Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Profesión para inteligentes inspirados y tenaces

| 10

perioditas-trIntervención del autor en la Asamblea Ramal de periodistas de la Prensa Escrita, efectuada el pasado 21 de febrero.

Si este encuentro de hoy lo consideramos como un espacio que trascienda nuestras habituales terapias grupales, de las que por línea general solemos salir aliviados, como se sale de una consulta médica, aunque con los mismos conflictos y problemas colgando, ¡bendito sea!
Pero si por el contrario la concebimos como una oportunidad para proyectarnos hacia adelante, tenemos que aludir sin falta a los resultados de la recién celebrada Primera Conferencia del Partido Comunista de Cuba.

Y no es por sólo decir que se trata del Partido, que es nuestra fuerza dirigente, y es mucho decir, sino porque el documento al que aludo aproxima un diagnóstico sobre lo que sucede en el terreno de la ideología, que es precisamente nuestro escenario de interacción. Dicho en imagen, ahí se habla de las aguas donde nadan nuestros peces.

Puede que en nuestras filas hayan insatisfacciones en cuanto a lo que se dice sobre nuestros medios y periodistas y hasta que se opine que resulta insuficiente o "más de lo mismo".

En cualquier caso deberíamos asumirlo como un acicate para profundizar sobre nuestras fortalezas, que son bastante, a la vez que sobre nuestras flaquezas, demasiado evidentes, pero con la firme voluntad de terminar de descolgarnos de ese péndulo oscilante en el que se viaja de la autocomplacencia a la autocompasión y viceversa.

Puede que haya quien se enfade porque se nos hagan señalamientos y nos formulen llamados a la superación, por enésima vez. ¿Acaso la superación en su sentido más amplio no ha sido una constante en todos nuestros congresos y en los plenos del Comité Nacional? Ahí está para que nos lo vuelva recordar Moltó, ese denodado misionero de tamaña causa, a quien hemos visto, unas veces henchido de gozo, con la buena acogida de programas al respecto, y otras, por lo menos desconcertado ante la pobre respuesta a convocatorias a cursos, talleres, encuentros, que han constituido irresistible tentaciones a favor del saber y la actualización.

Si nos fijamos con detenimiento en el documento del Partido, vemos que a los cuadros del Partido se les llama a enfrentar debilidades de las que ellos mismos no están exentos, tales como "superficialidad y formalismo, escaso rigor y visión, lentitud en la búsqueda de soluciones, poca creatividad, falta de exigencia, pobres vínculos con las masas, violaciones e indisciplinas, métodos burocráticos, pérdida de autoridad y ejemplaridad.

De manera que parafraseando a Martí, al referirse al conjunto de las denominaciones religiosas, podríamos decir que en materia de señalamientos y llamados a la superación, cuadros del Partido y periodistas, no nos llevamos ni un codo de distancia.

Quiero destacar un recordatorio en el documento que a nosotros los periodistas también nos concierne sobremanera, y es el que se refiere a "la mentalidad como barrera sicológica".

Aunque a la vez creo pertinente prevenirnos respecto a una cierta tendencia, de apropiarnos de una idea y convertirla en consigna que se adhiere como etiqueta infaltable a cualquier discurso y trabajo periodístico para "redondearlos" y "marcar la tarjeta". Ya lo estamos comenzando a verificar, con el riesgo de que por tanto pronunciarlo, sin ton ni son, se devalué, desgaste y banalice.

Que nadie se crea que basta con manifestar que debemos cambiar la mentalidad, para exorcizar los demonios que nos estorban, ni será una especie de abracadabra que modifique nuestras actitudes.

Cambiar la mentalidad entraña un proceso que pasa por un auto examen honesto sobre la mirada que dirigimos a la realidad circundante y cómo interactuar con espíritu transformador. Pasa por identificar y enfrentar cuánto entraba nuestro ejercicio profesional para cambiar lo que se tenga que cambiar a tono con los tiempos y sus contextos. Pasar por el crecimiento que nos propongamos alcanzar en la experiencia que deja cada gestión periodística concreta.

A mi modo de ver, una de esas barreras mentales estriba en nuestras propias inhibiciones ante el tratamiento de los temas y los fenómenos ideológicos y sociales identificados por el Partido, y que esperan de nosotros una atención más sistemática.

También la observación es válida para el empleo del lenguaje y el estilo, rehuyendo las formulaciones dogmáticas, esquemáticas, los lugares comunes y las simplonerías que desprecian la inteligencia de los lectores, su capacidad para pensar y estremecerse de emoción.

Estas inhibiciones parecen condicionadas por una suerte de "síndrome del por si acaso".

Por si acaso me esfuerzo sin llegar a resultado concreto. Por si acaso tengo que desgastarme en un agotador proceso de revisiones y consultas. Por si acaso me busco problemas y me complico la vida. Por si acaso al director o a la directora del medio no comulga con mi iniciativa y "me plancha". Por si acaso a tal o más cual figura o personalidad no le gusta, aunque no se le ofenda ni una pizca. Por si acaso "allá arriba" me dan un cocotazo. Y quién sabe que otros por si acaso más que dejó aquí como tarea para la casa.

Me inclino a suponer que se tenga bien identificados cuales son las áreas informativas intransgredibles, o cuanto menos restringidas, entre las cuales se incluyen sin la menor duda:

-los temas de seguridad y defensa nacionales que son obviamente sagrados.
-los secretos estatales
-gestiones económicas y comerciales con el exterior altamente sensibles.
-la diplomacia estratégica.
-la unidad de la nación.
-los valores nacionales y hasta los imaginarios populares más sentidos.
-la vida privada sin consentimiento de los involucrados.

Deben haber más áreas a las que yo no alcanzo.

En cambio resulta difícil digerir que nos pasen gato por liebre, bajo una secretividad aberrante, y por supuesto ridícula que desmotiva a los periodistas, desmoviliza al público y ocasiona serias erosiones a la credibilidad y el prestigio de los medios.

Todo lo que este fuera de lo instrangredible o restrictivo debería examinarse mediáticamente sin abusivas cortapisas.
Desde esa criatura promisoria y todavía balbuceante que ha echado a andar, pero no exenta de acechanzas, trampas y emboscadas, que es la actualización del modelo económico, hasta todo lo que implica en el campo de la ideología y la cultura, lo que Ambrosio Fornet ha sintetizado magistralmente como el "viscoso lastre de la crisis de los años 90". Esto es, las indisciplinas sociales, el "sálvese quien pueda", el burocratismo, la corrupción y la desmedida adoración al vellocino de oro.

Para ello no podemos permitirnos reproducir lo que tiempos atrás describíamos entre los periodistas como "la política informativa del sí pero no". Es decir, que recibíamos un discurso de aliento al examen de asuntos que al propio Partido interesaba, y sin embargo, cuando llegaba "la hora de los mameyes", la de ejecutar lo alentado, pronto aparecían los frenos en las propias fuentes alentadoras.

Así no se podía por entonces, ni se podría en lo adelante ni "suprimir los vacíos informativos", ni "un periodismo más noticioso, objetivo e investigativo", de acuerdo con la Conferencia del Partido.

Desde luego que lo que el Partido ha proyectado en ese foro no será un paseo ni un camino alfombrado, porque seguiremos encontrando resistencia, vacilaciones e incongruencias que tendremos que ir venciendo en el fecundo ejercicio de la discrepancia, el diálogo, la negociación y el consenso.

Requerirá sobre todo, y quiero subrayarlo, de mucha inteligencia, porque no hay nada en este mundo que la inteligencia no consiga.

En fin de cuenta esta profesión está hecha para inteligentes inspirados y tenaces.

Pero esas cualidades por si solas no bastan. Hay que investirlas y armarlas de saberes, conocimientos y competencias humanísticos y científicos técnicos, mediante la superación, la orilla a la que regresamos a morir después de tanto nadar, o mejor decir, al seguro y protector puerto de la superación.

En este empeño acompañemos al gran Sócrates, y admitamos con lúcida humildad que sólo sabemos que no sabemos nada.

(Tomado del sitio de la Cuba Periodistas)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Muy buen articulo de Ríus, ojalá que lo que lean, oigan y vean nuestros ojos en nuestros hogares no este regido por la autocomplacencia, y el “síndrome del por si acaso” esté relegado a la papelera de reciclaje, "matado y salado".
    A veces, la mayoría, a excepción del viernes y algo el sábado, nuestro órgano de prensa del PCC, el periódico Granma, nos deja con las ganas, quedamos exhaustos, como con perdida de aire, no por haber bregado mucho entre sus escritos, sino por falta de estos.
    ¿Estaremos tan faltos económicamente para agregarle algunas páginas más a nuestro diario?, secciones donde aparezcan más artículos de nuestra realidad científica-técnica, la del mundo, secciones frescas que ayuden a estar mas informados a nuestros militantes y pueblo en general, trabajos de nuestros economistas, pensadores progresistas y los del mundo tambien.
    Me parece a veces y apelando a imágenes, -y díganme si estoy errado-,como que sus editores y periodistas escribieran para personas grises que deambulan por el mundo solo con la vista fija hacia un punto en el horizonte.

    Gracias de nuevo Ríus.

  • OMAR CRESPO PÉREZ dijo:

    LOS PERIODISTAS TIENEN UNA HISTÓRICA MISIÓN SOCIAL Y SE DEBEN A SU PUEBLO Y A SU PARTIDO, Y SU INFORMACIÓN CARENTE DE SENSACIONALIDAD, AJUSTADA A LA VERDAD, A LAS NECESIDADES SOCIALES, VACÍAS DE PREJUICIOS, IMPARCIALES HASTA DONDE CORRESPONDA Y ALINEADAS (ENFATIZO: AL PUEBLO Y AL PARTIDO).
    EL LLAMADO HECHO SIEMPRE A LA SUPERACIÓN, A LA ELIMINACIÓN DE ERRORES Y DEFECTOS CONSTITUYEN UN ACTO DE BUENA FE, TENIENDO EN CUENTA QUE NINGUNA OBRA ES PERFECTA Y QUE SIEMPRE SE PUEDE ALCANZAR LO MEJOR. HOY SE NOS LLAMA A TODOS, PONGÁMONOS TODOS ACORDE A LA ÉPOCA Y DE LA ÉPOCA A SUS CIRCUNSTANCIAS.
    EN EL PLANO PERSONAL, RECONOZCO Y ESTIMULO EL TRABAJO DE LOS PERIODISTAS, AL IGUAL QUE LOS MAESTROS LLENAN DE INFORMACIÓN, CULTURA Y EDUCACIÓN AL PUEBLO A LOS CUALES LES SIRVEN, POR ELLO SU TRABAJO DEBE SER CERTERO. CON LA EDUCACIÓN, Y FUNDAMENTALMENTE IDEOLÓGICA DE LAS PERSONAS, NO SE JUEGA, POR TANTO, MUCHO ESTUDIO, SERIEDAD Y EMPLEANDO UN LENGUAJE CLARO, SIN AMBIGUEDADES, SIN ENIGMAS, FÁCIL DE ENTENDER. EL PERIÓDICO LO LEE TODO EL MUNDO Y A TODO EL MUNDO LE DEBE SER FÁCIL SU INTERPRETACIÓN.
    ADELANTE, QUE USTEDES SON INTELIGENTES Y REVOLUCIONARIOS.
    PINAR DEL RÍO, CUBA

  • Cristobal Mesa Simpson dijo:

    ¡Bravo!

  • Rev Leonides Penton Amador dijo:

    Segun éste artículo,queno tiene desperdicio alguno,se hace necesario un enfoque periodístico más acusiante, más enraizados en los problemas cotidianos que vive la nacion cubana.Cuando se elude el tratamiento de las situaciones reales que ocurren y demandan una información certera,para la bnúsqueda de soluciones posible,por ese terrible temor al cocotazo,o la piedra en el camino, que alguien pudiera poner para dañar el prestigio del periodista honesto que se da a informar las osas tal como estas son,lo único que se obtiene es una frustración mortal que destruye la vida misma del informador.

    Por otra parte,se da lugar a la abertura de grietas muy bien utilizadas, por aquellos, que muy poco le importa el bien supremo de las mayorias sino, sebar un ansia implacable de protágonismo,que a la postre le abra puertas a su ambición desmedida. Es decir,el periodista al no informar las cosas tal como son en realidad,alimenta las posibilidades de los que pueden informar para lograr fines particlares a a sus agendas remuneradas.

    Este llamamiento,es por lo tanto oportuno,y por demás viable.No es otra cosa que un llamado a la raiz misma del periodismo tal como éste se le concibe.De no hacer un periodismo más racional,pragmático y eficiente,nos colocará ante el destructivo papel del panfleto, que no produce sino otra cosa que el desgano y poco dseo de leer lo que ya a priori carece de interés alguno.

  • Castillo dijo:

    En mi opinion el mejor organo de prensa del pais es este de cubadebate.

  • Norma dijo:

    Señor periodista, el título de su artículo yo lo modificaría de la forma siguiente: Profesión para personas competentes, motivadas por la función social que realizan, con un gran respeto hacia los usuarios o receptores de la información que ofrecen, avalado lo anterior por la inmediatez de las noticias y por abarcarse en éstas a todo nuestro planeta. Puedo constatar a diario en nuestros medios las limitaciones o insuficiencias siguientes:
    - Por qué Radio Reloj tiene que repetir hasta el cansancio, cada 30 minutos, las mismas noticias e informaciones. En ocasiones se acaba el juego de pelota que transmiten en la TV y ni en esta emisora ni en el noticiero del cierre de la TV informan el resultado aunque ya haya transcurrido un buen rato.
    - Nuestros medios, fundamentalmente los radiales y televisivos, abusan de las "noticias" nacionales en detrimento de informaciones sobre el acontecer mundial. Además, muchas veces la información internacional se limita solamente a lo que ocurre en los países que conforman la Alianza Bolivariana.
    - No concibo que en el programa "Mediodía en TV" ya me estén diciendo sobre lo que me van a "informar" por la noche en "Lo mejor de Telesur", que ya es "fiambre" por haber ocurrido hace 24 horas. Para mí esto no es más que una falta de respeto al televidente que desea estar informado pero con INMEDIATEZ como se hace en todo el mundo, más ahora con la existencia de Internet a la que los periodistas cubanos tienen pleno acceso.
    Estas situaciones que he expuesto se eliminarían totalmente con una buena dosis de amor al trabajo y competencia profesional. Gracias por permitirme opinar.

  • Francisco Rivero dijo:

    Las consideraciones sobre el ejercico y el oficio del periodismo expresada por el Sr. Hugo Rius son de interes tanto para los profesionales, como tambien para los ciudadanos en Cuba.

    De lo dicho por el Sr. Rius aprecie lo siguiente :
    [..]
    " Requerirá sobre todo, y quiero subrayarlo, de mucha inteligencia, porque no hay nada en este mundo que la inteligencia no consiga.

    En fin de cuenta esta profesión está hecha para inteligentes inspirados y tenaces.
    [...]

    Pensando en lo anteriormente escrito, me permito recordar en este comentario y citar a la vez lo que mis venerables mayores podrian señalar ante estos desafios en que la inteligencia es fundamental.

    " El camino de la aguja tiene que seguirlo el hilo "

    Un saludo cordial

  • Raisa dijo:

    Un artìculo excelente, que debe ser estudiado con profundidad por todos los que conforman en nuestro paìs, el mundo del Periodismo. Y estoy completamente de acuerdo con lo que dice Norma, se deben cambiar esquemas y formas de informar, debe haber mas inmediatez en la informarciòn y que Radio Reloj no nos estè repitiendo hasta la saciedad lo mismo y nos documente en el mas breve tiempo sobre los hechos que acaban de ocurrir tanto en nuestro territorio como en el Mundo y no que nos informe (solo un ejemplo), despuès de una hora que terminò el juego de pelota el equipo que ganò, esto se puede informar al momento de finalizar la contienda, seamos mas eficaces y capaces y que se haga el trabajo con "AMOR", que seguramente todo saldrà bien, gracias

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo. dijo:

    PROFESIÓN PARA TEORICAMENTE PREPARADOS, CONVENCIDOS, VALIENTES E INCORRUPTIBLES.
    Soy testigo de que Rius es así.
    Si se busca lo exigido por Martí y Lenin para la prensa revolucionaria verán que eso es lo que piden.
    Para que la prensa sea el "ANDAMIO ALREDEDOR DE LA OBRA" los que la hacen tiene que tener esas características, porque si no la tienen, si la prensa no cumple su función de siluetear la obra, siendo objetiva y crítica, se deforma la obra.
    La vida ha dado muchas pruebas por el mundo.

  • WILFREDO L. ULLOA COSMEA dijo:

    Quiero destacar un recordatorio en el documento que a nosotros los periodistas también nos concierne sobremanera, y es el que se refiere a “LA MENTALIDAD COMO BARRERA SICOLÓGICA”.

    Aunque a la vez creo pertinente prevenirnos respecto a una cierta tendencia, de apropiarnos de una idea y convertirla en consigna que se adhiere como etiqueta infaltable a cualquier discurso y trabajo periodístico para “redondearlos” y “marcar la tarjeta”. Ya lo estamos comenzando a verificar, con el riesgo de que por tanto pronunciarlo, sin ton ni son, se devalué, desgaste y banalice.

    Que nadie se crea que basta con manifestar que debemos cambiar la mentalidad, para exorcizar los demonios que nos estorban, ni será una especie de abracadabra que modifique nuestras actitudes.

    Cambiar la mentalidad entraña un proceso que pasa por un auto examen honesto sobre la mirada que dirigimos a la realidad circundante y cómo interactuar con espíritu transformador. Pasa por identificar y enfrentar cuánto entraba nuestro ejercicio profesional para cambiar lo que se tenga que cambiar a tono con los tiempos y sus contextos. Pasar por el crecimiento que nos propongamos alcanzar en la experiencia que deja cada gestión periodística concreta.

    A mi modo de ver, una de esas barreras mentales estriba en nuestras propias inhibiciones ante el tratamiento de los temas y los fenómenos ideológicos y sociales identificados por el Partido, y que esperan de nosotros una atención más sistemática.
    COINCIDO CON LO PLASMADO EN EL ESCRITO POR EL PERIODISTA RIUS Y SOLO QUIERO AÑADIRLE UNA ANECDOTA SOBRE EL PERIODISMO ESPECIALIZADO POR CADA OACE.
    ME EXPRESA UN AMIGO QUE UNA PERIODISTA QUE ATIENDE A UN MINISTERIO SE TRASLADABA HACIA DETERMINADAS ZONAS DE DESARROLLO EN UN AVIÓN CHARTER A CUENTA DEL MINISTERIO Y SE ALOJABA EN LAS MEJORES CASAS DE VISITAS DEL MINISTERIO CON TODA LA ATENCIÓN Y ALIMENTACIÓN NO TENIDA EN SU MESA HOGAREÑA. SUS CRÓNICAS ERAN ALABADORAS EN EXTREMO PERO NUNCA SE DEDICÓ A CONOCER LOS CRITERIOS DE LOS TRABAJADORES EN CUANTO A LA SOLUCIÓN HABITACIONAL, SALARIAL, ALIMENTARIA, INFRAESTRUCTURAL DEL TERRITORIO EN BENEFICIO DE LOS TRABAJADORES, LOS MEDIOS DE SEGURIDAD Y ATENCIÓN A LA SALUD, EN OPINIÓN DE MI AMIGO MUY DETERIORADA Y DEPLORABLE.
    LA ENTENDÍ PORQUE SI HACE LO SEGUNDO NI SE MUEVE EN CHARTER NI SE ALOJA EN LAS CASAS DE VISITAS Y LO MÁS SEGURO, PORQUE TODOS TENEMOS NECESIDADES, QUE NI SE LO PUBLIQUEN.
    RECHAZO EL PERIODISMO QUE SE HACE EN NUESTRO PAÍS DONDE TODO ES AZUL Y NADIE INTERPRETA REVOLUCIONARIAMENTE LOS DESMANES QUE SE COMETEN Y QUE UN POR CIENTO PEQUEÑO LLEGAN A ALGUNAS SECCIONES SERIAS DE NUESTRA PRENSA Y LA REALIDAD DE LOS ERRORES DE LOS DIRECTIVOS CUBANOS.
    PIENSO SERIAMENTE QUE EN 53 AÑOS DE REVOLUCIÓN SE HAN DESARROLLADOS INFINIDAD DE PROFESIONALES CON GRANDES CONOCIMIENTOS Y REPITO LO YA DICHO MUCHAS VECES A TODOS LOS NIVELES DE DIRECCIÓN DEL PAÍS.
    "SI TRANSFORMAR O CAMBIAR LA MENTE DE LOS HOMBRES ES TAN DIFÍCIL, POR NO DECIR IMPOSIBLE, ENTONCES CAMBIEMOS A LOS HOMBRES EN TODAS LAS ENTIDADES Y OACE DONDE NO HAYA UN VERDADERO PROGRESO ECONÓMICO MANIFESTADO EN EL COSTO POR PESO TÉCNICO-CIENTÍFICO Y EL REAL CON LA CONDICIÓN NECESARIA Y SUFICIENTE QUE LA VERIFICACIÓN DE LOS RESULTADOS MENSUALMENTE Y LOS QUE NO CUMPLAN QUE LO EXPLIQUE EL SUSTITUTO.
    PARA LOS PERIODISTAS COMO EL EJEMPLO DE MI AMIGO QUE SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
    CONOZCO A ALGUNOS PERIODISTAS QUE POR SU VERTICALIDAD Y ÉTICA MERECEN MI TOTAL RESPALDO Y RESPETO.
    PARA LOS QUE NO COMPARTAN MIS CRITERIOS LES VA MI CORREO PORQUE DE LAS CONTRADICCIONES SALEN LAS ÚNICAS VERDADES. wilfredo@gedich.une.cu
    DEBO AGREGAR QUE ME LEO TODA LA PRENSA Y ESCUCHO TODA NOTICIA Y CON EL TEXTO Y 72 AÑOS DE VIDA Y 57 LABORANDO INTERPRETO EL CONTENIDO ENTRELINEAS.
    POR ÚLTIMO FELICITO A LOS ÚNICOS PERIODISTAS QUE SI DESNUDAN A LOS LINDOROS INCAPACES QUE NOS HAN TRAÍDO HASTA AQUÍ QUE SON LOS HUMORISTAS.
    ULLOA.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Ríus

Hugo Ríus

Periodista de Prensa Latina. Msc profesor titular de la Facultad de Comunicación. Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Vea también