Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Las antenas de la Guerra Fría

| 11 |

Demolición de las antenas de Radio Libertad en la playa de Pals, 22 de marzo de 2006. Foto: Pere Durán/El País.

No hay Guerra Fría sin antenas. Comenzó con Radio Europa Libre y Radio Libertad, que levantaron la veda de la caricatura banal, del disparate histórico, del insulto injustificado. Las radioemisoras se lanzaron a describir lo que imaginaban ocurría tras el telón de acero con argumentos que luego sonrojarían a algunos de los que participaron en esas operaciones.

Cuando el gobierno de George W. Bush desmontó las antenas de Radio Libertad en la Playa de Pals, España, los funcionarios reconocieron que lo hacían no solo porque costaban un Potosí, sino porque se habían convertido en anticuadas e inoperantes las historias habituales a las que Estados Unidos se había aferrado con insistencia en el pasado. El Muro de Berlín había caído y los seis potentes transmisores de onda corta clavados frente al mar en Girona, eran un incómodo recordatorio de la práctica de la propaganda goebbeliana en un mundo en reajuste.

Los halcones de la desinformación crearon Radio Martí en 1985 a imagen y semejanza de Radio Libertad para voltear a la Isla comunista del Caribe, que caería irremediablemente con el disparo al corazón del oso soviético. Como la predicción tardaba demasiado en hacerse realidad, duplicaron la dosis: en 1990 levantaron las antenas de TV Martí. Desde entonces, las transmisiones hacia Cuba alcanzan las cifras insólitas de 1800 horas semanales, a un costo de más de mil millones de dólares en poco más de tres décadas.

Ha sido esta la operación más costosa, corrupta e inútil en la larga historia de las empresas desinformativas de las agencias estadounidenses. Radio y TV Martí no se vieron nunca ni en Cuba ni en Estados Unidos. En la Isla, desde los primeros intentos de violación del espectro radioléctrico, un grupo de brillantes ingenieros multiplicaron por cero la eficacia de las antenas.

En Estados Unidos no pudieron emitir debido a una norma legal que impidió la difusión y transmisión de noticias financiadas por el gobierno y destinada a audiencias extranjeras. Los legisladores habían mostrado su desagrado ante la posibilidad de que los contribuyentes recibieran propaganda pura y dura que podía alterar su percepción de los hechos. El Congreso, con Obama en la Casa Blanca, cambió la normativa en 2013, pero ni así los índices de audiencia han levantado una pulgada del piso.

La nueva clase de yuppies de la nomenklatura estadounidense, con el odio de antes y los mismos deseos de sus padres de practicar la transustanciación al capitalismo en la Isla, han intentado clonar a Radio y TV Martí en Internet. El semanario Miami New Times, de la Florida, ha documentado las operaciones en Facebook para crear perfiles falsos y granjas de trolls con una partida, en el año fiscal 2019, de más de 23 millones de dólares y los mismos métodos de Cambridge Analytica, financiados por una organización oficial, la Junta de Gobernadores de Radiodifusión (BBG, por sus siglas en inglés), que administra y dirige las transmisiones desde Estados Unidos hacia Cuba. Hasta hoy no hemos tenido noticias de que la empresa del pulgar azul haya impuesto sanciones contra el Departamento de Estado o la Casa Blanca por la creación de cientos de cuentas con “comportamiento no auténtico” destinadas a intervenir en la política interna de otros países, el argumento con el cual han cerrado millones de perfiles de Rusia, Irán y, ¡oh, milagro!, Israel.

La semana pasada una auditoría independiente de expertos de la Agencia de EE.UU. para Medios Globales (USAGM) concluyó que los noticieros de radio y televisión, y especialmente la oferta diaria constante de los programas de debate político y los informes de investigación, están plagados de “mal periodismo” y “propaganda ineficaz”.

Las transmisiones y publicaciones de Radio y TV Martí, “estimulan de forma abierta la oposición y hostilidad a la Revolución cubana en todos sus aspectos sociales, políticos, culturales y económicos. Casi cualquier crítica está permitida y la hacen con un enfoque retórico e ideológico sin cambios desde los días más calurosos de la Guerra Fría. Falló entonces, y está fallando ahora”, concluye el informe.

Estos auditores han tardado 34 años para descubrir lo que sabe cualquiera con un mínimo de sentido común. Por cierto, cuando se estaba levantando la primera antena de Radio Martí en Washington, el patriarca del posmodernismo, Jean Baudrillard, lo veía clarísimo en su libro Simulacro y simulación:

“El objetivo de la información en esta guerra es el consenso mediante el encefalograma plano. Someter a todo el mundo a la recepción incondicional del simulacro retransmitido por las ondas… Lo que resulta de ello es una atmósfera irrespirable de decepción y de estupidez.”

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco dijo:

    Tiene razón la periodista, he captado desde Puerto Rico este grosero canal por la banda Ku de FTA y es una soberana basura y aburrida transmisión que no le llega a los tobillos a los demás programas de la tv cubana.

  • José García Álvarez dijo:

    El terrorismo mediático made en USA,se les caen las antenas y los millones se pierden en la nada.
    Esta Isla tiene un color verde esperanzador,nadie podra oscurecer su verde y permanente color que los Cubanos de bien les damo cada día.

  • Alexander dijo:

    Excelente articulo !!!

  • CDMF dijo:

    Excelente artículo. Es una de las maneras que encuentra el gobierno de EEUU para mantener contentos a los amargados odiadores vociferantes de la ultraderecha cubano americana, así como a mentirosos patológicos como Bolton que-dentro del gobierno yanqui-sirve gustosamente a los intereses de la ultraderecha cubano americana. Cabría esperar que eso cambie el dia en que se den cuenta (probablemente no este gobierno de EEUU) de que los cubanos de la ultraderecha de Miami no deciden las elecciones en Florida

  • FABIOMAXIMO dijo:

    LO MAS INCREIBLE ES QUE LOS HAY PEORES AUN EN EE.UU.

  • R PONS dijo:

    BD: EXCELENTE INFORMACION QUE DESCONOCIA, CUANDO SE CREA RADIO BEMBA Y POSTERIORMENTE TV CHISME, ERA SABIDO QUE ESTA NUEVA AGRESION FRACASARIA Y QUE SOLO LOS MILLONES QUE SE DESTINARIAN A TRAVEZ DE ESTOS AÑO IRIAN A PARAR A LOS BOLSILLOS DE SUS CREADORES Y PATROCINADORES, ES VERGONZOSO GASTAR TANTO DINERO POR ALGO QUE NI SE VE, NI SE OYE, ADEMAS QUE JAMAS CON ESTOS Y OTROS METODOS PODRAN DOBLEGAR LA VOLUNTAD DEL PUEBLO CUBANO DE SEGUIR EN COMBATE…. GRACIAS

  • El Cavernícola dijo:

    Una muestra mas de la soberana ineptitud de estos señores…

  • Mariano dijo:

    Y lo mas ofensivo e irrespetuoso de todo esto es que hayan escogido precisamente el nombre de nuestro querido apóstol, quien se distinguió toda su vida por ser un ardiente anticolonialista y anti imperialista.
    Fueron gusanos despreciables en Cuba para luego convertirse en parásitos simbióticos en las entrañas del monstruo ajeno fabricando y divulgando mentiras sobre el nido que los vió nacer.

  • Carlos J dijo:

    Excelente artículo. Solo quiero aportar que la Agencia de EE.UU. para los Medios Globales (USAGM), es la denominación que asumió la desprestigiada Junta de Directores de Radiodifusión (BBG), desde el 22 de agosto de 2018, con el argumento de que el término “broadcasting” (radiodifusión) ya no describía con exactitud sus operaciones actuales más enfocadas ahora hacia las modernas plataformas móviles y digitales que a las tradicionales transmisiones de radio y televisión, con marcada presencia en las redes sociales y la Internet. En este nuevo escenario de Guerra Fría digital también serán derrotados.

  • Lázaro Suárez Glez. dijo:

    Aunque la Hostilidad capitalista e imperialista no cesará contra Cuba, y sus pesares siempre tengan la misma Dosis de Frustración por la Intransigencia y avances de la Revolución Socialista, no podrán admitir en su existencia cada vez más depauperada, el ejemplo dialéctico, paulatino y Tecnológico de Cuba, » FARO Y EJEMPLO DE DIGNA RESISTENCIA «. Los pueblos aún sin soberanía propia en cada región geográfica admiran las causas justas, terminarán en erigirse, y los imperios otra vez destronados. Gracias por la Información

  • joloro dijo:

    Muy buen artículo bien argumentado y actualizado. Esos 2 Medios son pura porqueria,que solo sirven para que los contribuyentes gasten y engorden el negocio de la contrarrevolución.Aqui ni se mencionan,no se sintonizan.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros «Antes de que se me olvide», «Jineteros en La Habana», «Clic Internet» y «Chávez Nuestro», entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo «Juan Gualberto Gómez». Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. En twitter: @elizalderosa

Vea también