Imprimir
Inicio » Opinión  »

¿Diferente collar?

| 2

En su discurso en la escalinata de la Universidad de La Habana el pasado 3 de septiembre, Fidel recordó que Estados Unidos fue el primer país en usar armas nucleares para agredir a otra nación, cuando bombardeó las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945, a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Advirtió sobre las dimensiones que tendría el empleo de armas nucleares en el presente, al señalar que este tipo de armamento en la actualidad equivale en 440 mil veces al poder destructivo de aquel.

Han transcurrido sesenta y cinco años desde que Estados Unidos inauguró la Era Nuclear cuando,  probó los dos primeros artefactos de exterminio masivo sobre el Imperio del Sol Naciente, con un saldo de ciento cincuenta mil cadáveres. Luego de más de medio siglo, Washington amenaza con una peligrosísima catástrofe universal de ominosas perspectivas.

Con el actual poder de devastación, podría incluso aniquilar gran parte del planeta. Cabe preguntarse cuáles serían las secuelas que dejaría tal catástrofe para los posibles sobrevivientes.

Así y todo el gobierno del Potomac parece obviar las funestas consecuencias cuando monta un teatro de provocaciones en torno a Corea del Norte e Irán.

Somos ahora testigos una vez más de cómo Washington se burla del derecho internacional e ignora a Naciones Unidas mientras arremete contra los pueblos de Iraq y Afganistán causando miles de víctimas mortales y pone de manifiesto nuevamente hasta dónde llega la quiebra de los valores éticos de Estados Unidos y otras potencias capitalistas que lo secundan.

Entre la primera y la segunda Guerra Mundial transcurrieron apenas veinticinco años y millones de personas de una sola generación tuvieron que padecer las consecuencias nefastas de esas dos contiendas bélicas. Sin respiro, cuando se firmó la paz, se inició la Guerra Fría , inaugurando un período de conflictos sin precedentes con graves tensiones internacionales.

El Plan Marshall para la reconstrucción de Europa Occidental que contribuyó para separar aún más a los bandos contendientes.

Ante cada agresión se puso de manifiesto la voluntad siempre renovada de los pueblos por su identidad y soberanía.

En la década que sirvió de marco a la última guerra con sus cincuenta millones de víctimas, se produjo el alumbramiento de la Revolución China y la independencia de la India y Pakistán.

En la segunda mitad del siglo pasado toma el poder Nasser en Egipto, protagoniza el acto soberano de nacionalizar el canal de Suez -considerado por los ingleses como el Gibraltar oriental para completar entonces el dominio del Mediterráneo- y responde al ataque militar de Israel, Francia y el Reino Unido. Así también triunfó el movimiento dirigido por Nkrumah en Ghana, primer país del Áfricasubsahariana en independizarse de la explotación colonial británica.

Es un hecho evidente que la quiebra extendida de valores éticos, el injusto orden económico que rige el mundo, la burla del derecho internacional cuando conviene a los intereses de las grandes potencias, la discriminación racial que ha originado sangrientos enfrentamientos étnicos, los masivos desplazamientos de poblaciones huyendo de venganzas, miserias y persecuciones religiosas, dibujan un panorama de incertidumbre que inevitablemente llevará a explosiones sociales y a nuevas guerras, a nuevas luchas de los pueblos para alcanzar un mejor destino.

Durante la Guerra Fría nunca estuvieron ausentes las acostumbradas agresiones de Washington. Ejemplos de ello con los ataques a Cuba, Irak, Granada, Guatemala, República Dominicana, Haití, Nicaragua y Panamá.

Se mantuvieron los interminables conflictos en el Medio Oriente, las agresiones del militarismo japonés en Asia, la guerra de Corea, la lucha de Vietnam por su independencia contra Francia primero y después contra los Estados Unidos y los enfrentamientos en África para señalar solamente algunas de las situaciones que han dejado incontables víctimas, sufrimientos y desengaños pero también de voluntad siempre renovada de los pueblos para luchar sin descanso por su identidad, soberanía y contra las injusticias sociales.

En su incontenible ambición hegemónica Estados Unidos dio a luz en esos años pactos militares que extendían a otros puntos geográficos la influencia de la OTAN. En l955 se formó el Tratado de la Organización del Sureste Asiático, SEATO, con Estados Unidos, Australia, Nueva Zelandia, Tailandia, Filipinas, Pakistán, Francia y Reino Unido. Se integró la Organización del Tratado Central, CENTO, con Irak, Reino Unido, Turquía, Pakistán, Irán y los Estados Unidos, que fue disolviéndose cuando se produjo una revolución en Iraq en l958 y el Sha de Irán salió huyendo por el levantamiento popular que arrasó con su régimen.

El otro aspecto de ésta realidad militar es que submarinos y portaviones norteamericanos surcan desde entonces todos los mares del universo. La Guerra Fría proyectó su sombra con acentuados matices en aquel tiempo.

En este decenio hay que recalcar como acontecimiento destacado la Revolución Cubana por su alta significación y por surcar caminos inéditos para los pueblos dependientes por la profundidad de sus cambios y su firmeza frente a la política agresiva de los Estados Unidos, primer poder militar y económico del mundo y que logró la hazaña de establecer el primer régimen socialista del Hemisferio Occidental.

Gran connotación tuvo asimismo el proceso de descolonización que hizo su aparición en ese tiempo de cambios radicales, alterando la geografía política congelada durante largos siglos de dominación colonial.

Francia estallaba su primer artefacto atómico en el desierto del Sahara en la década del 60, para júbilo del general De Gaullequien, desde el Elíseo, exclamó que desde ese momento, Francia "era más fuerte y más grande". Ya otras potencias se habían adelantado. Estados Unidos en l945 que fue la primera vez que hizo aparición un arma de destrucción masiva, la Unión Soviética en l949 y el Reino Unido en l952.

La bomba de hidrógeno la fabricó Estados Unidos en l952, la URSS en l953, el Reino Unido en l955. Francia no la obtuvo hasta l968. Los soviéticos ya habían probado con éxito su primer cohete intercontinental en l957.

La Guerra Fría proyectó su sombra con acentuados matices en aquel decenio. En l962 una catástrofe nuclear sin precedentes, y posiblemente sin futuro, amenazó al mundo.

El desplome de la Unión Soviética que arrastró a los otros países socialistas de Europa ha sido un acontecimiento que ha dejado una huella profunda en la historia de finales de siglo pasado, lo que ha significado una alteración sustancial en las relaciones internacionales.

Ahora, ante un posible holocausto y analizando las proyecciones en política exterior de la actual administración yanqui, con especial acento en los países orientales y en América Latina, muchos coinciden en que quien sea que ocupe la Casa Blanca -ahora es el turno de Barak Obama- debe protagonizar una continuidad o una escalada condicionada por los archipoderosos, algo así como un destino ineludible, pero que al final podría desembocar en la destrucción del Imperio.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • felipe barroeta m dijo:

    Como de costumbre es una clase de politica inmejorable leer al amigo fidel/

    gracias por su aporte.

    Felipe

    Venezuela

  • Ernesto dijo:

    Solo una pequeña corrección:
    Al principio del artículo dice: "En su discurso en la escalinata de la Universidad de La Habana el pasado 3 de agosto, Fidel recordó ...", cuando debe decir 3 de septiembre. Gajes del oficio.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también