Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La inocencia de Gerardo (II): La verdadera conspiración

| 13

Gerardo HernándezEl Cargo 3 (conspiración para cometer asesinato) no era parte de la acusación inicial contra los Cinco. Fue agregado, sólo contra Gerardo Hernández Nordelo, más de siete meses después, cuando él y sus compañeros permanecían en prisión, en confinamiento solitario y no podían defenderse.

Durante ese tiempo la prensa local de Miami dio cuenta de reuniones entre el FBI, los fiscales y jefes de bandas terroristas en las que prepararon y anunciaron esa calumnia antes de presentarla formalmente a la Corte.

El Cargo 3 se basaba en dos premisas absolutamente falsas. La primera era un supuesto plan del gobierno de Cuba para derribar, en aguas internacionales, unas aeronaves norteamericanas. La segunda, que Gerardo Hernández Nordelo era parte de ese plan.

Detengámonos ahora en el primer punto. Tal acción, disparar contra aviones de matrícula estadounidense en la alta mar (lo que la ley norteamericana describe como la “jurisdicción especial de Estados Unidos”) hubiera sido un acto de guerra. Alegar que las autoridades cubanas planeasen realizarlo es lo mismo que afirmar que ellas decidieron, en febrero de 1996, agredir a su poderoso vecino y desencadenar un conflicto bélico de proporciones incontrolables. Su resultado, cualquiera lo comprende, habría sido la destrucción física de la isla y el fin del proceso revolucionario.

¿Había acaso antecedentes para semejante conducta? En la larga disputa de más de medio siglo entre ambos países no hay precedente alguno de nada parecido. En su colosal campaña de propaganda hostil Washington jamás ha achacado a Cuba intentar atacar militarmente a Estados Unidos.

Ni una sola vez alguien procedente de la isla o armado por Cuba ha desembarcado allá con ánimo belicoso. Jamás se ha producido alguna incursión cubana a las costas norteamericanas ni contra la zona usurpada a la isla en la Bahía de Guantánamo. Nunca, aviones o embarcaciones nuestros penetraron ilegalmente el espacio aéreo o marítimo de Estados Unidos, ni siquiera en persecución de los que, procedentes del norte, han agredido a Cuba en numerosas ocasiones causando muertes y destrucción.

De hechos de ese tipo Cuba ha sido siempre la víctima y Estados Unidos el victimario o, al menos, cómplice. La historia de la diplomacia revolucionaria está repleta de protestas cubanas, en incontables notas oficiales entregadas al Departamento de Estado y en discursos y declaraciones en la ONU, la OEA y otros foros internacionales, divulgados por los medios de prensa. Nuestros archivos rebosan de tales denuncias y también guardan las respuestas, algunas constructivas, de Washington, incluyendo, por cierto, las relacionadas con las provocaciones de los llamados Hermanos al Rescate durante el año 1995 y las primeras semanas de 1996.

Nunca hubo quejas estadounidenses porque a nadie se le ocurrió en ningún momento atacar a ese país.

¿Por qué hacerlo en febrero de 1996? ¿Cómo explicar que entonces, precisamente, fuéramos a provocar un enfrentamiento militar directo con Estados Unidos, algo que a lo largo de los tiempos habíamos logrado evitar?

En aquel momento Cuba atravesaba su peor crisis, vivía la más profunda depresión económica, su PIB había caído de un golpe en más de un tercio con la abrupta desaparición de la URSS y sus socios del CAME. No tenía aliados en una América Latina toda ella administrada por gobiernos neoliberales y dóciles a los dictados de Washington. Cuba no habría tenido nada que ganar y lo habría perdido todo. Emprender una acción de ese tipo habría sido más que un suicidio, una estupidez. Y hasta los peores enemigos de la Revolución cubana reconocen que su política internacional se ha caracterizado por lo contrario, por la sabiduría y la coherencia.

Afirmar que Cuba quería provocar la guerra con Estados Unidos era un insulto a la inteligencia humana.

El sábado 24 de febrero además, no era en La Habana, exactamente, un día de aprestos bélicos. Soleada, fresca, la jornada de aquel tibio invierno habanero parecía bien distante de cualquier idea de pelea y mucho menos de conflicto armado. Por ningún lado se veían desplazamientos de tropas ni equipos militares. No había movilización o preparación militar alguna.

Había, eso sí, un gran gentío en las calles. Sobre todo hacia el norte y el centro de la ciudad. Muchos se agolpaban en el Malecón, presenciando una competencia náutica internacional a lo largo del litoral. Otros se ocupaban en los preparativos de lo que sería más tarde el último paseo del Carnaval. Muchos, en fin, iban hacia el Stadium de beisbol para asistir a un juego decisivo entre el equipo insignia de la Capital y su principal rival.

En la Universidad se había celebrado el Aniversario 40 de la fundación del Directorio Revolucionario y los participantes, combatientes de antaño y jóvenes estudiantes, compartían el almuerzo en el Malecón desde donde veían el despliegue de personas, alegres y despreocupadas.

Nadie, en aquella multitud, imaginaba que hacia ellos avanzaba la tragedia.

Sólo lo sabían en Washington. De ello hay constancia escrita en documentos oficiales norteamericanos alertando a sus centros de vigilancia de radares, varios días antes, que el 24 de febrero habría un incidente. Como consta que el Departamento de Estado llamó al Aeropuerto de Miami para confirmar la salida de los aviones, y que registraron su trayectoria, desde que despegaron y atravesaron la jurisdicción norteamericana y nada hicieron para detenerlos pese a que lo hacían violando todo el tiempo su plan de vuelo. Todo fue reconocido en el informe que Estados Unidos entregó a la Organización de Aviación Civil Internacional e 1996 y en otros textos oficiales.

Desde el año anterior, además, los dos gobiernos intercambiaban notas diplomáticas y mantenían contactos reservados acerca de las peligrosas incursiones de Hermanos al Rescate y sobre el proceso que Washington había iniciado contra el Jefe de ese grupo por sus violaciones anteriores, que eran suficientes para no autorizarlo a volar ese día. (Esa medida elemental la tomó finalmente Washington, pero sólo después de la desgracia).

Quien nada sabía de lo que pasaba era Gerardo Hernández Nordelo. Él tampoco podía hacer algo para evitar que los aviones volasen ni que entrasen en el espacio cubano, ni para desviar o interrumpir su vuelo. No era él, sino Washington quien podía impedir la tragedia, a lo cual se había comprometido, formalmente, al más alto nivel.

Gerardo no conspiró para matar a nadie. Fueron otros, en Washington, los verdaderos culpables. Ellos y el organizador de la provocación, andan sueltos, libres. Pero Gerardo fue condenado a morir en prisión.

Allá, en Victorville, otros presos se refieren a él como “Cuba”. Tienen razón. Gerardo es Cuba. A él lo castigan con aberrante saña porque encarna a un pueblo que quisieran aniquilar.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yami dijo:

    Gerardo y sus compañeros son vivo ejemplo de la injusticia del gobierno de los EU contra nuestro pueblo, y de la impotencia por no poder derrocar a la Revolución Cubana. Ellos son la venganza de los que salieron pensando en regresar y hasta hoy no han podido, porque existen hombres como Gerardo.

  • Besú dijo:

    muy buen articulo… las sancionales a los verdaderos culpables la esta pagando Gerardo Herandez Nordelo porque el FBI, el Gobierno y la justicia norteamericana se han hecho complices de los terroristas…

  • Osvaldo García dijo:

    Lamentablemente tamaña calumnia y tanta injusticia, no es suficientemente conocida por el pueblo norteamericano, que es el único que podrá hacer que el Presidente de los EE.UU. ponga en libertad a nuestros 3 valientes y dignos compatriotas que aún quedan en las cárceles de eso “monstruo revuelto y brutal”. Hay que seguir buscando vías y medios para que el pueblo norteamericano conozca la verdad sobre nuestros cinco héroes. Libertad para nuestros hermanos.

  • jorge22 dijo:

    Que gran verdad………Publicara la gran prensa americana alguna reseña sobre esta magnifica publicacion……..no lo creo

  • Carlos A dijo:

    Gerardo es victima de la venganza más baja y ruin de la que un gobierno, como el de los Estados Unidos de Norteamereica es complice. Solo la soberbia y la impotencia de personajes que no pueden calificarse de humanos, puede explicar el drama heroíco de Los Cinco. Y pensar que en nombre de la democracia y de los derechos humanos invaden y destruyen naciones.

  • Abel Bordon dijo:

    EXELENTE ARTICULO DE ALARCON, COMO SIEMPRE. DE TODO ESTO HAY MUCHAS CONCLUSIONES, PERO EN MI CRITERIO SE DESTACA QUE LO QUE LE HAN HECHO A LOS 5 ES SÓLO UNA MUESTRA DE LO QUE PASARÍA Y HARÍAN CON EL RESTO DE CUBA Y LOS CUBANOS SI LOS YANQUIS PONEN UN PIE NUEVAMENTE EN ESTA TIERRA Y VOLVEMOS AL PASADO. NO QUEDARIA DE NOSOTROS SIMPLEMENTE NADA, NOS BORRARÍAN DEL PLANETA Y VENGARÍAN EN UNAS HORAS CON TODO EL ODIO Y LA IMPOTENCIA QUE HAN ACUMULADO DURANTE AÑOS.
    POR ESO ES QUE LUCHAR POR LOS 5 ES LUCHAR POR NOSOTROS MISMOS, ES POR ESO QUE GERARDO ES CUBA, COMO TAMBIEN SON CUBA, AUNQUE NO SE LO DIGAN, TONY, RAMON, RENE Y FERNANDO.
    ESTOS HOMBRES INDOMABLES HAN PREFERIDO EL HORROR DE LAS PRISIONES Y HASTA ENFRENTAR LA MUERTE A CAMBIO DE NADA, PRACTICAMENTE RENUNCIARON A FAMILIARES, AMIGOS, VECINOS Y A TODO SU PUEBLO PARA CREARSE UNA FACHADA DE CONTRAREVOLUCIONARIOS, CUANDO EN VERDAD EL OLIMPO DE LOS DIOSES MITOLOGICOS LES QUEDA PEQUEÑO. SU PAGO ES SIMPLE, NUESTRO RECONOCIMIENTO,SOLAMENTE ESO GANAN, POR ESO SON TAN GRANDES Y MERECEN TODANUESTRA ADMIRACIÓN Y RESPETO

  • Frank Mcdallas dijo:

    Y con esos truenos estamos recibiendo al enemigo en nuestra propia casa? Recibiendo a los representantes de personas que nos quieren 100 metros bajo tierra, como lo han demostrado por mas de 50 años. Un poco mas de mas de dignidad Srs, hemos estados en situaciones mucho peores, no creo que a estas alturas nesecitemos nada de quienes nos quieren hundidos hasta el cuello.

    • jose martin dijo:

      hermano lo que ud plantea no es lógico , tenemos que mejorar nuestra relación con usa por que no, déjese de romanticismo que eso quedo atrás , necesitamos que se levante el bloqueo para mejorar nuestro nivel de vida y seamos un poco mas felices , o no ve ud las necesidades que pasamos los cubanos de a pie ,quizás ud tiene una situación económica favorable pero un gran porciento de la población no , dejemos el egoísmo por favor

  • Keko dijo:

    Muy bueno el articulo, la verdad,asi q pensaron q Cuba iba a atacar a EEUU jajaj, eso ni un ninno de 3 annos se lo cree, Cuba no se caracteriza por eso, todo lo contrario, siempre esta alentando por la paz y soberania de las naciones, de verdad q no es facil cumplir una condena cuando uno es inocente, debe ser dificil,ahora mismo no quisiera estar en los zapatos de ningunos de nuestros hermanos q quedan presos en EEUU, solo decirles q mucha fuerza y mucha fe, esperemos q algun dia se haga la verdadera JUSTICIA.

  • Raul Fernandez dijo:

    Excelente articulo de Alarcón. Desmenuza con maestría la esencia de lo que se debate en torno al caso de Gerardo y, con ello, la causa de los Cinco en su conjunto. Se necesitan más esfuerzos divulgativos de este tipo. Por mucho que se haya escrito, dicho y publicado en estos años, la batalla explicativa sigue siendo cuesta arriba.

  • MAGGIE dijo:

    POBRECITO, ME IMAGINO LO Q SE DEBE SENTIR AL SER UNO INOCENTE Y SER CONDENADO(A) A UNA PENA TAN GRANDE. NO ENTIENDO DONDE HAN QUEDADO LOS DERECHOS CIVILES DE ESTE MUCHACHO. SE SUPONE Q SE ES INOCENTE HATA Q SEPRUEBE LO CONTRARIO. MI S ORACIONES PARAEL Y Q DIOS LES CONMUEVA A QUE EL TENGALA OPORTUNIDD DE DEMOSTRAR SU INOCENCIA. DESGRACIADAMENTE ASI ETA PASANDO MUCHO.”TU PALABRACONTR LA MIA” O SEA CUAL PESA MAS. BENDICIONES

  • Elpidio Valdes dijo:

    OJALA SE ACABE EL CAPITALISMO SALVAJE, CRUEL Y GENOCIDA

    Los deseos son ambiciones que cada persona piensa que puede lograr, y en la mayoria de los casos todos esos deseos o ambiciones se elaboran al margen de las realidades diarias y de anos de los que asi piensan, es como remar en un tsunami en el medio del mar contra la corriente que ese tsunami ha generado.

    El pensamiento humano es una de las grandes cosas de que hemos sido dotados, unos dicen que por el creador del Universo y otros dicen que por el desarrollo de millones de anos de la criatura humana, pero lo mas importante en la etapa actual, es que el capitalismo existe, es real, lo podemos tocar con nuestras manos y organos sensoriales, en muchos casos y para muchos es terrible el impacto que ocasiona, incluida la muerte frente a ese monstruo de mil cabezas que hoy por hoy sigue imponiendo sus designios sobre gran parte de la humanidad.

    El lograr ser objetivo nos da la posibilidad de independizar nuesrros deseos de las realidades que nos rodean y al hacerlo estamos logrando que esas realidades sean percibidas con logica, objetividad y por tanto con un pensamiento cercano a ese capitalismo salvaje , cruel y sanguinario con el que aun tenemos que lidiar en nuestras luchas por el socialismo en la Isla de Cuba, que por cierto no somos los unicos en este mundo cruel y salvaje en que nos ha tocado vivir.

    Digamos que lo que hoy sucede, con relacion al supuesto acercamiento de muchos norteamericanos de la clase alta y rica de los Estados Unidos de America hacia Cuba, es un proceso que puede presentar dos vertientes, aclarando que muchos de los implicados no estan actuando con la buena fe e intenciones con que se nos presentan, y la minoria, de ese grupo, quizas este pensando con el corazon y las buenas intenciones hacia Cuba y su pueblo, pero lo mas importante, todo ello es para ser analizado con el corazon caliente y la mente bien fria por parte de nosotros los cubanos, eso nos da la posibilidad de ser objetivo y logicos en nuestros analisis sobre este tema en particular.

    El imperio ha roto muchas lanzas contra Cuba, al tratar de destruirnos, pero aun en su arsenal quedan muchas otras lanzas quer desea romper para triunfar en esta larga lucha entre el capitalismo y el socialismo, una de ellas es la de presentar una cara positiva y supuestamente caritativa al pueblo cubano, con el fin de que los cubanos bajemos la guardia y lleguemos a la conclusion de que ha llegado el momento de la paz, la negociacion y la conversacion entre seres racionales y sobre todo realistas de las situaciones que se presentan ante los capitalistas y los cubanos socialistas.

    Como cubano con experiencia en esta larga, fatigosa, penosa y dura lucha, expongo que para que creamos al Imperioy sus representantes actuales y futuros, el Imperio y sus representantes deben de presentarse a las conversaciones racionales, logicas y justas con el pueblo cubano, con hechos materiales covincentes, sin condicionamiento de tipo alguno y que no dejen lugar a dudas alguna en nuestros corazones y cerebros logico y analitixo , digamos:

    — Terminar el bloqueo economico, financiero y comercial que han impuesto al pueblo cubano por mas de 50 y tantos anos.
    — Pagar al pueblo cubano en dolares, euros, u otra moneda valida cualquiera, los millones de millones en perdidas que le ha causado dicho bloqueo al pueblo de Cuba, pues la muerte ocasionada por este bloqueo no hay dinero en el mundo para pagarla.
    — Entregar de inmedidato el territorio que hoy ocupa la base naval de Guantanamo al pueblo de Cuba y al hacerlo declarar que ha sido una violacion del derecho internacional por parte del Gobierno de los Estados Unidos su ocupacion por mas de 100 anos en contra de la voluntad del pueblo de Cuba.
    — Retirar todo el apoyo financiero, economicos y politico a la ficticia oposicion que creo el gobierno de los Estadeos Unidos de America en la Isla de Cuba, creando mercenarios que responden a sus politicas agresivas criminales y genocidas contra el pueblo de la Isla, recordemos los cuatro terroristas detenidos recientemente (Abril del presente ano) que tenian planes de destruccion y muerte en el territorio nacional, y todo mientras dicen que existe el deseo de acercamiento, por favor que no sea el de la patibularia muerte de nuestro pais y pueblo
    — Comprometerse publicamente en el seno de la ONU, la OEA, UNASUR, CELAC y cuanta otra organizazcion existan, a hacer desaparecer sus politicas de intenciones destructivas y demonizadoras del proceso cubano, asi como a no repetirlas con Cuba u otros paises de America Latina, el Caribe y el mundo.
    — Proceder a libertad de inmediato a los cubanos anti-terroristas presos injustamente en las carceles norteamericanas por el hecho de luchar contra el terrorismo creado, financiado, organizado y apoyado por el gobierno de los Estadeos Unidos de America.
    — Proceder a enjuiciar en Estados Unidos, Venezuela, o Cuba al terroristas Luis Posada Carriles, por sus crimenes contra Cuba y contra otros paises de America Latina y el Caribe.
    — Procesar a todos los complices de Posada Carriles que estan en los Estados Unios, creando las condiciones para evitar que sigan enviado terroristas, muerte y destruccion contra el pueblo de Cuba , como lo hicieron recientemente.
    — Reintegrar a Cuba todo los dineros entregados ilegalmente a ciudadanos de ese pais, bajo la farsa formula de justicia de compensaciones por perdidas de todo tipo, como lo fue la farsa y deningrante compensacion a los familaires de los delincuentes y contrarrevoluci onarios de Hermanos al Rscate que en violacion de la les leyes internacionales vigentes violaron el espacio areo del pais en varias oportunidades y que fueron derribados en aguas jurisdicionales de Cuba comolo lo prueban las fotos del satelite gringo que el gobierno de los Estados Unidos se niega a presentar ante los tribunales de ese pais, y que entre otras cosas probaria lo falso y denigrante de las sanciones judiciales aplicadas a Gerardo.

    Esto podria continuar, pero como quedan mas puntos, los que vendran a Cuba y piden al gobierno de los Estados Unidos rectificar sus politicas hacia Cuba, deben de venir con estos puntos ya aprobados y declarados publicamente por el gobierno de los Estados Unidos de America colmo nueva politica hacia la Isla.

  • Rosendo Lopez-Gottardi dijo:

    Que derecho tan peculiar es el derecho de reservarse el derecho a publicar un comentario???

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también