Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Los retos de una victoria

| 3 |

Hay cambios interesantes en la política colombiana y la reelección de Juan Manuel Santos fue una muestra visible de estas transformaciones, de las cuales, sin dudas, el propio mandatario ha sido unos de los impulsores.

¿A qué me refiero? La victoria se explica, en parte, a que se logró una alianza que hace algunos años atrás era impensable, los verdes y el Polo Democrático le estrecharon la mano al actual presidente, en otras palabras, que fuerzas políticas enemigas han encontrado en el proceso de paz un punto de encuentro que se materializó en esta segunda vuelta electoral, y juntas lograron otro milagro: proporcionarle la primera derrota al uribismo en 12 años. El senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro, dijo algo muy interesante: A Santos en el 2010 lo eligió la derecha, en el 2014 lo reeligió la izquierda.

Pero aquí hay otro elemento muy importante. ¿Cómo serán a partir de ahora las relaciones de Santos con la izquierda? ¿El único vaso comunicante será el apoyo a los díalogos de paz con las FARC-EP y el ELN? El gobierno tiene que ser inteligente en este sentido, pues Álvaro Uribe, el real y gran enemigo de Santos y todo el proceso de paz, tiene en sus manos el 20 por ciento del Senado y algunos apoyos importantes en el Cámara, y para enfrentarlo es necesario llevar esta alianza electoral a un alianza política en el poder legislativo.

Hay un propósito común: la paz, y debe haber un enemigo común: Álvaro Uribe, quien sin dudas hará una férrea oposición y seguirá como una espada colgando sobre la cabeza del presidente Santos, a la espera del primer error o caída para entrarle a palos frente a la opinión pública.

¿Cómo se explica el triunfo? ¿Cómo Santos pudo revertir la tendencia? ¿Cuáles fueron las claves? Además del apoyo izquierdista, la prensa colombiana ofrece otros detalles, en primer lugar, se habla de una alianza entre Santos y los sectores dominantes en la Costa Caribe, donde ganó en la primera vuelta, pero logró mayor cantidad de votos en la segunda jornada. Según analistas locales, fue un pacto que se concretó con mucho cuidado en las últimas tres semanas; en Colombia, como en muchos países, hay poderes locales que repercuten a nivel nacional.

En segundo lugar, Santos lució mejor en el último debate televisivo, una gran parte del electorado colombiano no está ideologizado y decide su voto en este tipo de presentaciones públicas, y en tercer lugar, los analistas aseguran que Zuluaga, el derrotado, cometió serios errores en su campaña, fue agresiva pero sin propuestas, más centrada en descalificar a Santos que en mostrar ideas propias.

Tras las elecciones de este domingo, Colombia vive uno de los momentos más optimistas de su historia, porque no solo hay una voluntad seria de ambas partes en conflicto de lograr un acuerdo, sino que ahora esa voluntad tiene respaldo popular. Santos logró que los votantes no se sintieran frente a dos candidatos, sino frente a dos opciones: guerra o paz, y optaron por la paz, pero este triunfo representa también un compromiso para el mandatario y las FARC-EP. Hay que alcanzar un acuerdo de paz provechoso para todos, el electorado da votos de confianza, pero también votos de castigo, y este proyecto de paz no puede abortar para el bien de los colombianos y de toda América Latina.

 

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ed dijo:

    Excelente analisis y comentario…ve aprendiendo, Montesinos.

  • LOL dijo:

    Chico se me da un aire (Físicamente) Santos a Victor Hugo el del programa de zurda incluso hasta en la forma de hablar.

  • pocholo dijo:

    “¿QUIEN HA ENTENDIDO MAL?”

    Ahora Santos, tendrá la oportunidad de explicar ¿porqué, detrás de Joe Biden?, salen a recibir al facineroso del Kike Capri que no tiene a donde ir, que mueve al desorden a los ciegos y los sinvergüenza que aún lo escuchan, ¡mal entendió Santos!, que debe respetar a su vecino, ahora a correr diciendo que por favor, que ellos son los más interesados en la estabilidad de Venezuela, pero no dijo claro que en manos del chavismo. Todos sabemos, que es en manos de la oposición, porque les sería una panacea, para el despelote de la oligarquía de los dos lados. Ahora se sumarán otros, que en el pequeño patio del norte en el sur, reciben allá a la Mari Cori y a todos los que quieran ir a contar su versión del cuento, que entre los medios de comunicación de dentro de Venezuela, y los de la oligarquía universal seguirán inflando un globo, que las fuerzas revolucionaria nos encargaremos de desinflar, tarea que no es fácil, por lo que todas las cuerdas deberán tensarse y hacer que colapse si es preciso la internet a la que ya muchos en los países del “patio con cerca” podemos acceder, para que algún día la voz de los pueblos suene en tal tono y volumen que obligue a los sordos a escuchar.
    Como en Miami, la mafia cubana y su sucursal de Batistianos en Caracas, en Bogotá y Miami la mafia venezolana, como una macolla, se mantiene a sus anchas protegidos por el manto de sus amos, allí se habla su mismo idioma, pero son tratados como súbditos, y desde allí sin encomendarse a nadie y a menor costo, retozan con la oposición subordinada y aunque tienen causas pendientes con la justicia venezolana, y frente al pueblo; la súper democracia venezolana o la tolerancia judicial les permite mantenerse, movilizando a la oposición hasta para matar, haciendo casi lo que les da la gana y a pesar de muchas advertencias aún hay muchos por prender.
    El poder empresarial de Colombia, cree que cualquier cambio de poder en Caracas no lo afectaría, porque eso sería la consecuencia de su apoyo a la oposición venezolana, su plata estará a salvo, su mercado natural y el libre comercio será inmediato, sin firmar tratado alguno, porque el pacto para la traición ya está firmado desde hace mucho tiempo, solo que la parte venezolana no ha podido cumplir, están en deuda eterna los que huyeron del chavismo por ladrones, y bandoleros históricos, con la oligarquía bogotana se integran en armonía perfecta al cruzar la frontera en cualquiera de las dos direcciones.
    Nadie piense que se han equivocado, ellos cumplieron la tarea que le encomendaron, jjRendon, Santico, y el Capri, con la exdecana María Ángel Holguín, tendrán así su recompensa y el reconocimiento por andar cuidando el patio de los Kerry.
    Santico, que segue en el poder tiene que hilar fino, porque aunque el toma distancia imprescindible de Uribe, porque lo de ese bacalao es el colmo. Ver para creer, él le pagará a la larga empujándolo cuando sea posible y necesario, para que regrese al desgobierno en Colombia.
    Santos, cree que como ya no existe su último mejor amigo, ahora es borrón y cuenta nueva, los americanos mandaron al Vicepresidente y no al Secretario de Estado, porque ese ya da mal olor en el área. Este paso por los caminos de su pequeño patrio trasero, que se le ha ido achicando en los últimos catorce años, con prisa y sin pausa, porque de donde los han votado, no han podido regresar a mandar, aunque conspiran en todas partes, en unos países con permiso y la participación de feos locales y en otros no tan al descaro, pero lo hacen igual.
    Tremenda oportunidad para Santos poder hacerse entender bien, ahora podrá explicar, ¿qué hacía el Capri, JJ, y su comparsa en Bogotá?. ¿Porqué estos artistas, no fueron a tratar de ver a Correa, o al Indio, a Cristina, Dilma, o al viejo Mujica? , si las Américas son grandísimas y el mundo es aún más grande, ¿porqué no van a ver al Papa para que los confiese? tremendo mal entendido el de “La mesa de la unidad”, que se unió para ver a Santico y a otros no tan santicos, que en esta fase son los guardias jurados del patio de los “Yuma”. Que aunque son unos “desarmados,” están matando al que haya que matar por cuidar la parte de atrás del “tío, San-TANAS.”

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oliver Zamora Oria

Oliver Zamora Oria

Periodista cubano. Trabaja en el Sistema Informativa de la Televisión Cubana. Es panelista frecuente del programa informativo Mesa Redonda de la Televisión cubana. Colaborador permanente de Cubadebate.

Vea también