Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

En pocas palabras: Participa en nuestro V Concurso de Microrrelatos, un lustro con el poder de lo breve

| 972 |

La fuerza de la palabra y la grandeza de lo breve vuelven a ser convocatoria en estas páginas digitales.

Cubadebate, el Instituto Cubano del Libro (ICL), Ocean Sur, la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Claustrofobias y Cubaliteraria invitan a participar en la quinta edición del Concurso de Microrrelatos, que se organiza desde 2017 y este año dedicamos a las vivencias en tiempos de COVID-19.

Haz, de este reto, la oportunidad de compartirnos tus mejores letras. ¡Participa! Los ganadores obtendrán una colección de novedades literarias de varios sellos editoriales, presentes de los organizadores y la posibilidad de publicar tu obra en nuestro sitio web.

¿Cómo convertirte en ganador/a?

Solo debes escribir un texto que no exceda los 1 000 caracteres (sin contar los espacios), a través del cual podamos descubrir al escritor que habita en ti. Encuentra en la escritura la libertad que ningún confinamiento puede arrebatarte y compártenos cómo has vivido este difícil tiempo de pandemia.

Que la creatividad, el talento y la originalidad sean tus mejores credenciales a la hora de redactar un cuento, el inicio de una novela o testimonio para la actual convocatoria.

Deja tu propuesta como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión concluye el 31 de marzo, fecha en que se conmemora el Día del Libro Cubano y el aniversario 62 de la creación de la Imprenta Nacional de Cuba, a las puertas de festejar los 54 años del ICL (el 27 de abril).

Letras que salvan: (Pre)textos para contar tu historia

El jurado estará integrado por reconocidos escritores a propuesta del Instituto Cubano del Libro. Serán seleccionados tres premios. Los resultados se darán a conocer el 7 de junio próximo, Día de los bibliotecarios y las bibliotecas en Cuba, en recordación del periodista e historiador que se considera padre de la bibliografía cubana, Antonio Bachiller y Morales.

Contactaremos a los ganadores mediante el correo electrónico que registren al enviar el comentario con su obra.

En el contexto del Espacio Virtual del Libro en Cubadebate, iniciado el 15 de febrero y a celebrarse durante todo 2021, será este un momento especial para romper, desde la libertad y el poder de la literatura, el encierro al que nos ha obligado la COVID-19. Ocasión, además, para premiar el talento de quienes sueñan y salvan con la virtud de sus letras.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Espirituana dijo:

    Oscurece
    Oscurece, la niebla nocturna invade la ciudad, los niños, desafiantes de la pandemia, se retiran a sus casas, al fin silencio, silencio externo porque en mi interior un fuerte grito se agiganta cada vez más. YA.
    Mi horizonte de pronto se ha convertido en la casa de mi vecino, mis salidas se reducen a hacer la compra de lo imprescindible y casi imposible, las voces se convierten en monótonas sinfonías de lo mismo, pero mi horizonte esta hoy dentro de mí, expandiendo su espacio que parece insuperable pero que es más mío que nunca.
    Tengo ganas tan sencillas, necesito un abrazo fuerte, necesito un apretón de manos, las charlas amenas acompañadas de una taza de té, café o una buena tizana como los cubanos sabemos hacer.
    Cuando el sol sale mi imaginación comienza su vuelo, una voz interna me pide a gritos que desista pero no puedo, ni debo, ni quiero, no puedo renunciar a ver el sol cada mañana, la cara de mi hija cuando sonríe, la voz de mi esposo que me llama, a veces más de la cuenta, el abrazo de mi madre única e imprescindible y tantos cariños que me hacen sentirme viva y querida.
    Para eso es la lucha y si nos toca estar en la trinchera del silencio pues bien a ganar la batalla nos llama la vida.

    • Ariel Hernández Reyes dijo:

      Me gusta su narración

      • Ff dijo:

        Muy lindo su relato Espirituana

    • NPP dijo:

      Breve y muy bonito relato, que a todos nos llega en algo.

      • capricornio dijo:

        Pensé que la relación había terminado, sentí el ruido de su moto y no quise asomarme para no alimentar las ilusiones. El toque en la puerta me confirmó su llegada, apenas hablamos. Vamos conmigo, fueron dos palabras que salieron de su boca y sin pensarlo dos veces no se hizo esperar, se amarró el moño, se cambió de ropa y salió con las llaves en la mano. Era de noche y juntos recorrían las calles en penumbras, ella aferrada a su cintura y muy pegada a él, no sabía para donde iba, pero iba con su hombre, se sentía muy protegida con él, él muy seguro al volante. No era una cita común, no era un restaurant, no era una heladería. Llegamos al lugar, un lugar apartado y solitario, nos bajamos, caminamos unos pasos y comenzamos hablar de nuestra relación, dos minutos y unos besos los quemaban de repente, esos besos ardientes del sabor a deseo, te extraño, no quiero terminar, los carros que pasaban y pitaban, un abrazo fuerte y el calor de ese cuerpo que dejaba sin aliento a la muchacha, de momento un ruido que se hizo cada vez más cerca, unas luces que te encandilaban desde lo lejos, se aceraba el gigante de hierro. Ahí estaban ellos, juntos y contemplando la llegada del último tren en la oscuridad de la noche desde lo más alto de aquel puente elevado. Para él quizás no significó mucho, para ella ese momento fue inolvidable. Hoy piensa que la relación terminó. Y todo lo que sucede a cada momento los aleja cada vez más. pero guarda muy celosa sus recuerdos (fotos, videos, memorias y una rosa).

  • Olga Lujàn dijo:

    Hace mucho tiempo que mis manos no tocan otra piel que no sea la mìa.

    • capricornio dijo:

      Todo llegó con el resultado de un examen médico:
      Él se me acercó, me había hecho saber cada día que me quería mucho, quería saber que me habían dicho en el hospital, mi respuesta llegó: Si me queda poco tiempo, voy a estar contigo, y si me queda mucho tiempo, para celebrar, voy a estar contigo. No es ligereza, era amor abstracto. Llegó el día, y me esperaba una cena en penumbras, una botella de mi vino favorito bien fría, un lugar sumamente acogedor con una abundante flora y fauna, un ramo de flores sobre las sabanas y un hombre que no podía controlar su nerviosismo, la inseguridad de mi valor para acudir a su cita lo tenía impaciente, por eso salió a buscar en las calles mi silueta, no estaba presenté cuando llegué, me recibieron los mosquitos, una llamada telefónica y su llegada fue inmediata. Fue la primera noche de tantas, sus primeros besos, sus primeras caricias, su primer “No puedo creerlo”, su primer “eres bella”.
      También fue la primera vez que toqué su piel desnuda, la primera vez que besé sus suaves labios, la primera vez que puse mi oído sobre su pecho para escuchar su corazón. Esa noche fue corta, fue un fenómeno no captado por los astrólogos, pero en muy poco tiempo había llegado el amanecer, y con él la pena y la vergüenza. Esa noche comenzó a quemarme ese sentimiento por ese hombre, comencé a buscarlo cada mañana, a despedirlo cada tarde, a llamarlo a cada instante, a notar su ausencia, a identificar su voz. Él comenzó esa noche a consumirme toda.

  • Julio Delgado dijo:

    Muy buena idea la de este concurso.
    Considero que se debe aportar más información como: Dirección hacia donde se debe enviar.

    • JUANA dijo:

      Estoy de acuerdo con usted esto sí me gusta mucho pero no puedo enviar .

  • Jocelyne Cabañas dijo:

    ¡Aquí estoy!
    Me siento solo, aunque hay millones como yo que hablan otros idiomas, viajan y hasta cambian de forma. Nadie me quiere, pero varios me portan aun sin saberlo. No quiero ser malo, pero lo soy. No quiero destruir vidas, familias y sueños, pero lo hago. Soy famoso, aunque no quiero serlo. Tengo nombre real, pero no estirpe noble. Me estudian, me analizan, tratan de eliminarme, y no los culpo. Todos se cuestionan de donde salí realmente, por qué aquí y ahora. No sé cuánto me quede de vida, aunque espero que sea poco, porque no aguanto hacer tanto daño. Conmigo no hay risas, besos, ni abrazos. Solo tristeza, oscuridad y soledad. Muchos me tienen miedo y otros hasta niegan que existo. Siento no haberme presentado como corresponde, pero… ¡Aquí estoy!

    • NPP dijo:

      Cuántas aptitutes para la literatura, podrán descubrirse con este concurso, que lo considero una maravillosa iniciativa en estos tiempos de aislamiento necesario. Este que acabo de leer, me ha encantado.

    • Covid dijo:

      Me gusta tu manera de escribir. Me hace pensar, y dadas las actuales circunstancias, pienso en el COVID. Gracias de verdad. Verás, tuve COVID. Y la pase sin complicaciones. Sin embargo, también pienso que puede referirse a CUALQUIER clase de virus o enfermedad contagiosa que pueda ser mortal. Y eso no me queda claro. Dentro de 20 años aproximadamente, cuando ocurra otra pandemia y alguien lea tu relato, sabrá de que agente infeccioso estuviste hablando? Son solo mis ideas, en fin, creo que falta algo más, que por supuesto no sea el nombre.

    • Fernando Trujillo Rizo dijo:

      WOW, si me gustó mucho este relat

    • Fernando Trujillo Rizo dijo:

      SONABAN LAS CAMPANADAS DEL ANTIGUO RELOJ DE PÉNDULO DE MI BISABUELA COLGADO EN LA PARED DE LA SALA JUSTO AL LADO DEL CUADRO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.
      ERAN LAS 3 DE LA TARDE, HORA MUY FAMOSA PUES FUE CUANDO MATARON A LOMA, UN GRUPO DE VECINOS NOS MATABAMOS, PERO DE LA RISA, CELEBRABAMOS LAS OCURRENCIAS DE LA VECINA MAS PEQUEÑA, 2 AÑOS Y MEDIO. DE MOMENTO SUENA EL TELÉFONO FIJO DE MI CASA Y SEGUIDAMENTE MI CELULAR, EL MÓVIL DE YUSLEIDYS DEJO ESCUCHAR EL DESAGRADABLE REGUETÓN QUE TIENE COMO TONO, EL MOTOROLA DE JUANA TAMBIÉN SE ESCUCHÓ PERO CON UN REGUETÓN MENOS AGRESIVO, EN EL BOLSILLO IZQUIERDO DEL PANTALÓN DE PEDRO QUE PASABA Y SE QUEDÓ CON NOSOTROS A PENAS SE OÍA EL VIBAR DE SU PEQUÑO Y SENCILLO CELULAR, MARITA SE MANDO A CORRER PORQUE EL FIJO DE SU CASA TAMBIÉN SE SENTÍA TIMBRAR, UN INSTRUMENTAL SE ESCUCHÓ Y NO DUDAMOS ERA EL TELF DE ISA.
      TODOS ENMUDECIMOS Y NOS MIRÁBAMOS, NADIE RESPONDÍA LAS LLAMADAS.
      HASTA QUE AL FIN PEDRO RESPONDIÓ CON CARA DE ASOMBRO.
      QUE PASÓ ?
      QUE SUCEDE PEDRO ? TODOS PREGUNTABAMOS A LA VEZ, A MUCHO DAR PEDRITO RESPONDIÓ.
      RESUTA QUE A PETRA LA SRA DE LA ESQUINA QUE HASTA HACÍA 5 MINUTOS HABÍA ESTADO RIENDOSE CON NOSOTROS Y QUE AYER CUMPLIÓ 81 AÑOS RESULTÓ SER CONTACTO DE UN CONTACTO DE UN CASO POSITIVO, ABRIMOS LA BOCA ASOMBRADOS MILES DE COSAS MALAS PASARÓN POR NUESTRAS CABEZAS, CUANDO DE MOMENTOS ENTRE AQUEL SILENCIO SE ESCUCHAN FUERTES RISAS Y CARCAJADAS, ERAN LOS NIÑOS DE LA CUADRA SE PUSIERON DE ACUERDO EN DAR ESA NOTICIA FALSA, EN BUEN CUBANO " NOS CORRIERON MAQUINA" PARA DEMOSTRARNOS QUE NO NOS PROTEGIAMOS NI GUARDABAMOS DISTANCIAMIENTO, PENSÉ POR UN SEGUNDO AGARRARLOS POR EL CUELLO Y DARLES BARIOS COCOTAZOS PERO LUEGO REFLEXIONAMOS Y APRENDIMOS LA LECCIÓN.

      • Fernando Trujillo Rizo dijo:

        PARECÍAN LLEGADOS DE OTRO PLANETA, BAJARON DE UN TAXI AMARILLO, TODOS VESTIDOS DE VERDE DE PIES A CABEZA, ERAN DOS, NO PODÍAS DISTINGUIR SI ERAN HOMBRE O MUJER AUNQUE EN LA FORMA DE CAMINAR PODÍAS SACAR ALGUNA CONCLUSIÓN.
        AQUELLA MUJER PROFESIONAL, TRABAJADORA, MADRE, BUENA VECINA Y FUERTE DE CARACTER FUE TRASLADADA AL TAXI Y TAL COMO ELLA ERA SE DESPIDIÓ DE SU FAMILIA Y AMIGOS DICIENDO : NOS VEMOS DENTRO DE 14 DÍAS AUNQUE A MI REGRESO NO PODAMOS ABRAZARNOS PERO ESTAREMOS JUNTOS Y CELEBRAREMOS LA VIDA.

      • Fernando Trujillo Rizo dijo:

        Ofrezco mis disculpas en mi publicación escribí Loma en lugar de Lola y la palabra (BARIOS) por varios. Gracias

    • Yazminas dijo:

      Sencillamente bello........

  • Giny dijo:

    Ya tengo mi microrrelato, pero no me quedó claro donde publicarlo , aquí? Cómo comentario?

    • coco dijo:

      Exacto, eso es lo que se dice en el artículo y se deduce al leer los comentarios

    • Delia dijo:

      Al terminar mis estudios de maestra primaria matriculé la carrera de Pedagogía en el curso nocturno de la Universidad de La Habana. Las clases finalizaban a las 11:00 p.m. Corría el segundo semestre del año 1959.
      Un día faltó el profesor del último turno y decidí visitar la librería del Habana Libre. Había una buena librería en el segmento derecho del lobby del hotel todo de cristales y una vez dentro, se podía ver hacia el exterior. Revisaba los estantes cuando de pronto sentí una algarabía y al mirar hacia afuera vi entrar un jeep. En la librería empezaron a gritar ¡Ahí está Fidel!, y, siguiendo un resorte interior, salí corriendo. En efecto, era Fidel. Ya estaba fuera de la librería y rápidamente fui hacia el jeep con la intención de saludarlo. Pero de pronto, al verlo, en su estatura e imponente belleza verde olivo, quedé paralizada frente a él. ¡No me podía mover!
      Entonces, sucedió lo inesperado. Al percatarse de lo que me sucedía, Fidel se dirigió hacia mí y me extendió la mano. ¿Cómo está? me dijo sonriendo suavemente, como para tranquilizarme. Le extendí la mía, pero mi respuesta de agradecimiento fue un simple susurro. Después, dio la vuelta y entró como un bólido en el hotel. Yo temblaba como una hoja al viento, sin poder creer lo que acababa de vivir.

  • Alexei dijo:

    Cómo puedo acceder a los microrrelatos ganadores de las ediciones pasadas.

  • Yeyo dijo:

    Confinado como un ave enjaulada no podía seguir viviendo por lo que decidí salir a ejercitar mi cuerpo al aire libre, llenar mis pulmones de aire puro y liberar mí mente de la carga pesada que generan las constantes desagradables e inoportunas noticias, pero cabizbajo y sin encontrar una razón lógica tuve que regresar a mí jaula, las autoridades del orden me lo prohibieron hacer ejercicios al aire libre. Ellos muy educados tampoco entendieron el por qué, pero tenían que cumplir órdenes. Hoy meso mis kilos de más en el sillón de mí balcón dejando escapar la mirada a un horizonte que se hace más cercano cuando se abren las esperanzas soberanas para encontrar una cura para este mal que azota a nuestro sensible y débil mundo. Sueño que camino con mí rostro libre y mí mirada en alto. Sueño.

  • N. M. Rizzo M. dijo:

    El Rey Coronado

    El autoproclamado Rey del Universo se presentó recientemente ante sus supuestos súbditos luciendo una flamante corona de la cual brotaban pequeñas lanzas romas, pero fatales.
    Con saña repartió la muerte entre los negados a aceptarle. Nadie podía sentirse seguro.
    Ante tal poderío los muchos que le rechazaban decidieron buscar alguna forma de batirse en su contra; fue entonces cuando alguien les recordó al resto una verdad comprobada: un manojo de frágiles espigas bien apretadas entre sí adquiere la resistencia de las más recias maderas.
    Apretados en fuerte haz resistieron insumisamente mientras sacrificios y lágrimas fueron cosa diaria.
    Entonces los sabios, convocados también a la lucha, hicieron su magia. Encontraron la forma de neutralizar las armas enemigas.
    Ahora el Rey trata de resistir ante la fuerza adquirida por los ya no tan indefensos supuestos súbditos, cuya unión y sabiduría les permitieron iniciar el camino de la victoria.

  • José Carlos dijo:

    Tropecé de pronto .. con una cajita azul... Casi me agarran !!! Puta cajita!!!
    Vibró, la recogí... no sé aún pq... y seguí porque sino el Moro me mataba... Jajajaja le comí a la mulata. Tarruuuuuu, jajajaja . La cajita estaba tibia, cuando llegue a la casa.. (si a 4 tablas se le puede llamar casa) la revise... a lo mejor valía ... a lo mejor ...
    No recuerdo más ... desperté en medio de una oscuridad, hacía frío, luces tenues.. o , o sensaciones... perdí la noción de mi. Intente pensar en Marina, la mulata... aún me olían a pescadito las manos .. pero nada... vacío... se lo juro guardia. No sé cómo llegué aqui... La cajita azul estaba caliente .. casi quemaba y desperté aquí.
    (En inglés ) -Capitán , acaso va a seguirle el juego a ese maldito inmigrante?
    - Calma Brown... aún tiene q explicar cómo llegó desnudo a la aguja del Empire State.
    J.C. Vega

    EPSN - SEKA

  • José Carlos dijo:

    Tropecé de pronto .. con una cajita azul... Casi me agarran !!! Puta cajita!!!
    Vibró, la recogí... no sé aún pq... y seguí porque sino el Moro me mataba... Jajajaja le comí a la mulata. Tarruuuuuu, jajajaja . La cajita estaba tibia, cuando llegue a la casa.. (si a 4 tablas se le puede llamar casa) la revise... a lo mejor valía ... a lo mejor ...
    No recuerdo más ... desperté en medio de una oscuridad, hacía frío, luces tenues.. o , o sensaciones... perdí la noción de mi. Intente pensar en Marina, la mulata... aún me olían a pescadito las manos .. pero nada... vacío... se lo juro guardia. No sé cómo llegué aqui... La cajita azul estaba caliente .. casi quemaba y desperté aquí.
    (En inglés ) -Capitán , acaso va a seguirle el juego a ese maldito inmigrante?
    - Calma Brown... aún tiene q explicar cómo llegó desnudo a la aguja del Empire State.

    EPSN - SEKA

  • Aide dijo:

    ...Mamá, que te pasa? Te sientes mal?
    Sí, un poco, pero no te preocupes. Todo va a estar bien.
    Te vas? Dame un beso.
    No puedo ahora porque estoy un poquito agripada, cuando regrese te doy muchos besos y abrazos. Espérame...
    Papá, por qué mamá no regresa?

    • Luis Pérez dijo:

      El mejor de todos. Felicidades Aide.

    • Ariel Hernández Reyes dijo:

      Ha logrado resumir en pocas palabras palabras algo que quizás otros lo harían en demasiadas palabras, felicidades.

    • Are dijo:

      Muy conmovedor, sin palabras.

    • Islam dijo:

      Hermoso,triste,desgarrador,que nunca nos pase que no regrese mamá,qué sea solo un mal sueño y qué despertemos siempre con los besos de ella........me llegó tu historia

    • Yazmina dijo:

      Este recurso que Aide ha utilizado creo que se llama el dato escondido.

    • María dijo:

      Directo al corazón. Sencillo y real.

    • WAIKY dijo:

      este relato me parece el mejor que hasta el momento he leido muy actual y con un mensaje muy directo y claro. felicidades

    • Maclove dijo:

      Aide, gracias x su talento, muy triste,pude visualizarlo... No deje de escribir.

  • Nathy dijo:

    Se acercó al estanque a recoger un nenúfar para su amada. Ya se está secando el traje.

  • Pablo Virgili Benitez dijo:

    No seríamos juzgados/ © Pablo Virgili Benitez
    "Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos,
    no seríamos juzgados"
    (Corintios 11-31)

    "La mancha en el espejo lo dejó perplejo. Retiró con la mano del vidrio el vapor de agua que empañaba su reflejo. Respiró profundo. Comenzó a afeitarse. No durmió bien esa noche. Despertó asustado. La cuchilla filosa, nueva, acariciaba la piel suave. Comenzó a brotar sangre. Cayó desplomado. En el espejo se veía escrito: Mírate, pero no te juzgues. Quiérete tal cual eres. La mujer a quien había citado para verse, lo encontró junto a la bañera; desangrado." © Pablo Virgili Benitez

  • Efrain Losada Buchillón dijo:

    LA VIDA
    Le hablé a las paredes y me respondió una hormiga : hay quienes fingen y no quieren; otros quieren y no fingen, los hay que ni quieren, ni fingen; y alzó su voz para decir: la vida es muy corta para saberlo y un coronavirus o asteroide, nos puede convertir en polvo marciano.... y la pared verde se sonrió.

    • karina dijo:

      bello me encanto

    • D´esperanzas dijo:

      Muy audaz su microrelato. Me encantó

    • D´Esperanzas dijo:

      Mis aplausos. Me encantó su icrorrelato.

  • carlos antonio toirac sanz dijo:

    Si hablar de relato o comentario me asombro en todo el proceso de la COVID 19, y hasta las lágrimas me corrieron, fue con el niño italiano que salía a saludar el solito a los médicos cubanos en su ciudad, luego se les unieron otros niños, cada tarde cuando estos se retiraban a sus albergues y luego nuestros galenos al ver tanto el empeño del niño cada tarde, se animaron, le cortaron, diseñaron y le regalaron una batica de médico, a ese ninito que se mantuvo saludando, todos los días mientras duró la estancia de nuestros médicos en esa ciudad de Lobardía.

  • Julio A. Valdés Méliz dijo:

    “Desagravio”
    La punzada alejó la modorra del sueño. Donde antes estuvo su diestra palpó el muñón. Sobre la mesa, bajo la luz del candil, yacía su puño ensangrentado. La buscó en la penumbra, Ella no estaba.

  • Njulio dijo:

    Educacion

    Que estaba loco, decían de aquel señor que a todos saludaba cuando pasaban frente a su casa. Daba igual si iban a pie, en bicicleta, en auto, en bus o en moto. Siempre les decía adiós regalando su añeja sonrisa. Los que así lo llamaban nunca le devolvían el saludo. Por eso aquel señor pensaba que todos estaban locos, aunque no se los dijera. Quizás por eso les saludaba educadamente.

  • nany dijo:

    A la deriva

    Con una vida y muerta de miedo se fue a la batalla
    No sufrió, veía venir sus sueños.
    Llegó a lo más sublime, se dispersó su alma,
    Voló la vida, se evaporó el karma.
    Recordando su ser partió a la alborada,
    se iluminó el candil ... mantuvo la calma

  • Yassell Lauzao Febles dijo:

    Respirar ahora
    Aspiro: El confinamiento no huele, el aislamiento no se toca… libero el aire que tomé prestado. He redescubierto el placer de las cosas sencillas. Ahora tengo que salir al mundo disfrazado, reciclando mi propio aliento bajo la imprescindible mascarilla. Ahora mido las distancias cuando urgen las naturales ganas de abrazar y expresar afectos. Es cierto que florecen nuevos códigos germinando como alternativas; pero soy tan clásico, tan amante de lo esencial invisible… La liberación llega cuando el viento vuelve a pegar en mi rostro desnudo. Los espacios vacíos rescatan el impulso adormecido en que mi tacto ejercita la superior capacidad de acariciar. Por suerte tengo un pequeño patio; y tengo un árbol. Amo respirar, amo a la vida y amo al árbol. Camino descalzo sobre la tierra, intento abarcarlo en un abrazo, siento en mi rostro la áspera corteza agradecida, y respiramos juntos.
    TLF:5997-6674 / 7698-2559

    • acuario dijo:

      Me gusto mucho el cuento de Yassel.Disfruta tu árbol.

  • Reinaldo Rivero Espinosa dijo:

    los estafadores.
    El estafador acomodaba en nailon ropas viejas, con el objetivo de que parecieran nuevas y pensaba, ese guajiro no sabe con quién se metió jejeje, dentro de las mercancías también había algunos equipos electrodomésticos que por fuera parecía nuevos y por eran chatarra
    Un día después el estafador le muestra las cosas y le dice esto es de calidad, siempre diciéndo que lo hace por ayudar a un amigo, el guajiro saca un bolso con el dinero, de pronto aparece un presunto primo del guajiro y dice, oye en la esquina hay dos policías, el estafador ve la oportunidad del engaño y dice es mejor cargar la mercancía no vaya a ser que los monos vengan y perdamos Güiro calabaza y miel. Es verdad dice el guajiro esta oportunidad no la puedo perder. Comencemos a cargar.
    El estafador con el dinero se marchó, se quitó la peluca y se perdió de visa, los guajiros salieron del pueblo, entregaron el coche a su dueño y se marcharon en un auto, se quitaron los sombreros, los disfraces y riéndose comentan, tremenda jugada se te ocurrió “que los polIs estaban allí, el infeliz, ni se dio cuenta cuando le cambie el dinero por los recortes de periódicos, ahora vendemos la mercancía y a disfrutar del dinero. El vivo vive… jeje.

    • Yane dijo:

      Me encantó

  • isla dijo:

    Apagón a la noche

    No sé a dónde fue mi cabeza,
    se esfumó con la tarde, me dejó impotente,
    llena de furia apretada en la raíz de mi ser.
    Un desparpajo ajeno que me hace enloquecer.
    ¡Marchítate rabia! ... ¡Fuera de aquí!
    Repasa el olvido y déjame ser.
    Déjame libre fuera de tu existencia.
    Arráncame a cabalidad la inmundicia,
    llévate la malicia, la incertidumbre, la muerte en vida.

  • Reinaldo Rivero Espinosa dijo:

    Justicia injusta

    Recuerde sargento enviarle lo que le toca al juez y los demás miembros del tribunal, y el guajiro venir a decir que es una injusticia lo que dicto la ley.
    Siendo las 6 am Manolo se disponía a buscar su vaca, cuando la encontró colgada de un árbol solo con sus huesos.
    En el cuartel de la guardia rural, el sargento le comunico que la justicia se encargaría de eso y le dice que se retire para su choza, el será llamado cuando se resuelva el caso.
    El tribunal da respuesta al denunciante, ya que se comprobó que el animal sufrió un ataque, salió corriendo y con la soga hubo de quedar colgando en el árbol.
    Manolo plantea que es un error, porque el animal estaba degollado sin sus partes y que él nunca lo dejo con ninguna soga.
    El juez dice que fueron las auras quienes se la comieron e impone silencio, llama al alguacil por si es preciso aplicar la fuerza y le pone una multa de 50 pesos a Manolo, por protestar, le explica que si sigue así será acusado por desacato.
    Los soldados que se encontraban de guardia en esa noche trazaban el plan para eliminar otro animal, comentan, esto es pan comido, vendemos la carne, le damos a todos los que ya conocemos su parte y nada el animal que se suicida por problemas de estrés jejejeje…

  • Pedro M. González Estévez dijo:

    Título: Incertidumbre
    Me dijo serena
    - De encuentros y desencuentros,
    amores y desvaríos,
    supe yo,
    ¿cómo hubiera sido mi vida
    si no te hubiese conocido?

  • Jose antonio dijo:

    CHISPAZOS DE LA PANDEMIA EN FAMILIA
    El coronavirus nos ha dejada nuevos hábitos y conductas que han revolucionado nuestra forma de ser; quien se iba a imaginar que la mirada de los mismos hombres de siempre al paso de una linda mulata voluptuosa con nasobuco ya no va dirigida a esas partes que se mueven o que se comprimen en el andar; la mirada ahora será insistente y fija en la java que carga paquetes de cosas que pueden ser picadillos o perritos, el piropo medio callado de antes ahora será una frase respetuosa que no lleva nada de miedo escénico; compañera donde consiguió los perritos?.
    Ya por la tarde te darás cuanta que la muchacha de la java es tu vecina de enfrente, porque te preguntara; ¿compraste los perritos?
    En la casa obligado a ver todas las temporadas de master chef te dan ganas de inventar algo en la cocina, y así de paso tiras el cabo a la que tiene esa plaza por plantilla. Los platos con nombres del momento como “ arroz amarillo con cosas; perritos, zanahorias, o lo que aparezca en el refrigerador”, “el ultimo pollo en la cazuela” o sencillamente “tortilla al gusto” cada cual se la prepara como le gusta.
    Por las noches boto la basura y de paso recojo los manguitos que me regala una vecina de la esquina.
    A las nueve los aplausos para los médicos; después de un día entero en la casa viendo noticias de muertos y desgracias cuando sales al balcón o al pasillo del edificio aplaudes y te dan ganas de gritar algo para relajar tensiones, dicen los sicoanalistas que el grito de una buena mala palabra puede ser súper desestrezante, claro que en medio de la pandemia no se me ocurriría meter el grito de una palabrota y menos yo que tengo un cargo en el CDR. Siempre hay alguien despistado que en vez de aplaudir toca una cazuela para aumentar el ruido….
    Más tarde en la noche en familia nos ponemos a ver una serie de una mujer súper fea y flaca que violan en un pueblo de campo, a quien se le ocurre?? Después mi hijo más chico se queda viendo las mismas películas de todos los días o repitiendo las temporadas de master chef, me doy cuenta en la mañana porque la meseta de la cocina está llena de cascarones de huevo y porque se fueron los panes viejo de la reserva.
    Hoy solo hubo 6 casos positivos parece que en junio no volveremos “a coger” fuera de todo, cuando volvamos a vernos apretaditos en un P13 a lo mejor empezaremos a extrañar la felicidad de estar juntos en casa comiendo tortilla o el arroz amarillo con cosas.

    Jose Antonio Castro Vazquez
    Alegria 162 apto 4 Vibora Park
    Arroyo Naranjo

    15/05/2020

    • Milagros dijo:

      Muy bueno José Antonio

      • Yen dijo:

        Sí José Antonio me gustó, y me recuerda mucho a lo que escribe Jape , sobre nuestro floro los domingos en JR.Saludos.

    • Are dijo:

      Así, es la imagen de muchas familias. Gracias por tan buen reflejo de la cotidianidad.

    • yasmani12 dijo:

      Fiesta de de los CDR en Ranchuelo
      Cada año esperamos esta fecha llenos de alegría y júbilo. La música inunda el barrio de una forma muy especial, se escucha el ruido de las personas en su caminar, pero esta vez es diferente, es el ajetreo de la organización de la actividad, en la cual no puede faltar la caldosa con sus codiciados ingrediente (la cabeza de puerco y las viandas).
      Todos se animan a echar una partida de dominó en la cual participan todos los cederistas del barrio incluyendo a los niños. Llega la noche y la actividad comienza para homenajear a nuestro líder histórico de la Revolución y a los Comités de Defensa de la Revolución creados por nuestro Comandante Fidel Castro con el objetivo de establecer un sistema de vigilancia de todo el pueblo.
      La música invita a bailar y a divertirse, no hay quien se quede sentado, no importa saber bailar, por lo menos hay que mover los pies y la cadera. Como en toda fiesta cubana no puede faltar el ron, el vino para darnos algunos tragos y así de esta forma olvidar un poco los problemas que nos afectan a diario.
      Este es un día que incita a realizar pequeñas maldades a las personas, vecinos, amigos (no me refiero a robar, ni hacerle daño a nadie), me refiero a pintar, ensuciar, embarrar de kake a las personas, algo que nos haga reír y pasar el rato.
      Para darle fin a la actividad, pasada las 12:00 am de la noche nos reunimos todos los cederistas y cantamos nuestro himno nacional, de esta forma concluye la actividad esperando que cada año sea mejor que el anterior en los resultados obtenidos por cada CDR que conforman la zona.

    • Yane dijo:

      Muy lindo y real José Antonio.

  • lopezpaz dijo:

    El asalto
    A mis padres y tíos…………..
    Pocos minutos pasaron desde la salida del sol; era el 31 de diciembre. Ese miércoles, en una de las laderas de la Sierra Maestra, cuando algunos compartían el café, llegó uno de los jefes de la columna.
    La calma del amanecer y la singularidad del paisaje típicos de esta parte de la montañas del Sur de la Sierra, pronto se tradujeron en movimientos sigilosos y de preparación para un combate. Eso significaba un enorme orgullo para esos miembros de la columna 10 del tercer frente Oriental.
    El capitán Pepín, reunió a la tropa:
    -Tenemos la misión de marchar por el Sur, para cerrar el cerco sobre Santiago de Cuba.
    Aquellas palabras, para muchos, los de más experiencias, significaba continuar la lucha para lograr la victoria, para los de nueva incorporación, demostrar su coraje y arrebatarle al enemigo un arma.
    Tato – le ordena el Capitán Pepín, a uno de sus hermanos miembro de la columna- tú vas con los escopeteros, por toda la costa y cuando lleguen a la papelera de Mar Verde se repliegan cercando toda la papelera. La orden es, si yo no salgo en 10 minutos, comiencen el tiroteo y tienen que tomarla, hacer que se rindan. Yo voy delante con José y Amaury el mensajero en el yipi a tratar de que se rindan.
    Sin más palabras, se miraron todos y partieron para el próximo combate. Tato ordena a los 30 escopeteros que lo sigan en formación de guerrilla y con las escopetas listas. Bajan por la ladera de la cordillera, mientras, Pepín con el mensajero y su otro hermano José, que manejaba el Yipi bajan con cuidado por un el camino pedregoso que llega cerca de la papelera. En las inmediaciones del lugar, el Capitán busca un palo y le coloca un pañuelo blanco en la punta, luego le dice a José:
    - Esperen aquí, si no salgo tienen que pelear y tomarla - y continua caminando solo sin mirar para atrás hacia la entrada de la instalación, llena de armas y soldados con el palo en alto, en forma de bandera de paz.
    José, mientras esperaba en el Yipi, pensaba: “¡de verdad que estamos locos, cómo nosotros con unas espetas viejas y pocas balas vamos a hacer rendir a estos casquitos que están fuertemente armados y bien atrincherados!”
    No había terminado de pensar aquella idea y al mirar atrás vio que ya su otro hermano, Tato, venía desplegado con los escopeteros para entrar en combate. José corrió, se puso en un claro, alzó los brazos e hizo señas con las manos para que se detengan y gritó: ¡esperen que Pepín está allá adentro todavía negociando con los casquitos, esperen, esperen!
    Tato lo vio y ordenó a los escopeteros tomar posición y prepararse para el ataque. Comenzaron a esperar en silencio, el tiempo parecía el más largo de todos.
    Al rato salía el capitán rebelde, a su lado el comandante de la plaza sitiada, y le dio la orden a Tato y a otros escopeteros de entrar para recoger las armas del enemigo que se había rendido sin disparar un tiro, el resto se quedaba afuera protegiéndolos.
    José al ver a sus hermanos caminar en diferentes direcciones; uno, conversando con el comandante de los casquitos y el otro, hacia adentro de la papelera a buscar las armas, echó un aire fuerte de suspiro, eliminando toda la tensión sentida en ese tiempo, “estos hombres, no saben lo que es el miedo, son unos co….”.
    Luego de la rendición, recoger las armas y rearmar a sus hombres, el capitán ordenó partir hacia Santiago de Cuba para fortalecer el cerco con nuevas armas y municiones y continuar la lucha.
    Se ganó un combate sin tirar tiros, no hubo muertos, se salvaron muchos hijos para para la nueva Cuba que se vendría al otro día. Ellos no imaginaban que en la próxima madrugada el tirano Batista huiría del país y triunfarían los rebeldes y esta vez sí entrarían en Santiago de Cuba para comenzar otra lucha más larga: la construcción y consolidación de la Revolución Cubana.

    • César Bustamante dijo:

      Lo dijo el Mayor:
      Con la vergüenza cubanos!!!!

    • Are dijo:

      Oh, muy bien amigo, me ha conmovido, son estas las historias que necesitamos más frecuente para desempolvar aquellos valores y sentimientos que vigorisan nuestras posturas ante siertas situaciones que enfrentamos en la cotidianidad, sentir envidia de ser uno de ellos te da la fuerza para gritar viva Cuba, patria o muerte, para que nuestros hijos tengan vida, porque por ellos murieron muchos, gracias.

  • lopezpaz dijo:

    El asalto
    A mis padres y tíos…………..
    Pocos minutos pasaron desde la salida del sol; era el 31 de diciembre. Ese miércoles, en una de las laderas de la Sierra Maestra, cuando algunos compartían el café, llegó uno de los jefes de la columna.
    La calma del amanecer y la singularidad del paisaje típicos de esta parte de la montañas del Sur de la Sierra, pronto se tradujeron en movimientos sigilosos y de preparación para un combate. Eso significaba un enorme orgullo para esos miembros de la columna 10 del tercer frente Oriental.
    El capitán Pepín, reunió a la tropa:
    -Tenemos la misión de marchar por el Sur, para cerrar el cerco sobre Santiago de Cuba.
    Aquellas palabras, para muchos, los de más experiencias, significaba continuar la lucha para lograr la victoria, para los de nueva incorporación, demostrar su coraje y arrebatarle al enemigo un arma.
    Tato – le ordena el Capitán Pepín, a uno de sus hermanos miembro de la columna- tú vas con los escopeteros, por toda la costa y cuando lleguen a la papelera de Mar Verde se repliegan cercando toda la papelera. La orden es, si yo no salgo en 10 minutos, comiencen el tiroteo y tienen que tomarla, hacer que se rindan. Yo voy delante con José y Amaury el mensajero en el yipi a tratar de que se rindan.
    Sin más palabras, se miraron todos y partieron para el próximo combate. Tato ordena a los 30 escopeteros que lo sigan en formación de guerrilla y con las escopetas listas. Bajan por la ladera de la cordillera, mientras, Pepín con el mensajero y su otro hermano José, que manejaba el Yipi bajan con cuidado por un el camino pedregoso que llega cerca de la papelera. En las inmediaciones del lugar, el Capitán busca un palo y le coloca un pañuelo blanco en la punta, luego le dice a José:
    - Esperen aquí, si no salgo tienen que pelear y tomarla - y continúa caminando sólo sin mirar para atrás, de frente hacia la entrada de la instalación, llena de armas y soldados con el palo en alto, en forma de bandera de paz.
    José, mientras esperaba en el Yipi, pensaba: “¡de verdad que estamos locos, cómo nosotros con unas espetas viejas y pocas balas vamos a hacer rendir a estos casquitos que están fuertemente armados y bien atrincherados!”
    No había terminado de pensar aquella idea y al mirar atrás vio que ya su otro hermano, Tato, venía desplegado con los escopeteros para entrar en combate. José corrió, se puso en un claro, alzó los brazos e hizo señas con las manos para que se detengan y gritó: ¡esperen que Pepín está allá adentro todavía negociando con los casquitos, esperen, esperen!
    Tato lo vio y ordenó a los escopeteros tomar posición y prepararse para el ataque. Comenzaron a esperar en silencio, el tiempo parecía el más largo de todos.
    Al rato salía el capitán rebelde, a su lado el comandante de la plaza sitiada, y le dio la orden a Tato y a otros escopeteros de entrar para recoger las armas del enemigo que se había rendido sin disparar un tiro, el resto se quedaba afuera protegiéndolos.
    José al ver a sus hermanos caminar en diferentes direcciones; uno, conversando con el comandante de los casquitos y el otro, hacia adentro de la papelera a buscar las armas, echó un aire fuerte de suspiro, eliminando toda la tensión sentida en ese tiempo, “estos hombres, no saben lo que es el miedo, son unos co….”.
    Luego de la rendición, recoger las armas y rearmar a sus hombres, el capitán ordenó partir hacia Santiago de Cuba para fortalecer el cerco con nuevas armas y municiones y continuar la lucha.
    Se ganó un combate sin tirar tiros, no hubo muertos, se salvaron muchos hijos para para la nueva Cuba que se vendría al otro día. Ellos no imaginaban que en la próxima madrugada el tirano Batista huiría del país y triunfarían los rebeldes y esta vez sí entrarían en Santiago de Cuba para comenzar otra lucha más larga: la construcción y consolidación de la Revolución Cubana.

  • Ariel dijo:

    La noticia sorprendió a todos, aunque era de esperar la convocatoria a brindar sus servicios en una nación extranjera. Rápidamente comenzaron los preparativos, la urgencia del asunto solo les dejó cinco cortos días para estar listos , fue así que entre la intranquilidad de los niños dentro de casa, la entrega de sus responsabilidades y los trámites correspondientes partieron al quinto día a aquel país devastado por una pandemia mortal.
    Sus ciudadanos los recibieron asombrados, no creían posible que una pequeña isla del caribe, duramente atacada por el imperio más poderoso del mundo tuviera la bondad de enviar a sus hijos a recónditos lugares donde habían sido abandonados a su suerte los más desposeídos del planeta. Fue así que el altruismo de aquellas mujeres y hombres de batas blancas pusieron en la cima de altas colinas un nombre; Cuba.
    Otra vez se han sorprendido, al regreso a casa con la satisfacción del deber cumplido no podían imaginar que los esperaba un mar de pueblo con sus máximos líderes al frente para decirles: Felicidades compatriotas, la Patria os contempla orgullosa.

  • Ariel dijo:

    Título: La Patria os contempla orgullosa.

    La noticia sorprendió a todos, aunque era de esperar la convocatoria a brindar sus servicios en una nación extranjera. Rápidamente comenzaron los preparativos, la urgencia del asunto solo les dejó cinco cortos días para estar listos , fue así que entre la intranquilidad de los niños dentro de casa, la entrega de sus responsabilidades y los trámites correspondientes partieron al quinto día a aquel país devastado por una pandemia mortal.
    Sus ciudadanos los recibieron asombrados, no creían posible que una pequeña isla del caribe, duramente atacada por el imperio más poderoso del mundo tuviera la bondad de enviar a sus hijos a recónditos lugares donde habían sido abandonados a su suerte los más desposeídos del planeta. Fue así que el altruismo de aquellas mujeres y hombres de batas blancas pusieron en la cima de altas colinas un nombre; Cuba.
    Otra vez se han sorprendido, al regreso a casa con la satisfacción del deber cumplido no podían imaginar que los esperaba un mar de pueblo con sus máximos líderes al frente para decirles: Felicidades compatriotas, la Patria os contempla orgullosa.

  • MDFG dijo:

    El Adversario Invisible.

    El equipo de ventilación mecánica no era de última generación, había sido recuperado por uno de los bravos ingenieros Electro mecánicos del Centro de Ingeniería Clínica y Electromedicina (CICEM), la máquina ayudaba al Doctor Roberto Gutiérrez a que el oxigeno, hiciera el recorrido rutinario a través de sus vías respiratorias y llegara a su sangre, ya que el Covid 19 se erigía como barrera para sus pulmones, utilizando a la neumonía como hueste para evitar el normal funcionamiento de su cuerpo. Roberto era uno de los doctores que en Zona Roja combatía días tras día el SARS COV-2, rescatando pacientes que la Parca insistía en llevarse con ella y ahora otros colegas se encargaban de continuar la lucha junto a él, para eliminar al virus de su cuerpo. En esa sala de cuidados intensivos Junto a Roberto yacían: Miriam, ama de casa, Adrian, deportista, José Armando, retirado de la Construcción, Lino el Guajiro, cuya cooperativa era ejemplo en la producción de viandas y hortalizas, Alfredo el portero de la tienda del CIMEX, Rodrigo el comercial del Banco BPA y así sucesivamente como doce pacientes más que formaban parte de las historias clínicas del Hospital del municipio y eran el centro de atención de la dirección del hospital y el consejo de defensa municipal por la alta tasa de infección que portaba consigo el virus. Imponente el bombardeo no precisamente como el de Siria, Afganistán, o el ocurrido en el aeropuerto de Iraq recientemente, bombardeo de medicamentos como: El Jusvinza, el Interferón Alfa 2b Recombinante, el Interferón Gamma, la Eritropoyetina, el Surfacen, el Plasma Hiperinmune, el Oseltamivir y la Azitromicina, algunos siendo el resultado de la labor de instituciones de investigación científica cubanos como el Centro Nacional de Biopreparados. Roberto mejoró tras el férreo tratamiento pero otros no corrieron con la misma suerte. Los casos a pesar del esfuerzo del consejo de defensa por eliminarlos, se incrementan. Las violaciones constantes de los protocolos de bioseguridad por parte de segmentos de la población, ponen en riesgo la vida del resto de la misma, de los médicos como Roberto que no descansan prácticamente para evitar que el Covid 19 cobre más vidas. Que el sueño, el estrés, machaquen al doctor Duran y a todos los colectivos de todos los sectores del país que luchan incansablemente por vencer este férreo enemigo. Si hemos sido capaces de vencer obstáculos difíciles, unidos. ¡Unidos venceremos a este adversario invisible!

    • Are dijo:

      Una vez más, hay muchos Camilo en el pueblo, lo dijo Fidel, estos son nuestros héroes, y siempre los habrá, mientras exista Cuba y un solo ser que lleve en su genética un gen cubano no habrá miedo: habrá héroes y muchos Camilo.

  • Rogelio Alberto Rosales Antunez dijo:

    Mini período gris

    Rogelio Alberto Rosales Antúnez

    El santo de yeso, que a la madre, le estaba concediendo el milagro del buen partido, en la primera cita hogareña, había sido retirado de la vista del fanático pretendiente. En el ulterior agasajo, el venerable Lázaro, fue encubierto en un rincón del cuarto del muchacho, que al levantarse, encontró la figura sagrada tirada cabeza abajo, en el latón de basura. Aun dormían, cuando el hijo se marchó por siempre de la casa.

Se han publicado 972 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también