Imprimir
Inicio » Opinión  »

La mafia de Miami y la ONU: TERROR E IMPUNIDAD

| +

MIENTRAS Estados Unidos trata de presentar, a todo costo, ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas una resolución contra Cuba, ese país acoge en su territorio a varios terroristas que han perpetrado acciones violentas no solo contra Cuba sino también contra la propia organización internacional, en Nueva York y contra funcionarios cubanos representando a la Isla ante ese organismo.

El 26 de agosto último, las autoridades migratorias norteamericanas han aceptado la entrada en su territorio, procedente de Panamá donde eran detenidos por terrorismo, de Guillermo Novo Sampoll y Pedro Remón que, en su interminable hoja de ruta terrorista, llevan cada uno varios atentados dirigidos contra la ONU. Otros individuos tales como Orlando Bosch Ávila se pasean tranquilamente en Miami sin nunca haber sido molestados en relación con sus actividades criminales contra el organismo mientras Luis Posada Carriles, cómplice de Bosch y mentor de varias de esas operaciones, se encuentra ahora en Miami, negociando su estatuto migratorio con las autoridades federales.

Con un desprecio total hacia la organización internacional, el grupo terrorista cubanoamericano Movimiento Nacionalista Cubano (MNC), integrado por Novo Sampoll y su hermano Ignacio, realizó el 17 de septiembre de 1963, una provocación y una agresión contra la delegación de Cuba a la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

En diciembre de 1964, el mismo MNC disparó con una bazooka contra el edificio de la ONU, cuando hablaba ante la Asamblea General el Comandante Ernesto Che Guevara.

El 11 de julio de 1968, la organización terrorista Poder Cubano, creada y dirigida por Orlando Bosch realizó una atentado con bomba contra la Misión de Cuba ante la ONU. Ese mismo día, colocaron otro artefacto en la residencia de un diplomático cubano ante el organismo.

El 24 de Octubre del mismo año, Bosch organizó un fracasado intento de asesinato contra el Embajador de Cuba ante la ONU y el 20 de noviembre de 1968, Guillermo Novo Sampoll, fue detectado por el FBI mientras realizaba llamadas amenazadoras al personal cubano en la ONU.

Por su parte, Pedro Remón es el autor confeso de un atentado contra la misión cubana ocurrido en diciembre de l979 y de otro en la entonces representación soviética ante el organismo internacional así como en las oficinas neoyorquinas de Aeroflot.

El 11 de septiembre de 1980, Remón asesina en plena calle de Nueva York, con una ametralladora MAC-10 a Félix García Rodríguez, diplomático cubano ante las Naciones Unidas.

El 25 de marzo del mismo año, Remón instala una bomba bajo el carro de Raúl Roa Kourí, entonces Embajador de Cuba ante la ONU. El artefacto, mantenido por imanes, cae al suelo.

Mientras Remón era miembro de Omega-7, esa organización terrorista detonó 56 bombas en Estados Unidos y asesinó a varias personas más.

Arrestado en febrero de 1986, el terrorista negoció con la Fiscalía norteamericana que reconociera haber conspirado para asesinar al representante de Cuba ante la ONU y que fuera sentenciado a 10 años de prisión. El juez del distrito de Manhattan, Robert L. Ward, pronunció aquella sentencia rebajada el 10 de abril del propio año,

Jorge Mas Canosa, el multimillonario dirigente de la FNCA, pagó los costos de defensa del terrorista José Dionisio Suárez, acusado con los hermanos Novo del asesinato del canciller chileno Orlando Letelier. Liberado bajo fianza, Suárez incendió la misión soviética ante la ONU antes de convertirse, por cuenta de la CIA, en instructor de sabotaje y demolición de los Contras de Nicaragua.

EL "DELEGADO" NORTEAMERICANO LUIS ZÚÑIGA REY

El 11 de abril de 1997 la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, reunida en Ginebra, en su 54 Sesión, aprobó una resolución condenando terminantemente todo acto, método y práctica de terrorismo.

El Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos, Enrique Bernales Ballesteros, después de una visita a La Habana en septiembre de 1999, mencionó específicamente al terrorista Luis Zúñiga Rey.

Zúñiga Rey fue detenido el primero de agosto de 1974 en territorio cubano donde llegó procedente de EE.UU., cargado de explosivos y armas, como parte de un operativo de la CIA. Fue capturado por unidades de la Marina de Guerra de Cuba frente a Boca Ciega, al noroeste de La Habana con los terroristas, Miguel Sales Figueroa y Rodolfo Juan Verdecia, a bordo de una lancha rápida de tipo Thunderboat..

A su retorno a territorio norteamericano, fue encargado del aparato de acciones paramilitares de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), se involucró en la organización de atentados con bombas, realizados por Luis Posada Carriles con mercenarios centroamericanos.

El relator Bernales señaló en su informe que la campaña terrorista ejecutada en Cuba en 1997 fue urdida, preparada y financiada por encargo de la FNCA de Miami, Florida, en territorio estadounidense.

Eso no impidió que Luis Zúñiga Rey fuera luego nombrado miembro de la delegación de los Estados Unidos ante la CDH en 2004.

Pocos de los actos terroristas antes mencionados han dado lugar a investigaciones serias de parte del FBI que casi siempre ha dado al terrorismo anticubano un tratamiento complaciente. Sin embargo, todos los terroristas mencionados han recibido entrenamiento por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) o han colaborado con sus servicios.

Responsables de las horrores de la cárcel de Abu Ghraib y de los abusos a los derechos humanos flagrantes cometidos en la base naval de Guantánamo las autoridades estadounidenses siguen cuestionando en Ginebra el respeto a las garantías individuales en Cuba, mientras en Miami dan asilo a una colonia de terroristas cubanoamericanos que, desde ya 46 años, apoyan abiertamente sus planes de anexión contra la Isla. •

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".

Vea también