armando, que abundan en cada comunidad, donde se crean jardines, parques, lugares para estar y socializar en composición de vecinos, el mensaje que se envía es de un extraordinario valor educativo, además del estético, aceptado por todos, de un extraordinario impacto y valor estratégico dentro de la comunidad, y las futuras generaciones, un discurso o conferencia magistral sin palabras, aun cuando no se produzcan resultados inmediatos, ese ambiente de orden, respecto, e higiene se hace viral y contagia a todos. El medio no determina, pero influye determinantemente, ese ecosistema es el barrio. Por ahí encontraríamos una vía para modificar de forma constructiva la actitud de los niños, adolescentes y jóvenes. Lo he argumentado en varios comentarios, la actitud en la sociedad es más importante que la inteligencia, aporta más a la sociedad y al desarrollo de un país que la inteligencia como tal. Cuando de formación se trata, la actitud es lo primero, es la puerta para entrar al éxito, el resto es secundario, no hay otra. Una sociedad socialista que se construye científicamente debe priorizar la educación de la actitud sobre la educación enfocada hacia la inteligencia, el poema del pedagogo cubano Raúl Ferrer, elegía de la niña mala, ilustra elocuentemente esa contradicción, como una unidad y lucha de contrarios, la actitud es lo primero. Cuando creamos esos hábitos de construir jardines, embellecer entornos, en la comunidad y colectivos, fomentamos nuevas actitudes, cuando involucramos a la escuela más cercana en ese proyecto, nos acercamos más al principio Martiano y Fidelista de vinculación del estudio y el trabajo, como formador de actitudes. El barrio y esos líderes anónimos profesor, son claves para influir y crear una cultura hacia una sociedad con un sentido práctico, donde aprendemos a construir nuestras propias soluciones, desterrando la costumbre o habito de que otro, como es el caso del Estado, lo resuelva todo para mí, forjamos así a un hombre nuevo presto a la acción, con una cultura de las manos a la par de la cultura del intelecto, por encima de los títulos, necesitamos más personas competentes que aspirantes a títulos.
    Si muchas personas, como Armando Seara, que deben ser miles dispersos en la capital, dedicaran varias horas a la semana en sus jardines, enseñando y cultivando habilidades a los niños del barrio o de la escuela cercana en la capital, en programas bien organizados y dirigidos, el resultado en beneficios crecerían de forma exponencial comparativamente con lo que aporta en la actualidad, que ya es meritorio, conceptualizar dentro del socialismos en el barrio, esa formación de actitudes, sumando a ese nuevo magisterio de líderes del barrio, que existen al margen de nuestra percepción, que solo están esperando ser identificados, para potenciarlos al máximo, en este preciso momento donde la escuela cubana se aleja más del principio estudio-trabajo como parte de su programa de estudio, lo bueno es que esos líderes existen y tienen su propio protagonismo, que es lo más difícil de construir, solo tenemos que facilitar su vínculo con los niños y adolescentes, de lo que se trata es de conceptualizar el principio martiano y fidelista en la formación de los jóvenes, vinculándolos con la creación de jardines, huertos, limpieza de calles, y otros en el entorno del barrio, dentro de la capital, integrando esos actores que existen, actuando como pedagogos para formar una nueva actitud en momentos de escases de buenos maestros en las aulas. Una visión en sistema permitiría integrar todos esos puntos del sistema, hacia la formación de actitud nueva. En la cultura del detalle que nos convoca el presidente, trabajar el concepto del barrio en un niño cuando se trata el concepto de país, es vital para consolidar nuestra identidad, el país o patria en un niño empieza por el concepto de barrio, el barrio de nuestra niñez es sagrado, es fundamental en nuestra formación, no tener claro ese punto de partida nos hace en alguna medida huérfano de origen y de identidad..

  • Rodo dijo:

    Profe, esto se convierte en un circulo vicioso, lamentablemente muchas gentes tira papeles para el piso y basura fuera de los bidones, porque dicen ya en el piso hay paples y el primero no lo tiré yo, y asi consecutivamente, otros dicen para que voy arreglar la parcela de jardin que queda feente a mi apartamente si el del 3er piso jamas baja a chapear y asi etc….. resultando que la suciedad, el desorden y las malas costumbres, crean más suciedad, más desorden y más mal

  • Rodo dijo:

    (El comentario anterior se me disparó y se quedó truncado) ,más desorden y mas malas costumbres, pzero….. también ejemplos como estes, y llamados a la cordura y a tratar de mostrarnos los habaneros más festivos y atractivos, nos hacen reflexionar y hacer todos por mejorar a nuestra habana. La limpieza y el orden, inspiran limpieza y orden, cuidemos y embellezamos cada uno a nuestro pedacito de habana

  • habanera100porciento dijo:

    Yo propongoeliminar compleltamente los contenedores y volver a poner la recogida de la basura en la puerta de la casa a partir de las 7pm.eso lo hacian en la habana n los años 60-70 y alguien invento poner los tanques y quitar las leyes,Entonces, empezo el desorden.Eso es lo priero que hay que hacer e incluso ahorrariamos dinero por importacion de tanques.Queda entonces dos cosas.Los escombros:hay que implementar la recogida de escombros dos dias a la semana por consejo.Lo tercero:talonarios a los policias para apliquen multas a quien bote nada en una esquina, o papel en la calle,o comida en las esquinas y animales muertos para los santos,Debemos retomar este sistema que tambien se utiliza en otras partes del mundo de la basura en la puerta de su casa a partir de las 7.Veremos si no comenzamos a poner orden aqui.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Magnifico articulo profesor. Abordar lo social de una ciudad tan grande exige mucha ciencia, son muchos los retos y desafíos que se tienen por delante, pero Usted magistralmente en una sencilla crónica nos da un mensaje muy optimista con dos propuestas de soluciones, por un lado, un liderazgo y por el otro, muestra las fortalezas que la célula principal de la gran ciudad, el barrio posee, hacia donde debemos hurgar si pretendiéramos buscar las soluciones que en lo social exige la capital en la actual modernidad. Un tema amplio que debiera continuar profundizando más profesor, sus crónicas ayudaran mucho a entender la cultura del detalle que nos pide nuestro presidente, construyendo desde lo simple a lo complejo los conceptos y respuestas necesarios en lo social. Conceptualizar esas experiencias como las que nos cometa es quizás el primer paso, un sistema de trabajo para revolucionar nuestro proyecto social. El socialismo nórdico lo ha corroborado, no se trata de algo totalmente nuevo, o por demostrar, existe alguna experiencia.
    La mayoría de los países centroeuropeos y en especial los nórdicos desarrollan estrategias para integrar enfoques ambientales y sociales, como el que usted describe con el objetivo de construir, bajo el concepto del eco-barrios, mejores ciudades y mejores habitantes. Ese esfuerzo abordado de forma integral, en un proceso que se gestiona bajo las mismas reglas de cualquier sistema empresarial, bajo la influencia de un liderazgo y una fuerte motivación. El barrio como ser vivo que es, funciona en sistema. Solo se trata de que logremos conectar científicamente entre ellos todos los puntos clave del sistema.
    Enfocados en esa célula básica que es el barrio, y motivando a las estructuras de gobierno, como son los consejos populares, y el municipio, donde se potencian iniciativas como estas, lideradas por un hombre, como Armando, que abundan en cada comunidad, donde se crean jardines, parques, lugares para estar y socializar en composición de vecinos, el mensaje que se envía es de un extraordinario valor educativo, además del estético, aceptado por todos, de un extraordinario impacto y valor estratégico dentro de la comunidad, y las futuras generaciones, un discurso o conferencia magistral sin palabras, aun cuando no se produzcan resultados inmediatos, ese ambiente de orden, respecto, e higiene se hace viral y contagia a todos. El medio no determina, pero influye determinantemente, ese ecosistema es el barrio. Por ahí encontraríamos una vía para modificar de forma constructiva la actitud de los niños, adolescentes y jóvenes. Lo he argumentado en varios comentarios, la actitud en la sociedad es más importante que la inteligencia, aporta más a la sociedad y al desarrollo de un país que la inteligencia como tal. Cuando de formación se trata, la actitud es lo primero, es la puerta para entrar al éxito, el resto es secundario, no hay otra. Una sociedad socialista que se construye científicamente debe priorizar la educación de la actitud sobre la educación enfocada hacia la inteligencia, el poema del pedagogo cubano Raúl Ferrer, elegía de la niña mala, ilustra elocuentemente esa contradicción, como una unidad y lucha de contrarios, la actitud es lo primero. Cuando creamos esos hábitos de construir jardines, embellecer entornos, en la comunidad y colectivos, fomentamos nuevas actitudes, cuando involucramos a la escuela más cercana en ese proyecto, nos acercamos más al principio Martiano y Fidelista de vinculación del estudio y el trabajo, como formador de actitudes. El barrio y esos líderes anónimos profesor, son claves para influir y crear una cultura hacia una sociedad con un sentido práctico, donde aprendemos a construir nuestras propias soluciones, desterrando la costumbre o habito de que otro, como es el caso del Estado, lo resuelva todo para mí, forjamos así a un hombre nuevo presto a la acción, con una cultura de las manos a la par de la cultura del intelecto, por encima de los títulos, necesitamos más personas competentes que aspirantes a títulos.
    Si muchas personas, como Armando Seara, que deben ser miles dispersos en la capital, dedicaran varias horas a la semana en sus jardines, enseñando y cultivando habilidades a los niños del barrio o de la escuela cercana en la capital, en programas bien organizados y dirigidos, el resultado en beneficios crecerían de forma exponencial comparativamente con lo que aporta en la actualidad, que ya es meritorio, conceptualizar dentro del socialismos en el barrio, esa formación de actitudes, sumando a ese nuevo magisterio de líderes del barrio, que existen al margen de nuestra percepción, que solo están esperando ser identificados, para potenciarlos al máximo, en este preciso momento donde la escuela cubana se aleja más del principio estudio-trabajo como parte de su programa de estudio, lo bueno es que esos líderes existen y tienen su propio protagonismo, que es lo más difícil de construir, solo tenemos que facilitar su vínculo con los niños y adolescentes, de lo que se trata es de conceptualizar el principio martiano y fidelista en la formación de los jóvenes, vinculándolos con la creación de jardines, huertos, limpieza de calles, y otros en el entorno del barrio, dentro de la capital, integrando esos actores que existen, actuando como pedagogos para formar una nueva actitud en momentos de escases de buenos maestros en las aulas. Una visión en sistema permitiría integrar todos esos puntos del sistema, hacia la formación de actitud nueva. En la cultura del detalle que nos convoca el presidente, trabajar el concepto del barrio en un niño cuando se trata el concepto de país, es vital para consolidar nuestra identidad, el país o patria en un niño empieza por el concepto de barrio, el barrio de nuestra niñez es sagrado, es fundamental en nuestra formación, no tener claro ese punto de partida nos hace en alguna medida huérfano de origen y de identidad…

  • Blanca Rosa dijo:

    Estoy muy feliz por el reconocimiento tan oportuno que se le ha echo al compañero Armando Seara.Muy merecido pues nadie le dice lo k hay k hacer,no le pide un peso nadie para las cosas k hace.Solo agradese a aquellos vecinos k le brindan un vaso de agua. Felicidades Armando.

  • Vivian Cruz dijo:

    Los CDR hacen hasta Congreso, todo es una fachada de la que estan viviendo miles de funcionarios, pero la realidad es que ninguno funciona, si en cada cuadra se promoviera la labor de cuidar y embellecer su pedacito, todo fuese mas sencillo. Como dijo el gran Eusebio Leal,, no hay que hacer por La Habana lo más grande, sino cada cual un poquito, aunque sea pequeño.

  • Nasha dijo:

    Yo propongo eliminar la musica alta a todas horas en la calle, las griterias y malas palabras en parques , avenidas y transporte publico, no son flores afean el entorno.

  • Tirso Sáenz Coopat dijo:

    Gracias Néstor por tan aleccionador artículo. Hay mucho por hacer, bastante lo que se ha hecho, pero luego nos toca a todos cuidar. Felicidades al amigo que destacas. Recuerdo a un compañero que hace años convirtió el Parque Mijala de Cárdenas en un bello jardín y mini zoológico, ojalá se mantenga hoy. Un abrazo y felicidades amigo

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Tirso Saenz Coopat. Una pregunta, es usted la misma persona con ese nombre que era miembro del Circulo de Interes de Geologia en la Lenin? Un saludo

  • maritza dijo:

    Buenos días, no se a quien me tengo que dirigir, siempre es el maldito peloteo.
    Hace un mes se comenzó a poner cables y postes para teléfonos en el Reparto Santa Catalina en el Cerro, por un sobrante de pares que le quedo a la nueva escuela Especial para niños y se le asigno de la periferia. FELICIDADES A EDUCACIÖN por ese gesto. Pero lo que si no veo bien es que nosotros los vecinos que llevamos más de 25 años viviendo en ese lugar y siempre en todas las reuniones hemos planteado que nos pongan teléfono, y ahora que se nos da la oportunidad, nos dejen fuera de esa distribución, no es la primera vez que pasa ha ocurrido en varia ocasiones que nos (omitan) y nos dejen fuera. No sé quién es el responsable de esta mala distribución, al parecer nosotros los vecinos de ahí somos escorias. Y no existimos en el mapa del Cerro para algunas cosas.
    Ahora se hizo un reparo nuevo en Primelles y Final y todo el apto tienen derecho a teléfono, y más aun, hay edificios de 20 apto y le asignaron 30 capacidades de teléfono. ¿Cómo se explica esto? Estoy en mi sano juicio y veo que esto es una forma de fomentar el descontento en la población, Digo para no mal interpretar que deberían hacer las cosas parejas y asignar en todos los edificios de la zona. Mi delegado hace gran esfuerzo pero cuando va a discutir ese tema es cuando comienzan a pelotearlo, y el no da ni quita nada su autoridad no da para tanto. Deberían analizar con seriedad y sin amiguismo este tema o se lleguen por aquí y toquen el tema con la mano. Hay muchas formas de inquietar a la población y esta es una de ellas. Les pido tomen este tema y lo analicen detenidamente, pues todos tenemos hijo ancianos y necesitamos este aparato que es tan necesario para todos. Una razón más para festejar con alergia los 500 años de la Habana

  • Arq. Anibal del Prado dijo:

    Muy bueno tu articulo Nestor. Quiero hacer algunos comentarios: es cierto que el jardin debe ser atendido por los vecinos y que el parterre por comunales, eso es en condiciones a TPN (para los que no entiendan, a Temperatura y Presion Normales) pero en la practica no funciona asi en todos los casos: Cuando se trata d euna vivienda d euna o dos plantas 9como la mia, por ejemplo) esta muy claro que el jardin es MIO (incluso esta inscrito dentro de los limites de mi propiedad y por lo tanto, me corresponde su atencion, limpieza, mantenimiento, embellecimiento, etc. Pero cuando se trata de un edificio multifamiliar (como en el que tu vives) si no es porque hay un Armando Seara que se ocupe, ese jardin es de todos los apartamentos que hay sobre el – que es lo mismo que decir, no es de nadie. Desgraciadamente no en todos los edificios multifamiliares el Consejo de Vecinos funciona, a mucha spersonas les importa lo que ocurre de su puerta hacia adentro y nada mas, incluso no les importa cuando afectan a otros vecinos, por ejemplo, con un salidero «no tengo dinero»es la excusa mas a mano, peor luego ves que en su casa se bebe ron y se compran efectos electrodomsticos. Pues bien, si esto es asi, que dejaremos para el jardin? Y en cuanto al parterre, Comunales NO FUNCIONA, a no ser en alguna avenidas cuando se aproximan ciertas fechas es que se ven a los trabajadores podando y chapeando, el resto del año, si acaso, movilizaciones de los CDR, que cada vez son menos, se ocupan de mantener el parterre. Y en cuanto a lo que decias de ‘edificios enfermos»te puedo decir que en mi casa hay una «esquina, no enferma, sino para terapia intensiva», donde confluyen las calles D, Luz, Manuel Pruna y Juan Jose, se ha organizado un vertedero que ahora se mezcla con vertimiento de aguas albañales, pues Comunales al recoger la basura ha llegado a romper el tubo de alcantarillado y hay tal acumulacion de basura alrededor del charco, justo frente a la Escuela Especial Camilo Cienfuegos, que la situacion creada por aquella huelga de basureros en Paris hace algunos años es un paraiso comparada con esta. En esa esquina no hay contenedores de basura. Y se plantea en las Asambleas, yo personalmente he escrito a la Prensa, he enviado fotos…nada…a nadie le importa. Haria falta que el Presidente Diaz Canel en una de sus visitas a la reconstruccion de Luyano, se desviara un poco, pues no esta lejos, para que vea con sus propios ojos esta situacion…aunque me pregunto, tiene que ser que el Presidente de un pais se tenga que ocupar en persona de un vertedero? Y los demas funcionarios que se tienen que ocupar de eso, que hacen?

  • Pioneer dijo:

    Cuando nos podremos decir las verdades a la cara , cuando dejaremos de ser triunfalistas y decirnos realmente lo que somos y como estamos , La habana es sencillamente una ruina con coloretes vaste verla por Google Maps aunque no tenga Street View.

  • desesperadosvecinos dijo:

    En la calle 21 no. 1060 e/12 y 14. Vedado Plaza, se ha abierto un pozo ciego que todavía no hemos visto el fondo y está lleno de aguas albañales con ratones muertos hinchados flotando al frente de las viviendas que tenemos que salir caminando por una escalera con tablas puestas por arriba y todavía no tenemos respuesta de nadie con niños y personas mayores viviendo alrededor del pozo de 4m de diametro.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Aunque probablemente ya lo hayan heccho, sería aconsejable llegar a la instancia municipal o provincial del Poder Popular, junto al delegado, para saber qué le dicen o le dijeron. Como ya dijo un cubadebatiente esto no es una enfermedad leve, es un caso de terapia intensiva. Es muy grave lo que explican.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también