Imprimir
Inicio » Noticias  »

Olga Rosa González: La guerra mediática de EEUU contra Cuba continúa

| 31 |

6720-tv-radio-marti-cuba

El pasado martes regresaron los rumores del cambio en la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB, por sus siglas en inglés), la entidad gubernamental de Estados Unidos que gestiona desde hace 25 años el fracaso mediático, financiero y político de Radio y TV Martí.   Lo concreto parece ser la propuesta de que una nueva organización privada se encargará de las transmisiones hacia América Latina y el Caribe, incluyendo la Isla. Este nuevo grupo recibiría los más de 27 millones de dólares para la subversión, que suele llegarle cada año a esta organización “sin fines de lucro”. Por tanto, la OCB “no será considerada como una agencia federal”.

La pregunta entonces sería: si no es una agencia federal la que se encargaría de la propaganda contra Cuba, ¿qué serán Radio y TV Martí? Para desenredar esta madeja, Cubadebate ha conversado esta mañana con la Doctora en Ciencias Olga Rosa González Martín, investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU), de la Universidad de La Habana, una de las principales expertas en este tema y colaboradora de nuestra web.

-Vuelven a circular los rumores de des-federalización de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), que administra Radio y TV Martí. ¿Qué significa esto? ¿Cuál sería la relación de esta dependencia con el gobierno de los Estados Unidos en las nuevas circunstancias?

-Esto hay que entenderlo como parte de un proceso más amplio de posibles transformaciones dentro del sistema de transmisiones civiles del gobierno de los Estados Unidos. Sin embargo, si nos centramos específicamente en el debate que en el 113 Congreso ha habido al respecto podemos decir que se han destacado tres posturas básicamente:

1) la que aboga por su eliminación por lo que le ha costado a los contribuyentes estadounidenses y su falta de efectividad y transparencia;

2) la que apoya el mantenimiento de su status quo como parte de una agencia federal, aunque teniendo en cuenta los cambios que debe enfrentar la Junta de Gobernadores para las Transmisiones (BBG) que es la agencia federal independiente a la que pertenece la OCB y,

3) la que respalda su posible desfederalización como parte del establecimiento de una organización mediática internacional en idioma español que incluiría a la OCB y la división latinoamericana de la Voz de las Américas (VOA).

Entre los que abogan por su eliminación se destacan tanto John Kerry como el mismo Obama pues cuando eran senadores habían comentado que ni Radio ni TV Martí habían cumplido con los objetivos para los que fueron creadas. Por su parte, los defensores del status quo de la OCB alegan que no debe sufrir cambios pues, como entidad, es necesaria para cumplir con la misión de las transmisiones internacionales de los Estados Unidos tal y como se concibieron desde el principio. Por otro lado, consideran que la confianza hacia la marca (el nombre de la entidad) se pudiera perder de haber un cambio pues ya han desarrollado lo que ellos consideran una relación duradera con sus públicos.

-Pero la tendencia que parece imponerse es la desfederalización.

-Es la que ha generado más noticias en los últimos dos o tres años, es la relacionada con el proceso de desfederalización de la OCB por el que abogan, incluso, algunos de sus directivos aunque algunos de sus trabajadores no ven esto con buenos ojos. Se está proponiendo que este proceso de desfederalización se complete para principios de 2017 y que sea operacional para mediados de ese mismo año.

Pero, para poder entender este posible cambio en su justa medida hay que tener en cuenta las diferencias entre una entidad federal y una no federal. Lo primero que hay que decir en este este sentido es que esa diferencia va más allá de la manera en que se distribuyen los recursos para centrarse, específicamente, en el contenido a transmitir pues todo aquello que se transmita por una entidad federal debe ajustarse a los estatutos de la VOA que están refrendados, además, en ley.

Por lo tanto, al ser una entidad federal se es, de facto, vocero oficial del gobierno estadounidense y eso tiene un costo. Cuando se es una entidad desfederalizada, aunque se cuente con financiamiento público, se funciona como una emisora subvencionada que más allá de estar exenta de impuestos y de cubrir las noticias oficiales del gobierno estadounidense se centra, fundamentalmente, en acontecimientos de carácter regional y global a la vez que, sobre todas las cosas, sirve de vía de información local a poblaciones de países que los EE.UU considera que no tienen libertad de prensa. Por lo tanto, la agenda a imponer debe ser más amplia y suplir esa posible carencia informativa. Al no ser vocero oficial del gobierno estadounidense una agencia no federal podría lograr un nivel de credibilidad importante ante sus públicos.

-¿Qué significa eso para Cuba? 

-Esta diferencia entre una entidad federal y una no federal vinculada al mundo de las transmisiones es muy importante para Cuba porque, de convertirse en una entidad no federal, la OCB no sólo se dedicaría a la simple transmisión de información sino que, como he dicho en otras ocasiones, podría contratar a “periodistas independientes” que ya no serían pagados, oficialmente, por el gobierno estadounidense sino por una entidad privada. Así, la información sería más creíble para cualquier audiencia. De hecho, desde el año 2012 la OFAC autorizó el pago a estas personas en el territorio nacional por sus servicios a la OCB. Asimismo, al tener un estatus no federal sus miembros no serían designados y como entidad privada podría trabajar y maniobrar en situaciones que las entidades oficiales evitan. De esta manera, una OCB no federal podría firmar acuerdos con varios medios de la región que, a su vez, reproducirían una visión sobre Cuba que no sería muy diferente a la que dan hoy en día pero sin temores de estar trabajando, oficialmente, para el gobierno estadounidense.

-En algunos documentos se habla de des-federalización y en otros de privatización de la OCB. ¿Cuál es la diferencia? 

-Cuando se habla de desfederalizar la OCB de lo que se trata es de no tener que ajustarse a lo establecido para las entidades federales. Al pasar a ser una emisora subvencionada con financiamiento público sería organizada y administrada como cualquier corporación privada sin ánimo de lucros. Por lo tanto, la privatización sería desde el punto de vista administrativo, de organización y funcionamiento.

-¿Cuáles son los problemas de la OCB, según el gobierno de los Estados Unidos? ¿Por qué deciden mantenerle un presupuesto de 27 millones?

-En las distintas inspecciones que la Oficina de Investigaciones del Congreso ha realizado a la BBG para evaluar lo que pudiera interpretarse como un Plan Estratégico de Transmisiones hacia Cuba se le ha señalado, entre otros, problemas como bajos niveles de audiencia en la Isla (menos de un 2%, según datos del propio gobierno estadounidense y hasta el 2008), análisis nulos sobre la efectividad de los métodos de transmisión empleados y del costo que los métodos alternativos pudieran tener, mal uso de los fondos gubernamentales, problemas en los contratos y dificultades en el cumplimiento de estándares periodísticos elementales como objetividad, precisión y veracidad de la información.

En fin, no haber cumplido con su mandato como entidad federal y no haber logrado el cambio de régimen en Cuba. Sin embargo, la mantienen porque a pesar de no haber sido efectiva no cejan en su interés por subvertir el orden interno en Cuba, destruir a la revolución y mantener sus compromisos con la contrarrevolución. Lo único que persiguen los cambios por lo que abogan es emplear un nuevo método, nada más.

-Al cambiar el régimen de propiedad de esta Oficina, ¿cambiarán los objetivos que determinaron la fundación de Radio y TV Martí? 

-No lo creo. Como se sabe, la OCB no salió de la nada y respondió a las exigencias propias de la política exterior estadounidense hacia Cuba tal y como lo vieron en ese momento los formuladores de política. Cuando Reagan autoriza las transmisiones de Radio Martí y, posteriormente, Bush padre las de TV Martí, lo que argumentan es lo que ellos definen como “necesidad del pueblo cubano de buscar y recibir informaciones e ideas de cualquier tipo y, por tanto, el deber de los Estados Unidos de apoyar al pueblo cubano en esa búsqueda de información”.

Así, en estas más de dos décadas de transmisiones hacia Cuba con el pretexto de promover las llamadas libertad y democracia al estilo estadounidense, el Congreso le ha entregado a la OCB más de $770,000,000. El gobierno estadounidense ha sido muy claro: lo único que ha cambiado es el método para lograr los objetivos clave en torno a Cuba. De hecho, en el resumen ejecutivo del presupuesto para el 2017 se es muy claro: se quiere crear una organización mediática no federal que reciba financiamiento público de la BBG y que siga haciendo, básicamente, lo que ha estado haciendo la OCB hasta ahora.

-¿Qué características tiene la guerra mediática en el nuevo escenario de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

La guerra mediática contra Cuba –aún en este nuevo escenario- continúa enfrascada en el desmontaje de los logros de la Revolución y por eso es tan importante que se le preste atención a la producción de símbolos (determinada no tanto por el HACER CREER que es la esencia de la Persuasión o el HACER HACER que es el de la Manipulación, sino por el HACER SABER que es lo que determina la efectividad o no de un discurso). A eso hay que presentarle atención, porque debemos ser los cubanos los que le expliquemos al mundo eso que llamamos realidad cubana.

Sin embargo, pienso que si bien el campo de la comunicación masiva y toda esa tradición discursiva que hay de la guerra de la información es relevante en las actuales circunstancias (especialmente las operaciones basadas en conectividad efectiva y en el uso de la blogosfera), habría que prestarle más atención a la comunicación para el desarrollo a partir de acciones concretas que pudieran ejecutarse con los públicos metas o con aquellos que pudieran convertirse en posibles agentes de cambio en nuestra sociedad.

Esto se traduce en la implementación de las llamadas iniciativas de transición, programas de entrenamiento tecnológico, en el apoyo a promotores locales, etc. En fin, todo lo relacionado con eso que se llama diplomacia económica a través de la diplomacia comunitaria. Por lo tanto, creo que en este nuevo escenario habría que considerar no sólo la guerra mediática, sino los grandes desafíos que en materia de comunicación para el desarrollo tenemos.

La Dra. Olga Rosa González Martín.

La Doctora en Ciencias de la Comunicación Olga Rosa González Martín.

Olga Rosa González Martín

Miembro del Círculo de Investigadores de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) y de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA). Ha traducido varios libros y más de cien artículos de personalidades cubanas y extranjeras. Recibió en 2012 el Premio Espacio en la categoría de Investigación. Es investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU), de la Universidad de La Habana.

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • PALMICHE dijo:

    gracias al equipo de cubadebate. por presentarnos esta magnifica reflexion. no estamos equivocados. no desmontemos las antenas y estemos alertas. que la guerra sucia continua por largo tiempo .

    • manolo dijo:

      Así mismo.

  • Ernesto dijo:

    woww buenísima información. Gracias saludos

  • YO dijo:

    Radio y TV Martí son un engendro inútil que no se ha visto ni se verá jamas en Cuba hagan lo que hagan.YO

  • PALMICHE dijo:

    Dra Olga Rosa González Martín, muy linda y joven que es usted.

    • Arturo dijo:

      Y bien preparada!

    • Jose Luis dijo:

      Con todo respeto es una mujer BELLISIMA. Lastima que el fotógrafo la puso frente a una claridad que la deslumbra y afecta la expresión de su rostro, y aun así, luce muy bella. Y no digo mas…

  • Clarusio dijo:

    Está muy bien el artículo, pero este tema requiere una explicación más ascequible, destinada a un público más amplio.

    • Eduardo González S. dijo:

      Para mi está clara la diferencia entre Juana y su hermana: aquella nos quiere freir en manteca y la otra lo quiere hacer con aceite.

    • Enrique dijo:

      Clarusio, en un artículo, o en una entrevista, no se puede agotar un asunto tan complejo como ese. Si te interesa el tema tienes que buscarlo. Si lees cubadebate, puedes pinchar en otros sitios y buscar el tema de la Guerra No Convencional, de la Subversión, incluso de la Guerra Mediática, los mass media, el cuarto poder. Todo es muy actual. Nosotros lo que debemos hacer es colmar los medios, incluso Internet, de estos temas para que les llegue a todo el mundo, para que la gente ponga los pies sobre la tierra y se de cuenta que no han cambiado los objetivos de destruir la Revolución. Por otro lado, pienso que el escenario actual es el óptimo para esa desfederalización o privatización, así se desmarca el gobierno de EE.UU. en la normalización de las relaciones con Cuba, o intentan desmarcarse, entre los otros objetivos.
      La Guerra No Convencional es el último grito en el tema de la subversión, Raúl les recomendó a los Jefes de Estado de América Latina que buscaran la circular de las Fuerzas de Operaciones Especiales de EE.UU. TC-1801, en el cual se expone el procedimiento a cumplir por el enemigo y Maduro habló de ello cuando se refería a la Guerra económica que están padeciendo. A toda esa integralidad de acciones subversivas, que van desde el amplio empleo de la telemática hasta las guarimbas en Venezuela o la graficación de las paredes de un teatro se le llama hoy Guerra No Convencional.
      Saludo a los foristas.
      Enrique Martínez Hernández.

  • Nacianceno dijo:

    Eso es un un fracaso financiero,político y mediático. Muy bueno saludos, Nacianceno

  • Idania dijo:

    Demuestra con creces como los Estados Unidos maquillan sus políticas… Tremendo artículo! Saludos Idania

  • Alberto Martínez Alonso dijo:

    Espectacular análisis de la doctora y muy buenas preguntas deberían publicar este articulo en Granma

  • Darío dijo:

    Clarusio, creo que la información está clara, podías modificar el seudónimo por Brutusio

    • Luis dijo:

      jajaja

  • Efrén Perez dijo:

    No estarán los norteamericanos mucho más necesitados que los cubanos de una entidad que promueva la libertad de expresión, radial, televisiva y escrita, que aboque por la eliminación del mercantilismo parlamentario, que se elimine la compra de escaños parlamentarios, cargos de gobernadores ( como uno que compro la gobernación de la Florida, poniendo 50 millones de su bolsillo.(solo para hacerle bien al pueblo) o un ex alcalde, cuya fortuna es de 40 000 millones quiere postularse como presidente y está dispuesto a poner 1000 millones para ello (pienso que este hijo de la madre Teresa este muy interesado en eliminar las desigualdades y sobre todo la pobreza en EEUU.
    Pudiera hablarse también sobre el sistema electoral norteamericano, donde el que más votos tenga no necesariamente gana, sobre el costo de las elecciones, de la inversión que hacen las grandes compañías en esas elecciones, sobre el racismo y la violencia policial, y así un sin número de temas que tiene que ver con su liderazgo de la democracia y los derechos humanos.

    • Octavio de Luyanó dijo:

      Estoy de acuerdo, que lo publiquen en Granma. Saludos

  • h511 dijo:

    Estoy de acuerdo con usted, Clarusio. Se ve que la doctora lleva años estudiando el tema, pero la forma en que lo explica pudiera ofrecer dificultades de comprensión para un público general. Estoy de acuerdo con mucho de lo que ella dice; no obstante discrepo en dos aspectos:
    1. Ella le resta importancia al HACER CREER o al HACER HACER y hace más énfasis en el HACER SABER. En mi opinión las tres acciones son fundamentales en la producción simbólica. Históricamente, los “grandes medios” han HECHO CREER que la realidad cubana es de determinada manera, como ellos la pintan; para ello, han mezclado verdades con mentiras, han omitido mucha información relevante, han satanizado con adjetivos peyorativos, entre otras muchas estrategias que distorsionan la realidad. Por otro lado, la subversión ha perseguido HACER que los cubanos HAGAN, o sea, se revelen contra su propio sistema y lo desmonten. O sea, lo menos que han hecho es HACER SABER, dar a conocer la realidad con precisión y con una visión amplia, aunque no es menos cierto que debemos ser los cubanos quienes demos a conocer la realidad cubana.
    2. Ciertamente, hay que prestarle atención al apoyo que están brindando en materia tecnológica, programas de entrenamiento, etc., pero no creo correcto que se le llame a eso, desde Cuba, “comunicación para el desarrollo”; así le llaman ellos, pues para ellos desmontar el sistema cubano sería un paso hacia el desarrollo. Desde nuestro punto de vista en Cuba, sería “comunicación para la subversión” o algo así.
    Saludos,

  • HP dijo:

    Dra que Bella es usted, gracias por darnos tanta información, mis Bendiciones

  • Santiago dijo:

    Muy buena información, muy explicita sus respuestas e inteligentes preguntas, esta claro que EEUU no ha renunciado a el cambio de “régimen” en Cuba, ni siquiera disimula sus intenciones.

  • Noel Gonzalez dijo:

    Gracias por la entrevista y por tan valiosa información. Pienso que las respuestas ofrecidas son una ventana al mundo de cómo funcionan o pueden funcionar las transmisiones hacia Cuba, y son también un llamado que merita consideración por parte de la isla para que se prepare y pueda hacer frente a nuevas iniciativas como estas.

  • Orbita dijo:

    Los EEUU no han cambiado de planes, como dice alguien antes nos querían matar con una puñalá trapera y ahora a besos, pero quiere que nos muramos igual….

  • Yosmel dijo:

    Muy bien traído este articulo. Gracias al equipo de Cubadebate y a Olga Rosa

  • Eliecer Ramirez dijo:

    El mismo perro con diferente collar,solo variantes demagógicas,por que asi burlan las exigencias de Cuba de parar la guerra sicológica,contra Cuba,puntos a nuestro favor ,todos,la revolucion,crece,en todo sentido al igual pero en sentido opuesto el imperialismo yanqui va que jode para el suelo,ysi lo que es bueno o malo para uno debe ser igual para el otro,la famosa ley de la gravitacion de Newton en este caso y no en el de los primeros des-cesados,Mac Kinleyen este caso si van que joden porque la velocidad ha aumentado en el descenso,y se les olvido ponerse el paracaidasVIVA FIDEL.

  • joapoji dijo:

    clarito como el agua, corneta toque ustede a deguello

  • Meybol dijo:

    Claro que en cuanto a estas transmisiones a Cuba de TV y radio Martí hay otros intereses, por eso no quieren soltar la “gallinita de los huevos de oro”. Pero aunque estas no hacen ya el daño esperado no podemos dejar de la mano otras formas de “HACER- HACER” pues nuestros jóvenes y no tan jóvenes están siendo manipulados malintencionadamente de otras maneras como el llamado paquete y las archiconocidas antenas” que en los momentos actuales hacen más daño que los antes mencionados y ya desprestigiados Radio y TV Martí.

  • Evelio dijo:

    La guerra continúa con otros nombres y los mismos objetivos. es guerra medática, no convencional y cultural. Todas unidas. la guardia no se puede bajar. Confío y contribuyo

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Vea también