Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump y el Papa

| 17 |

maxresdefaultLa carta firmada por treinta y cinco prestigiosos psiquiatras norteamericanos y enviada al New York Times causó estupor en estos días,porque es escozor lo que está viviendo el mundo con la irascibilidad de las declaraciones del presidente Trump, quien parece desconocer que la política es, entre otras cosas, algo que requiere de la simbolización, de la negociación y de la tolerancia. No es el único Presidente que parece desconocerlo. Quisiera extenderme sobre el núcleo de las observaciones de esos expertos en salud mental, que se han saltado un código interno sobre la evaluación profesional de personalidades públicas, y lo han hecho, según explican, porque “este silencio ha resultado en un fracaso para prestar nuestra experiencia a periodistas preocupados y miembros del Congreso en este momento crítico. Tememos que está en juego demasiado para permanecer en silencio”. Qué pena que hablen tan tarde, qué pena que el propio Trump sea una burla a sus pruritos en materia de neutralidad profesional.

Pero antes, me permito detenerme en otra noticia de esta semana, cuya fuente fue la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, quien llamo la atención sobre la información que ahora confirma el Mando Central de EE.UU. (CENTCOM), admitiendo el uso de proyectiles con munición de uranio empobrecido contra la población civil siria e iraquí. Zajárova recordó que Rusia denunció ese hecho violatorio de todas las convenciones al respecto en octubre del año pasado, pero que la diferencia es que entonces “estaba al mando un equipo encabezado por un Premio Nobel de la Paz”. Vaya esta digresión para tener en cuenta que Trump, con toda su alienígena carga negativa, al mismo tiempo revela lo que los buenos modales demócratas no sólo callaban, sino lo que hacían. Esa es la basura que el capitalismo norteamericano ya naturalizó, y no sé qué opinarán esos psiquiatras sobre un Nobel de la Paz que invade países y aplasta a poblaciones civiles con armas prohibidas, es decir: si no consideran a los sirios y a los iraquíes también como personas que piensan diferente a un presidente norteamericano.

El núcleo al que me refería antes es el que señala, en el curso de la carta, que “el discurso y las acciones del señor Trump demuestran una incapacidad para tolerar opiniones diferentes a las suyas, lo que le lleva a reacciones de rabia. Sus palabras y conductas sugieren una profunda incapacidad para sentir empatía. Los individuos con estos rasgos distorsionan la realidad para adaptarla a su estado psicológico, atacando a los hechos y a quienes los transmiten”. Terminaban diciendo “Creemos que la grave inestabilidad emocional indicada por el discurso y las acciones del señor Trump lo hacen incapaz de servir con seguridad como presidente”. La carta fue también publicada en el blog personal de uno de los firmantes, el doctor Lance Dodes, analista emérito del Instituto de Boston y antiguo profesor de psiquiatría de Harvard. Es decir, hay algo más de fundamento que cuando teníamos por acá que escuchar las peroratas del síndrome de hubris.

Es interesante que se comience a hablar en términos de empatía o de hostilidad para explicar fenómenos políticos basados en mecanismos que se hunden en la psiquis de millones de personas y que hacen palanca sobre la necesidad de deshacerse del otro a cualquier precio y a localizar en el otro una amenaza. Para lograr sus objetivos, y lo hacen, deben quebrar cualquier impulso de empatía en sus audiencias. Con sus grandes dispositivos, logran clausurar un aspecto vital en quienes dejan que les destruyan sus posibilidades de empatizar con quienes los rodean. La empatía es precisamente la emoción básica que abre la grieta mundial. La fascinación que despierta Trump en amplios nichos racistas, homofóbicos, patriarcales, violentos, es precisamente la exhibición obscena de su falta de empatía. No es que su electorado no se dio cuenta. Lo votó por eso.

Más allá de creer, como dije al principio, que el análisis que se hace en esa carta sobre Trump es un acto valiente pero tardío, también es políticamente corto. Por eso di el ejemplo de los misiles con uranio empobrecido usado contra civiles que Obama negaba y ahora Estados Unidos confirma. Porque si hablamos de la empatía, hay que ir al hueso. Precisemos. Empatía siente el amigo por el amigo, los amantes entre sí, los miembros de una familia. Pero de lo que se trata es que ese sustrato emocional de contención y de acercamiento hospitalario sea el pulso de las relaciones sociales. Necesitamos como el aire sociedades más empáticas, y gente que sea capaz de ponerse no sólo en el lugar de alguien que conoce, sino de alguien que sufre lejos, en el de cualquiera que sufra. La empatía es una resistencia al dolor ajeno, y un impulso para modificarlo y hacerlo cesar.

No es solamente Trump, ese síntoma extraño, ese grano visible el que carece de empatía. Ahí hay un sistema entero fracasando. Un sistema capaz de hacer lo que sea necesario para mantenerse hegemónico. Un sistema complejo, porque en él también suceden cosas que nos hablan de la fuerza contraria, de la imperiosa necesidad de empatía que necesitamos las criaturas humanas para que la supervivencia del planeta continúe y para que nuestras propias vidas sean mejores. Decenas de veteranos de todas las guerras norteamericanas han decidido unirse como escudo de protección para los sioux de la Reserva Standing Rock, en Dakota, y defender a ese pueblo de los guardias armados de las empresas petroleras que ya tienen el visto bueno de Trump. Algunos de esos ex soldados que combatieron en Irak o Afganistán, dijeron que esta decisión es una especie de “sanación”, porque “por fin hay militares estadounidenses que llegan al territorio de los sioux para ayudarlos, y no para atacarlos”.

Hoy hay dos voces que portan los discursos dominantes y en pugna en este momento crucial de la historia, porque un rapto enloquecido podría acabar con todo y con todos muy pronto. Una es la de ese inestable emocional que no soporta que lo contradigan, y que quiere que los mexicanos se paguen su propia exclusión. La otra es la del Papa, que de una y mil maneras aboga diariamente a favor de la empatía, con los refugiados, con los indígenas, con las mujeres, con los pobres, con las víctimas de la trata, con los abusados, con los descartados. Un discurso expulsa y el otro invita a la hospitalidad. ¿Qué hacemos con el otro, que quiere negociar, que quiere algo de lo que tenemos porque a él se lo sacaron, que habla en un idioma que no entendemos, que tiene costumbres que no nos gustan? ¿Lo eliminamos o lo conocemos? Incluso desde el punto de vista de la seguridad, de los sistemas económicos, del diseño del mundo, ¿qué hacemos? ¿Lo perseguimos, lo bombardeamos, lo espiamos, lo acribillamos, o intentamos abrirnos a una asociación? ¿Respetamos la vida o invadimos Yemen o Irak? ¿Se puede creer que alguien respeta la vida porque es antiabortista pero apoya políticas de exterminio en países lejanos? ¿Concebimos un mundo para todos o le tiramos a la cabeza al que ponga un pie cerca de nuestra propiedad privada? Es la pregunta del principio de los tiempos.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Miguel Justel Ramos dijo:

    ¡Excelente artículo!!

  • Miguel A. de la Paz Collazo. dijo:

    sE HA MANEJADO POR EXPERTOS EN POLITICA, COMUNICOLOGÍA , LÍDERES DE RENOMBRE MUNDIAL ACERCA DEL HASTA DONDE EL DISCURSO DE TRUMP O DE OBAMA LLEGA A SER CONOCIDO, ASUMIDO, CUESTIONADO POR LA POBLACION NORTEAMERICANA , LA MISMA QUE EN OCASIONES HA PODIDO APOYAR LA PARTICIPACION DE LOS ESTAUDONIDENSES AUNQUE TARDIAMENTE EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL O AL REFLEJAR EL SENTIMIENTO DE JUSTICIA Y SOLIDARIDAD CUANDO ELIAN GONZALEZ ¿HASTA DONDE LAS “LOCURAS DE TRUMP PUEDEN CALAR AL PUEBLO NORTEAMERICANO, A LOS AFECTADOS,HASTA DONDE RESISTIRAN, CONGRATULARAN, VIRARAN LA ESPALDA O SE OPONDRAN A SUS DEMONIACAS FALACIAS?

  • DE CUBA CON ♥ dijo:

    Un artículo sobre valores y simbolos sin lugar a dudas

  • marthag dijo:

    En verdad muy buen artículo, pero como bien escribe, la acción de los siquiatras mencionados fue tardía, y ahora qué, como siempre se sabe la verdad, se denuncia, pero no pasa nada, todo sigue su curso allende los mares…creo que casi la totalidad de la población mundial de alguna manera sabía esto y esperaba esto del nuevo Presidente

  • ana ivis galán garcía dijo:

    Sencillamente excelente. Un enfoque realista, práctica, objetivo. Un análisis oportuno de lo conveniente y lo incómodo. Un llamado de atención para los siquiatras y sicólogos de “intereses”. No se es un profesional de la salud hoy Sí y ayer No.

  • rccc dijo:

    Sandra: Foto y texto suyos son espléndidos para chocar de frente contra el huácantrump, que la hacen incluible en la lista de deportaciones, sino entre los descartables. Sí es ciudadana estadounidense le desaparecerán toda evidencia y quizás hasta la conviertan en yihadista, porque en ese país “la realidad es fabricada” para ser percibida por todos los demás de la forma como los halcones quieren.
    Si conviene “crear una matriz de locura en el presidente” para facilitar algún fin oculto, lo hacen y arrastran al resto del mundo hasta “madurarlo” con ese convencimiento para luego dejarse caer con la bola escondida y dar jaque mate. No son locos; están jugando con las mentes de las personas para alcanzar sus fines. Es algo muy complejo. La psicometría al servicio de la hipocresía, con uso avanzado de las TICs y dinero al por mayor.
    ¡Ah! y por su apellido deben tenerla fichada en sus archivos desde hace rato. Rusia es “El enemigo” y los símiles en el espectro son captados. No pierda de vista eso. No importa si sueltan algo al aire para confundir y perciban distensión. Geopolítica pura.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Bueno, pienso que al resto de los 7 mil y tantos millones de habitantes que compartimos este único lugar para vivir comprobado hasta hoy (pendiente a la conferencia de prensa de la NASA mañana miércoles acerca de un exoplaneta), no nos queda más remedio que cruzar los dedos y reiterarle el llamado a nuestros Presidentes que no le hagan el juego a ese Señor y mantengan la calma, para evitar que suene la primera bomba nuclear.
    De no evitar ese primer bombazo, el resto será solamente tema entre cucarachas, porque los actuales bípedos y la inmensa mayoría de la vida planetaria en cualquiera de sus formas, no sobreviviremos al holocausto.
    Aunque, a decir verdad, esos “arrebatos” no pueden ser achacados solo a los Mr. Presidents; sino al SISTEMA que impera en ese inmenso país.
    ¡Bonito regalo de la Democracia!

  • ALP dijo:

    Es cierto, Trump es un loco, un loco representante de los intereses del capitalismo, del imperialismo, de las élites financieras, del 1%, que desprecia al resto, a los pobres, a los desposeídos, a los no blancos, a las mujeres, a los homosexuales, a todos los que son diferentes, es decir, al 99%. Locos como este, con el botón nuclear en la mano, son realmente peligrosos. Cuando observé a este hombre ofender a grandes figuras de la cultura norteamericana, reconocidas en todo el mundo, me preocupé profundamente.

  • jeny dijo:

    EEUU reconoce el bombardeo con armas prohibidas que fue autorizado en el mandato de Obama, flamante Nobel de la Paz, ok la pregunta es: Por qué no es jusgado Obama ante una Corte internacional por delitos tales como uso de armas prohibidas, por mentir, por ASESINAR a cientos de miles de personas en Irak, Afganistan, Libia, Siria entre otros?. El ilustre expresidente ahora disfruta de una vida cómoda y de seguro más que millonaria, mientras en los paises invadidos por el gobierno norteamericano hay miles de niños sin amparo, mutilados, familias borradas de la faz de la tierra, ciudades enteras arrasadas, infraestructura,cultura, nivel de vida destruidos. Obama fue hasta la fecha el Presidente que más deportaciones realizó, ahora el repulsivo Trump arremete con todo contra la migración y le lleva el mensaje a los norteamericanos “pura sangre” que tendran más seguridad, más empleo bla,bla,bla, pero lo que no le dicen al pueblo de norteamerica y en mi criterio muy particular digo que al pueblo norteamericano parece no importarle es que en su inmensa mayoria esos migrantes son el fruto de la política exterior guerrerista, destructiva, explotadora, saqueadora y criminal de los EEUU.
    Cuando los norteamericanos votaron por Trump no estaban engañados, ellos sabían por quien votaban porque Trump nunca ocultó, ni disfrazó sus intenciones, su carácter impulsivo, sus arrebatos demenciales, su falta de diplomacia, de respeto, su discriminación contra los latinos, arabes, mexicanos, mujeres y aún así fue electo, mi opinión personal es que a los norteamericanos les han llenado tanto el cerebro con todo tipo de propagandas, mentiras, distorciones, consumismo, supremacia que ellos estan concientes que son superiores y solo lo que a ellos concierne les provoca protesta, no importa lo que haga su gobierno puertas afuera para garantizar el nivel de confort que ellos qn

  • jeny dijo:

    envié sin haber terminado: repito, siempre que el nivel de vida del norteamericano no se vea dañado nada sucederá, pueden morir cientos de miles, millones de seres humanos en cualquier parte del mundo que a ellos no les preocupa mucho solo si muere algún soldado norteamericano es que protestan, es como si el resto del mundo fuera una jungla donde no existe la raza humana, como si nosotros no existieramos, dicen que a grandes males, grandes remedios, ojala que el bufon desquiciado que tienen ahora en la silla presidencial dentro de sus arrebatos le de por decretar alguna medida que perjudique a los propios norteamericanos y que se lo sientan en los mismisimos huesos para que despierten de ese sueño inducido en donde estan sumergidos y acaben de darse cuenta que todos somos iguales, blancos, negros, amarillos, verdes, niños, mujeres, hombres, ancianos, ojala un dia el pueblo norteamericano, ese que quizas sin interiorizarlo correctamente, paga con sus impuestos las armas que ciegan las vidas de centenares de miles de personas en todo el mundo, comprenda que si ellos se lo propusieran lograrian cambiar la actitud tan repudiada de su gobierno.
    Qué hermoso sería que un dia se acabaran las guerras, las ingerencias, que TODOS los pueblos borraran sus fronteras, que todos fueramos amigos de todos y que nos ayudasemos para acabar con el hambre, la insalubridad, las enfermedades, el analfabetismo, la falta de viviendas, que todos dieramos nuestro esfuerzo por hacer de esta nuestra querida tierra un mundo donde primara la cortesia, el respeto, la colaboración, la aceptación de razas, sexo, género, ideología, en fin que hermoso sería que un dia los que deciden por la fuerza y el sometimiento comprendieran que:

    El mundo es de todos y todos tenemos los mismos derechos, que todos somos seres humanos, especies vivas y que un dia TODOS moriremos

  • Rochet dijo:

    El Cujaeño
    El Papa y Trump dos personas totalmente contrapuestas,el primero con un mensaje incluyente e invitandonos al dialogo y el otro con una mentalidad nacionalista e egocentrica.

  • Manolito1386 dijo:

    Buen artículo, realmente el papa predica el Amor y la Humildad, el auxilio a los más desfavorecidos , la universal máxima de Cristo , Amaos los unos a los otros como yo los ame, mientras el vecino del norte continua con el viejo negocio, ahora tenemos a Trump en la presidencia, una personalidad compleja, para mi si tiene su pase a tierra, ay que tener cuidado con él se pueden provocar muchos desastre ahora mismo está en su cruzada antiemigrantes , hasta ahora no ah pasado nada pero es mejor precaver, ese no es Franklin Delano Roosenvelt en mi modesta opinión el que más contribuyó al orden mundial logrando reunirse hasta con los Soviéticos, desde su muerte cada vez que alguien busca hacer cambios pasa algo, es un negocio muy bien montado la presidencia en el vecino del norte ……..

  • Rolando dijo:

    Trump es un hombre sincero de donde crece la guerra.

  • roberto dijo:

    Este es un gran articulo y deben emitir un dictamen del diagnostico preciso de la personalidad de trump para ir previniendo desde ahora sus acciones antes que sea demasiado tarde

  • felo dijo:

    Caramba que manera de no gustarme la foto del PAPA con Trump, el PAPA todo amor, comprensión, tolerancia, aliado de la Paz, el buen hacer y decir, Trump todo despotismo, agresividad, comportamiento equivocado, en la foto una expresión sin duda irrespetuosa hacia el Santo Ponticife, un gesto bien calificado una vez más de agresividad inaudita y este es eñ hombre que va a regir el destino de millones de Norteamericanos, que barbaridad.

  • Rokyc dijo:

    Un gran boxeador dijo . Por que la tecnica es la tecnica y sin la tecnica no hay tecnica ,,, si amigos mio el Papa es el Papa y el señor presidente de los Estados Juntos, Trump es el Truan, el clasico boca de perro que ladrido a ladrido atemorisa , ofende y difama que se puede esperar RIMEMBER sus palabras referente a la muerte de Fidel..

  • Otmara dijo:

    Muy buen articulo,ese hombre es muy prepotente con solo mirar sus gestos,se nota,ni siquiera necesita hablar,no creo que cumpla nada de lo bueno que prometio y ni siquiera el total de las malas,el solo mato el caprichito de ser presidente

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Sandra Russo

Sandra Russo

Vea también