Imprimir
Inicio » Noticias, Educación  »

¿Una historieta Made in Cuba?

Por: Arturo Delgado Pruna
Publicado en: Canal USB
En este artículo: anime, Cuba, Dibujos, Juan Padrón, Lectura, manga
| 4

En el 2016, Vitrales, suplemento cultural de Sancti Spíritus, dedicó un número a la historieta cubana. Las páginas centrales, bajo el título Trazos de la historieta en Cuba, recogían la entrevista "No se hace una industria cultural centralizando ideas", en la que el multipremiado dibujante Osvaldo Pestana Montpeller (Montos) exponía qué frenaba el desarrollo del noveno arte y sugería cómo incentivarlo.

Le seguía el artículo "El Big Bang del cómic espirituano", que detallaba sobre el despunte de este género en tierra yayabera mediante talleres de creación, iniciativa de un grupo de jóvenes que contó con el apoyo de instituciones como la Uneac, la AHS y los medios de difusión.

Como plato fuerte, "Los expertos tienen la palabra" reunía la opinión acerca de la historieta de los dibujantes Juan Padrón, Manuel Lamar Cuervo (Lillo), Orestes Suárez, Jorge Oliver (Oli); de la crítica de arte Caridad Blanco y de Esther del Loreto Pozo, directora de la Editorial Pablo.

Ofrecemos a continuación un resumen de los criterios de estos últimos y compartimos la descarga de los pdf que contienen en extenso el número cuya portada rezaba: ¿Una historieta Made in Cuba?

Juan Padrón, creador de Elpidio Valdés:

Cuando empecé había varios guionistas buenos, pero recuerdo a Marcos Behemaras y a Froilán Escobar como los que más me gustaban. Yo hacía guiones para Luis Lorenzo, para Roberto Alfonso, alguno con Orestes Suárez, para Jorge Oliver. Muchos dibujantes se hacían sus guiones, cosa rara en el mundo de las historietas, donde la gente se especializa en todo: dibujantes que hacen lápiz, otros entintan, algunos más que hacen las letras, etc. Lo más flojo de la historieta cubana son los guiones.

Manuel Lamar Cuervo (Lillo), creador de Matojo:

La historieta cubana era didáctica, comprometida con la educación de los niños y jóvenes y, al mismo tiempo, divertida, para lograr el entretenimiento de los lectores tanto infantiles como adultos. Siempre tenía un mensaje positivo que permitiera al público pensar y analizar los eventos de la vida cotidiana del cubano. Una característica permanente en muchas de ellas era el humor, que es un rasgo distintivo del pueblo cubano.

Caridad Blanco, crítica de arte, investigadora y curadora:

Nos falta una verdadera casa editorial que tenga a la historieta como arte. Entre los ejemplos más notables de lo que se ha publicado en los últimos tiempos están Crónicas urbanas y Soñar La Habana, libros resultantes del taller impartido por Etienne Schréder a los jóvenes creadores cubanos en la Vitrina de Valonia. También las historietas de Montos y Palacios, premiadas en el Concurso Ojalá, así como los cuadernos Auroria. La gran alianza, de Montos y Boyce (Reina del Mar Editores) y Los hijos del Quasar, de varios autores (Ediciones Luminaria).

Estas experiencias no constituyen la norma, sino excepciones. Las editoriales hoy, en su mayoría, acuden a fórmulas habituales, gastadas, repetitivas, sin atreverse con obras experimentales, renovadoras.

El descuido, la subestimación y los prejuicios han debilitado el impacto cultural que aún pudiera tener la historieta en Cuba. Se ha desaprovechado su potencial económico, posible gracias a la demanda que existe en relación con este tipo de publicación.

Esther del Loreto Pozo Campos, directora de la Editorial Pablo de la Torriente:

Las limitaciones económicas provocan restricciones en la gestación de los planes editoriales. En el caso de la Pablo, cada año la publicación de historietas tiene más peso en el catálogo; tienen un espacio reservado los maestros y, al mismo tiempo, damos la bienvenida a los nuevos cultores del género.

Privilegiamos entre los temas, aquellos que promueven la educación formal, la cultura universal, latinoamericana y nacional, los valores, el cuidado y la preservación del medio ambiente, las que difunden hechos y personajes históricos sin renunciar a las obras experimentales. En realidad no nos llega una avalancha de propuestas.

Orestes Suárez Lemus, creador de Yakro, Camila; Inés, Aldo y Beto:

Debería existir una revista especializada que les permita a los historietistas participar para ver sus trabajos y compararlos con los demás. Un profesional de la historieta que no la practica a diario o que deja de publicar, pierde habilidades.

Hacer historietas con solo el objetivo de cubrir un plan educativo no cubre las expectativas de un buen historietista, ni tampoco las de los lectores. Eso defrauda a muchos y les obliga a vender su arte a empresas extranjeras, cuando en verdad se podría aprovechar el talento en nuestro propio país.

Jorge Oliver, creador del Capitán Plin y conductor del programa televisivo Cuadro a cuadro:

Las personas han entendido que no es sano autobloquearnos, que podemos ver cine, leer cómics y saber separar el trigo de la paja. No quiere decir que se nos haya olvidado que esa industria está llena de veneno en el contenido, lo que sucede es que con el tiempo hemos aprendido a razonar, demostrar, discutir y no ser absolutos en los juicios.

Descargue en PDF las páginas del suplemento

A Vitrales Una historieta made in Cuba

B Vitrales Una historieta made in Cuba  

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Taran dijo:

    No entiendo por que parte del titular tiene que ser en ingles y no simplemente Hecha en Cuba.

    • Li dijo:

      la verdad no creo que tengas que enterder nada, ese es el titulo que el autor del articulo escogio , asi simplemente el tendra sus motivos y necesariamente no tienes que entenderlo, no obstante muy poca capacidad interpretatibay muy muy poca creatividad debes tener para no ver lo que quiere exprezar con esto el autor.

  • m&m dijo:

    recuerdan la revista Comicos?
    publicaba de lo mejor de la historieta nacional y foranea
    aun conservo varios ejemplares

  • Camilo dijo:

    Los webcomics son un formato bastante bueno para publicar comics

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arturo Delgado Pruna

(Sancti Spíritus, 1971). Editor. Ha publicado artículos y entrevistas sobre historieta y humor gráfico en revistas, periódicos y sitios digitales como El Caimán Barbudo, Escambray, Juventud Rebelde, La Jiribilla, Cubahora, Esquife y Noticias de Artecubano. Ha editado los libros de cómics Los hijos del Quasar y Yakro.

Vea también