Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La necesidad de vivir sin tener precio

| 19

Presidente Donald Trump: “te sumas a mis designios o te suspendo mi ayuda económica”. Foto: actualidad.rt.com

La “guerra de los precios” nos pretende llevar al dominio de nuestras vidas. Vivimos en un mundo donde ya no solo los más elementales objetos materiales alteran sus valías, sino que también se intenta ponerle un costo elevado a la dignidad, a la independencia y a la soberanía, lo que en mi opinión significa ponerle precio a nuestras vidas.

El gigante del “norte revuelto y brutal”, como calificara nuestro Héroe Nacional José Martí al gobierno de los Estados Unidos, emprende una desenfrenada y alocada carrera contra la vida de la humanidad. El imperio no esconde su afán por intentar esclavizar a una parte de la humanidad bajo una política errada de chantajes y presiones político-económicas, que la propia historia una vez más, demostrará no solo su irracionalidad, sino que se revertirá en su contra.

Lo absurdo intenta dejar caer su sombra oscura sobre nuestros países y los “halcones de la guerra”, bajo el paragua de ese 1% más rico del mundo, le demanda a los países pobres total servilismo bajo la amenaza retomada una vez más “de estás conmigo o en mi contra”. Hoy con una pequeña variante adicional del Sr. Presidente Donald Trump: “te sumas a mis designios o te suspendo mi ayuda económica”; la que muchas veces es tan irrisoria como las pretensiones de ese gobierno norteño.

Su mal llamada “democracia representativa” solo aplica a aquellos que se sumen a su detestable política. El presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, acaba de ganar unas elecciones que supera por mucho a la de Estados Unidos y a la de otros de sus “confiables amigos de la región”. Sin embargo, ordenan contra ese país la ruptura de relaciones, bloqueos económicos y cuantas ilegales presiones se les ocurre para ahogar en penurias al pueblo venezolano, y reconquistar las riquezas económicas que una vez y para siempre, ese bravo pueblo decidió que no estarían al servicio de las minorías explotadoras nacionales e internacionales.

Como si no sobraran los ejemplos para exponer con hechos ese viejo dicho de que “Roma paga a sus traidores, pero los detesta”, la maquinaria anti diplomática norteamericana en la región, continúa sus gestiones de “presiones-chantajes” para extender su deslucido show en la organización más desprestigiada de la región: la OEA, contra la hermana República Bolivariana de Venezuela.

No aceptaron de acuerdo a sus “democráticos estatutos”, la solicitud de salida digna y soberana de Venezuela, obligándola a permanecer dos años en contra de su voluntad. Ahora pretenden a golpe de tambores de guerra, lograr su expulsión.

Señalaba el líbelo de la mafia de Miami en el día de hoy, que “el vicepresidente Mike Pence anunciará el fuerte mensaje en una recepción con aliados donde prometerá que va a tomar nota de los países que no se unan a Estados Unidos en una votación el martes para expulsar a Venezuela de la organización regional”. Que suerte tan digna la de nuestro país, de no estar bajo los designios de esa nefasta organización.

Una vez más, el gobierno de los Estados Unidos ejerce su política de chantaje contra los países del hemisferio y los obliga a una alianza que está muy alejada de los más elementales procederes del derecho internacional, del respeto a la soberanía e independencia de nuestros pueblos y a “respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones”; como en bloque compacto firmaron las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), los días 28 y 29 de enero de 2014 en la II Cumbre, en nombre de sus pueblos e interpretando fielmente sus anhelos y aspiraciones.

Estados Unidos deberá entender de una buena vez, que su irracional proceder no traerá más que desestabilización a una región que ama y reclama su “Proclama de Paz”; pero también debe estar al corriente que somos muchos los que nos empeñamos en la “necesidad de vivir sin tener precio”, aunque en esto nos vaya la vida.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • wicho dijo:

    Las “ayudas” yanquis pueden ser irrisorias a nivel de un país entero y ellos lo saben, pero lo que les importa es que es una buena tajada para sus politicos corruptos y para mantenerlos en su nómina, para que asi respondan a sus intereses y cuando no le sirven mas , ellos mismos los acusan de corruptos y le dan la espalda como a kusinsky “robinsky” el peruano.

  • OBSERVADOR dijo:

    Cuando en nuestro país los precios no sean tan astronómicos, entonces habrá mas dignidad.

    • sachiel dijo:

      Anjá… Observador, quiere eso decir que si bajan los precios, todos seremos revolucionarios, comunistas y de altos valores morales ¿no?

      Pues le digo que eso es chantaje, hipocresía, y sobre todo, carencia total de escrupulos y principios, precisamente lo que buscan los yankis con el bloqueo y las presiones, a Cuba y atodo el que se le resista.

      “La pobreza pasa, lo que no pasa es la deshonra que con pretexto de la probreza echan algunos sobre sí…” y ““…debiera sin duda negarse consideración social, mirarse como a solapados enemigos del país, como a la roña y como a vagos, a los que practican o favorecen el culto a la riqueza: pues, así como es gloria acumularla con un trabajo franco y brioso, así es prueba palpable de incapacidad y desvergüenza, y delito merecedor de pena estricta, el fomentarla por métodos violentos o escondidos, que deshonran al que los emplea y corrompen la nación en que se practican”

      • OBSERVADOR dijo:

        Cada cual entiende según su capacidad, usted entendió lo que le permiten sus neuronas, no le voy a responder muy amplio porque no me van a publicar, de echo, ni siquiera este se si lo van a publicar o no, solo decirle que no relaciono la economía con la política porque es un grave error hacerlo, sin política se puede vivir, sin economía no, al parecer usted olvidó dos palabras repetidas en nuestro país hasta la saciedad ¨salarios dignos¨. Continúe en su función de látigo contra las opiniones ajenas si eso le satisface, cada cual nace para algo.

      • sachiel dijo:

        Correcto, Observador, usted nació para crítico de arte ajeno… “salarios dignos”, expliqueme ese concepto, ya que parece que no lo sé, y usted pudiera ahondar mucho más sobre ello, y qué se considera un “salario digno”, que necesidades son las que satisface, en qué cuantia monetaria y cantidades, por favor….

      • OBSERVADOR dijo:

        sachiel, quien te dijo que yo tengo que explicarte algo?

  • Joe dijo:

    EE.UU, hoy presidido por un detestable payaso, esta haciendo gala de lo peor de si mismo, estan en el momento cumbre de su perreta, estan en plena ebullicion de su caracter imperial y prepotente… Hoy el mundo necesita unos cuantos Fidel Castro, Che Guevara, Hugo Chavez y otros… para ponerlos otra vez en su sitio!

  • Alicia dijo:

    Es que “tomar nota de los países que en la ONU o la OEA no voten a favor del imperio” no es CHANTAGE! Es “DEMOCRACIA”, respeto por “la libre determinación de los pueblos”.

    Podríamos proponer a tan dignos lideres para el premio novel del cinismo.

    Pobres de los pueblos que tengan como gobernantes sirvientes del imperio!

  • Dr. Eusébio Castillo Marcial dijo:

    El secreto ante este cáncer es ser digno, ser fuerte para obligar al todo el mundo que te respete en todo los ámbitos. En esa materia y en muchas más, los cubanos somos un ejemplo viviente. Cómo dijera El comandante Camilo Cienfuegos: De rodillas ante nuestros muertos…

  • Vagner da Costa dijo:

    Venezuela será expulsada de la OEA próximamente.

    • sachiel dijo:

      ¿Como lo hicieron con Cuba? Pues que les vaya bien…

      Para que la resolución se apruebe son necesarios al menos 18 votos, una cifra que ya ha conseguido el Grupo de Lima y sus aliados, según fuentes diplomáticas. Esos 18 votos, sin embargo, no son suficientes para suspender a Venezuela del organismo y solo permiten iniciar el proceso en una Asamblea General extraordinaria.

      Para suspender a Venezuela en esa Asamblea General extraordinaria, son necesarios 24 votos, es decir, dos tercios de los 34 países que son miembros activos de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962).

      Venezuela ya pidió dejar la OEA en abril de 2017, aunque su salida no se hará efectiva hasta 2019. .

  • Pedro dijo:

    Este artículo me recuerda la canción “Catalejo” de Buenafé

    • sachiel dijo:

      Pues a mi me recuerda “El Necio” de Silvio.

      • Chucho dijo:

        Sachiel, qué buena memoria tienes con la música, de verdad que esa anción es superviaja

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    El destacamento de respuesta rápida está que arde.

    • sachiel dijo:

      Cierto, por eso vivimos sin tener precio, a pesar de las necesidades que se anteponen a cualquier cosa por muchos del Destacamento de retroceso…..

      • fabio dijo:

        Sachiel….¿En qué año te quedaste? Tú has oído algo acerca de “socialismo próspero y sostenible? Mira, lee la prensa.

  • Constructor dijo:

    Jajaja tiene mucha razon Carlos Gutierrez

  • Diego dijo:

    El problema es que no veo la relación entre el precio de los productos y la dignidad….?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿? Tampoco creo que nuestros precios no son altos, los que son muy bajos aún son los salarios,pero, tengo fé que poco a poco se va a resolver…

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos Céspedes Piedra

Carlos Céspedes Piedra

Embajador de Cuba en Guatemala

Vea también