Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Nace un monstruo

En este artículo: Brasil, Fascismo, Jair Bolsonaro
| 35 |

Jair Bolsonaro. Foto: Reuters.

En una taberna maloliente de los barrios bajos del Munich de la primera posguerra un cabo desmovilizado del ejército imperial austriaco –fracasado como pintor y retratista– trataba de ganarse la vida apostando con los borrachos del local a que no lograban acertarle sus escupitajos desde una distancia de tres metros. Si los esquivaba, ganaba; cuando no, debía pagar. Entre una y otra tentativa vociferaba tremendos insultos antisemitas, maldecía a bolcheviques y espartaquistas y prometía erradicar de la faz de la tierra a gitanos, homosexuales y judíos. Todo en medio de la gritería descontrolada de la clientela allí reunida, pasada de alcohol, y que repetía con sorna sus dichos mientras le arrojaban los restos de cerveza de sus copas y le tiraban monedas entre insultos y carcajadas. Años después, Adolfo Hitler se convertiría, con esas mismas arengas, en el líder “del pueblo más culto de Europa”, según más de una vez lo asegurara Friedrich Engels. Quien en esos momentos  –años 1920, 21, 23– era motivo del cruel sarcasmo entre los parroquianos de la taberna resucitaría como una especie de semidiós para las grandes masas de su país y la encarnación misma del espíritu nacional alemán.

Salvando las distancias algo parecido está ocurriendo con Jair Bolsonaro, quien encabeza cómodamente las encuestas de la primera vuelta de la elección presidencial de Brasil. Sus exabruptos reaccionarios, sexistas, homofóbicos, fascistas y su apología de la tenebrosa dictadura militar brasileña del 1964 y sus torturas provocaban generalizada repulsa en la sociedad. Por eso, durante dos años su intención de voto nunca superó el 15 o 18 por ciento. Las encuestas de las últimas dos semanas, sin embargo, muestran un espectacular crecimiento de su candidatura. La más reciente le asigna un 39 por ciento de intención de voto. Sabemos que hoy las encuestas de opinión pública tienen enormes márgenes de error; también que pueden ser operaciones mediáticas de la burguesía brasileña dispuesta a instalar en Brasilia a cualquiera que impida el “retorno del populismo petista” al poder. Pero también sabemos, como lo afirma una nota reciente de Marcelo Zero, en Brasil, que la CIA y sus aliados locales han desatado una apabullante avalancha de “fake news” y noticias difamatorias de los candidatos de la alianza petista que encontró un terreno fértil en las favelas y barriadas populares de las grandes ciudades de ese país. Esos sectores fueron sacados de la pobreza extrema y empoderados por la gestión de Lula y Dilma. Pero no fueron educados políticamente ni se favoreció su organización territorial. Quedaron como masas en disponibilidad, como dirían los sociólogos de los años sesenta. Quienes sí los están organizando y concientizando son las iglesias evangélicas con quienes se ha aliado Bolsonaro, promoviendo un discurso conservador duro, hipercrítico del “desorden” causado por la izquierda en Brasil con sus políticas de inclusión social, de género, de respeto a la diversidad, a los LGBTI y su “mano blanda” con la delincuencia, su obsesión por los derechos humanos “sólo para los criminales”. Uno de sus recursos para atraer a los favelados a la causa de la derecha radical es mandar supuestos encuestadores para preguntarles si les gustaría que a su hijo José le cambiaran de nombre y le llamaran María, para exacerbar la homofobia. La respuesta es unánimemente negativa, e indignada. La  prédica del ex capitán sintoniza nítidamente con ese conservadorismo popular hábilmente estimulado por la reacción. En ese clima ideológico sus escandalosos y violentos disparates, como los de Hitler, decantan como un razonable sentido común popular y podrían catapultar a un monstruo como Bolsonaro al Palacio del Planalto que, como dato adicional habría que recordar que le prometió a Donald Trump autorizar la instalación de una base militar de EE.UU. en Alcántara, cosa a la que se negaron los gobiernos petistas. Si llegase a triunfar sería el comienzo de una horrible pesadilla, no sólo para el Brasil sino para toda América Latina.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto dijo:

    Otra vez Don Atilio nos pone en sintonía con nuestra realidad, una realidad que está más cerca que nunca de consumarse en Brasil, producto de un plan mayor que viene tomando forma hace ya más de 5 años con el inicio de aquellas manifestaciones inducidas, que tuvieron resonacias en Planalto, luego el golpe parlamentario a Dilma, seguido el encarcelamiento de Lula y ahora el fantoche de Bolsonaro aparece en el horizonte como la guinda del pastel, un plan macabro ideado por los servicios de inteligencia norteamericanos, que nadie lo dude, estas derechas traidoras no son estúpidas pero tampoco son tan hábiles como para diseñar un plan tan bien trabajado y de tanta paciencia, lo peor de todo esto es que las oligarquias latinomericanas tienen como caldo de cultivo unas sociedades con modernidad pero con una ignorancia mayúscula y una desmemoria aún mayor, atizada con la supuesta libertad de expresión de las redes sociales, hoy gran parte de los brasileños miran en el neofacista de Bolsonaro una esperanza, cegados por fanatismos y analfabetismos políticos, ignoran olímpicamente las palabras de este tipo que no esconde su racismo en un país multirracial, que al más puro trumpismo denigra de mujeres, homosexuales, pobres e indígenas, es llamativo como personas que se benefician de los programas sociales implantados y desarrollados por el PT, que no tienen otra renta que esta, que se atienden con los médicos cubanos del Programa Mais Médicos, que se van a morir de hambre en un país donde Lula implantó el programa hambre 0 y lo hizo una realidad, se suman como carneros a la comparsa de Bolsonaro y la traidora clase política de este hermoso y gigante país.

  • Corona dijo:

    Lo que sucede, estimado Atílio, es que a los brasileños no les importa sí Bolsonario es homofòbico ó sí estå a favor del porte de arma de fuego, lo importante para los brasileños es que el futuro presidente del país pueda enderezar un poco la economīa del paīs y evitar que se repitam los casos de corrupciòn que han salpicado a todos los partidos ( todos, sin excepciòn). Y hasta ahora nadie ha dicho que Bolsonaro sea corrupto, porque al parecer no lo es.
    De todas maneras no creo que estas elecciones se decidan en la primera vuelta. Creo que hay otros candidatos con posibilidades ( me refiero a Haddad).

    • Alejandro Caballero Rivero dijo:

      Corona, disculpa, pero estás equivocado. A los brasileños si les importa si Bolsonaro es homofóbico, racista, misógino. Basta ver las manifestaciones (Ele não) que se dieron en todo el país, incluso en otros países (emigrados brasileños) en contra de Bolsonaro. De hecho, si Bolsonaro no ganó en el primer turno fue precismante por el alto grado de rechazo que tiene entre la población, el cual fue creciendo a lo largo de la campaña electoral y se ha estabilizado sobre el 44%-46%. Ese porciento indica personas que afirman que no votarían nunca en Bolonaro, bajo ningún concepto.

      Te equivocas también cuando afirmas que hasta ahora nadie ha dicho que Bolsonaro sea corrupto. De hecho el proprio Bolsonaro en una entrevista para la TV en 1999 afirmó publicamente que no declaraba sus impuestos correctamente, que ocultaba todo lo que podía. Recientemente salió un reportaje aquí en Brasil mostrando que en 2008 Bolsonaro dejó de pagar impuestos de sus propriedades por un valor de 4 millones de reales.Bolsonaro también recibió donaciones de JBS (empresa envuelta en los escandalos de corrupción) y en lugar de devolver ese dinero se lo pasó a su partido para “lavarlo” y su partido se lo depositó después en su cuenta.

      Todo eso es de conocimiento público aquí en Brasil. Lo que pasa es que los medios de comunicación subordinados a las grandes élites de Brasil, solamente han comenzado a hablar de eso ahora. Por qué? Muy simple. Los medios de comunicación estaban bien ocupados en su campaña para promover la imagen del PT como el único partido corrupto en Brasil, el culpable de todos los males, que llevó al país al borde del abismo, etc., etc., etc., algo que lograron sin dudas. A pesar de que la cantidad de partidos con miembros envueltos en problemas de corrupción es muy grande, el partido que es reconocido cpomo corrupto es el PT.

      Mientras tanto la élite brasileña consideraba a Bolsonaro como un político poco serio, una broma, alguien que no sería elegible, que no podría competir nunca contra los políticos tradicionales (PSDB, MDB, etc.) No le dedicaron la más mínima atención. Porque además como Bolsonaro es un anticomunista declarado pues les servía a su juego atacando continuamente al PT.

      Saludos,

  • Jose R. Oro dijo:

    Definitivamente de acuerdo con el gran Atilio Boron. Haddad y Ciro, con el apoyo de Lula desde la carcel, tienen que convocar al pueblo y todos los grupos politicos menores que se oponen al fascismo pro – militar, para detener a Bolsonaro el dia 28 de octubre en el balotaje.

    • Alejandro Caballero Rivero dijo:

      Estimado Oro, lamentablemente, la situación actual indica que la famosa unión de la izquierda brasileña no va a ocurrir. El contexto actual es totalmente diferente de las elecciones de 2002, 2006, 2010 y 2014, todas con segundo turno y ganadas por el PT.

      La experiencia de las últimas elecciones de segundo turno en Brasil (2002; 2006; 2010 y 2014) han mostrado que los partidos que ideológicamente pueden ser caracterizados como de tendencia de centroderecha (PSDB, PPS, PMDB, PTB, PP, etc.) se han alineado con el candidato de derecha de mayores posibilidades que en las últimas elecciones había sido siempre del PSDB (la excepción ha sido el PMDB que en las elecciones de 2010 y 2014 entró en la gran coalición del PT). Por su parte, los partidos políticos que pueden ser caracterizados como de centroizquierda (PT, PROS, PDT, PCdB, etc.) lo han hecho con los candidatos del PT (primero Lula y después Dilma). Con esas alianzas de tantos partidos, considerando que los de centroizquierda representaban mejor los intereses de las mayorías, principalmente de los estratos económicos más pobres de la sociedad brasileña, en segundo turno siempre consiguieron materializar victorias. Lula ganó ampliamente en 2002 y 2006 con 61% de los votos. Dilma en el 2010 con 56% y en 2014 con 52%.

      Sin embargo, la situación actual es completamente diferente. Mientras se percibe que la centroderecha sigue su estrategia y ahora se está aglutinando alrededor de la figura neofascista de Jair Bolsonaro, la alianza de centroizquierda no existe. La candidatura de Haddad es formada por PT, PCdoB (Partido Comunista de Brasil) y PROS (Partido Republicano del Orden Social); hasta ahí. Entre otros partidos que podrían formar parte de esa alinaza de centro izquierda, los más representativos son PDT (Partido Democrático Laboral), REDEy PSOL. En cuanto al PDT, a finales de septiembre, una semana de terminar la campaña electoral, su líder, Ciro Gomes (PDT), declaró que le resultaba imposible seguir apoyando al PT, partido al que llegó a tildar de “escorpión”, mientras en el último debate presidencial transmitido por la TV el pasado jueves acusó al PT de haber cultivado a Bolsonaro. Guilherme Boulos (PSOL ) y Marina Silva (REDE) han criticado fuertemente al PT, por los problemas de corrupción, por no reconocer públicamente su participación en esos procesos, por haberse separado de sus bases políticas originarias y haber entrado en acuerdos vergonzosos con partidos políticos de derecha (como PMDB, PP, entre otros). Los encontronazos en las redes sociales entre seguidores del PT y de esos partidos (particularmente con los seguidores de Ciro), llegaron a niveles altísimos de agresividad, ofensas, etc., que incluso llegó a promoverse una campaña indicando que no votarían por Bolsonaro (Ele não), pero que tampoco se vote en Haddad (Ele também não).

      Al PT no le quedaría otras muchas opciones de apoyo. Por ejemplo, los otros partidos que podrían ser considerados de centro izquierda son el PCB (Partido Comunista Brasileño, sí en Brasil hay dos partidos comunistas), el PCO (Partido de la Causa Operaria), el PPS (Partido Popular Socialista) y el PSB (Partido Socialista Brasileño). Con excepción del PSB, son partidos que no tienen mucho apoyo popular. Tradicionalmente son partidos que no han apoyado al PT, aunque en algunos estados si han ocurrido alianzas para las elecciones de gobernadores, senadores, etc. Por ejemplo, en los estados del Nordeste (Pernambuco, Sergipe, Bahia, Alagoas, etc.) donde el PT tiene su mayor apoyo, esas alianzas ocurren frecuentemente, pero no en el resto del país.

      Personalmente, creo que Ciro Gomes, que acabó de obtener 12% de los votos, si le va a dar su apoyo al PT; de hecho, ya declaró que va a estar al lado de la democracia y en contra del fascismo. No obstante, en mi humilde opinión, el daño ya está hecho, o sea, que Ciro comience a apoyar el PT no significa que los que votaron por él van a pasar masivamente a votar por el PT. El electorado de Ciro, en su inmensa mayoría, apoyó al PT en las elecciones de 2002, 2006, 2010 y 2014. Sin embargo, en el 2018 se separaron del PT debido a un conjunto importante de factores que resultaría muy extenso enumerar aquí. Se han transformado en críticos severos del PT y lo más probable es que una parte significativa de ese electorado opte por la abstención. Marina Silva ya declaró que va a estar en la oposición tanto contra Bolsonaro, como contra el Haddad. Guilherme Boulos y su partido PSOL es muy probable que apoyen al PT.

      En cuanto a Bolsonaro, es un político ultraderechista, con un discurso agresivo, anticomunista, autoritario, racista, misógino, homofóbico. Promete soluciones simplistas para los complejos problemas del país. Economía – privatización total; eliminación de los programas sociales de ayuda a los más pobres; reducción drástica del aparato estatal; reducción del financiamiento público. Educación – incrementar los fondos de la educación primaria y secundaria en escuelas militares que disciplinen ideológicamente. Seguridad – entregarle armas a los “ciudadanos de bien” para matar “delincuentes” y darle “carta blanca” a la policía para matar. Salud – privatizar, la salud pública no sirve y no merece ser financiada. Leyes – eliminar derechos de los trabajadores; implementar una nueva constitución sin consulta popular. Sin dudas va a recibir el apoyo masivo de todos los partidos de centroderecha, por ejemplo PSDB, PP, DEM, PR, PSC, PRP, PODEMOS, NOVO, etc., etc., etc.

      Esa es en resumen la situación actual en Brasil. Bolsonaro debe ganar en el segundo turno, sin dudas. Y si no gana (algo altamente improbable), pueden estar seguros que la derecha tomará las riendas del país, aunque tenga que ser por la vía militar.

    • ALEXIS dijo:

      Estimado Oro,

      Pienso que la izquierda brasileña está muy desorganizada y tiene que hacer una campaña más fuerte…Saludos

      • Sergio dijo:

        SI solo fuese la Brasileña no habría problema. La deorganizacion de la izquierda es un FENOMENO MUNDIAL, y no es de ahora, ha sido siempre,,,, no ha existido la GUERRA, incluso con casas de MUERTE, entre “stanilistas y trsokistas?. Esto no es un fenomeno nuevo, es tan viejo como la propia IZQUIERDA.

        Saludos,

      • carlosvaradero dijo:

        Son acertados los comentarios vertidos acá, pienso que todos tienen algo de razón y a nosotros nos cuenta trabajo entender por ejemplo como un candidato como Bolsonaro tenga en primera vuelta de elecciones un % mayor que el candidato del PT, aún cuando defiende los mismos intereses que Lula que llevaba la delantera en las encuestas, puede parecer contradictorio, pero no deja de ser cierto que la derecha se impone lamentablemente.
        A veces uno se sigue preguntando, como es posible que conociendo las características del candidato Bolsonaro, el pueblo siga apostando por el?….independientemente de los medios mediáticos de la información y las noticias, creo que el pueblo brasileño debe ser un poco más inteligente y dejar de confiar un poco en los medios, ya se arrepentirán después como ha pasado en Argentina, o en EU con Trump.

  • Nicoa dijo:

    Como dije arriba, la imagen de Venezuela le ha hecho mucho daño a lo procesos de izquierda. Mientras Cuba inspiraba en los años 60, Venezuela he hecho lo contrario en el siglo XXI.

    • MSc. Ing. Edilberto L Valdés Ríos dijo:

      Estimado Carlos varadero, la gente está consciente de que Bolsonaro parece un loco, está consciente de todo lo que propone un personaje tan despreciable en calidad de ser humano, de su absoluta falta de valores, no obstante se muestra a favor de esas medidas de choque, esas que resultan la única vía para sacar al país del estancamiento económico. Ese estancamiento que sería de locos atribuirlo a michel temer, estancamiento que fue provocado por todos esos años en los que supuestamente las políticas sociales sacaron de la pobreza a tantos millones. Decir lo contrario es hablar de Ciencia Ficción, la realidad ya muchos han tenido la gentileza de esbozarla a través de sus comentarios, el desprestigio de un PT que de trabajo no sabe nada, que ha establecido alianzas deshonestas con empresas estatales para su propio beneficio, que a estas alturas ni siquiera es capaz de hacer un llamado a la autocrítica y reconocer sus delitos, que mantiene una postura autoritaria con su discurso arrogante en el que se consideran paladines de la justicia y poseedores de la más absoluta verdad. La gente no vota por el loco de Bolsonaro, la gente desconoce el futuro pero no quiere continuar con lo vivido hasta ahora. Se quedan con el loco sincero, no con los ladrones que mienten, ya sabrán asumir las consecuencias y de eso se trata.

  • carlos dijo:

    por desgracia ganara , sudamerica no aprende

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      No tocayo, la cuestión es que sí aprende.

  • carlos dijo:

    segun sputnik en estos momentos “Con 88% del conteo oficial de las elecciones en Brasil, el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro seguía al frente, con 47,45%,”

  • Sergio dijo:

    Fake news han soltado todos, no sólo Bolsonaro,,, el PT, PDT, el PSDB, todos soltaron FAKE NEWS, no sólo Bolsonaro, que dicho sea de paso, tiene 99 papeletas de salir presidente el próximo 28. Todos los “breis” está a favor de él

    94% de los votos

    Bolsonaro]; 46,8% (47 millones de votos)

    Haddad: 28,2% (29 millones de Votos)

    Alea jacta est, Bolsonaro es el nuevo presidente de Brasil.

    Saludos,

  • Criollo dijo:

    A nadie le sobra una balita por ahi

    • Revolucionario dijo:

      Espero la bala sea para usted, lo que pide es ilegal e inmoral, está llamando al asesinato de una persona. Palabras como esas causan prision en países civilizados

  • Luis dijo:

    Desgraciadamente la izquierda quiere vivir de la muela y no de la realidad, por eso se ven estas votaciones que desmienten a tantos “expertos”

  • Revenge dijo:

    El articulo presenta argumentos contundentes, pero que a mi modesto juicio solo muestran una cara de la fortaleza de Bolsonaro como candidato presidencial, reflejada en los resultados de la primera vuelta electoral. El propio Atilio en otras ocasiones ha realizado llamados muy lucidos a la izquierda latinoamericana a dejar de lado el caudillismo y la politica discursiva; que son factores que tambien estan interviniendo aqui, mas alla de las manipulaciones y tacticas de la derecha – que entre parentesis, han empleado todos los partidos incluido el PT. Yo creo que el PT se desgastó mucho en la campaña por la libertad de Lula -que constituyó un recordatorio constante de las acusaciones hacia el PT- que tercamente lo mantuvo como candidato hasta el ultimo momento, y que a Haddad, con apenas un mes de visibilidad ante el electorado, solo le quedaba hacer un milagro para derrotar a Bolsonaro. Los resultados estan a la vista: Bolsonaro obtuvo mas de vez y media la cantidad de votos que Haddad. Todo depende de como se establezcan las alianzas de ultima hora, pero el panorama no pinta halagueño para el PT.

  • whitebat dijo:

    Por lo que parece en la segunda vuelta ganará. Lo malo para Cuba es si Brasil cumplirá sus compromisos con respecto a su enorme inversión en Mariel, que por otra parte va bastante floja en cuanto a inversiones extranjeras. Su triunfo creo que se debe más a la oleada de refugiados procedentes de Venezuela que están creando problemas serios y que son publicitados con gran difusión por la prensa brasileña, contraria a Lula.

  • Liborio dijo:

    Siempre es igual con los medios de prensa aqui y de otros lares con inclinaciòn izquierdista :los candidatos de la derecha son demonios entregados al capital yanqui y……… y los de dercha son angelitos intachables entregados a sus pueblos y antiyanquis , con tremendos buenos gobiernos, incorruptibles, bueno Don atilio y por què votan por ellos?, por què ganaron en Perù, argentina , Paraguay etc……., todos los pueblos tienen miopia politica?…….

    • sachiel dijo:

      Liborio (debes ser el número 500, creo..) observa esta frase: “Pero no fueron educados políticamente ni se favoreció su organización territorial. Quedaron como masas en disponibilidad, como dirían los sociólogos de los años sesenta. Quienes sí los están organizando y concientizando son las iglesias…”, los medios, y cualquier luciernaga o fuego fatuo que encandile la vista, tal como hacian los espejitos y las cuentas de los colonizadores a los aborigenes de buena parte del mundo…

      Hasta esa frase aplica para aqui, bien razonada, hoy. Da libertad (y educación, salud y otras gratuidades enmarcadas en derechos necesarios) sin compromisos, y te sacaran los ojos, tambien. No siempre el marginal se educa, no siempre el delincuente se regenera, y es más fácil corromperse invocando necesidades, que vivir honradamente y con principios, como ya dijo Martí.

  • Al tanto dijo:

    La derecha en América está en un momento de gloria, Bolsonaro va a ser presidente, como Macri y otros similares, es su época, los pueblos se han dejado arrebatar la iniciativa, alguien habló de educar a las masas, quién, cómo, los medios y la querida Iglesia se han encargado de hacer el juego que saben hacer. Hay que pensar un cambio de estrategia para que los pueblos entiendan quiénes son los buenos y quiénes los malos, pero no al concluir las elecciones y recibir la carga de medidas neoliblerales. No se puede descansar.

  • Yesi dijo:

    Ciertamente Bolsonaro va a ganar las elecciones, PT demasiado desorganizado y muchos de sus seguidores de las clases bajas no se dan cuenta de la manipulacion politica, nada, se miraran en el espejo de Argentina y se lamentaran, para entonces sera tarde,

    saludos

    • Sergio dijo:

      Sí, el PT desorganizado,,,, pero CERO AUTOCRITICA!!!!!!

  • Franklin Pimentel Torres dijo:

    Oportuno y certero análisis

  • Elmigue dijo:

    Todo parece indicar ke bolsonairo sera el ganador.pero de verdad kisiera ver sus propuestas tan inteligentes ke han logrado enganñar a millones de brasileños.jeje.hay ke meterse bien en la cabeza ke hoy en dia la economia prima por encima de todo.y cada pais votara por el candidato ke piense ke mejor manejara la economia.si es homofobico.mujeriego,nazi,borracho,eso keda en segundo plano.porke el sera elegido como donald trump para levantr la economia no las iglesias

  • Bayamesa dijo:

    Es absolutamente cierto lo que comente Atiliosobre la importancia de la educación política de las masas, los gobiernos de Lula y Dilma sacaron a millones de brasileños de la pobreza pero hoy pensan como clase media ojalá esas masas tomen conciencia del futuroqu le espera si triunfa el candidato de la derecha y se adhieran a la causa del PT.

    • Luis dijo:

      Eso, eso, a los pobres hay que dejarlos pobres para que voten por la izquierda…..

  • macho dijo:

    saludos!
    y siempre me vuelvo a remitir a lenin: “pueblo que olvida su historia, tiene que volver a vivirla!!!!”
    no se preocupen pariente, que nuestros queridos hermanos recibirán lo que se merecen. ni más, ni menos.

    Macho

  • Nelson dijo:

    un error detrás del otro de la izquierda brasileña. el pt cometió los mismos errores que tanto criticó a la derecha (aunque en menor escala). el último error (que considero obligado porque no se podía dejar de pedir su liberación) fue jugar hasta el final la carta de lula, al que no iban a liberar para estas elecciones porque le costaba el puesto a sus enemigos políticos. hace 2 o 3 días escuché en la televisión que era un gran triunfo estratégico la nominación de haddad en su momento (tardío para mí). nada mas lejos de la realidad. es triste ver como brasil marcha al matadero. ojalá las fuerzas de izquierda logren unirse y conformar un frente común.

  • Martha dijo:

    En verdad hay que reconocerlo, la izquierda, está desunida, desorganizada, mientras que la derecha ha emprendido un nuevo retorno hacia el poder, y lo peor es que de manera más radical, violenta, virulenta, coincido en que no solamente “sería el comienzo de una horrible pesadilla, no sólo para el Brasil sino para toda América Latina”, que unido a lo que viene sucediendo con Argentina y su gobierno neoliberal, la guerra sucia que mantienen en jaque contra Venezuela, las reales posibilidades de que nuevas bases navales se incrementen en nuestra región, la adhesión de colombia a la OTAN, en fin hacen de nuestra querida AL una zona lejos de la paz, del crecimiento económico, desarrollo, de la inclusión, que tanto hemos anhelado y en algo habíamos avanzado

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también