Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Predominará la sensatez?

| 3

Washington y sus aliados están involucrados actualmente en graves problemas fuera de sus fronteras además de sus respectivos panoramas internos que no son para nada alentadores tanto en lo económico como en lo social y político. El enfrentamiento entre Rusia y Ucrania empeora cada día.

Según el filósofo Noam Chomsky: “Estados Unidos ha creado las condiciones previas para la aparición del grupo yihadista Estado Islámico (EI) ya que la invasión estadounidense de Irak conllevó a la segregación de esa sociedad imponiéndose los ‘conflictos sectáreos’ en el país del Medio Oriente.  Estados Unidos no se detiene en Siria e Irak y para fin de año está contemplado el retiro de Afganistán, de impredecibles consecuencias.

En lo que respecta a América Latina tampoco se presenta un panorama muy favorecedor para el imperio, sobre todo ahora cuando gran parte de sus gobiernos y pueblos están más unidos en el empeño de hacer respetar su soberanía.

Para sumar a la lista de sus criminales intenciones ahora el mundo conoce por documentos desclasificados de la propuesta del entonces secretario de estado Henry Kissinger de acabar en 1976 con la Revolución Cubana mediante un ataque armado, que no les fue factible debido a que los más perjudicados podrían ser ellos. Los tiempos han cambiado pero nunca la Revolución ha perdido de vista que quienes mandan al Pentágono son insaciables. Inventan y organizan guerras con cualquier pretexto sin reparar en los genocidios que cometen contra pueblos enteros, que son la mejor muestra de ello.

Ahora, aunque no por casualidad, se han alzado muchas voces a favor de terminar con el bloqueo a la Isla, como la de Hillary Clinton, el reciente editorial de The New York Times, congresistas, Charlie Crist, aspirante a gobernador de la Florida y otros personajes.

A no dudarlo, el interés de todos estos factores y del reciente editorial de The New York Times está de parte de los beneficios que ello le traería a Washington, habida cuenta de los sentimientos de los países latinoamericanos a favor de su soberanía y sus posiciones al lado de Cuba en contra del bloqueo yanqui. Les preocupa sobre todo las ganancias que les permitiría obtener el comercio e inversiones en la Isla.

Según opina el NYT en uno de sus párrafos:

Como primer paso, la Casa Blanca debe retirar a Cuba de la lista que mantiene el Departamento de Estado para penalizar países que respaldan grupos terroristas. Actualmente, las únicas otras naciones en la lista son Sudán, Irán y Siria [….]

En otro fragmento The New York Times subraya:

Reanudar relaciones diplomáticas, para lo cual la Casa Blanca no necesita respaldo del Congreso, le permitiría a Estados Unidos ampliar áreas de cooperación en las cuales las dos naciones ya trabajan conjuntamente. Estas incluyen la regulación de flujos migratorios, operaciones marítimas e iniciativas de seguridad de infraestructura petrolera en el Caribe.

Por otra parte, recientemente en su autobiografía, Hillary Clinton, ex secretaria de Estado aconsejó a Obama cambiar la política de bloqueo a Cuba –muchos consideran que esto es parte de su estrategia electoral–, sin embargo, el presidente actual, como todos los anteriores desde 1962 prorrogó un año más dicha política. En alusión a esta medida, Obama manifestó que “cree que la extensión del embargo contra Cuba por un año [es] a favor de los intereses nacionales de Estados Unidos”.

La ampliación del plazo del embargo se ha convertido en una rutina para todos los presidentes desde que John F. Kennedy introdujo el decreto por primera vez

La ex secretaria de estado estadounidense, Hillary Clinton, apareció recientemente en el estado de Iowa para participar un tradicional evento para recaudar fondos organizado por el senador Tom Harkin, avivando las especulaciones en torno a su candidatura a la presidencia en el año 2016. Este encuentro anual de activistas demócratas atrae a los aspirantes presidenciales, ya que Iowa es considerado como un estado clave para quienes aspiran a la Casa Blanca.

Otras personalidades que durante años se han pronunciado a favor del levantamiento del bloqueo dado los tremendos daños que ha causado a la Isla se han expresado también como es el caso de Jesse Jackson quien califica de guerra fría y anticuada la política norteamericana hacia la Isla.

Los que se oponen a una solución pacífica del diferendo existente no representan ni los intereses ni los sentimientos del pueblo norteamericano.

Cada día son más las voces que se alzan contra la absurda prohibición que impide a los ciudadanos norteamericanos viajar a Cuba. En el propio Congreso de Washington, en sectores económicos importantes, y en cada vez más amplias zonas de la ciudadanía que no entienden la razón por la cual se les impide visitar la vecina isla, pues no tiene argumentos válidos que la sustente.

En 1999 el Council on Foreign Relations, integrado por destacadas figuras republicanas y demócratas, conservadores y liberales, declararon que era tiempo de abandonar la vieja y fracasada política.

Ya el lobby de emigrantes cubanos que no les interesa que haya un arreglo entre ambos países, perjudicando los verdaderos intereses de los pueblos, representa solo a una minoría con poca influencia para obtener sus propósitos.

A lo largo de los años se han producido algunas señales por parte de las máximas autoridades de Estados Unidos de discutir esta situación anómala salvo la iniciativa del presidente John F. Kennedy en 1963 que parecía encaminarse por cauces normales, pero fue asesinado antes de que se pudiera avanzar en los contactos y discusiones subsiguientes que se iniciaron en Nueva York.

En las décadas de 1970 y 1980 durante los gobiernos de Ford, Reagan y Carter hubo algunos contactos entre representantes de La Habana y Washington. El vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Carlos Rafael Rodríguez, se entrevistó en México con Alexander Haig, Secretario de Estado de Reagan y también con Cyrus Vance, Secretario de Estado de Carter cuando ya se habían abierto las Oficinas de Intereses con personal diplomático de Cuba en Washington y de Estados Unidos en La Habana.

Es absurdo que ciudadanos de países como Canadá o de potencias de Europa y Asia, por ejemplo, para no extender la lista, tengan relaciones de negocios provechosas con Cuba y que ciudadanos y empresas de Estados Unidos no puedan tener vínculos normales de negocios con su vecino cercano.

En marzo de 2001 ex diplomáticos del Partido Republicano anunciaron el establecimiento de una Fundación de Política sobre Cuba para que se termine el bloqueo económico. Es una fundación no partidista que intentará educar a los norteamericanos sobre las razones por las que se debe poner fin al bloqueo y rechazará a los extremistas diciendo que esa política hostil no ha logrado nada en todas estas décadas y ha dañado a la economía de Estados Unidos y sus intereses nacionales según expresó la presidenta Sally Grooms Cowal. “Nuestros negocios, ciudades y puertos pierden millones de dólares cada año debido al embargo mientras las familias de Estados Unidos y Cuba se mantienen separadas”, expresó Cowal es una diplomática de más de veinte años de experiencia en el Departamento de Estado en administraciones republicanas.[1]

El libro de Peter Leogrande y William Kornbluh, Back Channel To Cuba, acabado de presentar el La Habana devela todas las negociaciones secretas que entre La Habana y Washington se han llevado a cabo durante cada una de las administraciones yanquis después de 1959, nos adentrará en toda una historia de intercambios secretos entre Washington y La Habana. Así también el libro La Polìtica de Estados Unidos contra Cuba de Elier Ramírez y Esteban Morales, nos introducirá en interesantes acontecimientos sobre el tema.

Nota


[1] Estos datos fueron tomados del libro inédito e inconcluso sobre el tema de Carlos M. Lechuga Hevia.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • PACHECO dijo:

    Muy buena recopilación sobre pronunciamientos acerca del infame bloqueo del cual hemos sido victimas por más de 60 años. Nadie en este mundo ha resistido tanto los embates, privaciones y necesidades, no obstante, con dificultades, sí, pero nos mantenemos y emergemos en muchas aéreas y en otras estamos a la vanguardia, todo el mundo sabe en cuáles. Como se ha calificado de crimen de lesa humanidad, debieran, los presidentes y otros personajes del imperio, ser juzgado por el tribunal de la Haya.
    Si un día se vieran obligados a suspender el bloqueo, lo que se lograra, no será un regalo, ni siquiera un buen gesto de una administración norteamericana, sino el resultado de la certera dirección de nuestros líderes históricos y la capacidad de resistencia, firmeza y amor a la causa, de nuestro pueblo.

    Pacheco

  • monstruo del guajay dijo:

    los imperialistas nos odian y este enfoque jamas debemos olvidarlo,el que siempre estuvo claro fue el CHE.ojo con el imperio porque cada paso que den es calculado para dañarnos,no lo duden

  • LAZARO RAMIREZ dijo:

    ABAJO EL ANACRONICO Y CRIMINAL BLOQUEO.SI LO QUITAN TENDREMOS LA OPORTUNIDAD ENTRE OTRAS COSAS DE DEMOSTRAR NUESTRA AUTOSOLVENCIA.
    POR OTRA PARTE LO QUE NO TENGO CLARO ES QUE LOS GRINGOS HAYAN INVENTADO A LOS SUNITAS Y CHIITAS QUE SE PIDEN LA CABEZA DESDE HACE SIGLOS.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también