Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Un Brasil sin gobierno ni rumbo

| 12

El mandatario brasileño legaliza el uso de armas en el país latinoamericano de mayor índice de homicios registrados con armas de fuego.

Desde que asumió la presidencia de Brasil, en el primer día de 2019, el capitán reformado Jair Bolsonaro hizo de todo un poco, excepto gobernar. Mejor dicho: desde que asumió la presidencia Bolsonaro no dejó, ni un solo día, de dar clarísimas muestras de que no tiene la más remota capacidad para ocupar el puesto al que fue llevado por los electores brasileños.

Nada más típico de un ser descalificado política, ética y moralmente lo que ocurrió el pasado carnaval. Abucheado por todas las calles de todas las ciudades del país, Bolsonaro difundió, en las redes sociales, una escena escatológica protagonizada por dos hombres. Fue un burdo intento de desmoralizar al carnaval, pero el resultado fue desastroso.

El video fue visto por al menos tres millones de personas y le llovieron críticas por todos los costados. La ausencia absoluta de respeto confirmó que el capitán carece de los modales que se espera de un presidente. La repercusión en todo el mundo reforzó las críticas a la inusitada iniciativa del capitán, provocando reacciones no solo en el gobierno sino también en el mercado financiero, con la valorización del dólar y la caída de la Bolsa.

Se observan quejas inclusive entre sus potenciales aliados en el Congreso, que piden al belicoso capitán que no sea tan agresivo en sus redes sociales y aproveche la popularidad de que todavía disfruta para ayudar a difundir las reformas consideradas esenciales e impopulares, principalmente la de las jubilaciones. Entre las muchas advertencias que llegaron al despacho presidencial una es preocupante: tal como andan las cosas, no habrá cómo alcanzar los votos necesarios para imponer esa reforma.

Pero hay un sector del gobierno, en especial, que disfraza cada vez menos el malestar provocado no solo por el presidente, sino también por sus tres hijos y algunos de sus ministros: el núcleo integrado por los militares.

Entre los más distintos niveles de la estructura del gobierno, hay 103 militares de alto rango distribuidos entre ministerios, gobiernos estatales, consejos de empresas de capital mixto, universidades y hasta hospitales. Y, claro, el vicepresidente también es un general; jubilado, pero general.

Hubo un palpable malestar cuando Bolsonaro afirmó que la democracia es un favor que la sociedad le debe a las Fuerzas Armadas. El principal portavoz de los uniformados, el vicepresidente Humberto Mourão, trató de matizar las palabras del capitán presidente, pero el desastre ya estaba consolidado.

Los desatinos de los tres hijos de Bolsonaro han sido objeto de duras críticas de los militares, muchas de ellas lanzadas en público. Para enturbiar aún más la atmósfera, existen dudas concretas referentes a las relaciones entre los hijos presidenciales y las “milicias” de Río, como son llamados los grupos de exterminio que dominan buena parte de la ciudad.

El excéntrico ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araujo, un diplomático de carrera discreta y sin cualificación alguna para asumir el puesto al que fue designado por un astrólogo descerebrado transformado en guía intelectual de la familia Bolsonaro, ya fue públicamente puesto bajo la tutela de los militares.

Ha sido desautorizado un sinfín de veces por el vicepresidente, general Humberto Mourão. Lo que muchos se preguntan después de dos meses de desgobierno es cuándo esa tutela se extenderá a otros ministros y más, hasta el mismo Bolsonaro.

La tensión es evidente y las críticas se multiplican en los medios hegemónicos de comunicación, los mismos que dieron pleno respaldo al golpe institucional que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff, al gobierno cleptómano de Michel Temer y a la elección del capitán. También la sacrosanta entidad llamada “mercado” se muestra cada vez más reticente con relación al presidente.

Recluido en su núcleo familiar, frente a una colección de ministros que se turnan a la hora de producir estupideces de manera incesante, pasados 60 días en la presidencia Bolsonaro asiste, impávido, a la lenta corrosión de su popularidad. Todavía dispone de apoyo, pero es el presidente con menor aprobación en sus dos meses iniciales desde 1995.

Entre los militares hay, además de profunda irritación, un temor creciente: que los desastres provocados por el capitán presidente los contamine a punto de arrastrar su imagen entre la opinión pública. También les preocupa la forma cada vez más veloz de pérdida del capital político de que el presidente todavía disfruta, amenazando de manera decisiva los puntos considerados esenciales del programa de gobierno elaborado, en muy buena parte, por ellos.

La tensión entre dos grupos nítidos –el clan Bolsonaro y parte esencial de sus ministros, por un lado, y los militares y ministros considerados pragmáticos por otro– se elevó rápidamente en las últimas semanas. Por casualidad, se detectó en las redes sociales una sensible baja en el número de simpatizantes de Bolsonaro.

No hay en el horizonte ninguna señal de que ese panorama cambie. ¿Hasta cuándo Brasil seguirá sin gobierno ni rumbo?

(Tomado de Rebelión)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Benito Perez Maza dijo:

    Realmente es inexplicable la elección de Bolsonaro, al menos no se han ´´sustanciado´´ las verdaderas causas para que eso ocurriera, salvo las acciones tomadas para el ´´golpe de estado´´ perpetrado, Se nota cierto paralelismo entre, Trump y su equipo, y Bolsonaro y su equipo. Ambos fueron elegidos ¿ cuáles pueden ser las respuestas a si se pregunta ¿ porqué fueron electo? ¿ porqué actúan como lo vienen haciendo?

    • Sergio dijo:

      Es algo que he venido planteando, por ai hay algún filosofo, algun politologo, algún sociologo, en el FORO, pero al parecer no hay, sólo he recibido "ataques" con el viejo cuento de los BUENOS y los MALOS, y éstos fenomenos nuevos están muy lejos de explicar sobre esa base.

      Evidentemente hay algo que se ha hecho mal desde todas las tendencia politicas-ideologicas, izquierda, centro y derecha; se cayó en un vacío en cuanto al discurso que hizo que hubiera mucha RETORICA en lo que se planteaba, y esto fue, como que "cansando" a las personas. Otros elementos son las corrupción imperante, principalmente en los países de Latinoamerica, el tema MIGRATORIO, las posturas EXTREMAS para problemas sociales cotidianos como el Homosexualismo, el aborto, la violencia domestica, la igualdad con la mujer, el racismo, etc., etc.,

      No soy, ni mucho menos, un entendido en la materia, tan sólo expongo mi modesta opinión de lo que puedo interpretar desde la lejanía. No sólo es Bolsonaro y TRUMP, es ORBAN en Hungría, el crecimiento de la extrema derecha en Francia, Austria, etc. y la IRRUPCION de VOX, partido de extrema derecha, en España, que va tomando auge en tan poco tiempo.

      Lo digo y lo repito, con el viejo axioma de "los buenos y los malos", no se conseguirán las respuestas para explicar los fenomenos, como Bolsonaro y TRUMP.

      Se me olvidaba, las REDES SOCIALES, un factor que hay que tener siempre en cuenta, sí o sí.

      Saludos,

      • Nelvega dijo:

        Estimado Sergio:
        La respuesta a su pregunta se la resumo de esta forma: los lobos se visten de cordero para mezclarse entre estos, dividirles y darles caza. De darse cuenta los corderos de la farsa y resistirse, los lobos, todavía con sus trajes de cordero, les visten de lobo a los ojos del resto de los animales, que, finalmente, le hacen el trabajo sucio y los matan sin percatarse del engaño. Todo sería diferente, sin embargo, si los demás animales se dieran cuenta de la trampa.

  • BP dijo:

    No querían cambios ahí tienen los cambio mucho que hablaban de Lula y Dilma y fueron los gobernantes que hicieron mucho por el pueblo, ahora que pasen para que valoren, nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

  • ruskie dijo:

    no entiendo para que lo eligieron,o acaso esa no es la realidad en brasil... si es asi porque no le dan un golpe de estado igual que a dilma,ahora que se jodan,que le den a los padales y aprieten bien el c...

  • Edmond dijo:

    Para los que querían Bolsonaro, ahí tienen Bolsonaro.

  • Raul dijo:

    Lo que no me cabe en la cabeza que ese hombre sea tan malo e ineficiente y haya sido votado de forma mayoritaria en las elecciones de ese país. Es que el lema de que el pueblo no se equivoca no funciona en Brasil. Es tan torpe y bruto el soberano allí? No lo creo.

  • Sergio dijo:

    Hoy tiene toda la razón. Bolsonaro, como ya se sabía, ha sido, hasta el día de hoy, una BURDA y PESIMA imitación del "trumpito". Una MALA CARICATURA.

    Veremos,

    Saludos,

  • Neyvis Padilla Duany dijo:

    Dicen que uno recoge lo que siembra,este no es el pais del presidente LULA, ni de Vilma, este es otro Brasil, aquel que existia en la epoca de la colonia cuando los colonizadores llegaron a esta tierra y le colocaron cadenas, por eso todavia este gobernante Bolsonaro que debia ser destituido, goza de apoyo popular.Como es posible que se aceptara un golpe de estado como el que se le hizo a Vilma y este pueblo de Brasil haya elegido a este señor Bolsonaro, cuando la patria esta en juego hay que dejar a un lado los intereses.

  • Amado A dijo:

    Sin Gobierno, sin rumbo y sin medicos

  • Irónico dijo:

    Caballeros........., qué manera de aprender uno con estas noticias. Ya tengo la verdad absoluta cuando leo comentarios de esta naturaleza....... en fin, qué malos son los malos y qué buenos son los buenos.

    • Aroldo dijo:

      Bueno mi hermano acá no se impone nada, simplemente se da un punto de vista como se hace en todos los lugares, si estás de acuerdo o no es cuestión tuya, vete a otro sitio donde si encuentres ideas con las cuáles tú comulgues, es simple.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eric Nepomuceno

Eric Nepomuceno

Escritor, periodista, investigador y traductor brasileño.

Vea también