Imprimir
Inicio » Opinión  »

Cuba no está a la venta

| 5
  • Palabras de Enrique Arturo Antonio Houston Touceda en la entrega al pueblo de Cuba de la Bandera Nacional que ondeó en Cárdenas, el 19 de mayo de 1850.

Enrique Houston Touceda al entregar la Bandera cubana que ondeó en Cardenas en 1850Señor Presidente, invitados, damas y caballeros:

Ustedes me honran con su presencia aquí en este día. Quisiera unir mi agradecimiento junto al Doctor Leal, a la Dra. Sánchez que hizo posible también que este acontecimiento sucediese.

Quisiera agradecer a todos aquellos que tan amablemente nos han tratado durante nuestra estancia aquí, aquellos que prepararon nuestro viaje, todos aquellos que nos han tratado tan generosa y amablemente mientras hemos estado acá. Nos han tratado como familia y he sido aceptado y adoptado como miembro, como un ciudadano de este país, lo cual yo agradecidamente acepto.

El Doctor Leal mencionaba que esta bandera estuvo en posesión de mi familia. De hecho quiero decir ahora que esta bandera estuvo en posesión de mi familia, estuvo en posesión de mi abuelo y Alicia (Macías) le pidió a él en un momento que la devolviera, porque deseaba que fuese devuelta y siempre fue el deseo de mi familia que estos emblemas y símbolos tan significativos fuesen devueltos al pueblo de Cuba.

Esta bandera estuvo en las manos del General Narciso López y en mi corazón, y aunque he tenido esta bandera en mi casa, nunca ha sido mi posesión. Tampoco creo que sea la posesión de este edificio o la posesión del gobierno. Hablo desde lo más profundo de mi corazón: este símbolo y todos estos símbolos que nos rodean a todos nosotros ahora, si hay que determinar quiénes han de poseerlos, hemos de decir que es el pueblo de Cuba quien ha de poseerlos.

Nosotros, si lo hemos tenido, lo hemos tenido como guardianes. Han estado bajo nuestra custodia durante años, pero lo más importante a largo plazo es el pueblo, y el pueblo debe entender lo que estas banderas simbolizan.

A través de los años 1800 Cuba combatió contra el gobierno español. Hubo una conspiración de 1809 a 1810 que no trajo consigo nada, otra en 1823. Contradictoriamente uno de los líderes de esta conspiración fue un poeta, a lo largo de la historia han habido muchos poetas que han sido líderes, y luego llegamos a la fallida expedición que apenas duró un día, en 1850, que es ahí donde este estandarte llega a suelo cubano y ahora es devuelto después de tanto tiempo.Su destino siempre fue este.

Fue este primer intento de alzamiento en armas que energizó el pueblo cubano. Cuando usted ve allá afuera en la Plaza esa estatua (de Narciso López) no es una mera figura de piedra. Esa persona fue un verdadero héroe que dio comienzo a esa guerra quizás con unas 400 personas bajo su mando, y tres semanas más tarde fueron 800 personas hasta llegar a 1200.

Narciso López fue el primero en ganar los corazones y las mentes de las personas y darle la energía y la valentía para que luchasen contra el imperio español. Por supuesto que huyeron a Bayamo donde 30 mil personas dieron sus vidas, y es mi oración que los hijos del pueblo de Cuba conozcan estas cosas. Sé que aquí en este lugar hay muchos directores de museos, museos de arte, museos de historia. Como directores de museos que son ustedes al mismo tiempo son maestros, e historiadores. También son guardianes del pasado, para mirar al pasado de manera tal que podamos saber a qué mirar cuando contemplemos el futuro, qué debe guiarnos; estas son cosas muy importantes.

No fui yo quien decidió traer esta bandera; estaba destinado a traer esta bandera aquí. Mi abuelo quería que esta bandera llegase a Cuba. Mi tío Enrique Javier Touceda había hecho preparativos para traer esta bandera a Cuba en los años 40 a través del Departamento de Estado de los Estados Unidos, pero un desafortunado incidente, que fue la profanación de la estatua de José Martí, destruyó ese intento.

Pero sabemos estas cosas porque tengo en mi posesión una carta y creo que el Doctor Leal ya tenía consigo una copia. Fue escrita el 4 de abril de 1949, escrita por mi tío Gonzalo de Quesada Miranda, que era secretario de José Martí. Pero en cuanto a lo que respecta a la carta es que mi familia siempre estuvo vinculada a la persona de José Martí, lo cual agradezco y siento un gran respeto y estaba ahí solicitando a ver de qué manera podía regresar esta bandera, pidiendo instrucciones para poderla regresar de una manera respetuosa y digna. Pero bien, ya al final estamos aquí en el día de hoy y he cumplido mi misión.

Algunas personas me dijeron: “Usted sabe cuán valiosos son los tesoros nacionales. ¿Por qué no la vendes en un sitio de Internet comercial llamado eBay* o la pones en otro lugar? Por ella te pueden pagar muchísimo dinero”. Resulta que al respecto hay varios problemas. En primer lugar, no estoy tan interesado en el dinero. En segundo lugar, no es mía para yo venderla; y en tercer lugar, Cuba no está a la venta ni nunca lo estará.

Les agradezco por haber venido, mi corazón está lleno de agradecimiento por haber venido también. Yo sé que este estandarte es pequeño, pero el corazón y la fuerza detrás de él es grande.

Gracias.

*eBay es un sitio destinado a la subasta de productos a través de Internet.

(Tomado de Habana Radio)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    MUCHAS GRACIAS A ESA FAMILIA QUE TANTO HA AMADO A CUBA Y QUE AHORA, UNO DE SUS HIJOS, TRAE LA BANDERA.

    GRACIAS ENRIQUE ARTURO

    GRACIAS A LOS QUE AUN ESTAN Y A LOS QUE YA NO NOS PUEDEN ACOMPAÑAR.

    LOS CUBANOS AGREDECEMOS TAN HERMOSO GESTO

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Hermosa y emotiva oración; demuestra,como si hiciera falta, cuanto nos falta todavía por conocer de nuestra historia, con sus entrelazamientos sublimes, sus bellezas escondidas y sus heroicos ejemplos, muchas gracias a nombre de todo nuestro pueblo.

  • ABEL dijo:

    gracias cubanos dignos de todos los lugares y de todas las generaciones.
    saludos abel

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    He comentado muchas veces que no todos los hombres tienen un precio, así como que algunas cosas pueden tener un precio, sobre todo si no tienen ningún valor sentimental para el que la posee; pero que todas las cosas no tienen un precio.

    En este acto en el que Enrique Arturo Antonio Houston Touceda entrega al pueblo de Cuba de la Bandera Nacional que ondeó en Cárdenas, el 19 de mayo de 1850. Lo demuestra.

    Sin embargo, lo que seguramente todos admiramos mucho son sus palabras:

    ¡CUBA NO ESTÁ A LA VENTA NI NUNCA LO ESTARÁ!

  • F. Juan Águila dijo:

    Después de escribir las breves líneas que aparecen arriba y mucho antes, desde que apareció este trabajo me he preguntado

    ¿Somos capaces de interpretar cabalmente este “Hermoso” gesto?

    Podemos pensar que es un gesto de una persona con un familiar “Colaborador”, nada menos que de Nuestro Héroe Nacional “José Martí”, lo cual conlleva una “Carga de responsabilidad moral” imposible de calcular aunque por lo menos imaginar, quizás remotamente, por la inmensa dimensión del hecho.

    Me pregunto entonces ¿Qué harán los familiares de los que han estado junto a: Mella, Guiteras, Blas Roca, Lázaro Peña, Frank País, Abel Santamaría, el “Che”, “Camilo”, “Fidel”, “Raúl” y tantos otros?, si queremos mencionarlos de alguna manera.

    Y ¿Qué haremos los que no tuvimos familiares cercanos a ninguno de ellos?; pero tenemos lo que todos ellos, de alguna manera han cosechado para nosotros también.

    ¿No seremos capaces todos, en general, de haber adquirido una “Carga de responsabilidad moral” que impida que Cuba esté a la venta alguna vez?

    O que ante cualquier situación seamos capaces de preguntarnos ¿Qué hubieran hecho ellos?

    ¿Será que era necesario que ahora, no antes ni después, el compatriota Enrique Arturo Antonio Houston Touceda nos trajera esa bandera para darnos un “Toque de Atención” para que cada uno de nosotros “Reflexionemos interiormente”, y que no lo escribamos en ninguna parte?

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Arturo Antonio Houston Touceda

Vea también