Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Desnudo en Dresde (+ Audio)

| 75

cabezal amaury perez columna cronica de amaury grande

En el otoño de 1976 fui designado para representar a Cuba en el Festival Internacional de la Canción Popular Socialista en Dresde, una importante ciudad de la entonces Alemania oriental. No hubiera querido participar, los concursos siempre me han provocado náuseas, pero en aquellos años uno no se negaba a una “orientación” como aquella sin sufrir las consecuencias. Según la carta de los organizadores se competía en dos categorías: cada intérprete cantaba una canción de su país de origen y otra en alemán. La minúscula delegación criolla estaba integrada también, y principalmente, por la cantante Maggie Carlés y el orquestador y director musical santiaguero Osmundo Calzado.

Tomé la apresurada decisión de solo competir con una canción de mi autoría, no recuerdo cual, arreglada magistralmente por Mike Porcel y desestimar lo de la canción en alemán. No conocía ninguna canción pop germano-socialista, y ni siquiera una palabra de la áspera lengua aria. Maggie, con la facilidad que tiene para los idiomas, sí accedió competir en las dos categorías, aunque creo, repensándolo ahora, que su selección de las canciones a interpretar no fue la mejor.

Llegamos a Berlín sin expectativas y extenuados por las turbulencias del vuelo. Nos recibió en el aeropuerto un adusto funcionario que nos hospedó por una noche en un hotelucho del centro, y con la salida del sol, nos trasladó a Dresde. Una vez allí nos llevaron a la Oficina del Festival para una entrevista, toda vez que Cuba no envió currículo alguno de nosotros.

Yo había estado anteriormente, como ya he contado, en España, Polonia y Bulgaria, pero para Maggie era su primer viaje. Intuí que había que exagerar el desarrollo de nuestras carreras a como diera lugar, e inventarnos una historia artística que impresionara al burócrata que fungía como director del evento. Le expliqué el plan a Maggie. Así, cuando el “camarada” me preguntó cuántos países había visitado, le mentí desvergonzadamente: “¡Desde Estados Unidos hasta Japón!”. El hombre apuntó los datos, me celebró y se volteó hacia la Carlés: “¿Y usted?”, le requirió, y ella contestó risueña: “¡Desde México hasta Argentina!”. El tipo, ignorante, arremetió decepcionado: “¿América Latina?”. Maggie asintió. “Ah, bueno”, le dijo, “Si es América Latina usted solo ha hecho presentaciones nacionales”.

A renglón seguido nos preguntó el título de las canciones que interpretaríamos. Yo le dije tranquilamente que no cantaría en alemán. Entonces él, enérgico, me disparó a quemarropa: “¡Si no canta en alemán no puede participar en el Festival!”. Buscó, dándonos la espalda, en un estante, el disco de una cantante alemana llamada Chris Doerk y extendiéndomelo dijo: “Escoja una canción de aquí y apréndasela, tiene cuatro días”. Ya en el hotel, elegí una llamaba “Ich Hab mit Dir das Meer Entdeckt” (“Yo descubrí contigo el mar”). Con el Maestro Osmundo de cómplice diseñamos por donde iría la guía instrumental y rítmica del tema para diferenciarlo del original, y un grupo de estudiantes cubanos del conservatorio de Dresde, entre los que sobresalen la hoy eminente directora coral María Felicia Pérez y la cantante Argelia Fragoso, me enseñaron la fonética de la letra de la canción turnándose día y noche.

Desde el primer ensayo advertí que la peor voz del certamen era la mía, y hasta el peor vestido, pero no el más desangelado; ese sería mi fuerte si lograba disimular los otros puntos flojos. ¿Pero de qué manera? La voces de la intérprete soviética Roxana Babajan, la búlgara Mimi Iwanova y la húngara Katy Kóvacs, entre otras participantes, eran prodigiosas, ellas lo sabían, se comportaban distantes, etéreas, y nos miraban con desprecio como si fuéramos desnutridas sardinas rescatadas de un mar fétido.

Lara, una de las tres coristas de la orquesta, bellísima y a quien acababa de conocer, se ocuparía de que mi actuación fuera sorprendente. Le caí bien. Empatía a primera vista me confesó más tarde.

Se fue conmigo al hotel, me inspeccionó primero, pidió que me desnudara después, echó un vistazo, y revisó mi valija encontrando, para su sorpresa, ¡un traje típico suramericano!; camisa y pantalón, de una tela traslúcida, de hilo, y coloridas flores bordadas con estambre, que me había regalado en La Habana unos meses antes la cantante venezolana Soledad Bravo y que ni sé por qué fue a parar a mi equipaje. En un castellano balbuceante dijo: “¡Esto es perfekkto, te vestirrás así y sin rropa interior, yo arreglarré las luces, pues el diseñadorr es amigo mío y ya verrás!”. Como tenía la letra prendida con alfileres me calmó con un “¡yo también convenio eso!”.

Horas antes de la actuación, intempestiva, regresó al hotel, intercambiamos fluidos corporales con pasión adolescente, nos bañamos, alisó mi larga cabellera con unas tenazas y, cuidadosamente, con una pluma de felpa, dibujó en mis brazos, antebrazos, manos, palmas de las manos y codos, a la manera de un tatuaje y con una sorprendente e irregular caligrafía, el texto de la canción tal como Argelita y María Felicia me lo habían enseñado.

Llegó el momento. El súper arreglo musical de Osmundo resonó en el anfiteatro y aparecí en lo alto de una escalera mientras los seguidores iluminaban y mostraban mi “desnuda” figura desde todos los ángulos posibles. De cara al público, por el contraluz y la transparencia de la indumentaria, quedaban al descubierto mis partes pudendas. Fue un momento intenso, épico. Mi colgajo se movió al compás de la música como un metrónomo, como el sordo badajo de una campana nueva. Mientras, agitaba los brazos en círculos y de arriba a abajo leyendo el texto a la manera de una cantante flamenca en medio de un tablao, un Lola Flores masculino y ciertamente desaforado.

El público deliró. Imagino que mi supuesto impudor influyó un tanto. Tuve que salir a escena tres veces ante la ovación sostenida del respetable, y cuando llegó la hora de otorgar los galardones, y para mi asombro ¡me los había ganado casi todos!: el Primer Premio, el del Ministerio de Cultura Alemán, el de la popularidad, y Osmundo el de orquestación.

Todavía incrédulo y lleno de trofeos traté de llegar al camerino entre las hoscas miradas del resto de los participantes. La cantante soviética, quien recibió el Gran Prix compartido con la búlgara, me cortó el paso, abofeteándome colérica, y en perfecto castellano, gritó ante todos: “¡Esto no es un concurso nudista! ¡Usted no tiene lo que yo en la garganta y lo sabe, no le han distinguido la voz, le han premiado su descaro!. ¡Me aseguraré de que su nombre y su paso por Dresde no sean recordados ni en las listas oficiales!”. Con la mejilla colorada me alejé abochornado sin comprender su irritación. ¿Qué más quería? pensé retraído.

La suma que me abonaron por las distinciones recibidas la dediqué a comprar zapatos, abrigos y chucherías para Lara y todos los compatriotas que me ayudaron. También vino tinto, latas de salchichas; pagué gustoso infinitas comelatas en los mejores restaurantes hasta que se agotó el dinero. Traje calzado y souvenirs para todos mis familiares y amigos de Cuba.

No escatimé ni un centavo. Los marcos de la Alemania de entonces nada valían fuera del Muro.

Carátula del disco de los ganadores en Dresde 1976

dresde alemania

Track
01. Andrzej Und Eliza – Hatt’ ich noch mal die Wahl [03:28]
02. Karel Zich – So klingt mein fröhliches Lied [03:05]
03. Gruppe 777 – Lieder soll`n wie Blumen blüh’n [03:39]
04. Boris Grantscharow – Spiel Das Sommerlied Noch Einmal [03:01]
05. Roxana Babajan – Der regen [04:56]
06. Thomas Lück – Wo Kommt Der Schnee Auf Dem Kilimanscharo Her [02:50]
07. Amaury Perez – Ich Hab Mit Dir Das Meer Entdeckt [02:44]
08. Mimi Iwanowa – Ich Will Lieben [03:36]
09. Doina Limbasanowa – Heiß Wie Das Sonnenlicht [03:04]
10. Apostol – Blues Von Der Letzten Gelengenheit [04:07]
11. Sergej Moros – Mädchen Aus Moldawien [03:04]
12. Kreis – Und Wir Gingen Auf Uns Zu [04:55]
13. Eva-Maria Uhrikova – Die Liebe Ist Ein Haus [03:51]

Se han publicado 75 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lupe María dijo:

    Me encantó también este Amaury. Es fabuloso narrar así con tanta solidez, garra y oficio.
    Me fascinaron las frases de “Como el badajo sordo de una campana nueva y “como si fuéramos desnutridas sardinas rescatadas de un mar fétido”.
    Gracias una vez más.

    • Baphomet dijo:

      Esas fueron también mis frases favoritas. Amaurí, eres el mejor, compa: simpre me han dicho que soy un descarado como pocos, pero honestamente no se si hubiera tenido el valor para hacer lo que tú hiciste… ¡MI HERMANO UD. SI ES GRANDE!
      P.D: Mi canción favorita tuya siempre ha sido “amor difícil”.

  • Yosiel Hdez dijo:

    Jajjajajajaj es un comico este Amaury…..hombre a parte de tener un excelente programa…tienes una bonita historia…puedes hacer una película con está historia….te voy hacer una pregunta…jamás volviste a ver esa muchacha que te dio la bofetada…tenías que verle dado un beso para que vea que los cubanos somos supervivientes donde quiera que estemos…este es mi correo pdireccion@tabacosj.co.cu…muchas gracias y que vivas muchos años más…

  • ojeda 55 dijo:

    Hoy vuelvo a disfrutar de tu cronica, asi somos los cubanos, por eso trinfamos en cualquier parte, muchas felicidades por tus exitos constantes, en especial por tu programa actual, Con 2, que lo disfrutamos con amor, como tu y los realizadores lo hacen, se que es un trabajo fuerte de un colectivo, pero el sello es tuyo y contigo esta haciendo su trabajo la mas grande conductora de Cuba, la que mas te quiso, Consuelo, estoy seguro esta junto a ti cada dia de tu trabajo.
    Un abraso de mi familia y mio, desde Morón estamos contigo.
    Máximo.

  • rccc dijo:

    Como dijera el cabo Pantera !Pero, que clase de tipo este!
    Tiene a quien salir, especialmenete a esa grande e inolvidable y ocurrente de todos los tiempos y para todos los tiempos.
    Gracias por ese enfoque de cubanía que se burla, con respeto y picardía criolla, de todo. De cualquier cosa en cualquier lugar que ocurra. Todos los de nuestra edad tenemos algunas anécdotas del cuamplimeinto de esas tareas en nuestra juventud. Pero la cosa está en hilarlas al estilo jodedor cubano con lamaestría y el impacto que tú hijo de gato que sabe cazar ratones lo haces. Gracias fue un buen comienzo del día.

  • Corona dijo:

    Buenísima esta crónica, Amaury. Fueron tempos difíciles pero eras jóven, y la juventud es atrevida.
    Nunca más tuviste contacto con los otros (as) competidores(as) ni con Lara al pasar los años ???. Siempre son muy bonitos los reencuentros.

    Espero pronto puedas encontrar una Editorial que publique tus crónicas. Saludos.

  • Pedro dijo:

    Simpatica cronica Amauri . Me imagino tu incomodidad sin calzoncillos , jejejej

  • JoseCuba dijo:

    Saludos Amaury, muy buena tu crónica así somos los Cubanos nos crecemos ante las situaciones difíciles. Al parecer la soviética tenía sangre zarista y buscó un método violento ante tanta ira. Esperamos tu próxima historia y muchas gracias por este momento tan ameno.

  • felo dijo:

    Amaury, que imaginacion.

    • Lupe María dijo:

      No es imaginación. Es que tiene tremenda memoria y sabe compartirla. Yo vivo en Madrid desde hace años y tengo una amiga también cubana que lo conoce bien y me dijo: Amaurito exagera a veces para hacer reír, pero nunca y jamás miente. Yo le creo Felo.

  • La ley dijo:

    Buena suerte Amaury
    Ya era hora de que aprarecieran cronistas como tu
    Saludos
    desde Esmeralda,Camaguey

  • Victor SA dijo:

    Tus crónicas las estoy guardando, tienes el tino ideal para ser ¨un contador de historias¨ y de que manera, vuelvo a reírme e incluso me hiciste reflexionar al inicio de esta anécdota (informaciones recientes y nada oficiales me dicen que tenemos que estar alertas de que se vuelva al quinquenio gris, aunque por lo poco que sé de esa etapa, fue más de un lustro). Pero tranquilo, centré mi atención en esta narración, a la trama, y mira que los cubanos nos las arreglamos para salir de momentos complicados, pero Amaury, las suyas son ingeniosas; espero cada sábado para deleitarme con tus memorias; gracias por tu cubanía.

  • Henry dijo:

    Excelente. Una pregunta Amaury, solo me la puede responder un artista, no quiero ser ignorante como ese burócrata pero: es verdad que para un artista cubano haber actuado o presentarse en algún escenario de América Latina, es no haber hecho una presentación internacional? Jejeje
    Oye hizo mucho frio ese año en Dresde? porque si hubiera sido yo, mi colgajo hubieran parecido unas campanillas de un árbol navideño jejeje
    Te exhorto a que sigas escribiendo y pido a papi dios para que alguna editorial se anime.
    La última pregunta: cómo va la nietecita?

  • ravecr dijo:

    Amauri hace un tiempo leí un libro de tu autoría, no recuerdo el titulo, por que no escribes otro con estas historias, me parecen refrescante y muy cubanas, anímate y hazlo tú tienes carisma para eso y mucho más

  • cadillac dijo:

    JAJAJAJAJAJAJAJ COMPADREEEEEEEEEEEEEEEE ESCRIBE MUCHO MAS SEGUIDO jaja que manera de reirme con estas tallas, jajajajaja el nudismo gano al publico y la sovietica cogio tremendo berrinche jajajaja, excelente cronica… debias publicar muchas de estas jajaja saludos y espero la proxima.

  • Sady y Annia dijo:

    Me encantó esto, verdad que los capricornios del 26 de diciembre no tenemos horario ni fecha en el calendario.
    Amaury te observo muchisimo cuando sales por la TV y conservas un gesto tan pueril y a la vez correcto y gracioso, jajaja que bueno eso…

  • maru dijo:

    Amaury maravillosas tus cronicas, me divierten mucho, publicalas en un libro te aseguro el exito, me recuerdan las cronicas de Enrique Nuñez, fabulosas.
    La genetica no te falló, cantante, compositor , conductor y escritor. Felicidades

  • yam dijo:

    Gracias Amaury por el desenfado y la sinceridad. Sé que tienes muchas anécdotas que contar no solo tuyas, tú te mueves en un mundo que te nutre de ellas, por favor, no nos las des como las gotas homeopáticas, ya debes ir haciendo las recopilaciones que el tiempos se agota. Lo único que te señalo es que no continuaste con Maggie Carlés: ¿ que pasó con ella ? Me fascina su voz, no he podido conseguir grabaciones de ella con las disqueras callejeras, ni de Clara y Mario, ni de la que siempre le daban el segundo lugar en los OTI cubanos.

    • Amaury Pérez Vidal dijo:

      Maggie siguió, luego de su larga estancia en Paris rumbo a la Florida donde tuvo, al menos hasta donde sé, una linda carrera de la mano de Bebu Silvetti, el artífice de los discos “Romances” de Luis Miguel. Con la muerte de Bebu su carrera se detuvo un poco.
      Maggie ha seguido siendo una gran cantante, y junto a su esposo de larga data Luis Nodal, es, son, unas buenas personas, decentes, siempre lejos de chismes y bretes de farándula. A veces nos escribimos correos inalterablemente cálidos.
      Ella no estaba pasando su mejor época cuando Dresde, escogió, o le escogieron mal, el repertorio, y no estuvo feliz aquella semana del certamen porque sabía, bien que lo sabía, que su voz era única y no lo pudo demostrar. Cantó un bolero de un compositor llamado Luis Rojas llamado “Que te han hecho corazón” que aunque era una bella canción no se ajustaba a los parámetros pop del festival. La recuerdo deprimida y lejana ella que fue, es, y será todo alegría.
      La sigo queriendo.
      Espero haberte respondido.

      • pp dijo:

        maggie es excelente como muchos otros y otras que ya no viven en cuba y por esa razón los multiplicaron por 0, gracias Amaury, continúa escribiendo , todos te seguimos,

  • george dijo:

    darte las gracias una vez mas por tan excelente cronica, recibes un abrazo desde guantanamo mio y de mi familia

  • roberto dijo:

    eres lo maximo un gran cubano continua alegrandonos el alma

  • yosbel dijo:

    Gracias Amaury por tu crónica, ojalá vengan muchas más, felicidades por tu programa…una pregunta: ¿ y no había frío sobre el escenario?

  • Elier Expósito Gutiérrez dijo:

    Jajajaja. Siempre sorprende Amaury…y los símiles…acaban con uno. despues de tantos años me he reido..
    Si lo hubiera preprado no le hubiera salido tan bonito…
    Felicidaades. los cubanos a pesar de tu elevadísima personalidad y cultura…por lo general de queremos y admiramos…no es crítica, es reconocimiento y hnor a
    tu progenitora…

Se han publicado 75 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también