Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Desde Haití: “Si le pedimos a Dios un médico, le pedimos que sea cubano”

| 13

colaborantes-medicos-cubanos-en-haitiQuerida familia:

Quiero abrazarlos con estas palabras y que en ese abrazo vaya la disculpa sentida a mi ausencia durante algún tiempo. Sucede que al contrario de lo que  puede conocerse por los medios masivos de comunicación, la situación del Cólera en Haití se encuentra en un momento difícil.

Ya ustedes conocen que las condiciones ambientales e higiénicas sanitarias de este país, junto a las características de la bacteria, determinan la endemia que existirá durante unos cuantos años. En estos momentos la llegada de la temporada de lluvias determina por una parte el incremento de enfermedad diarreica aguda de otras etiologías, como virales u otras bacterias.

Al mismo tiempo se incrementa considerablemente el riesgo de brotes de cólera por la contaminación de fuentes de agua. Recuerden que según datos oficiales más del 50% de la población haitiana no tiene acceso al agua potable, y son los manantiales, ríos y arroyos las principales fuentes del líquido vital. Esto se agrava por la ausencia de letrinas y sistemas de recolección de residuales.

Paulatinamente y por diversas razones, algunas ONG se han ido retirando. Nuestra presencia en los 10 departamentos nos permitió conocer que existen 31 posiciones, cubiertas durante la fase anterior, y que ahora han quedado desprovistas de asistencia médica.

La Brigada Médica Cubana (BMC) dispuso el alerta a todas sus unidades, así como la intensificación de la acción de los grupos de pesquisa activa distribuidos por todo el país.

En el departamento Nippes recibimos la información sobre un brote de cólera en la Comuna Baraderes, la cual colinda con el Departamento Grand Anse. Esta comuna posee 5 secciones comunales, en la primera se encuentra la Ville de Baraderes (ciudad principal). A partir de recibir la información la dirección de la BMC decidió enviar un equipos de pesquisa reforzados con epidemiólogos, clínico, pediatra y personal de enfermería, todos con experiencia en el manejo de la enfermedad y en las acciones necesarias para sofocar el brote.

En Ville de Baraderes, atendido por una ONG, pudimos conocer que la mayoría de los casos provenían de la 3ra sección comunal llamada Fon Tortue, de manera que nos dirigimos hacia el poblado principal llamado de igual manera. Otros dos Grupos de Pesquisa Activa intervendrían en la segunda y quinta sección comunal de la Comuna de Baraderes.

Realizamos un recorrido en carro de 50 minutos, una distancia de 6,4 kilómetros, sorteando ríos y pendientes pronunciadas. Se trata de un sitio con abundante vegetación, montañoso, con conglomerados de viviendas precarias tanto en las márgenes de los ríos como en las cúspides y mesetas de las montañas. El estimado poblacional de la subcomuna es de 9 500 habitantes.

Pronto recibimos el calor de un pueblo sorprendido y generosamente agradecido, pues nunca habían contado con personal médico y de enfermería. Establecimos rápidamente relaciones con el magistrado y con otros líderes de quienes obtuvimos la información necesaria para estratificar los poblados y determinar hacia dónde debíamos dirigir nuestras acciones.

Gracias a las bondades de la cartografía pudimos comprender que nos hallábamos en el poblado de mejor accesibilidad, por tanto del resto de las comunidades podrían descender hacia nosotros. De este modo tomamos la determinación de establecer un punto de tratamiento para los casos de cólera que requiriesen hospitalización o tratamiento endovenoso. Rápidamente la población consiguió un local apto para tales fines. Al conocerlo expresamos que era inconveniente, pues se encontraba al otro lado de un pequeño río, lo cual dificultaría la llegada de los pacientes, a los pocos minutos y sin decir palabra alguna una veintena de pobladores, conducidos por el magistrado, construyeron un puente de rocas que rebatió nuestros planteamientos.

Durante los 15 días de intervención pudimos atender a 27 pacientes con cólera, quienes recibieron tratamiento endovenoso por encontrarse con deshidratación severa o moderada, sin lugar a dudas vidas que han sido salvadas en esos recónditos parajes. Esa noble e importante acción no era lo fundamental, puesto que habíamos llegado para erradicar el brote de cólera.

Con el magistrado y los líderes conocimos del fallecimiento (anterior a nuestro arribo) de 5 personas. Dos semanas antes de nuestra llegada se realizó una ceremonia con un fallecido por cólera, que consistió en bañarlo en el río, lo cual pudiera haber motivado el brote.

Con toda esa información elaboramos un plan de intervención, priorizando aquellos lugares de mayor numero de casos atendidos, así como los que aportaban fallecidos.

Recorrimos 13 poblados, con caminatas que llegaron a las 4 horas y media, desandando montañas, algunas de las cuales parecían no tener fin. A todos esos lugares fuimos junto con el grupo de líderes comunitarios, a quienes capacitamos en las labores de educación y promoción para la salud. Es difícil que las palabras muestren el grado de confianza y aprecio que se genera en esas condiciones. Pronto nos convertimos en un solo grupo, reímos, charlamos, atravesamos ríos con el apoyo del otro.

En cada poblado realizamos acciones de educación sanitaria, controles de foco mediante visitas a los hogares de enfermos o fallecidos por cólera y tratamiento a los contactos, determinando las posibles fuentes de infección mediante la visita a los manantiales, ríos y arroyos de donde extraen el agua de consumo; a su vez distribuimos cloro a toda la población así como sales de hidratación oral. Los principales protagonistas de esa intervención eran los jóvenes que formaban parte del grupo de salud; ellos enseñaban, explicaban auxiliados en nuestra presencia y asesoramiento. Esto es doblemente importante puesto que por una parte el mensaje llega codificado en sus formas comunicativas y por otra, posibilita acciones posteriores por parte del grupo en todos esos poblados.

Nos retiramos luego de 3 días sin casos de cólera. Nuestras mochilas ya con pocos insumos y alimentos, van cargadas de amor, van llenas de convicción solidaria. Viene a mi mente una expresión de un joven poblador de Fon Tortue, que le dijo al Dr. Somarriba, coordinador de la BMC: “Si le pedimos a Dios un médico, le pedimos que sea un médico cubano”

Miro un segundo los rostros de mis compañeros al despedirnos de aquella gente y veo que  el cansancio se disipa. Difícil será para nosotros desmayar o ser vencidos por el cansancio ante esas miradas que suplican más esfuerzos, que nos piden en toda la geografía de este hermoso país que continuemos los cubanos y latinoamericanos salvando vidas, regalando esperanza, sembrando compromiso hacia el otro, cultivando preocupación genuina y solidaridad. Llegado a este punto, me acuerdo de Silvio: “Solo el amor engendra la maravilla”.

Abrazos,

Emiliano

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Argimiro dijo:

    “No hay nada reconforte mas el ánimo cansado, que ver ese espectáculo de hombres que se aman”, así afirmo el Maestro. La trascendental obra humana que realizan los médicos cubanos, no implica curar, sino, además amar; por eso hermana. Eh, ahí el resultado: “cuando pedimos a Dios un medico, pedimos sea cubano; y se lo concede, porque en Cuba tiene Dios un ejercito de ángeles guardianes.

  • niro dijo:

    mientras otros riegan la tierra con “bombas humanitarias”

  • orlando dijo:

    cuanto le pagan a estos medicos y cuanto recibe el gobierno?

  • patriota dijo:

    Mi estimado Orlando no todo en este mundo es dinero,acaso no has estado ante una brigada medica Cubana?te lo has perdido, el pago de ellos es la felicidad de un ser humano a quienes ellos se la regresan, felicidad que niegan los mercaderes de la medicina,en mi pais si no tienes como pagar un medico simplemente te mueres.Te recuerdo que en Haiti no hay petroleo pero si mucha miseria por lo tanto alli solo llegan a ayudar los que sienten la solidaridad humana .Particularmente soy un agradecido con Cuba y el Dr Ramos quien le regreso la felicidad a mi hijo y por tanto a mi,solamente se llevo mi gratitud pero a travez de el conoci un poquito de Cuba.

  • alexander dijo:

    para damian mis mas sinceras felicitaciones, por su sinceridad cada cual escoge el camino que desea seguir en la vida me siento orgulloso de ser cubano revolucionario y médico a la vez aca en haiti.
    para orlando no es el dinero lo que mueve a los medicos cubanos que estamos aca en esta tierra al parecer maldecida por los dioses, le puedo asegurar que hacemos nuestro trabajo con amor y dedicacion y no para justificar una mision o una ONG como pasa actualmente, el autor de este articulo es argentino como el che, pero tambien es cubano como son el resto de los hermanos que estan aca de la ELAM y proceden de diferentes paises latinoamericanos fundamentalmente y hasta de los estados unidos, te invito a que visites un dia este pais para que veas con tus propios ojos la verdad y no tanta mentira como son capaces de producir los medios de comunicaciones, eso si solo por un poco de dinero.

  • loca dijo:

    me imagino que el desacuerdo con el gobierno fue porque no lo ensennamos bien a escribir, no?

  • Osvaldo Arango dijo:

    Loca deja de ser autosificiente, que la falta de ortografia aqui en cuba esta que da al pecho.
    El socio esta orgulloso de lo que hacen nuestros medicos y eso es lo que importa ya que s una persona honesta y si esta de acuerdo con nuestro gobierno o no es su soberano derecho.

    Como dicen en la novela brasileña

    DIANTRES!!!!!!!!!!!

  • Osvaldo Arango dijo:

    FIJATE QUE HASTA A MI SE ME FUE UNA ERRATA CON AUTOSUFICIENTE JEJEJEJEJE

  • julio dijo:

    Amigos del mundo, se habla mucho de la solidaridad internacional, tenemos costosos sistemas de asistencia internacionales como Naciones Unidas, etc. Pero como se entiende el nivel de miseria en Haiti, cuando uno a sido testigo como el dinero fluyo de una manera nunca vista para salvatajes a Bancos o Empresas, estoy de acuerdo que son piezas importantes para los paises ricos y dan muchos empleos, es indudable, pero que pasa con el ser humano, si, este tan maravilloso ser de una creacion magnifica que se valora tan poco, cuando no hay en juego nada mundial ( egemonias, economias, etc ) pero cuando se trata solo y nada mas que seres humanos, no hay interes de los inversores, de los gobiernos o del publico en general, creo que debemos re valorarnos nuevamente, aunque conduscamos Cadillac, Mercedes Benz o Aston Martin, no somos mas que lo que nuestros actos demuestras y gritan. Que hombre mujer y ñino de este mundo puede decir que son honorables si existe tantas personas viviendo horrores como los de Haiti.

  • Noeliacal dijo:

    Exelelente!

  • Gustavo Casalduc Torres dijo:

    Dios bendiga a Cuba !
    Gracias en nombre de Los Pueblos Latinoamericanos , gracias por llevar el Cristianismo a su maxima expresion ,cuando leo cosas asi , recobro la fe en la humanidad ,gracias Fidel , gracias Che , se predica con el ejemplo.
    Dios bendiga Los pueblos de america Latina
    desde Puerto Rico
    Gustavo Casalduc Torres

  • FRANCISCA dijo:

    ESTOY DE ACUERDO CON JULIO, TE FELICITO, Y COMO VA LA SOCIEDAD CON CAPITALISTAS TRATANDO DE QUEDARSE CON TODO MUCHOS PAISES VAN POR EL MISMO CAMINO DE HAITI.

  • haiti dijo:

    Saludos y muchas feliciadades a los medicos que continuan en Haiti,yo tuve la oportunidad de trabajar junto a 5o medicos Bolivianos y 800 latinos , africanos y de estados unidos , todos graduados de la ELAM, fue una experiencia muy dura pero hermosa a la vez, porque es hermoso sentirse realmente util en la vida…actualmente estoy trabajando en un area de Bolivia que es como un pequeño haiti,azotada por enfermedades infecciosas, me alegra saber de ustedes, y mas que la mision cubana en Haiti fue nominada para el Premio principe de Azturias.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emiliano Mariscal

Emiliano Mariscal

Médico Epidemiólogo Argentino formado en Cuba. Miembro de la Brigada Internacional Henry Reeve. Actualmente en Argentina.

Vea también