Imprimir
Inicio » Opinión  »

El Segundo 11-M de Aznar

| +

Complicidades mayores: los amigos de Felipe González y Falsimedia

 

 

 

Antonio Maira

 

InSurGente

 Una infamia infinita como la del Segundo 11-M de Aznar -que volvió a matar más de Mil veces a las 2.200 víctimas y a sus familiares-, sólo fue posible al ser arropada por enorme manifestación fascista del 10 de marzo. 

La barbarie tuvo dos años de génesis y estuvo sostenida durante todo este tiempo por dos factores básicos: la cobardía y la debilidad absoluta de Zapatero, y las complicidades en el seno del propio partido del gobierno.

Para entender eso hay que tener en cuenta de que manera los dos "objetivos políticos" mayores de Aznar -que le dan cobertura imperial, y le sirven do coartada-, son "respetados" por el gobierno Zapatero:

-El primero es la manifestación constante de su apoyo incondicionado a la guerra mundial antiterrorista de Bush.

-El segundo es la integración del conflicto en Euskadi en esa guerra terrorista global del Imperio.

La guerra contra el nacionalismo vasco, integrada en la "guerra mundial antiterrorista", es el caballo de Troya contra el proceso de Paz y la coartada perfecta para la imputación de ETA del 11-M. 

Los cómplices

Durante dos años los políticos otanistas como González y la mayoría del PSOE, y toda Falsimedia, proporcionan al ex presidente del gobierno una cobertura de impunidad que se fue extinguiendo a medida que la guerra de Iraq empieza a perderse de manera irremisible.

Sin embargo, una nueva circunstancia vuelve a dar posibilidades al ex presidente del gobierno de la mano del primero de esos "objetivos coartada". Es la progresiva implicación de Zapatero en el segundo frente de la guerra iraquí-afgana de Bush. El actual presidente del gobierno se está colocando, frente a la posibilidad de un nuevo atentado, en una posición idéntica a la de Aznar antes del 11-M.

La guerra de Afganistán no es deseada tampoco por el pueblo español. En este caso es la ignorancia lo que protege a Zapatero. Una densa cortina de humo encubre la absoluta ilegitimidad de esta guerra, su propia existencia, y su relación íntima con la de Iraq. Dos frentes en la misma guerra global.

Zapatero debe tener cuidado con sus propios idus de marzo.

La avalancha fascista del 10 de mayo

Las responsabilidades de los fervorosos partidarios dentro del gobierno de la "obediencia atlántica"  en el proceso de fascistización que presionó sobre el tribunal que realiza el juicio del 11-M, y estuvo a punto de romper el proceso de Paz en Euskadi, aparecen con claridad al responder a estas preguntas:

¿Qué hubiese supuesto para la política Atlantista de Zapatero señalar que la manifestación de Aznar del 10 de mayo apuntaba al juicio del 11-M, y no al "caso De la Juana"?

¿Qué hubiese sido de la estabilidad del sistema político de la transición si el gobierno descubre que la vinculación de ETA con el 11-M es en realidad el tributo que hay que pagar para salvar a un Aznar doblemente genocida?

En la manifestación del 10 de marzo de 2007 aparece la escenificación perfecta de la "transición política española", resultado de un pacto entre la izquierda que se declara vencida y el franquismo.

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Antonio Maira

Antonio Maira

Dirige el diario digital InSurgente y es uno de los editores principales de la publicación Cadiz Rebelde. Vive en Cádiz.