Imprimir
Inicio » Opinión  »

"Suite Habana no admite manipulaciones políticas"

| +

Afirmó el cineasta cubano Fernando Pérez, quien acaba de presentar su más reciente película en San Sebastián. En su primera experiencia internacional, Suite Habana fue seleccionada para abrir el más importante Festival de Cine en España, tuvo una gran acogida de público y una crítica favorable, pero en algunos casos "profundamente tendenciosa"

Madrid.-"Suite Habana es una película que no admite la manipulación desde ningún punto de vista. Aquel que la manipule, se equivoca", expresó el cineasta cubano Fernando Pérez, a propósito de las tendenciosas interpretaciones que hicieron algunos críticos de los principales medios de prensa de este país tras la presentación del documental que inauguró la 51 edición del Festival de Cine San Sebastián, uno de los más importantes de Iberoamérica.

Recién llegado de esa ciudad del País Vasco, Fernando  comentó que esta era la primera experiencia internacional de Suite Habana, y que le había sorprendido que fuera seleccionada para inaugurar el Festival, algo que no le agradó mucho porque es una película que exige una concentración e interpretación de un espectador  que no va al ciene solo para entretenerse.

"Pensé que iba a haber una estampida cuando comenzaran a rodar la película, programada para las 11.30 de la noche, y sin embargo, no fue así. Al final, hubo una gran ovación. Como ha ocurrido en Cuba, Suite Habana se conectó muy emotivamente con la gente", dijo.

El documental de 80 minutos de duración recibió el Premio Signis a la mejor película de la Sección Oficial, que otorga de la Asociación Católica Mundial para la Comunicación, "por mostrar la realidad cotidiana de La Habana, sus gentes, sus afectos, sus esperanzas y tristezas, y hacerlo sin asomo de discurso o abstracción, con la única fuerza de los rostros, los objetos y la propia ciudad".

Ante la pregunta de cómo valoraba las interpretaciones que diarios españoles como El País, ABC y otros hicieron de la película, afiliándola contra la Revolución cubana, Fernando desacreditó tales comentarios: "Hicieron interpretaciones que no son. Ahí solo hay un reflejo de la vida en La Habana, sin juzgarla, y muestra la existencia cotidiana, llena de dificultades, pero también de los sueños de la gente."

Admite que él es un manipulador de sentimientos, "pero sincero", porque "he hecho siempre las películas que soñé, sin presiones de ningún tipo, y ellas reflejan mi realidad, mi vida, las cosas que quiero."

Comentó que "algún crítico se refirió a la tristeza del filme, y quiso ver lo que no hay. Al ser una película sin diálogos, muestra a los personajes en su intimidad, en momentos más bien de reflexión. Es una imagen no habitual del cubano -que es más bien extrovertido-, pero debe estar claro que yo no soy un crítico de nada. Solo me propuse acercarme a la realidad desde su complejidad. La cultura es mucho más que una visión modélica o catastrófica de la realidad".

Acerca de la "acogida" que le han tributado algunos críticos en Miami, afirmó que en esa ciudad se vive absolutamente pendiente de lo que ocurre en Cuba y como no se pueden quedar atrás, están comercializando copias piratas del documental en formato DVD -a 19.99 dólares-, que nadie sabe de dónde salieron. "Han hecho análisis favorables, pero dándole una lectura equivocada, como un instrumento político. Eso tiene que ver con algo que dijo el escritor inglés H. Tomlinson, 'vemos las cosas no como son, sino como somos".
"No me sorprende", respondió el cineasta, cuando se le comentó la inusitada arremetida del diario El Mundo el pasado jueves. El artículo aparece firmado por Zoe Valdés, una de las críticas más feroces de Cuba en los medios internacionales, y por supuesto, mimada por la gran prensa y las editoriales de este país. "Ella hizo un análisis político extremista. Creo que cada cual tiene derecho a opinar lo que quiera. Cuando trabajábamos juntos en el ICAIC, ambos compartíamos muchos puntos de vista. Ahora, evidentemente, no."

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros "Antes de que se me olvide", "Jineteros en La Habana", "Clic Internet" y "Chávez Nuestro", entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo "Juan Gualberto Gómez". Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. Es columnista de La Jornada, de México.
En twitter: @elizalderosa