Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

El laboratorio de Otto

| 3 |

cropped-4Tengo un amigo hace muchos años. Es de esas amistades difíciles, en las que pasamos tiempo sin vernos, pero cuando coincidimos es como si nos encontráramos a diario. Mi amigo tiene muchos años ya, pero no los deja notar. Está siempre activo, buscando la manera de plasmar en su obra lo que la vida le ha enseñado.

Cada vez que se me ocurría una idea en Mundo Latino  le llamaba. Y siempre respondía con esa agilidad de los que buscan estar activos y agradecen la confianza que en ellos se deposita. Cada proyecto, por loco que pareciera, lo asumía y lo llevaba a buen puerto. Con rapidez, pues su oficio de años en el quehacer documental se lo permite. Nos sorprendía siempre, dando más de lo que se podía esperar cuando los recursos no alcanzaban y las cuentas no daban de ninguna manera.

El primer experimento que hicimos de conjunto fue la serie “Cubanos en Primer Plano”. Ya hace doce años y pareciera que fue ayer. Le llamé una mañana, recuerdo que fue un lunes, y le propuse preparar un piloto, como se le llama al capítulo de prueba de un proyecto televisivo. Valoramos varios nombres, y decidimos llamar al Dr. Rodrigo Álvarez Cambra para hacerle la entrevista. Y en una mañana, en el hospital “Frank País”, arrancó ese sueño que ya lleva más de trescientas personalidades de nuestra sociedad de las cuales se preserva su imagen, voz y pensamiento.  Se incorporaron en la marcha muchos realizadores de nuestro país que creyeron en la serie y le dotaron de su arte en cada capítulo. Fue de gran apoyo el aporte del ICAIC al proyecto.

Un día me encontraba viendo un documental sobre el son cubano. Hecho por un realizador español. No estaba mal, se agradecía que desde otras fronteras se valorara el legado musical de nuestra isla. Pero no me convencía el hecho de que hacía muchos años no hacíamos nosotros algo al respecto. Y volví a llamar a mi amigo. El primer documental de la serie “Historia de la Música Cubana” fue realizado por él, y estaba dedicado al Bolero. Después siguieron otros hasta completar ocho, de la mano de varios destacados realizadores.

Recuerdo también cómo conversamos de la forma en que se hacen biografías documentales que mantienen al espectador ante la pantalla. Y acordamos arrancar ese proyecto que fue “Grandes Biografías Cubanas”.  Tan ambiciosa era la idea que varias personas cercanas no la creyeron posible. Con pocos recursos y el apoyo de las autoridades de Granma, mi amigo se lanzó a recrear la vida de Carlos Manuel de Céspedes. Cuando me llamó desde Bayamo y me dijo que escenificaría el incendio de la Villa, me asustó. Pero sabía que con él las cosas saldrían bien. El documental “Céspedes, el Iniciador” fue el primero de esa serie que ya ha recorrido la vida de varios de los próceres de nuestra Independencia, así como de nombres ilustres de la cultura y el deporte.

En ese afán por llevar la historia al documental, mi amigo ha acumulado una obra de decenas de audiovisuales. “Girón: 66 horas”, “El mérito es estar vivo”, “Capablanca: el rey” son solo tres muestras que han ayudado a que nuestros jóvenes puedan estar en contacto directo con nuestra historia.

Siempre enseñando a los que compartían con él las largas horas de rodaje y edición, a veces con regaños fuertes, pero que se agradecían. Muchos lo recuerdan como a ese Maestro que tanta falta nos hace en nuestro desarrollo personal. Y me alegra ver a muchos de los que con él comenzaron mostrando su talento en el audiovisual cubano.

Otto Guzmán es el nombre de mi amigo. Pareciera que está retirado, pero no. Sigue generando proyectos y recabando el apoyo de nuestras instituciones culturales. Toda su obra gira en torno a la maravillosa historia de nuestra Cuba, esa que la desmemoria puede lacerar, pero que tiene, por suerte, mucha gente que lucha porque no se olvide.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • fide dijo:

    Siempre leo sus artículos, este al igual que otros me parece bueno, felicito y saludo a su amigo, personas así se aprecian y se estiman, a usted mi saludo.

  • Viviana Fojo dijo:

    Como siempre, haciendo escritos que se convierten en una lectura interesante y de amplio conocimiento cultural. Gracias por sus escritos.

  • Raysa Lucía dijo:

    Otto Guzmán, mi vecino de muchos años, junto con su también valiosa esposa, Elsa.
    Es un hombre muy talentoso y sencillo, enamorado de todo cuanto hace y muy patriota. ¡Cuántos así nos hacen falta!
    Igual él merece un documental para que no se pierda tanta sabiduría y experiencia.
    Gracias, Olazábal y Cubadebate.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Omar Olazábal Rodríguez

Omar Olazábal Rodríguez

Filólogo. Profesor y Productor audiovisual. Fue Director de los Estudios Mundo Latino y Vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Dirige la Oficina de Comunicación e Imagen de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Vea también