Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Conocimientos, experiencias y jubilaciones: la Edad de Oro

En este artículo: Cuba, Sociedad, Tercera Edad
| 61
Foto: TV Yumurí.

Es muy importante retener, aprovechar, estimular a personas con conocimientos y experiencias y no descartarlos. Foto: TV Yumurí.

No, no voy a escribir aquí sobre La Edad de Oro, admirable e imperecedera obra de José Martí.

Se trata de algo bien diferente, relacionado con los muchos trabajadores que estamos arribando a la edad de jubilación y sobre las políticas más adecuadas para atender esa tendencia.

Al respecto la empresa PricewaterhouseCoopers (PwC) ha propuesto lo que denominan el “Índice de la Edad de Oro” (Golden AgeIndex).

PwC es una de las empresas de consultoría más importantes del mundo. Como empresa capitalista al fin, lo que le interesa, sobre todo, es la ganancia, el dinero.

Pues resulta que esa empresa a través de numerosos estudios ha determinado que los países que mejor están utilizando la fuerza de trabajo que arriba a la edad de jubilación, están obteniendo mejores resultados económicos.

Cuba no es el único país que envejece. En varios de los países considerados desarrollados como Suecia, Dinamarca, entre otros, un elevado número de trabajadores están arribando a la edad de jubilación. Según PwC es de gran importancia económica ofrecer a esas personas una alternativa laboral que resulte estimulante y adecuado a sus posibilidades y necesidades. La idea es que ganen las personas y ganen las organizaciones donde trabajan.

El Índice de la Edad de Oro es un indicador complejo que permite estimar la contribución de las personas en edades avanzadas. Este índice abarca varios indicadores como son: empleo, ganancias, formación.

El hecho cierto es que la proyección de crecimiento de la población de 55 años o más, en los próximos 15 años, en los países de renta alta, será de un 25% y alcanzará la cifra de 500 millones de personas. Una población cada vez más longeva, presionará significativamente los sistemas de salud y pensión. Por ello PwC sugiere estimular a los trabajadores de más edad a mantenerse laborando por mayor tiempo, incrementado así el PIB, el poder adquisitivo de estas personas, el consumo interno y los ingresos fiscales. PwC señala que mantener a los colaboradores de más edad empleados durante más tiempo podría aumentar el PIB de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico en 2.6 billones de dólares.

Comento el asunto porque me parece de la mayor importancia para Cuba. Las personas que arriban a la edad de jubilación tienen el derecho de descansar. Eso no se discute. Lo que me parece interesante de los estudios mencionados es una importante conclusión que ellos extraen: entre los extremos: jubilarse/no jubilarse hay un amplio abanico de posibilidades que para muchos podrían ser atractivas. Un experto le llama ‘jubilación gradual’. Imaginemos que en una organización cualquiera estamos a punto de perder por jubilación una persona de gran experiencia y valiosos conocimientos. Esa persona quiere descansar un poco porque ha trabajado incansablemente durante 40 años y no puede seguir con ese “tren de pelea”: ¿Qué tal si les damos facilidades especiales relacionadas con los horarios u otras variantes, si les asignamos tareas asequibles a sus posibilidades reales, les favorecemos salarialmente…? ¿Qué tal si los “mimamos” un poco?

En los casos de actividades laborales de gran exigencia física, es poco probable que la vida laboral se pueda extender más allá de ciertos límites. Pero existen actividades que se apoyan, sobre todo, en la capacidad profesional, la experiencia. En esas personas el “conocimiento tácito” (incorporado a los individuos) es muy grande y las posibilidades de transmitirlo a otros es limitada. Conservar a esas personas en las organizaciones me parece un tema que debería ser prioritario.

Por otra parte, un tratamiento de ese tipo no me parece solo económicamente relevante sino también, muy afín al ideario socialista, donde la persona, su bienestar y contribución social, debe ser el centro de todo.

En Cuba tenemos algunos buenos ejemplos al respecto. Por ejemplo, las universidades vienen aplicando una política semejante aprobada por el Consejo de Ministros y están logrando retener un cierto número de profesores. También conozco de algún ministerio que está utilizando muy bien a sus “viejitos” a través del Consejo Técnico Asesor que enriquece con sus juicios la toma de decisiones. El “veterano” que lo contó estaba feliz con esa posibilidad.

No tengo datos para calcular el índice de la Edad de Oro en Cuba pero mi observación participante me indica que es muy importante retener, aprovechar, estimular a personas con conocimientos y experiencias y no descartarlos. Ya no pueden hacer exactamente lo que hacían antes, pero pueden hacer cosas que quizás no logran los que están en edades más tempranas.

Tengo un amigo que se jubiló hace poco. Está físicamente muy bien y el cerebro le funciona a plenitud. Pero me dijo que estaba extenuado y no tenía fuerzas para seguir madrugando y enfrentando día a día la carga de trabajo que asumió durante más de cuatro décadas. Por supuesto que no puede hacer lo mismo que ha hecho hasta ahora, bajo las mismas condiciones. Pero la pérdida de mi amigo para su organización es un lujo que ninguna empresa sensata debería darse. No en todos los sectores tenemos políticas semejantes a las aplicadas para los profesores.

No podemos seguir pensando en Cuba como en un país de jóvenes a quienes los mayores deben abrirle paso, quitándose del medio. Eso no es lo que está ocurriendo en muchos sectores donde hay una fuerte necesidad de profesionales. El peligro de la desprofesionalización es una amenaza que no debemos desestimar.

Sugiero una vigorosa política orientada a retener trabajadores valiosos en todos los sectores donde sea menester.

A mi modo de ver las cosas, a las personas que arriben a la edad de jubilación más que decirles: “Si quieres seguir tienes que hacer esto o aquello”, deberíamos preguntarles: ¿Qué puedes hacer por la organización y qué condiciones necesitas para ello?

Si a alguien le parece cara e insostenible esta política que sugiero, le pido que piense en lo que significa perder capacidades, experiencias y conocimientos.

Se han publicado 61 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mijail dijo:

    LA EDAD DE LA DISCORDIA EN LA QUE NADIE QUIERE LLEGAR, EXISTIRA LA FORMULA SECRETA QUE LOS CHINOS Y JAPONESES TIENEN PARA MANTENERSE JOVEN, UNA ALIMENTACION SANA Y LIBRE DE CONTAMINANTES AL PARECER ES LA LLAVE SECRETA EN UN MUNDO EN QUE VIVIMOS CONTAMINADOS LAS 24 HORAS, EL AIRE, LA COMIDA, EL AGUA, Y HASTA LAS MENTES HUMANAS, PASAR POR LA VIDA NO DEBE TRAER A MAS DE UNO UN TRAUMATISMO O EFECTO MENTAL NOCIVO DEBE LLEVARSE LOS MAS SUAVE , CALIDO Y SIN ESTRES POSIBLE, LEER DE TODO ES BUENO Y SOBRE TODO APLICAR LA BIBLIOTERAPIA, EL CONOCIMIENTO ES INFINITO Y ES NUESTRA SALVACION DEL BUEN CONOCIMIENTO UD PUEDE APLICARLO PARA SU VIDA DESDE LA SALUD HATAS EN LO ECONOMICO Y SOCIAL.
    CONCLUSIONES SABER DE TODO ES BUENO Y LLENARSE DE BUENOS CONOCIMIENTOS , SIN DUDA DE LO QUE DEBEMOS CUIDARNOS DE LA CONTAMINACION DE LA EDUCACION Y DE LOS MANIPULADORES DE LA INFORMACION

  • Opinion personal dijo:

    Es hora de que alguien simplemente analice que en el mundo capitalista lo más valioso es el know how, y esos viejitos nuestros lo tienen, quizás no tengan pedagogía para enseñarlo, porque lo aprendieron a palos durante muchos años, pero lo saben.

    Porqué apartarlos?, resulta que los jóvenes podemos obtener los mismos resultados y hasta mejores, pero con una pequeñita diferencia. Tenemos que ir al libro, buscar y analizar y entonces tomar la decisión, el viejito dice “oye esto hazlo así”, e inmediatamente obtienes el resultado, time is money.

    El truco está en coger al viejito invitarlo a un café, tabaco y ron y empezar a preguntarle, aplicar después los libros y obtener todos los porqués, pero eso lleva tiempo.

    Por eso es mejor que el viejito se quede en la empresa aunque sea un poquito ladilloso, a lo mejor a números fríos resulta caro, pero cuando te subes arriba de la mesa y miras más lejos, los beneficios (utilidades) son inmensamente mayores.

    Lo que si es una realidad es que tienen que descansar, pero no todo el tiempo, porque está probado que cerebro que deja de presionarse y Alzheimer, se parecen mucho, entonces al dejar al viejito trabajando aunque sea media jornada, le estamos dando salud y calidad de vida, y a largo plazo como no va a tener Alzheimer pues no habrá gastos médicos y los familiares no presentarán certificados o dejarán de trabajar (suena crudo pero es así).

    Me recuerda a Bolito el jardinero de una empresa donde trabajé, que se jubiló finalmente después de los 90 años, y a los 4 meses fue a ver al director de la empresa a rogarle que le diera trabajo porque sentado en su casa se estaba muriendo, y que conste económicamente no lo necesitaba, hijos y nietos trabajando e incluso fuera del país.

    Fueron incluso a la empresa para que le cerraran el contrato porque no querían que siguiera trabajando.

    Cuantos de esos viejitos hay?

    Con permiso del ilustre Taladrid saquen sus propias conclusiones.

  • Manuel dijo:

    Compañero periodista lo felicito por su excelente artículo. Es una realidad que bien pudieras aplicarse en nuestra sociedad.

  • Eduardo González S. dijo:

    Veo muy atinada e interesante su propuesta y me ha puesto a pensar. Vale la pena incluso que nuestros cuadros de primer nivel mediten sobre esto y convocar a “algo” que aporte y enriquezca lo que usted plantea y sobre esta base, tomar decisiones. Los índices de país desarrollado (siendo subdesarrollado) en natalidad y envejecimiento nos obligan a ver el asunto con mucha seriedad.

  • alexander dijo:

    Estoy muy de acuerdo con su artículo. Muchas veces por la cuadratura de las disposiciones legales cometemos el error de perder no sólo a gente de experiencia y conocimientos, sino hasta jóvenes con el potencial para en el futuro sustituir a esos que se retiran o fallecen. Pero tambien hay que tener en cuenta que estos no deben continuar en los mismos cargos cuando sean de dirección, pues se corre el riesgo de no avanzar en ideas frescas, como desgraciadamente nos ocurre en muchos renglones. Muchas veces confundimos el defender lo logrado con ser revolucionario y eso no es así. Me sumo a la propuesta de mantener a todos estos trabajadores que “se la saben todas” como asesores y en muchos más casos con horarios flexibles que les permitan atenderse sus problemas de salud, descansar y adaptarse al cambio hacia la jubilación.

  • Carlos Manuel dijo:

    Para nada es cara es cara e insostenible sus propuestas. Cuba está urgida de medidas colaterales a las tomadas en la ley de seguridad social y sobre todo respecto a la jubilación. Los jóvenes escasearan cada año mas, una porque los ciclos de reproducción están estancados y en retroceso, otra porque la emigración continuará de todas formas, hacia EEUU menos, pero se moverán a otros países que los reciban y sobre todo con ese caudal profesional que poseen la mayoría de nuestros jóvenes. El problema está en que si en realidad podemos decir que tenemos un Ministerio del Trabajo que piense en esto, yo creo que no, pero ojala el articulo sea leído por los que deciden el juego y algo se haga al respecto.

  • hasdrubal dijo:

    Acertado el comentario sobre la jubilación y pérdida del conocimiento cuando se retiran trabajadores que tienen experiencia, esto no es nuevo, pero amerita tenerlo en cuenta hoy más que nunca, porque la experiencia no solo se va del aire, se va para el cuantapropismo y tal vez eso pudiera entrar en contradicción con las perspectivas de las futuras empresas estatales que cada vez necesitan más estar asesoradas para los cambios que se van a gestar ¿no viene una nueva ley de empresa?.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Importante tema para Cuba. Para aprovechar adecuadamente la edad de oro hacen falta varias cosas. Sensibilidad del dirigente. Necesidad del dirigente de que las personas que han llegado a una cierta edad y que pueden aportar, lo hagan para que la organización sea mejor contando con ellos. Lamentablemente no siempre se encuentran esas características. Aprovechar a las personas que tienen o sobrepasan la edad de jubilación y que ellas se sientan agradablemente “utilizadas” tiene muchas aristas, pero hace falta. SALUDOS!

  • Lourdes dijo:

    Excelente trabajo y de mucha sensatez. Las mujeres por ejemplo, ya tenemos los hijos crecidos y aunque nos mantenemos ocupadas y buscamos algo que hacer, nos alcanza mas el tiempo que antes, por eso en mi caso acabo casi siempre, estudiando mas y mas de lo que me gusta, pero no tengo mucho que hacer con esa informacion acumulada. Y no tengo 30, para asumir el ajetreo diario. Sin pena ninguna confieso que me siento mucho mas preparada ahora, pero ya estoy fuera del juego. :)

  • Alina Ruiz dijo:

    Excelente y necesario comentario. Incluso en el caso de la Educación Superior, que recontrata a sus jubilados, hay que tener en cuenta que algunos no quieren contratarse, pero sí se mantienen vinculados a sus facultades y centros en múltiples tareas. Esa vinculación debe mantenerse y mimarse, tanto por el respeto que merecen los que tanto han hecho por la Educación Superior cubana, como por lo que significa, hoy más que nunca, su conocimiento y experiencia para las universidades.

  • Sergio A.V. dijo:

    Estimado Jorge usted a tocado un tema muy importante y pienso que decisivo para el desarrollo actual e inmediato del país y que si no se toman medidas y se articulan políticas relacionadas con mantener laborando a muchos profesionales valiosos en diversos campos después será demasiado tarde incluso con un tratamiento diferenciado desde los anos previos a su jubilación.magnifico artículo y ojala quienes tienen que escuchar y actuar en esto lo hagan mas temprano que tarde.Mis saludos y continúe publicando al respecto. Sergio A.V.

  • Sergio dijo:

    Es un tema complicado. Una cosa es el “ideal socialista”, y otra bien diferente es la realidad.

    Yo recuerdo que hace unos años, sin previo aviso (avisaron cuando ya la estaba tomada la determinación, como casi siempre pasa), subieron la edad de la jubiliación, 60 mujeres y 65 hombres. Y esto no fue un hecho casual, es que en CUBA se está creando un gran problema con este tema, y mientras más pasando el tiempo el agujero se irá haciendo mayor.

    Eso que usted plantea serían EXCEPCIONES, no una REGULARIDA. Y estoy de acuerdo, no se puede ser tan “CUADRADO”.

    Pero también sabemos que las LEYES del TRABAJO a veces impiden hacer muchas de estas cosas.

    El tema de la LONGEVIDAD, la jubilación, los empleos, es un tema que tiene que tratarse con tiempo, pues llegará un momento en el que habrá “un CUELLO de BOTELLA”, y antes de que eso pase, se deben ir tomando las medidas necesarias, y más cuando nuestra economía está en recesión, y veremos lo que nos depara el futuro.

    Saludos,

  • DE CUBA CON ♥ dijo:

    Y LAS JUBILACIONES ACTUALES SON UN ESTÍMULO INDISCUTIBLE PARA QUE NADIE SE JUBILE.

    QUE PENA…..

  • Inye dijo:

    Muy buen artículo, concidero que sería una buena política.

  • jpuentes dijo:

    “Como empresa capitalista al fin, lo que le interesa, sobre todo, es la ganancia, el dinero.”. Bendito cliché, porque posteriormente usted dice: “Pues resulta que esa empresa a través de numerosos estudios ha determinado…”. y lo que han determinado no me dá conque solo le interesa el dinero. Pues bien es solo una observación. “Este índice abarca varios indicadores como son: empleo, ganancias, formación.”. Resulta que en las empresas cubanas cada día es mas enfocarse en la ganancia y en los salarios y en la formación no. Cuando debia ser al reves. Formar para obtener mas y mejor en menos tiempo para despues aumentar salarios en función de su productividad. Pero formamos bien?. “¿Qué tal si los “mimamos” un poco?”. Interpretación de las politicas publicas o politicas publicas que no respaldan el “mimo”?.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Existen buenas experiencias en el mundo, La Ciencia en Cuba debe tomar esa iniciativa, creando la empresa online para la población envejecida, existen en varios países con empresas privadas para la geriatría, población envejecida, donde se hace un gran capital, al usar como mercancía, el enorme caudal de conocimientos en manos de ese segmento poblacional, con notables resultados económicos, la población no solo en Cuba envejece y ese fenómeno juntos a otros viene influyendo en los cambios del perfil que se vienen observando en la economía en general y en cubana en particular, es obvio pensar que este fenómeno se multiplicara al abrirse de forma masiva el uso del internet en la población cubana, esa herramienta se posicionara en manos un tipo de población poco común y diferente al de otros países subdesarrollados, una población con un alto nivel cultural, que hará crecer muchos más el numero de los que trabajan en sus casas, una tendencia que crece en el mundo moderno actual. Me parece muy oportuno este artículo, La Universidad de la Habana debe organizar esa empresa y resguardar ese capital humano y ese capital de conocimientos, que nos distingue y nos hace diferentes. Esta es otra de las aristas pendiente por la Ciencia en Cuba en el nuevo contexto.

    • Eduardo Ortega dijo:

      Muy de acuerdo que la UH puede crear una empresa que se ocupe de este aspecto; pero también la UH y otras universidades pueden crear otras empresas que desarrollen actividades de producción o de servicios que realicen aportes. No podemos tenerle miedo a la inversión extranjera, pero tampoco podemos tenerle miedo a que los profesionales cubanos se unan en actividades que les mejore su bienestar personal y familiar, a la vez que aportan a la economía y a la sociedad. Esa pudiera ser una variante para los profesores que ya han llegado o sobrepasado la edad de jubilación pero que todavía pueden aportar. SALUDOS!

      • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

        Eduardo Ortega saludos,
        Estoy proponiendo que la Ciencia se haga cargo de esta tarea porque ese proceso requiere cierta jerarquización y puse el ejemplo de la Universidad de la Habana para que el Estado, obtenga esos notables ingresos que generara, pero si la Universidad de la Habana no lo hace por falta de visión u otra razón, cualquier cubano con acceso a internet puede constituir el embrión de esa empresa, y crear poderos activos, aprovechando esta apertura que se viene haciendo en el país, solo necesitamos intuir algo de futuro
        Si yo fuera un profesional cubano próximo a mi jubilación me concentraría en esa última etapa laboral, en lograr un buen acceso a internet de forma estable, bien de forma individual o entre colegas asociándonos para amortizar los gastos, aprovechando este proceso de ampliación de internet que se viene haciendo en el país, posicionarse ahí es vital, no es fácil pero no es imposible.
        De esta forma pudiera crear muchos activos que me generen ingresos pasivos por tiempo ilimitado desde mi casa, solo citare algunos ejemplos muy conocidos:
        .- LIBROS, si eres experto en un tema puedes escribir un libro y venderlo. Un libro electrónico o ebook. Requiere una inversión inicial grande de tiempo, pero genera ingresos de forma ilimitada.
        .-DISEÑAR ROPA, subes tus diseños a una página web especializada y cobras comisión cada vez que alguien compre tu diseño. Tu diseño permanecerá por siempre en la web.
        .- FOTOGRAFIA, subes tus fotos a los bancos de imagen y cobras cada vez que alguien los descargue.
        .-DISEÑO DE PLANTILLAS PARA WEB
        .-BLOGS, si dominas un tema puedes crear un blog especializado que genere ingresos por publicidad
        .- YOUTUBE(videos)
        .-TUTORIALES
        .-CURSOA ONLINE
        .-CREAR PROGRAMAS INFORMATICOS O APPS
        .-INVENTOS, Si detectas una necesidad y creas un invento que la cubra, puedes patentarlo y ganar dinero a través de la venta de la patente o cobrar comisión cada vez que se produzca tu invento
        En fin, muchas cosas se pueden hacer desde la casa cuando se tiene el conocimiento y se organiza ese capital humano.

  • Luis raimund dijo:

    Cierto, no es un lujo que podemos darnos perder esas personas llenas de experiencias y sabiduría de distintas esferas y muy importante distintos niveles de actividad laboral, por el contrario creo que si es un caro lujo el que nos damos en Cuba cuando desechamos ese caudal de conocimiento conscientemente y lo justificamos, no obstante lo ciertamente planteado por Ud., con el criterio de dar paso a la juventud, más cuando en nuestro país eso no es contradicción alguna, ni laboral ni social ni política, pero hemos manejado esa política y hoy tenemos infinidad de especialistas y técnicos de distintos niveles incluso académico, sirviendo de parqueadores, taxistas, panaderos etc., por no haberse hecho lo que Ud. justamente plantea. Esa situación practica será difícil de enmendar, pero no imposible de desarrollar con la masa de jubilados que entran en ese nivel social. Lo que más vale de un proyecto es el aporte del conocimiento que se le aplica y sus patentes, y eso es lo que perdemos por chorro en nuestra cada vez más envejecida sociedad. No es tarde y aunque no se puedan rescatar muchos jubilados actuales que ya tuvieron distintas variantes de jubilación y los convencimos que deben dar paso a otros, creo que es oportuno y loable no solo por la edad de esas personas y su interés en ser útiles, también y muy certero porque cada día serán más, creo que es oportuno y loable no solo por la edad de esas personas y su interés en ser útiles, también y muy certero porque cada día serán mas. Lo felicito por tocar el tema y no solo los geriatras, que lo hacen, sino también los compañeros del MTSS, MFP, MFP y así hasta la dirección de una simple empresa pensaran como Ud.

  • Antonio J. Martinrz Fuentes dijo:

    Cuba envejece aceledaramente y en los últimos tiempos se ha ido desarrollando una cultura de lo juvenil, cuyo imaginario social la desliga totalmente de los más viejos y de su historia. Los adultos mayores son considerados en no pocas ocasiones como objetos obsoletos, caducos. Se les arrincona como ciudadanos acabados y desprovistos de toda utilidad pública, al mismo tiempo que se les adoctrina para que se aparten del mundo hasta que la muerte venga por ellos. La representación que se hace la sociedad sobre la vejez influye en el modo de vivir esta etapa, siendo evidentes numerosas disfunciones sociales que tienden a estigmatizar al anciano y desestimar sus experiencias y sabidurías, las cuales son las vivencias de la vida, son libros que precisan ser leídos con detenimiento y respeto. La exaltación constante de lo juvenil va formando un imaginario social que incide negativamente en la autoestima del anciano, que lo subvalora. Tenemos que aprender y aprehender a envejecer como individuos , como población , como sociedad. El gran reto es promover la cultura y la ética del envejecimiento, exaltar la sabiduría, la espiritualidad y la esperanza, sin detrimento de las nuevas generaciones. ¿Será utópico pensar accionar con otra lógica, una lógica que en vez de enseñarnos a derrochar la vida nos enseñe a no tener miedo a la muerte, que aprecie y valore la juventud, y que a la par estime positivamente e la sabiduría, la espiritualidad y la esperanza, de los ancianos, acordes con nuestros aspectos culturales, económicos, políticos e ideológicos? La sociedad está formada por todas las generaciones y cada una tiene su función y estatus.
    Antonio J. Martínez Fuentes

    • luisalbertofigueroa dijo:

      Muy valioso su comentario Antonio J. No obstante sería muy importante socializarlo, pues la practica nos ha dicho de mucha retisencia al rspecto.

      • Antonio J. Martinrz Fuentes dijo:

        Muy cierto Luisalberto, en eso nos ocupamos pero es una lucha larga y dura, hay que romper prejuicios, estereotipos, barreras mentales y “es mucho más fácil cambiar una realidad material que cambiar una realidad cultural, “es mucho más fácil desintegrar un átomo que romper un prejuicio. Tenemos que construir entre todos una cultura y una ética que rindan honores a estas mujeres y hombre que son libros de páginas de vida.
        Antonio J. MArtínez Fuentes

  • rigor mortis dijo:

    Este articulo deberian leerlo todos los implicados en las decisiones de querer jubilar a personas en plena capacidad, en vez de darle facilidades de trabajo, el ejemplo tipico son los medicos, a la edad de jubilacion llevas ese mismo tiempo haciendo madrugadas enteras de guardia, trabajando fines de semana y empatando semanas unas con otras y eso el cuerpo no lo resiste, por eso se jubilan solo para dejar de hacer guardia y luego se contratan en facultades donde se trabaja 8 horas con fines de semana libres y entonces la facultad aprovecha toda su sabiduria acumulada y pierde el centro donde se jubilo.
    Deberia el MINSAP aplicar politicas encaminadas a disminuir la carga de trabajo a medida que pasen los años de trabajo, tampoco, esperar la edad de jubilacion, hay que irlo aprovechando desde antes que se desgaste total, personal medico es lo que se sobra para hacer guardias, esto tiene que ser una politica del MINSAP, porque desgraciadamente nuestros dirigentes a nivel de base no tienen esa luz larga ni les importa que un medico con 35 años de experiencia le aporte nada en su centro, al contrario, en momentos determinados molesta.
    Es por eso que los profesores consultantes cada vez son menos en nuestras instituciones de asistencia medica, donde tanta falta hacen, todos estan en las facultades.
    NO creo posible que a nivel del MINSAP nadie se de cuenta de esta situacion de la guardia medica como afecta a personas mayores de 60 años, sin estar en edad de jubilacion.

  • luisalbertofigueroa dijo:

    Hola amigo Jover, le sugiero sea mas incisivo en los criterios con el tema que se decidió a abordar. Existen miles de variantes con respecto a la Edad de Oro, Primero sería importante definir cuando comienza para nosotros esa “edad” y sobre todo como asumirla desde las instituciones que nos emplean. Despues como nos pueden asumir como fuerza productiva. Ya en esta pagina existen criterios que alcanzan para un taller de estudio sobre l temática, ?pero a quien le interesa? Jover, lo exorto a seguir publicando articulos tan enriquecedores. gracias.

Se han publicado 61 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jorge Núñez Jover

Jorge Núñez Jover

Presidente de la Cátedra de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación de la Universidad de La Habana.

Vea también