Imprimir
Inicio » Opinión  »

El águila mantiene sus garras sobre Cuba

| 2

La reciente decisión del gobierno norteamericano de incluir a Cuba en una nueva lista de supuestos países patrocinadores del terrorismo ratifica que Washington pretende mantener sus garras imperiales sobre la isla caribeña, a la cual impone desde hace más de 50 años una ilegal y frustrada política de guerra.

Para quienes ilusamente aún hablan de un cambio de conducta de Estados Unidos hacia Cuba no queda ahora argumento alguno para defender esa descabellada idea, luego que un portavoz del Departamento de Estado norteamericano ratificó, sin más ni menos, que la mayor de las Antillas “se ha ganado” estar en otra lista elaborada por un régimen que se erige juez internacional, siendo el principal patrocinador de la violencia y el crimen en el mundo.

Tal determinación de la administración del presidente Barack Obama fue incluso criticada este miércoles  por el influyente periódico The Washington Post, el cual en unas de sus columnas principales la calificó de ridícula, y subrayó que ello evidencia la necesidad de que la Casa Blanca debe transformar de una vez por todas su política hacia la isla caribeña.

Pero la más reciente agresión contra Cuba, cuyos ciudadanos en lo adelante deberán someterse a una revisión extra de sus equipales y cacheos exhaustivos antes de viajar con destino a Estados Unidos, no sorprende a nadie, tomando en cuenta la vieja y continuada postura hostil de Washington con respecto a la pequeña nación latinoamericana.

A pesar de que Obama, tras su llegada al poder, transmitió la imagen de que tenía intención de variar la política norteamericana hacia Cuba, nada de ello ha ocurrido en la práctica, y por el contrario se incluye a la mayor de las Antillas en la nueva lista de supuestos países patrocinadores del terrorismo.

A la vez, el actual presidente norteamericano no ha dado un solo paso dirigido a levantar el bloqueo económico, financiero y comercial que los sucesivos regímenes de Washington han impuesto a la Isla a lo largo de medio siglo.

Igual, poco o nada ha variado el accionar belicoso y el lenguaje altanero, no sólo hacia Cuba sino internacionalmente, de una administración que vendió una imagen aparentemente conciliadora y reformadora, pero que la realidad no ha demostrado diferenciarse de sus predecesoras.

La efigie montada del  “Obama bueno” evidentemente ya se ha desmoronado.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • IselA dijo:

    La actitud terrorista, guerrerista y genocida de USA
    Me recuerda la carta que Jose Marti le escribio a su amigo Manuel Mercado: ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso.
    Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas

  • Gerardo Beranl Domenech dijo:

    Ya era de esperar una actitud siniestra por parte de esta nueva administración norteamericana. Lo que me impresiona es que la falta de moral que caracteriza a esta acusación realizada a nuestro país y a otras nobles naciones de ser patrocinadores del terrorismo, ya no se limita a los principios y responde a lo absurdo. Cuando el mundo entero conoce que los únicos que patrocinan, financian y protagonizan los actos terroristas son ellos, ellos son los que brindan apoyos y protección al elenco terroristas que hoy son reclamados fuertemente por la comunidad internacional. Tenemos como ejemplo clave al connotado terrorista Luis Posada Carriles, principal responsable de la voladura del avión de cubana de aviación procedente de baldados en el año 1976, causándole la muerte a 73 persona, y hoy se encuentra transitando libremente por ese país y sin ser verdaderamente enjuiciado por sus actos. A todo esto se le suma la decisión del propio presidente de los Estados Unidos Barack Obama “supuestamente merecedor del premio Nobel”, de considerar incluir a Cuba en esa lista incrédula. Por tal motivo es que considero que el imperio crece y se fortalece en el interior del gobierno de Obama, en espera de la oportunidad correcta para atacar.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Vea también