Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Advertirnos desde dentro

| 17

La Unión de Periodistas de Cuba nació hace 53 años y hoy continúa renaciendo bajo el mismo signo: como resultado de la voluntad de nuestros periodistas de unirse en defensa de la Revolución, iluminada por el ideario martiano y fidelista, y leal al Partido Comunista de Cuba.

Tenemos el privilegio histórico de haber compartido nuestra suerte con Fidel, y de que él, nuestro más emblemático Premio Nacional de Periodismo, se haya reconocido como uno de nosotros; así como que Raúl haya sido siempre un activo colaborador de la prensa.

En estos 53 años, hemos sido depositarios del Código de ética y de los Estatutos de la organización, consecuentes con el principio fundacional de contribuir a la formación y superación de nuestros profesionales en claustros y tribunales universitarios. Y como si fuera poco, gestamos el Instituto In­ternacional de Periodismo José Martí, como un centro de estudios de posgrado que irradia destrezas y saberes también al seno del periodismo latinoamericano y caribeño.

La huella de la UPEC transita por generaciones de periodistas y permanece vívida en las redacciones a lo largo y ancho del país, promoviendo un mejor y más digno periodismo, y bregando por el derecho ciudadano a la información.

El IX Congreso de la UPEC constituyó un punto de giro trascendental en la porfía por que nuestro periodismo revolucionario deje atrás atávicos moldes, y satisfaga la sed de información y de análisis de los cubanos. Fue un acelerón y un despertar imprescindibles, en correspondencia con las complejidades que se viven hoy, en medio de los peligros que se corren, a partir de la guerra mediática de los poderosos medios, enfilada hacia la subversión interna de procesos populares en América Latina.

Y hacia Cuba, los enemigos de la Revolución nos tratan de imponer lo que no se permiten ellos mismos en sus respectivos centros de poder: sembrar en nuestro espacio público, y mediante medios privados, el desmontaje mediático del mensaje revolucionario. Intentan remover intrusamente nuestras redacciones, utilizando señuelos con periodistas de los propios medios públicos de la Revolución.

Con distintas intensidades y signos más directos o sugerentes, esos medios privados intentan desalentar a nuestros destinatarios, para alejarlos de la obra de la Revolución con no pocos recursos materiales y comunicológicos, y fabricando campañas para dar la apariencia de fisuras entre el Partido y los periodistas cubanos.

La ironía es que en esa labor de zapa han tratado de aprovechar los honestos y valientes debates profesionales que alienta la UPEC, y manipularlos con sus fines subversivos.

Desde el ideario de Martí y después de Fidel, se nos viene advirtiendo sobre la necesidad de prepararnos para una guerra de pensamiento, y de estar informados para no ser confundidos.

Apuestan a la desmovilización interna. A partir del tsunami de la derecha que vive la región, quieren borrar el ejemplo de Cuba, que no ha claudicado. Y el acercamiento de Cuba y Estados Unidos, tras décadas de hostilidad, transita y transitará por caminos difíciles y complejos. Si el Gobierno de Estados Unidos reconoció que por más de 50 años el estrangulamiento feroz no resultó en Cuba, en las condiciones de hoy, más sutiles y complejas, tenemos que estar alertas y preparados para las batallas de la inteligencia y los argumentos.

No se trata de esquizofrenia política, es un natural sentido de dignidad nacional. Los problemas del periodismo cubano los discutimos entre nosotros mismos. Ningún observador distante y a veces mal intencionado podrá brindarnos la so­lución a nuestros problemas, que los conocemos y enfrentamos.

Luchamos a brazo partido venciendo resistencias burocráticas por un cambio para elevar la eficacia de nuestro periodismo. Porque con un mejor periodismo sí hacemos más Re­volución.

Quien está liderando los cambios en la sociedad cubana, y de hecho en el periodismo, es el Partido encabezado por Raúl, junto al pueblo y el conjunto de todas las organizaciones de masas, sociales y profesionales. Estamos tensando las fuerzas, los recursos expresivos y la imaginación creadora, para que nuestro pueblo reciba información y análisis con la calidad y la belleza que reclama.

El periodista cubano puede citar con orgullo a Martí, y decir: “Odio la pluma que no vale para clavar la verdad en los corazones y sirve para que los hombres defiendan lo contrario de lo que les manda la verdadera conciencia, que está en el honor, y nunca fuera de él”.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • enrique dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con usted en su escrito recientemente leí varios artículos en un sitio llamado Martin Dihigo una gloria de nuestro beisbol, y que encontré?, bueno dos periodistas uno quejándose que Yulieski Gourriel no tuviera un mejor contrato que los 40 millones de dólares que le pagan ahora, y que pudieran ser más, otra joven hablando que bueno que dos jóvenes boxeadores cubanos viajaban a través de Méjico a los Estados Unidos para probar fortuna en el boxeo rentado, o sea debemos promover la individualidad entre nuestros jóvenes para que ganen mucho dinero?, no hablan del problema tan serio que sigue siendo la ley de ajuste cubano que no permite que se puedan hacer los contratos directos entre nuestro estado y los equipos norteamericanos como está ocurriendo ya con equipos de Turquía, Brasil, Uruguay, etc, y donde nuestros deportistas reciben el 80% y el estado el 20%, no menciona siquiera que sigue siendo una ley totalmente injusta en contra del pueblo cubano, creo que sí que debemos ser más informativo con los hechos que ocurren a diario criticar como siempre ha pedido Fidel y Raúl, pero no podemos dejarnos llevar por el oro que nos ofrecen desde el Norte, hoy por desgracia muchos jóvenes nacidos en este país, donde el estado cubano ha luchado y lucha por una educación y salud gratuita para todos sus hijos, que reciben una educación patriótica en la primaria, comienzan a partir de la secundaria, el pre y la universidad a tener cambios en la percepción de la realidad de su patria, aquí es donde debemos hacer un trabajo ideológico más fuerte a través de la FEEM, FEU y UJC, la familia es el primer escalón fundamental en la educación de nuestros hijos y nietos, el individualismo no puede ser en la forma en que los eduquemos, las enseñanzas de nuestro Apóstol José Martí son esenciales en la formación del hombre nuevo como Fidel que felizmente llega sus 90 años en los próximos días nos ha educado y transmitido, los cubanos debemos vivir bien orgullosos de haber nacido en esta tierra, a la cual le debemos hacer producir y dar lo mejor de nosotros, para que las nuevas generaciones crezcan felices y se sientan útiles a sus hermanos.

  • Félix Omar dijo:

    Gracias, Molto, por el necesario y oportuno artículo periodístico que has escrito y publicado en nombre de la UPEC y de los periodistas revolucionarios cubanos. Advertirnos desde adentro es una posición ética, honrada, honorable, digna de una prensa que es heredera de la rica tradición de lucha de nuestro pueblo, invencible e inclaudicable. Pobres de espíritu son los que se dejan confundir y, por migajas, le sirven en bandeja su “alma” al enemigo de siempre.
    Cuánta razón tienes cuando planteas que: “Los problemas del periodismo cubano los discutimos entre nosotros mismos. Ningún observador distante y a veces mal intencionado podrá brindarnos la so¬lución a nuestros problemas, que los conocemos y enfrentamos”.
    Asumimos íntegramente el contenido del artículo y reafirmamos la sentencia martiana que escogiste para concluir lo que considero una declaración de principios: “Odio la pluma que no vale para clavar la verdad en los corazones y sirve para que los hombres defiendan lo contrario de lo que les manda la verdadera conciencia, que está en el honor, y nunca fuera de él”.

    Félix

  • Carlos de New York City dijo:

    Si de Cuba algun Periodista QUERIA irse ejerciendo su derecho a Viajar Libremente aunque tubiera de que hacerlo de otras FORMAS debido al mismo PELIGRO que la revolucion del 1959 recibia de un ENEMIGo ETERNO en Miami Conocidos POR toda Cuba los antiguos ESBIRROS de BATISTA y que hasta Hoy ya de otras Formas y MANERAS de ATACAR a Cuba estan USANDO Pero que Antes ESTABAN a total acechos y CUBA debio Tomar Medidas EXTREMAS en Aras de DEFENDER la LIBERTAD y los derechos de todo un pais , estado y Pueblo de PIE , Que Tubiera que IRSE de Muchas FORMAS que han salido muchos cubanos de mi Cuba querida ” ES ACERTABLE, CONTINUARA siendo CUBANO si es su DESEO y su CONSIENCIA le dicta La CONTINiDua de CONSERVARSE Cubano y defendiendo sus Principios , Su Dignidad y hasta su Misma VERDAD cuando quiera expresarla con Nombres y Apellidos ” Es Cubano.
    PERO que un CUBANO saliera de Cuba y para CONSEGURI TRABAJO o Debiera montarse en la Guagua del exilio Duro anticastrista y se PUSIERA de RODILLAS en las calles de Miami o de OTRO pais como España a CALUMNIAR , Blsfemar y Decir MENTIRAS y Oprobios como ATACAR a CUBA con su mismo ESTUDIOS que adquirio en Cuba y de GRATIS ” Entonces USTED es un TRAIDOR , usted no es Cubano Ya al no ser de nacimiento y sera Hoy y mañana un Simple Mentiroso que por conseguir algun dinero o Trabajo se dedica a Decir lo que nunca existio en mi Patria Cubana.

  • Rosa de Sharon dijo:

    El pueblo de Cuba ha,enfrentado una recia batalla de bloqueo económico para,desestabilizar la isla,y ellos introducir (Gobierno americano), políticas agresivas disfrazadas de bienestar. El periodismo cubano debe imponerse frente a los continuos ataques del imperio y sus tentáculos. Ni las Damas de Blanco alimentadas por la jauría cubana americana, puede imponerse

  • Indómito dijo:

    Asi se habla Moltó, felicidades por tu articulo.

  • Empe dijo:

    Que sea haga verdad el aforismo.

  • Heriberto dijo:

    Como un cubano que aprendio a valorar las cosas JUSTAS y PENSAR por CABEZA PROPIA, que se informa por todos los medios posibles, de forma diaria y sistemática, deseo reconocer y felicitar a todos los periodistas laboriosos y honestos que trabajan en todos nuestro sistema informátivo.
    Solo agregar que siempre lleguen al FINAL CON LA INFORMACIÓN y que hagan de la misma una ciencia, investigando a fondo, con buenas y variadas fuentes.
    Haaaa…. y sin miedo, manteniendo siempre una posición REVOLUCIONARIA.

  • ferga dijo:

    Alguien por favor que le mande a Carlos de New York un manual del uso de las mayúsculas, su estilo parece sui generis, aunque su discurso sea panfletario.
    La Revolución se defiende con ideas y mucho mejor con hechos concretos, como los miles de médicos y trabajadores internacionalistas que no reciben el 80% y entregan al Estado Cubano el 20%, sino muchas veces a la inversa.
    Más trabajo! Menos consignas! Hacer es el mejor modo de decir.
    Sería bueno una lista de esos medios privados, para tener idea, porque no somos del gremio y no tenemos la información.

    • Carlos de New York City dijo:

      RESPUESTA : ferga

      Me se Crecer ante las Dificultades, Lastima que usted no Pueda ser una de ellas , y me critiques como si fueras un niño protestando en el aula ante el maestro que alguien te quitaba la Merienda en horas de clases… Tu protesta vacia y hueca es señal que me leiste y tu propio egoismo no te permiten ver mis sentimientos con los cuales escribo siempre mi Verdad aunque esten muchas veces distorsionados por culpa del Espacio de este Blog y pagina de cubadebate para yo escribir libremente y sin miedo ni tapujos mis ideas mas sinceras…. ! Gracias por haberme leido, un abrazo y un beso GRANDE !

      “Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad. ”

      Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego.

  • Luis Sexto dijo:

    Hoy los periodistas estamos antes una disyuntiva: ser consecuentes con lo que pensamos. Esto es, ser honrados. No me gusta decirle a nadie cómo ha de pensar o actuar. Pero si se es consecuente, la opción siempre se pondrá del lado del deber. Si en verdad, evaluamos honrada y sinceramente el país donde nacimos y aprendimos a vivir, incluso a escribir, me parece que quien pretenda usarnos, teniendo en cuenta nuestras necesidades, deberá tener una sola respuesta. La lealtad a lo hecho, a la propia historia. Uno puede vender su trabajo, su talento. Eso hacemos cada día: trabajamos y cobramos, pero mi nombre, mi firma profesional, por pequeña que sea no está en venta. Que tenemos necesidades, sí; que no hacemos en nuestros medios el periodismo que queremos o el país necesita, sí. Pero quien vea la vida como una causa que requiere compromisos de índole ética y política, sabrá escribir o hablar lo mejor posible. Tal vez, el problema no consista sólo en tener mucho espacio físico y jurídico, sino en saber usar el espacio de que disponemos.
    En fin, todo se trata de una opción ética. O soy el que soy o soy dos a la vez. Y ser dos a la vez, es decir, el periodista escindido en dos mitades, con dos caras, me parece que es incompatible con la moral humana y profesional. Sobre todo cuando los tiempos nos presentan dos o tres rutas para ser personas, para ser profesionales y para intentar resolver nuestras necesidades. Mi criterio es: mi tinta es pálida, pero es mi tinta: la que elegí hace 45 años y he servido. ¿He de echar a perder su final? Quien comienza, quizás tenga tiempo para elegir entre dos, o tres. A mí sólo me queda un extremo: ser el que he sido, y defender eso que Silvio llamó “lo que he vivido”.

  • Corona dijo:

    “….Que tenemos necesidades, sí; que no hacemos en nuestros medios el periodismo que queremos o el país necesita, sí….“

    Solo quise plasmar esa parte del comentário de Luis Sexto. En solo dos líneas se puede apreciar lo que está sucediendo en nuestra prensa. Será esta la causa, ó una de ellas, para que aparezcan esos “señuelos“ que usted menciona en el artículo ??

  • José Llamos Camejo dijo:

    En el afán de legitimarse y legitimar su mensaje manipulador contra Cuba, algunos de medios alternativos se han ceñidos un antifaz de imparcialidad, y asedian al talento profesional de la prensa cubana, están buscando Caballos de Troya, gente que actúe como tal, de manera inconsciente o consciente, buscando mayor solvencia económica. Y en verdad duele ver cómo algunos estampan sus firmas en esos medios, ¿ignorando? el propósito real. Coincido con Moltó y agradezco su alerta; no podemos descansar de advertirnos desde dentro; tal vez poco o ningún caso nos harán los “ingenuos”, pero los ingenuos reaccionarán. Creo, como Martí, en la utilidad de la virtud, y que “la verdad, dicha bien y a tiempo, esparce, como el polvo, a sus enemigos”.

  • Mariano Suérez del Villar dijo:

    Moltó, no creo se pueda honrar mejor a esos jóvenes que hace hoy 63 años cayeron impulsados por el iderario Martiano, guiados por Fidel, con troperos como Raúl, Almeida, Ramiro y otros tantos que no lograron ver los frutos de sus esfuerzos coronados con sus vidas. no es para menos, esa es una declaración de principios de un verdadero revolucionaro, un incansable combatiente de pluma e ideas, un llamamiento a los periodistas militantes a no dejarse confundir jamás y como nos convocas, pues A la Carga. Bienaventurados los ilusos internautas, soñadores del espacio, algunos de ellos ignorantes con iniciativas, que intentan, a sabiendas o no, hacerle juego a nuestro enemigos, pobres mortales, que desalmados y brutos, perdieron el amor y se perdieron el respeto. Paradójico, hermano, en ese propio año, Allan Dulles, un norteamericano “ilustre”, asérrimo anticomunista, ideólogo doctrinal de la escencia más reaccionaria imperial, dejó en su homónima obra cumbre, cual premio Nobel de literatura, cómo los EE.UU tenían que actuiar para poner el mundo a sus pies, como artífice de una fórmula mágica para colonizar a los pueblos. Este señor, que por si fuera poco fue el Director de la CIA, (en aquellos momentos, también ejercía como Director General de Inteligencia de Estados Unidos), cuyo hermano, John Foster Dulles, era el Secretario de Estado, formando entre ambos un binomio agresivo y peligroso para todos los pueblos del mundo, escribió: ….”De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. La literatura, el arte y el teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos.” “Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas, que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad” “En la dirección del Estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño, la mentira, el alcoholismo, la drogadicción y el miedo irracional entre semejantes.” Ubiquémonos en 1953, inexistente globalización de los medios de comuniciación masiva, impensable la internet. Dulles no dejó de tenerlos en cuenta cuando dijo; “Gracias a su diversificado sistema propagandístico, Estados Unidos debe imponerle su visión, estilo de vida e intereses particulares al resto del mundo, en un contexto internacional donde nuestras grandes corporaciones transnacionales contarán siempre con el despliegue inmediato de las fuerzas armadas, en cualquier zona, sin que le asista a ninguno de los países agredidos el derecho natural de defenderse.” “La traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos y ante todo el odio al pueblo ruso, todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor.” Y para los “inteligentes” que lograran comprender las reales intenciones de Estados Unidos y se opusieran o denunciaran su doctrina, dio la siguiente fórmula: “Sólo unos pocos acertarán a sospechar e incluso a comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión. Ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos.” A los jóvenes Dulles les dedicó algunas reflexiones, “Mientras menos experiencias mejor, son más fáciles de manejar” y escribió: “Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos y pervertiremos.” “Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos, pero estamos hablando de ciencia, de una ciencia para ganar en un nuevo escenario la mente de los hombres. Antes que los portaviones y los misiles, llegan los símbolos, los que venderemos como universales, glamorosos, modernos, heraldos de la eterna juventud y felicidad ilimitada.” Pero al fin definía con “sabias palabras el Mago de Oz”: “El objetivo final de la estrategia a escala planetaria, es derrotar, en el terreno de las ideas, las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de la utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos” . Nada, hermano, que cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia: los métodos que utilizan contra Cuba, hoy, después de un 17 de diciembre 2014, no son una excepción. un abrazo

  • Alina Perera Robbio dijo:

    Apoyo cada línea de esta necesaria declaración de principios. El periodista, como dijera nuestro Martí, es un monarca, dado su poder de alcance, siempre y cuando sea honrado. Estamos en el deber de defender las mejores verdades de nuestra especie, lo cual está en la esencia de la Revolución. Seamos nosotros, y siempre los mismos en toda circunstancia. El periodismo, como tantas veces hemos dicho en nuestros cónclaves de la familia gremial, es una cuestión de honor.

  • Alicia dijo:

    Creen acaso los periodistas cubanos que en el mundo capitalista pueden tener ‘libertad’ de decir lo que piensan? no, si se trata de menoscabar y criticar a Cuba u otro país que no les haga la beña pueden, pero si opinando molestan al sistema los desplazan y si molestan demasiado los desaparecen.

  • Mauro dijo:

    Molto:
    Buen y oportuno artículo. Hablemos con mas transparencia. Esos medios privados que intentan sembrar matrices de opinión negativas contra la Revolución, comprando a periodistas de nuestros medios no son más que On Cuba y Cubaposible. Contra ellos, vamos a lanzar la guerra. Esperen próximamente mi artículo sobre el tema

    • Lourdes dijo:

      Ay, que miedo!….

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Antonio Moltó

Antonio Moltó

Es el Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC)

Vea también