Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Lujo, hambre y furia

| 7
Barack Obama y su esposa, Michelle, tras regresar de la residencia de fin de semana en Campo David. El jefe de la Casa Blanca enfrenta una de las peores crisis económicas en la historia de Estados Unidos

Barack Obama y su esposa, Michelle, tras regresar de la residencia de fin de semana en Campo David. El jefe de la Casa Blanca enfrenta una de las peores crisis económicas en la historia de Estados Unidos. Foto: AFP

La demanda de artículos de lujo -desde zapatos de 800 dólares y cremas cosméticas de mil 300 hasta Mercedes Benz de 200 mil- disfruta un auge, mientras casi 46 millones de estadunidenses dependen más que nunca de la asistencia federal para comprar alimentos básicos y evitar el hambre. Eso resume a Estados Unidos hoy día.

El mercado de artículos de lujo ha registrado 10 meses seguidos de incremento en ventas, reportó el New York Times. Las cifras de ventas de la joyería Tiffany’s, Givenchy, Louis Vuitton, Gucci, BMW, Porsche y Mercedes Benz, entre otros, han registrado fuertes incrementos.

Por otro lado, el gobierno federal informó que casi 15 por ciento de la población depende de asistencia alimentaria, esto es, 45.8 millones de personas, el nivel más alto registrado, 12 por ciento más que hace un año y 34 por ciento más que hace dos. Para obtener asistencia alimentaria federal (food stamps), el ingreso de un individuo debe ser mayor de mil 174 dólares al mes (más o menos lo que algunos ricos gastan en un par de zapatos Louis Vuitton).

La desigualdad económica no se oculta. El economista premio Nobel Joseph Stiglitz indica que sólo en los últimos 10 años, el ingreso del uno por ciento más rico se elevó 18 por ciento, mientras el de los trabajadores industriales se desplomó 12 por ciento. Según un análisis del Instituto de Política Económica (EPI), la riqueza es aún más concentrada en el sector más rico: más de un tercio de la riqueza nacional es concentrada por ese uno por ciento; 20 por ciento de los hogares en el medio de la escala económica sólo contaban con 4 por ciento de la riqueza nacional en 2007, y perdieron parte de eso en la última recesión. De hecho, en 2009, el uno por ciento más rico de los hogares tenía un valor neto 225 veces mayor que el del hogar típico: una desigualdad jamás vista.

Mientras tanto, los ricos pagan menos impuestos que en cualquier periodo del último medio siglo, reconoció el propio Barack Obama. Un nuevo informe del Center for American Progress descubrió que los millonarios pagan 25 por ciento menos impuestos hoy que a mediados de los 90, y mil 400 millonarios no pagaron ni un centavo de impuestos en 2009. Mucho de esto gracias a las reducciones fiscales impulsadas por el gobierno de George W. Bush y prolongadas por el de Obama.

La ira popular contra los representantes del pueblo en Washington sigue ardiendo, según las encuestas, precisamente porque se les culpa de aplicar políticas que benefician a unos cuantos a costa de casi todos los demás. Un 82 por ciento de estadunidenses desaprueba el desempeño del Congreso: el nivel más alto registrado por la encuesta de CBS News/New York Times; una de CNN descubrió casi lo mismo. Más de 4 de cada 5 opinaron que el debate sobre la deuda tenía que ver más con maniobras políticas que con la búsqueda de lo mejor para el país.

Las encuestas también demuestran que Washington hace exactamente lo opuesto a lo que desea el pueblo. Por más de dos contra uno, los estadunidenses afirman que la generación de empleo debería ser una prioridad más alta que la reducción del gasto federal. Un 63 por ciento favorece elevar impuestos a los más ricos.

Pero, más allá de reprobar a sus líderes, ¿habrá consecuencias políticas? Algunos dicen que todos los políticos electos enfrentarán la ira popular en 2012. Sin embargo, otros creen que Obama, aunque ha generado enorme desilusión entre sus bases, no tendrá graves problemas, por un simple y cínico cálculo. Como lo dijo un estratega demócrata al Washington Post: el hecho es que los liberales y progresistas no tienen adónde ir más que a votar por Obama y su partido. Igual, un encuestador demócrata comentó al New York Times que, en el caso de Obama, a pesar de críticas de sus bases liberales a una u otra de sus iniciativas, en el terreno electoral al final de cuentas están seguros de una cosa: van a odiar a los candidatos republicanos. Entonces, sinceramente no me preocupa mucho una base sólida o entusiasta. O sea, el cálculo es que para las bases progresistas, no hay alternativas en el terreno electoral.

Necesitamos una plaza Tahrir no violenta, opina el ex vicepresidente Al Gore. Frente al acuerdo para recortar billones en el gasto, demandado por los republicanos, y ante las necesidades sociales se requiere una primavera estadunidense (en referencia a la primavera árabe) para rescatar al país de los derechistas, dijo en su televisora Current TV. Pero para ello, dijo su entrevistador, primero tiene que haber furia.

“Yo creo que el público sí está furioso, pero también deprimido por la falta de liderazgo y la ausencia de un sentir de que puede ganar. Los llamados populares a que Wall Street rinda cuentas no han llevado a ningún lugar, mientras el dinero de Wall Street mantiene disciplinados a los políticos y los activistas se tuitean entre sí hasta la distracción. Los activistas condenan on lineal presidente, pero hacen poco para enfrentarlo y demandar otro tipo de acción”, consideró el veterano periodista Danny Schechter en su columna en Reader Supported News.

La imagen de la clase política en manos de los más ricos es documentada por todas partes, con donantes millonarios que financian a candidatos de ambos partidos. De hecho, un nuevo informe del Center for Responsive Politics demuestra que Obama recibe aún más de Wall Street para su relección que lo obtenido en 2008.

Para algunos, las políticas económicas de Obama hasta el momento no son tan diferentes de las de su antecesor, como tampoco su continuación de las dos guerras lanzadas por él, y la omisión en exigir cuentas a los financieros y empresarios que llevaron a esta crisis.

Tal vez por ello no sorprende tanto que Obama baile al compás de la misma música que su antecesor, literalmente. Mark Knoller de CBS News reportó que la campaña electoral de Obama está usando la canción Sólo en América de Brooks y Dunn, en sus actos. George W. Bush la usó mucho en su campaña de relección en 2004.

(Tomado de La Jornada, de México)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco A. Dominguez dijo:

    Una casa invadida por el comején: para eso ha quedado Estados Unidos tras la contrarevolución neoliberal de los últimos 40 años.

    Aquí no se habla de justicia. Por lo tanto no se habla de igualdad.

    Todo lo contrario: la desigualdad se promueve, se ansía, se persigue. La mayoria de esos que se quejan de no ser escuchados por el gobierno entregarian el decoro por tal de manejar un Mercedes. Se quejan porque el bolsillo les duele, pero no dejan de ser unos alcahuetes del sistema. Para eso han sido criados.

    Vamos a ver dónde llega el movimiento de indignados europeo. ¿Cuál termina siendo su definición? ¿Y si cruza el Atlántico?

    Francisco A. Dominguez
    Los Angeles, California
    dominguezfranciscoa@yahoo.com

  • H, LO dijo:

    YA ES HORA DE QUE EL PUEBLO DE EE.UU SE EXPRESE DE UNA BUENA VEZ (Espero no sea violenta, Por el amor a las armas que le tienen y las tienen).
    Si hay un pueblo, Una nacion en el mundo mas “engañado” Ese es el pueblo de Los Estados Unidos de America. Engañados por su propio gobierno a que el “Standar” de vida de “sueño americano” que han tenido por siglos a sido solamente por el esfuerzo y trabajo de su propio pueblo y NO al pillaje y robo a las riquezas y esclavitud delos otros pueblos hermanos de este planeta. Les acallaron su conciencias con prevendas economicas que le quitaban a otros pueblos trabajadores, Asi el tractor o maquinaria que ellos fabricaban nos costaba Cien sacos de Papas o Maiz cuando ellos querian lo hacian valer el doble o el triple, 200 / 300 unidades de Porotos o cajas de avocados. Una clase obrera “Aristocratica” y culturalmente mal formada como clase social. Heran y son EXPLOTADOS igual que el resto de la clase obrera mundial.
    WEAK UP BROTHER. Y unete a la lucha y clamor mundial por una sociedad mas justa economica y socialmente democratica. El UNO por ciento de la poblacion mas rica del mundo no nos puede someter de por vida a vivir en una sociedad tan egoista y miserable de por vida. VENCEREMOS

  • josé Molina Vidal dijo:

    Me viene a la mente la frase de Ernesto “Che” Guevara, si no me equivoco en la clausura de la OSPAAL; “Crear uno, dos, muchos Viet Nam”…-
    Frase entre otras otras muy actual, diría que más que nunca. Pero el sionísmo internacional (pués ellos están en todos los países. Tu le preguntas a cualquiera, ¿de donde éres? y cada una te responde por su país de origen, pero el judío de responde: yo soy judío). Pero el sionísmo internacional dueño de las escopetas imperiales y tambien en posición de manjar a los (bloques de naciones) económicamente; está todavía en comando. ¡¿Y yá!?…
    Las condiciones objetivas están creadas en la mayoría de los paises, pero, pero no existen las condiciones subjetivas, que son el surgimiento de un lider verdadero que aglutine y enrumbe la lucha. ¿Tenía o no razón “che Guevara”. Gracias Molina

  • Darío dijo:

    Francisco: toda la razón del mundo.

    Aqui en europa nadie se indignaba cuando, en los 60,70 y 80, la mayoría del mundo era expoliado por nuestras multinacionales para mantener nuestro Estado de Lujoso Bienestar. Es cuando vemos peligrar nuestros pedestales Olímpicos cuando nos “indignamos”.

    Aun ahora la mayoría de gente apuesta por la viejas fórmulas rancias de echarle las culpas de la crisis a los extranjeros, comunistas o incluso a los extraterrestres (no es broma, sino miren la cienciología). Espero de verdad que mi sociedad cambie en su base y se de cuenta de cuanto daño a hecho al mundo con su hipócrita egoismo disfrazado de libertad.

    Y si no, pues arderemos en el infierno. Es triste decirlo, pero una parte de mi lo desea…. pura venganza, supongo, pero hay veces que es lo único que le queda a uno.

  • Alina dijo:

    y que esperar de unos judios y encima NEGROS!¿Qué clase de nación es esta? Es que no sabes cuál es la lema del grán imperio nazi-cionista?: ” Divide y gobierna”. Basta observar lo que pasa con la gente en los paises. Daos cuenta que lla mayoria de los trolls que proliferan por internet no vociferan “Fuera la currupción. Queremos crear nuestros hijos en paz!” no, un buen toll cionista te tecleará “Fuera a los negros y los musulamanes!” Incluso se podría quitar “negro” y conformarse solamente con musulmanes. Ahora creo que no hace falta explicar cuál fu y es el enemigo más terrorifico del imperio cionista. Bretaña (y todas sus colonias incluida AISTRALIA y Canadá), América e Israel dentro de algún tiempo tendran que dar unas buenas explicaciones si no quieren acabar divididos como Polonia en manos de SSSR y Alemania. O tirados a su suerte

  • Argie Ninoska Perez Colmenarez dijo:

    Felicitaciones mi comandante Fidel desde aqui de la Patria Grande Venezuela, te queremos mucho de una amiga que te aprecia…..

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Para llegar a entender cuán miserable es la vida de la mayoría, basta con preguntarnos por qué tantas veces algunos que han perdido un trabajo supuestamente bien pagado, debido al acoso -bien de otros empleados ó de los jefes-, se han presentado ante ellos armados y han matado a cuantos más pudieron para luego suicidarse. ¿Cuanto importante era para esa persona un trabajo más ó menos cómodo en el que ganaba digamos unos veinte dólares la hora y que le alcanzaba para pagar una hipoteca y tener algunos “lujos”, que se le esfumarían considerando que otro trabajo similar a ese lo más probable es que no conseguiría en lo que le resta de vida? ¿Cuan bochornosamente miserable es la vida de un asalariado relativamente bien pagado en relación con la clase pudiente? ¿Que seria de los ricos si se vieran en una situación en la que lo perdieran casi todo como ese trabajador de correo que fue despedido, teniendo en cuenta… no las poquísimas vacaciones que se daba el primero y el bienestar de su casa de tres cuartos, sino que la perdida de una vida de lujo, en la que disfrutaba de varias viviendas, turismo a los mejores lugares del mundo, autos de maravilla, avionetas, helicópteros, joyas, amistades exquisitas, y miles de otras ventajas exclusivas, si tuvieran que conformarse con un trabajo no mejor pagado que el del cartero, y viviendo en las mismas condiciones que antes vivía aquel, y quien no soportó que lo perdiera? ¿Acaso no se suicidarían ó se volverían locos todos los ricos? ¿Cómo es que entonces ellos creen que nosotros sí podemos tolerar lo que ellos no podrían tolerar de ninguna manera?

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también