Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Seymour Hersh: EE.UU. nos engañó respecto a Siria

En este artículo: Estados Unidos, Seymour Hersh, Siria
| 11

Jonathan Cook
Information Clearing House

Traducido para Rebelión por Germán Leyens

 

Information Clearing House

Traducido para Rebelión por Germán Leyens

siriaSeymour Hersh publica su último, esclarecedor ensayo sobre las maquinaciones del Estado de seguridad estadounidense, esta vez respecto a Siria. Hersh presenta un caso muy convincente de que EE.UU. no poseía inteligencia verosímil de que el ataque de armas químicas en Ghouta usando haya sido realizado por tropas de Asad a pesar de que sabía que era casi seguro que grupos yihadistas locales, especialmente el Frente Al-Nusra, tenían sarín y podían utilizarlo.

Al leer ese artículo, tuve que pensar una cosa: Si Barack Obama no hubiera sido obligado a desechar en el último momento su plan de bombardear Siria, ahora estaríamos leyendo sobre esos engaños después de que miles, o probablemente decenas de miles, de civiles sirios habían sido muertos por incursiones de bombardeo aliadas.

También podríamos estar leyendo (o más probablemente no leyendo en vista de la probable histeria bélica) a Hersh después que las fuerzas de EE.UU. habían sido involucradas en una invasión terrestre al colapsar el régimen de Asad. El artículo de Hersh sugiere que los militares tenían un plan para invadir si existía algún peligro de que el arsenal de armas químicas de Asad fuera capturado por los rebeldes, como hubiera sido inevitable en caso de la caída del régimen.

Todo esto suena ciertamente muy familiar. Es un remix de Irak y la inteligencia falsa sobre sus supuestas armas de destrucción masiva.

Se pueden extraer dos importantes conclusiones de esta historia, fuera de la obvia: que nuestros gobiernos nos mienten continuamente para promover sus intereses geopolíticos (no los nuestros) e invariablemente lo hacen bajo la pretensión de “humanitarismo”

La primera es que, no solo nuestros gobiernos mienten como algo natural, sino que nuestros medios mienten en sincronización total con nuestros gobiernos. Hersh saca a la luz un catálogo de fallas periodísticas en su artículo, como por ejemplo en el caso de Irak. Incluso señala que en una conferencia vital en la Casa Blanca, cuando se presentó la principal narrativa falsa, los funcionarios se negaron a invitar a un corresponsal crítico de seguridad nacional, presumiblemente por temor a que pudiera denunciar la farsa.

Nótese que ese artículo de Hersh fue rechazado por el New Yorker, su publicación usual, y por el Washington Post, lo que puede no ser sorprendente ya que este último sale de ese artículo como un gran agraviante en esa patraña periodística.

En su lugar Hersh se vio obligado a volverse hacia el London Review of Books, una publicación literaria londinense que ocasionalmente ha servido de santuario para importantes artículos desdeñados por los medios dominantes. (Lo mismo ocurrió con el largo ensayo de Walt and Mearsheimer sobre el lobby de Israel, que posteriormente se convirtió en un libro éxito de ventas llamado The Lobby.)

La otra es que nosotros como ciudadanos (gobernados por nuestros gobiernos) y como lectores (de sus medios) tenemos que comenzar a despertarnos ante semejantes engaños seriales. Demasiada gente, que de otra manera es inteligente, es engañada por las falsas narrativas que nos suministran. Existe una simple lección: Deja de tragarte la así llamada inteligencia que te cuentan para justificar la agresión, sobre todo cuando está en conflicto con los preceptos del sentido común. Y esa también debiera ser nuestra posición respecto a Irán.

Del mismo modo, no solo debemos ser menos crédulos sino debemos vacunarnos contra los que son más susceptibles al virus. Los que tratamos de advertir que debemos desconfiar de los esfuerzos oficiales por manipular la inteligencia y nuestro entendimiento de los eventos fuimos denunciados, como siempre ocurre en esas circunstancias, como apólogos de Asad.

Finalmente, habría que señalar que el papel de Hersh al sacar a la luz esos engaños, como en tantos anteriores, no debiera adormecernos en una falsa complacencia. Su trabajo no demuestra que nuestros medios son libres y pluralistas. Muestra algo muy diferente.

Siempre habrá el singular periodista investigativo como Hersh al margen de los medios dominantes. Y se puede comprender por qué al leer más de cerca a Hersh. Sus fuentes de información son las que en el complejo de seguridad perdieron la discusión, o llegaron cerca de perder la discusión, y quieren que quede registrado que se opusieron a la línea del gobierno. Hersh les es útil porque les permite ajustar cuentas con el establishment o actuar como una campana de alarma contra futuros esfuerzos de manipular inteligencia de la misma manera. Como lectores nos es útil porque revela disputas que nos muestran con mucha más claridad lo que ha ocurrido.

Por desgracia, el papel de Hersh ha servido sobre todo a los historiadores. Les dice después del acontecimiento lo que realmente tuvo lugar dentro de los pasillos del poder. Pero podría ser mucho más importante si lo escucháramos adecuadamente. Porque nos repite permanentemente la misma verdad: Cuidado con nuestros gobernantes.

Jonathan Cook es un periodista galardonado residente en Nazaret, Israel, desde 2001. Es autor de tres libros sobre el conflicto israelí-palestino: Blood and Religion: The Unmasking of the Jewish State (2006); Israel and the Clash of Civilisations: Iraq, Iran and the Plan to Remake the Middle East (2008) y Disappearing Palestine: Israel’s Experiments in Human Despair (2008)

www.jonathan-cook.net

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article37118.htm

 

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cubano-cubano dijo:

    Nada , que EEUU , seguira mintiendo `para matar y lograr sus intereses , porque NADIE LE COBRA LOS MUERTOS A SUS PRESIDENTES , COMO NO LE COBRARON SUS TORTURAS EN IRAQ A DONALD RUNFEL.

    Y TODAVIA HAY QUIEN EN ESTE SITIO DEFIENDE A EEUU O SE PONE BRAVITO PORQUE NOS INDIGNAMOS CON ESOS ASESINOS.

    • quien fuera dijo:

      Y TODAVIA HAY QUIEN EN ESTE SITIO DEFIENDE A EEUU O SE PONE BRAVITO PORQUE NOS INDIGNAMOS CON ESOS ASESINOS.

      yo no defiendo a nadie pero mijo es que a cubadebate le encanta estas cositas para que despues tu opines asi como lo hace.
      TE REPITO no defiendo a nadie pero porque cubadebate no pone los problemas que hay en cuba ha siii ponen que si una calle llena de basuras y rotas y esas cosasss porque no ponen nuestro verdaderos problemasss Y CUANDO LOS PONEN ES JUSTIFICANDO Y ASI LLEVAMOS UNA PILA DE AñOS GUAPIANDO UN LIMPIA CALLES COBRA MAS QUE UN MEDICO DIME TU HABERRR Y LOS DOS SON SECTORES PRESUPUESTADOSS HAAAAAAAA CONCLUCION LA EDUCACION EN CUBA SI SE PAGA………
      al final yo se que no me van a dejar este comentario publicado pero esto es para debatir y bueno eso aqui es censurado cuando hablas las cosas como son VIVA LA REVOLUCION PERO SIN SECRETISMOS Y SIN CENSURASSS

  • Taboada dijo:

    De los Estados Unidos de América, y de su gobierno en especial, se puede esperar de todo. Lo único que falta es que vayan al cosmos haber si le pueden mentir al universo, que en la tierra todo es paz y tranguilidad.

  • nelson dijo:

    de qué nos asombramos? desde que hay memoria historica todos los imperios han hecho lo mismo “ïntereses-provocación-pretexto-invasión-conquista”.
    ese ciclo se ha repetido una y otra vez.
    ah! que los Yanquis han ido perfeccionado los metodos. es verdad. pero al final es lo mismo

  • DefenderCuba dijo:

    Una vez más queda claro ante el mundo que las potencias imperialistas no tienen que tener siempre la razón, menos mal como se dice en el artículo que no se invadió Siria y que hoy no tengamos que lamentar la pérdida de vidas humanos bajo una falsa justificación como pasó en Irak con la supuesta existencia de las armas de destrucción masiva. Mis respetos a este excelente artículo de Seymour Hersh.

  • Guajiro dijo:

    Bien; pero qué dijo Hersh….

  • Dino dijo:

    El texto del ensayo de Hersh está en inglés pinchando la frase “esclarecedor ensayo” y su ubicación es: http://www.informationclearinghouse.info/article37048.htm. Por lo demás estamos ante un “nuevo” ejemplo de como las élites de poder norteamericanas manejan los temas que consideren decisivos en su geoestrategia y eso vale para ellos lo mismo con gente como W. Bush que Obama, Premio Nobel de la “Pax Americana”.

  • chino dijo:

    Las perdidas de Vidas Humanas hace rato que están ocurriendo desde que estados unidos y occidente le están suminstrando ayuda militar y financiero a los que luchan contra el gobierno de Basar Alasad,los terroristas que matan a poblaciones de siria indefensa y niños y le sacan el corazón a un soldado Sirio para mostrarlo frente a las camaras. como dijera el Che al Imperialismo no se le puede dar ni un tantico Así, nada de nada.

  • Orlando dijo:

    Copio:

    Escribe Germán.

    Al leer ese artículo, tuve que pensar una cosa: Si Barack Obama no hubiera sido obligado a desechar en el último momento su plan de bombardear Siria, ahora estaríamos leyendo sobre esos engaños después de que miles, o probablemente decenas de miles, de civiles sirios habían sido muertos por incursiones de bombardeo aliadas.


    Los civiles sirios YA estan cayendo como moscas o saliendo a la carrera por las fronteras.

    Pero leer este parrafo trae a mi memoria una frase infantil: Si mi abuela tuviese tres ruedas, yo fuera triciclo.

  • moya2161 dijo:

    la intervención militar con la otan no la hicieron , pero se hace realmente con paramilitarismo que no reconoce los derechos humanos que tiene los combatientes y la población civil en una guerra , ya son mas de 150.000 las muertes en Siria, utilizando metodos que el mismo Hitler se espantaría , los de esta semana fueron 90 civiles quemados en el horno para el pan de esto no hay escandalo por la prensa internacional asi como se calló la prensa cuando tomo fuerza la versión que quien uso las armas químicas no fue el ejercito legitimo sino la fuerza ” mal llamada rebelde” , entonces la condena de todo el mundo tiene que ser contra el tipo de guerra que se lleva hoy a los países que no atienden los mandados de Usa y sus esbirros y que no tenga el mundo que soportar nuevamente a los medios y sus filósofos reporteros esconder la información por el hecho de que la guerra no se hizo con la otan y un desembarco “espectacular” de tropas por parte de la franja occidental con las consabidas mentiras sobre sus democracias y las falsas imputaciones que se hacen con los países “desobedientes” según Usa sus autoridades y prensa lacaya….

  • Angelo Cumpa dijo:

    La mentira y el engaño, siempre han sido armas utilizadas por los yanquis terroristas y asesinos yanquis, a esto debemos agregar la desinformación de los medios de comunicación social esta al servicio de la prensa reaccionaria de derecha y de la hipocresía rasera del Tío Sam, no solo para callar grandes acontecimientos logrados por los gobiernos socialistas sino para demoler y derrocar a dichos gobiernos y con estas acciones nefastas y calumniosas, derrocaron a Allende en Chile, a Zelaya en Honduras, y otros. En Medio Oriente haciendo uso de dichas acciones, se trajeron abajo a Gobiernos como en Libia, Irak, Afganistan, etc. Siria resiste valientemente y no se hecha a los terroristas del norte. Finalmente con mentiras EE.UU. se irroga de gran juez mundial y aplica el criminal e inhumano bloqueo,económico y comercial a Cuba, Irán, etc.pero levantarlo no pretende, por el contrario lo prolonga por tiempo indefinido y no muestra la mínima voluntad de liberar a la isla y otras naciones; el Todopoderoso del norte, sigue en sus afanes infernales.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también