Imprimir
Inicio » Opinión  »

Agilidad mental en la política

| +

Publicado en el Huffington Post y traducido para Cubadebate por Alden Mendoza

Si hay algo de lo que los estadounidenses tienen que estar orgullosos es de su ingeniosidad. El hecho de que su sentido del humor no tiene límites es una afirmación irrebatible. Y si de política e ironía se trata, te encuentras con ocurrencias tan maravillosas que simplemente te hacen doblarte de la risa: (crack up) . Por cierto, el término “crack up” solo existe en la lengua inglesa y me atrevería a atribuirlo en sus orígenes a la variante estadounidense del inglés. (Ahora podemos esperar que el buzón de quejas del Huffington Post se abarrote de correos sancionadores contra mi persona, enviados desde todos los rincones del resto del mundo anglófono.)

A lo mejor viene de Irlanda, quizás sea judío o pudiera ser un fenómeno de sincretismo, ¿quién sabe?

El 23 de septiembre, después de que la mayoría de las personas estaban aún debatiendo acerca de lo sucedido el fin de semana en Cuba y de que otros estaban todavía disfrutando el brillante discurso del Presidente Obama en las Naciones Unidas a propósito del cambio climático, la agencia de noticias Bloomberg publicó un artículo de Fabiola Moura titulado “Congresista: Anular las prohibiciones de viajes a Cuba pudiera pasar la Cámara este año”. El representante en cuestión lleva años luchando por que se apruebe una ley que solucione el problema de los viajes y ponga el tema de las relaciones de vuelta sobre la mesa (lógica) de negociación. Este congresista y un grupo bipartidista de miembros del Congreso necesitan 27 votos más para pasar la nueva legislación porque como el muy brillante, avispado, real y simpáticamente astuto y certero congresista Sam Farr ha dicho: ” Si eres una papa, puedes viajar a Cuba con facilidad. Pero si eres un ser humano, entonces sí que no puedes, ése es nuestro problema”.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Margarita Alarcón Perea

Margarita Alarcón Perea

Filóloga y especialista en temas de política internacional, particularmente de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Es colaboradora habitual de Cubadebate. En Twitter: @Maggichu

Vea también