Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

COVID-19 en el mundo: Reino Unido pedirá ayuda a G7 para concluir vacunación mundial en 2022

| +
El programa internacional Covax -de la Organización Mundial de la Salud- busca una distribución más equitativa de las vacunas contra la Covid-19. Foto: PAHO.

El programa internacional Covax -de la Organización Mundial de la Salud- busca una distribución más equitativa de las vacunas contra la Covid-19. Foto: PAHO.

El primer ministro británico, Boris Johnson, pedirá al Grupo de los Siete (G7) ayuda para concluir la vacunación mundial contra la COVID-19 en 2022. El gobernante hará la solicitud directamente a los líderes del bloque durante la cumbre que se celebrará entre el 11 y el 13 de junio en un balneario de Cornualles.

"El mundo nos mira para asumir el mayor desafío de la postguerra: derrotar la Covid-19 y liderar la recuperación global a través de valores compartidos", declaró Johnson.

En la venidera cumbre del G7 está previsto que los jefes de Estado o gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido aborden la distribución de vacunas contra la Covid-19, tras los llamados de organizaciones no gubernamentales y Naciones Unidas a donar más dosis a los países pobres.

Hasta el momento, el Reino Unido aportó 548 millones de libras esterlinas (más de 770 millones de dólares) al programa internacional Covax -de la Organización Mundial de la Salud- para una distribución más equitativa de los preparados contra la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.

También aportó los fondos para desarrollar y producir la vacuna de AstraZeneca/Oxford y garantizó que se vendiera a precio de costo al resto del mundo.

De acuerdo con el gobierno británico, Johnson también buscará el apoyo de los demás miembros del G7 para poner en práctica un sistema de vigilancia de patógenos que identificará variantes del coronavirus SARS-CoV-2 y otras enfermedades emergentes, y ayudará a evitar futuras pandemias.

Pacientes con COVID-19 producen respuestas inmunitarias contra los tejidos u órganos de su propio cuerpo

Una investigación publicada en la revista Clinical & Experimental Immunology comprobó que muchos pacientes con COVID-19 producen respuestas inmunitarias contra los tejidos u órganos de su propio cuerpo.

Los expertos consideran que la enfermedad, provocada por el virus SARS-CoV-2, desencadena un proceso autoinmune en el que el sistema inmunitario se desvía para atacarse a sí mismo.

El colectivo científico a cargo del estudio observó la frecuencia y los tipos de autoanticuerpos comunes producidos en personas que tenían COVID-19.

"Un autoanticuerpo es un anticuerpo (un tipo de proteína) producido por el sistema inmunitario que se dirige contra una o varias proteínas del propio individuo y puede causar enfermedades autoinmunes".

Entre los trastornos asociados están el síndrome de Guillain-Barré, precisa la fuente.

El síndrome de Guillain-Barré es un problema de salud grave que ocurre cuando la defensa del cuerpo ataca parte del sistema nervioso periférico por error. Esto lleva a que se presente inflamación de nervios que ocasiona debilidad muscular o parálisis y otros síntomas.

Los autores también descubrieron que las personas que agravan con la COVID-19 son más propensas a tener un autoanticuerpo en la sangre.

"Los anticuerpos que hemos identificado son similares a los que causan una serie de enfermedades autoinmunes de la piel, los músculos y el corazón", concluyen los investigadores.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también