Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Quién tiene miedo a Lula?

| 18

Lula saluda a seguidores al retirarse del velorio de su nieto. Foto: EFE.

Lula fue tratado, en su breve salida para ir al funeral de su nieto, como la persona más peligrosa de Brasil. Con el más grande aparato militar que alguien tuvo para un ceremonial como un entierro. Fue cercado por centenares de policías, por docenas de patrullas, por helicópteros y por ametralladoras.

La salida de Lula fue tratada como una operación de guerra. ¿Guerra de quién contra quién? Lula inspira tanto miedo, ¿en quién?, ¿quién tiene miedo a Lula?

Como se pudo ver en esa salida de Lula, no es el pueblo que tiene miedo a Lula. No es el pueblo que amenaza la seguridad de Lula.

Por la operación militar alrededor de él, se trataba de impedir que Lula fuera abrazado por el pueblo. El fantasma en la cabeza de los chacales que lo mantienen preso es el de que Lula quedara libre, en manos del pueblo. Después de la monstruosa operación para procesar, aprehender, condenar a Lula, impedir que él fuera elegido presidente de Brasil en primera vuelta y estuviera en este momento, gobernando al país, mueren de miedo de Lula libre.

Como dijo un militar, para justificar la injustificable presión sobre el Poder Judicial para que no concediera el habeas corpus a que Lula tiene derecho, el proceso saldría de control. Del control de los militares, que vuelven a asaltar al Estado, como lo hicieron en 1964, para destruir a la democracia brasileña, para impedir que la voluntad popular se expresara.

Lula representa la pérdida de control del proceso político de parte de los militares, representa la amenaza al proceso de militarización del Estado, de instauración de un nuevo tipo de dictadura en Brasil. Porque él ganaría las elecciones en primera vuelta, derrotando a Bolsonaro y a todos los candidatos juntos, desenmascarando a los liderazgos que la derecha intenta proyectar en el país, demostrando a quien el pueblo entregaría el país, para ser dirigido por quien el pueblo brasileño quiere, sería Lula.

Es entonces indispensable, para que Brasil sea desecho como país, como nación, para que los intereses de los trabajadores sean destruidos, para que las personas pierdan sus derechos, que Lula siga preso, aun sin ninguna prueba en su contra. Lula es víctima de la más grande farsa jurídica de la historia brasileña, que cambia el destino del país.

Tiene miedo de Lula quien tiene miedo de que el pueblo exprese su opinión de forma libre y democrática. Tiene miedo de Lula quien ha asaltado al Estado por medio de absurdos mecanismos de falsificación de la voluntad popular, de mentiras, de engaños, de montajes monstruosos de imágenes forjados por mentalidades enfermizas.

Tiene miedo de Lula él que no vive de su trabajo, sino del trabajo ajeno, de la especulación financiera, de las ganancias gigantescas de los bancos, que no invierten para crear bienes y empleos, sino para obtener más ganancias a expensas del endeuamiento ajeno. Tienen miedo de Lula los que tratan de imponer su opinión sobre la de la mayoría de la sociedad, por el monopolio de los medios, mediante el cual propagan diariamente mentiras –como la que Lula fue condenado con algun tipo de prueba–, para servir a las grandes fortunas que los financian.

Tienen miedo de Lula los que quieren jugar a latinoamericanos en contra de latinoamericanos, para imponer sus intereses de tumbar a gobiernos y apropiarse de las riquezas de nuestros países, como han hecho durante tanto tiempo, hasta que nos uniéramos, proceso en que Lula tuvo un rol esencial. Tienen miedo de que volvamos a unirnos y a resistir en contra de sus garras imperiales.

Tienen miedo a Lula los que no quedan contentos, sino que se sienten amenazados cuando la gran mayoría de los brasileños, antes excluidos, han pasado a contar con derechos básicos. Tienen miedo los que creen que Brasil es suyo, que deben tratar a los que divergen como enemigos y no como adversarios, que deben ser eliminados.

Tienen miedo a Lula los que temen que el más importante líder político de la historia de Brasil, que la mejor persona con que los brasileños cuentan, pueda hablar y oir al pueblo de nuevo, pueda estar en medio de pueblo, pueda volver a estar en los brazos de los que quieren protegerlo, de los que se sienten protegidos por él.

El miedo a Lula es el miedo al pueblo, el miedo a la democracia, el miedo a un país digno y soberano. ¿Quién más puede temer de alguien que hizo el mejor gobierno que el país jamás tuvo? ¿Qué concluyó su mandato con 80 por ciento de referencias negativas en los medios, pero con 87 por ciento de apoyo?

¿Quién puede tener miedo de que Brasil vuelva a tener un gobierno como aquel? Tienen miedo a Lula los que promueven la destrucción del país, besando a la bandera estadunidense y prestando el continente a un dirigente del gobierno de Estados Unidos. Quien gobierna para los ricos, para los banqueros, para los intereses de otros países, a expensas de la miseria del pueblo brasileño, de la destrucción del país.

Por todo ello Lula es tan querido por la gran mayoría de los brasileños, que querían que él estuviera ahora comandando el proceso de reconstrucción de Brasil y no preso por los chacales armados hasta los dientes, portando distintivo de la Swap, como fue el caso del que aparecía en las fotos al lado de Lula.

Lula estuvo cercado todo el tiempo por ese tipo de gente, para impedir que el pueblo lo rescatara y le hiciera recuperar su libertad, o repusiera en su lugar de hombre libre, que hizo a los brasileños más libres y más solidarios. Del mejor ser humano que Brasil ha producido, que está detenido, mientras el peor de los brasileños, que debiera estar detenido, está usurpando la presidencia del país.

Ellos tienen miedo a Lula, con razón. Porque Lula libre representaría riesgos para sus privilegios, para sus engaños, para su oscurantismo, para sus prejuicios y su violencia.

El pueblo brasileño no tiene miedo a Lula. Al contrario, lo ama como la persona más importante de sus vidas. Y lo quiere de nuevo dirigiendo a Brasil.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Norge Fernandez dijo:

    Cualquiera que tenga sentido de honestidad, condenaria al ladrón corrupto, sólo en el país donde robar se le llama luchar ,le sonríen a el ex "luchador"

    • Israel dijo:

      Norge lo de usted no tiene nombre, lea o respete

      • Lourdes dijo:

        Y usted, respete a los palestinos.........

    • Leandro dijo:

      Cualquiera que tenga sentido de honestidad no permitiría que se ofendiera a uno de los más grandes líderes de los oprimidos, de los más grandes luchadores por la integración de Nuestra América

  • PepeM dijo:

    Los mismos que le temen a Fidel, Chávez, Maduro, Correa, Mujica, Cristina, Evo, AMLO ...... y a los pueblos dispuestos a acabar con tanta miseria y desigualdades, los mismos que tratan de que Petro no llegue a presidente en Colombia, los que no quieren UNASUR, ALBA, los que quieren una América desunida para saquear más fácil, los que Bloquean, Sancionan, Invaden, dan golpes de estados, Bombardean, Asesinan, Apresan sin pruebas, Torturan, Desaparecen..... Los que parecen estar destinados por la providencia a plagar la América de pobreza en nombre de la libertad. Los otros, los lacayitos, son simples marionetas de triste destino.

  • nizaro dijo:

    En Cuba es lo mismo!!!!

  • Pierre dijo:

    " Las ideas no se matan", así se pronunció ante los soldados que comandaba el teniente Sarria, militar de honor al capturar al pequeño grupo encabezado por Fidel Castro posterior a los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos M. De Céspedes en julio fede1953.
    Hoy los militares, los que tienen tomado el sistema judicial del Brasil, condenando sin pruebas a un hombre honesto, fiel defensor de los deseos de su pueblo por salir de la situación de exclusion que lo tienen condenados.
    Preso Lula sus ideas se agigantan, se cumple y se cumplirá lo expresado por el teniente Sarria.
    Lula libre ya, tiene que ser el clamor y la exigencia en primer lugar de los brasileños, y de los hombres y mujeres de bien.

  • Dispuesto dijo:

    Los patrocinadores del mal en Brasil . ellos y unicamente ellos son los que le tienen miedo a Lula ,pero mucho mas que eso a su ejemplo, a su moral ,a su pasión ,le temen si porque pueden seguir mintiendo mucho tiempo ,pero no todo el tiempo y al final la gran verdad saldrá a la Luz y se impondrá con tanta fuerza que no habrá marcha atrás ,el terrorismo de sociedad que se establece hoy por Bolsonaro y quienes le eligieron es la mas repugnante elocuencia del fascismo.y eso no se perdona Se comete un error si en verdad quisieran desaparecer el ejemplo
    Se vitaliza un héroe tratando de ocultar su heroísmo. Un hombre no muere cuando ha sabido marcar su camino con la huella del hacer ,cuando se sabe constructor de vida , cuando alimenta al hambriento , se hace grande cuando no implora por su bienestar ocaso ,no siente miedo antes los que le quieren muerto , acaso moriría su ejemplo , Lula vive y hoy se robustece Y crece el líder por obra de quien le daña, pensaran los pudientes con todo su dinero comprar la honra, pensaran que encarcelar a quien se levanta y grita basta, acallaran la historia, pensaran que la mentira lo puede todo. Ya ellos se engañan, es tanto el odio al bien que desesperadamente el mal ha vuelto a las calles, y usurpadores toman poderes para enaltecer su egoísmo, La ambición por más que llene el alma, no engrándese. Hoy, que no le quepa dudas a los lacayos del imperio, están consolidando a Lula como Líder histórico de Brasil. Se hará justicia, los que amamos la paz, te seguimos. Estamos contigo y no descansaremos hasta verte libre, podrán inventar las mil historias, pero tu ejemplo hoy se alimenta de la verdad de un pueblo que te defiende y terminara ganando tu Libertad.

  • Ricardo dijo:

    Pero el pueblo brasileño sí tiene miedo. No a Lula. No al PT. Pero sí tiene miedo. De lo contrario, ¿cómo se explica que ya no hubieran asaltado las calles, los cuarteles y recuperado la dignidad y a Lula? El pueblo brasileño sí tiene miedo. Y por eso volvió la dictadura a ese hermano país. Porque el pueblo brasileño tiene miedo a hacer una revolución y a morir por ella si fuera preciso. Como muchos otros pueblos de América Latina y de Centroamérica.

    • al tanto dijo:

      Ricardo, se acabó la época de esas revueltas efectivas, ahora salen a la calle a protestar y les dan cuatro palos, ponen algunos muertos y golpeados, se asustan y para su casa a ver que comen y cómo pagan la electricidad, etc. Esa imagen de "morir por la causa" necesita de educación política (no significa educar para el extremismo fanático) , entender porque morir y luchar por vencer a costa de lo que sea...pero los resultados de las elecciones, la influencia de los medios de comunicación y la excelente estrategia de EEUU en la región nos muestran pueblos cansados, confundidos, resignados y sin respuesta de las izquierdas, no hay referentes como en la época de la URSS, la confusión es terrible, por ahora ganan los malos y los pueblos siguen sin tener lideres, paradigmas visibles y no adulterados por los medios, es una triste época, sigamos desde los foros haciendo labor...
      A Lula no lo van a dejar quieto, ves la cantidad de gente que lo apoya, ya les van lavando el cerebro día a día y este hombre es hoy por hoy difamado de tantas maneras sistemáticamente que no creo salga en corto periodo...ojalá me equivoque, esta es época de un imperialismo sin careta, no la necesita, sabe manipular MUY bien la opinión pública, o si o no, ya no hay términos medios, o para ellos o para nadie, así están las cosas amigo.

    • Las Venas Abiertas de América Latina dijo:

      Ricardo, el pueblo Brasileño no le teme a nadie, lo ha demostrado en múltiples ocasiones, ha luchado y lucha por todo, ha vivido la época de la dictadura y supo enfrentarla con toda dignidad. La libertad de Lula constituye un riesgo ?? Eso parece una frase risible. Lula es solo un individuo más, con un discurso gastado, en extremo arrogante, alguien cuestionado de un extremo a otro, cuestionado en diversos ámbitos, acusado de ejercer influencia en las estatales, aceptar coimas, penetrar y desangrar por medio de los sindicatos, a través de un partido que de trabajar solo tiene el nombre.
      Bolsonaro es un cabrón, otro de los tantos ladronzuelos, pero es solo uno más, entonces le llegará también su momento si resultara necesario un ajuste de cuentas. Ese es el único modo de sostener una sociedad con un sentido verdaderamente democrático.
      Es fuerte el comentario del compañero Norge, mi vecino me decía esta mañana que ayer encontró lo que aquí le llaman una pincha con búsqueda jajaj, creo que aquí búsqueda se llama robo y que se utilizan además otros términos como luchar, el invento, la maraña, creo que tiene que ver con el modo en que el cubano proyecta su quehacer diario para poder alimentarse, dependiendo de las posibilidades (existen algunos altamente privilegiados que logran un poco más que el alimento). Tiene razón, no es el pueblo que tiene miedo a Lula, sencillamente Lula resulta indiferente para una inmensa mayoría que se reserva el derecho de vivir en una gigantesca nación que luchará siempre por avanzar más allá de todos los obstáculos

      • Leandro dijo:

        Pienso que los criterios que Ud. emite identificándose con el título del famoso trabajo de Eduardo Galeano es una afrenta a su contenido . Si "Lula resulta indiferente para una inmensa mayoría" ¿Por qué lo encarcelaron impidiéndole ir a las elecciones? No creo que Ud. sea ingenuo y bien sabe el porqué, aunque trate de tergiversar la verdad, a no ser que sea de quines tienen lavado el crebro y creen ser los más librepensadores del mundo. Risible es creer que los que auparon a Bolsonaro no le temían y no le siguen temiendo a Lula.

  • al tanto dijo:

    Ilumíname nizaro, de qué hablas, me perdí alguna importante idea en tu opinión?

    • El buril dijo:

      No estás al tanto!!!.

  • francisco dijo:

    Al ciudadano nizaro por que no se t puede llamar ni copmañero aprende a opinar te haces eco de aquellos que siempre estan lastimando la patria por favor no openes nada que al parecer ni tu mismo sabe lo que escribes.

  • NOIMPORTA TAMPOCO dijo:

    Cro. Emir Sader

    ¿Quién tiene miedo a Lula?

    Es obvio, !el Capitalismo!!!!!!

  • DECUBA CON ♥ dijo:

    Asi mismo ningún adversario político en Brasis del PT debió temer a Lula por que ni realizó reforma Agragaria, ni nacionalizó los medio fundamentales de producción, ni erradicó el analfabetísmo, ni generó una salud pública. universal y gratuita en toodos los niveles asistenciales.

    Y para colmo su sucesora, se durmió en los LAURELES, además ni se salieron de la OEA.

    Pero la derecha no dialóga. la derecha MATA; este es su monólogo, su reso, su mantra.

    "SI NO ESTAS CONMIGO, ESTS CONTRA MI, Y SI ESTAS CONTRA MI, TE MATO" y para colmo ha vivido estudiando l que más teme, las diferentes formas de matar, de la vida; la derecha no sabe más que COMO HACER DINERO y MANDAR LOS DEMÁS.

  • KPA dijo:

    ¿Quiién le teme a Lula?Quien sino la cutrilla mala guiada por el gobierno de estados Unidos,porque ellos están seguros de que el pueblo quiere a Lula y eso Norge ni usted ni nadie lo puede ignorar.Si en verdad él fuera un corrupto el pueblo sería el primero en condenarlo.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emir Sader

Emir Sader

Sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Vea también