Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

La II Guerra Mundial contada por una sobreviviente (+ Video)

| 39 |
Tatiana Maksimenkova desde su casa en La Habana. Foto: Rusia Today.

Tatiana Maksimenkova en su casa en La Habana. Foto: Russia Today/ Captura de Video.

Tatiana Maksimenkova apenas tenía un año y pocos meses cuando su familia comenzó a padecer los horrores de la II Guerra Mundial. Vivía en una calle céntrica de Moscú, y aunque su corta edad en aquel entonces no le permite tener memoria viva de las explosiones de bomba, el miedo de sus hermanos, ni de las transformaciones de un país que se convirtió en resistencia…en su mirada es visible todavía el sufrimiento de a quien la guerra marcó por el resto de la vida.  De su saldo, hay heridas que no se han borrado nunca: el horror de los campos de concentración le impidió conocer a sus abuelos paternos, mientras que la batalla le arrebató a su hermano con apenas 19 años.

“Muchas veces mi mamá, con dos niñas en brazos—yo y mi hermanita de nueve años—, no tenía tiempo de bajar al refugio, por lo que en ocasiones caían bombas y nosotras estábamos en el quinto piso del edificio donde vivíamos. Ella me contaba que al sentir los fuertes sonidos yo corría para esconderme debajo de la mesa, y con el índice señalando hacia arriba le decía asustada “mama, bom bom”.

Así cuenta a Cubadebate Maksimenkova, sobreviviente de una guerra que costó a la Unión Soviética más de 26 millones de muertes entre civiles y combatientes, y quien actualmente vive en un céntrico barrio de la capital cubana.

“Toda la generación mía es muy sufrida, pues sentimos todos los horrores y secuelas de la guerra sobre nuestras mentes. La guerra para nosotros no es solamente un combate común; son calamidades terribles sobre la población: hambre, millones de niños que se quedan sin padres, esposos que no vuelven, vidas brutalmente mutiladas”.

En homenaje a la victoria frente al fascismo el 9 de mayo de 1945, Tatiana evoca parte de las desgarradoras historias sufridas por sus familiares durante la invasión hitleriana, una dramática época que marcó a Rusia para siempre y que el tiempo nunca podrá borrar.

La familia

Tatiana apenas pronunciaba sus primeras palabras, cuando las canciones de resistencia se convirtieron en constante melodía de cuna. Su mamá trabajaba como obrera en una fábrica de abrigos de piel, y durante la guerra nunca abandonó su puesto. “Yo me quedaba con mi hermana, y aunque no veía casi nunca a mamá, ella era para mí un ejemplo de sacrificio en el día a día”.

“Mi hermanita mayor también trabajaba con esa edad, para obtener una libreta de alimentación de obrera, que siempre tenía un poquitico más de comida. Ella, junto a otras niñas de entre 9 y 10 años, hacía guantes para soldados del Frente, y apoyaban así a los hombres que estaban en las trincheras”.

Por la parte paterna, más triste era su destino. El padre de Tatiana, un judío polaco que se había trasladado a la Unión Soviética en los años 20, conoció los campos de concentración; mientras que sus familiares en Polonia fueron totalmente aniquilados por las políticas fascistas.

“La familia de papá se quedó en su país, y cuando llegó Hitler con la política de exterminación de los judíos, fueron sacados a los campos de concentración y asesinados en las cámaras de gas. Por eso nunca llegué a conocer a ninguno de ellos”.

Casi 250.000 personas pasaron por el campo de concentración de Buchenwald. 56.000 de ellas no sobrevivieron. Foto: AFP.

Casi 250 mil personas pasaron por el campo de concentración de Buchenwald. 56.000 de ellas no sobrevivieron. Foto: AFP.

Gregorio, el hermano que murió sin conocer el amor

Quizás una de las historias más desgarradoras que guarda Tatiana en su memoria es la de su hermano mayor, Gregorio, quien al iniciar la Gran Guerra Patria apenas tenía unos 16 años.

“Él hacía guardia con los muchachos de su edad en los techos del edificio donde vivíamos, porque caían bombas fugaces y ellos las apagaban para que no  explotaran. Cuando cumple 19 años se va al Frente, y muere como soldado en la Batalla de Stalingrado. Dice mi mamá que recién comenzaba a afeitarse y que todavía no había conocido el amor de una mujer”.

En aquel entonces, Tatiana ya tenía 3 años de edad. Ella recuerda que debajo de la cama había un cajón con fotos, canciones y otras pertenencias de su hermanito, y ante la ausencia de juguetes, su madre le permitía jugar con la cajita, mientras él luchaba en el campo de batalla.

“Toda la vida recordaremos su nombre. Mi hijo nunca me perdonó que yo no le llamara Gregorio en su homenaje, pero es que no quería que repitiera su destino, porque casi todos los muchachos que estuvieron en la Guerra no regresaron”.

Vi muchas lágrimas de vecinos, porque en aquella época se recibían unos sobres en forma de triángulos, que avisaban cuando moría un soldado. Nosotros vivíamos en cuarterías, y en mi piso convivíamos con otras cuatro viviendas. De estas, tres recibieron el aviso. Todavía recuerdo los tremendos gritos y las lágrimas”.

El día que termina la guerra

Probablemente todos los soviéticos que vivieron esos duros años recuerdan el día en que terminó la guerra. Tatiana todavía guarda en su memoria el 24 de junio de 1945,  unos 46 días después de la capitulación final alemana, cuando tuvo lugar el desfile de la victoria.

Los soldados soviéticos muestran los estándartes nazis caídos, en el desfile de la Victoria en la Plaza Roja, del 24 de junio 1945. Foto: Sputnik.

Los soldados soviéticos muestran los estándartes nazis caídos, en el desfile de la Victoria en la Plaza Roja, del 24 de junio 1945. Foto: Sputnik.

“Mi cuartico era chiquito, y desde una esquina escuché todo por la radio. Recuerdo el regocijo del pueblo. Yo de niña tenía un taburete y me encaramé para acercarme más. No entendía mucho qué pasaba, pero recuerdo los fuegos artificiales”.

No obstante, con el fin de hostilidades no terminó el dolor para Tatiana y su familia; esas huellas la persiguieron por el resto de su existencia; mientras que para su madre, cada 9 de mayo fue fecha de dolor incomparable.

“Recuerdo que cuando pequeña a los niños nos encantaba recoger frambuesas silvestres. Un día, en 1948, estábamos a 100 kilómetros de Moscú, y varios muchachos de mi edad jugábamos a recoger estas pequeñas frutas. Cada año venían zapadores buscando minas y los niños recordamos el sonido de ese aparato, porque para nosotros era como un juego. Ese día no nos pasó nada, pero no lo olvido porque años más tarde encontraron tres minas en el mismo barranco donde nosotros, criaturas de 8, 9 o 10 años, habíamos recogido las frambuesas. Es decir, la guerra había terminado y todavía caminábamos por campos minados. Siempre pensé que existían ángeles de la guarda, que protegían a los niños para que no hubiera más muertes”.

Así, los años fueron agolpando los tristes recuerdos. Tatiana tampoco olvida una ocasión en que acompañaba a delegaciones cubanas en un recorrido por el cementerio de Leningrado, y ante el dolor de lo descrito por un diario de la época, se quedó sin poder traducir nada. “Estaba frente al diario de Tanya Sávicheva, una niña soviética que escribió un breve documento durante el asedio de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial, y publicó en pequeños papelitos: “Zhenia murió el 28 de diciembre de 1941, a las 12:30 horas; la abuelita murió el 25 de enero de 1942, a las 3:00 p.m; Leka murió el 17 de marzo de 1942, a las 5:00 a.m; el tío Vasia murió el 13 de abril de 1942, dos horas después de la medianoche…”  Yo no podía traducir aquello a los cubanos, era un trauma terrible”.

Felices, a pesar de todo

Pero a más de 70 años, Tatiana recalca que pese al dolor, las carencias, la pobreza y el hambre, guarda de su infancia un recuerdo feliz.

“A pesar de todo, querían que nuestra vida fuera plena. Nos llevaban a los teatros, al cine, a las exposiciones, a los círculos de interés. No teníamos comida ni nada de ropa para ponernos, pero éramos muy felices. Lo digo con toda sinceridad, nos forjaron como seres humanos. Nos prepararon para la vida con su amor”, asegura entre lágrimas.

Yo me acuerdo mucho del hambre. Iba al círculo infantil y nos daban comida, pero las privaciones eran grandes. Muchas veces, sacando el pan de la semana comíamos dos días y después no teníamos ni una miga de pan. Recordamos pobreza de guerra y posguerra, pero éramos ricos de espíritu”.

Y de aquellos años donde la solidaridad se imponía, Tatiana no ha podido olvidar las masas de croquetas hechas con cáscara de papas que les preparaba su madre, con los restos que le regalaban otros vecinos que tenían un poco más. “No me creerás si te digo que hasta ahora siento ese sabor. Cuando compro en Cuba, lo primero que hago es croquetas, pero esta vez de papas de verdad”.

Cuando el dolor la llevó hasta Cuba

Profesora del idioma ruso y una de las fundadoras de a catedra de idioma ruso en la Academia de las Artes, (ISA), Tatiana ha organizadoen Cuba diversos conciertos en homenaje a la Gran Guerra Patria. Foto: Rusia Today.

Profesora del idioma ruso y una de las fundadoras de la catedra de idioma ruso en la Academia de las Artes, Tatiana ha organizado en Cuba diversos conciertos en homenaje a la Gran Guerra Patria. Foto: Russia Today/ Captura de Video.

En la década de 1970, fue Tatiana Maksimenkova quien habló al destacado músico cubano Roberto Sánchez Ferrer de uno de los episodios más tristes de la guerra, conocido como la masacre de Jatín, momento en que nació una estrecha relación con Cuba que la ata hasta estos días.

“Yo me acuerdo que en el 75′ la UNESCO se dirige a los compositores del mundo con la sugerencia de escribir las obras musicales en honor de 30 años de la victoria sobre el fascismo. Siguiendo esa tradición tan noble de solidaridad, un cubano director de orquesta respondió a este llamamiento y vino a Rusia”.

“Jatín es una pequeña aldea bielorrusa, que como tantas otras fue borrada de la faz de la tierra, fue destruida hasta sus cimientos”, dice; y evoca la terrible historia que en aquel entonces contó a Roberto: “Él se conmovió muchísimo, y creó el poema sinfónico vocal Jatín”.

Del dolor de esta historia nacieron las notas musicales de esta especie de himno a la paz, que fue un homenaje al heroismo del pueblo soviético. La obra fue tocada en el Primer Festival Internacional celebrado en Rusia, con el lema “Música por el humanismo, la paz y la amistad entre las naciones”, donde junto a la música de grandes artistas del siglo XX sonó esta pieza. “Soy testigo de que la sala entera saludó la obra. Había muchos veteranos de la guerra”, recuerda Tatiana.

Durante varios años, esta rusa que dice tener su corazón en Cuba, pero su alma en Moscú, ha trabajado en Cuba en el campo de la promoción cultural. Profesora de idioma ruso y una de las fundadoras de la cátedra de ese idioma en la Academia de las Artes, (ISA), ha organizado diversos conciertos en homenaje a la Gran Guerra Patria, para impedir que los años borren tan dramática historia.

“Quiero agradecer a todos los jóvenes músicos cubanos que han participado en estos conciertos, quienes han tenido su primer contacto con el idioma ruso a través de la canción, pero cantan impecable. Agradezco sobre todo a los que participan en conciertos dedicados a esta fecha tan sagrada para nosotros. A Pedro y Richard, de la Academia Mariana de Gonitch; a Ulises y Angeline Díaz, del Teatro Lírico Nacional, porque cantan y lo sienten como si fuera lo nuestro”.

E insiste Tatiana que no quiere cerrar esta entrevista sin dedicarle sus últimas palabras a Cuba, un país que durante años ha luchado por mantener vivo el recuerdo de tan dura guerra y el reconocimiento a la hazaña protagonizada por el pueblo soviético. “Por ello mi agradecimiento a todos los cubanos de tres generaciones, porque gracias a ustedes y nosotros que estamos juntos, nadie ni nada estará olvidado”.

En video: Las batallas de la Gran Guerra Patria

Fragmento del documental: El Camino de la Vida

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Papo dijo:

    Después de la Guerra, donde el pueblo RUSO en su propia defensa, ofreció al mundo la vida y lucha del NOBLE PUEBLO que culminó con la derrota a los miserables de esa época, encaminados a esclavizar a cuanto humano se les antojara como seres inferiores; y que aún sobreviven minorías que tratan de proliferar sus miserables creencias que algunos mal agradecidos hacia el pueblo RUSO y SOVIÉTICO, les compran en el mundo.

    TATIANA gracias a usted, por hacer llegar, cuanta anécdota histórica de esa época: pueda llegar al pensamiento de todo hombre, mujer, niño y niña; para que sepa la humanidad cuanto sacrificio, plagado de pobreza, dejaron los Fascistas de aquella época a cuanto pueblo noble cruzaron las teorías de superioridad de miserables sub-humanos.

    GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Por haber llegado hasta aquí.

    Y gracias a María del Carmen Padrón por tán imprescindible artículo para cubadebate.
    Las nuevas generaciones y los que ignoran: Necesitan Saber y No Olvidar…

  • senelio ceballos dijo:

    GRACIAS al colectivo de cubadebate.cu…a vuestra colega joven- licenciada..MARIA del Carmen….y a su HEROINA….Tania……Por este historico / humano y escalofriante articulo…Les capte aqui a las orillas / margenes del rio…..DON APASIBLE, Hoy es 9 de MAYO…..72 ANIVERSARIO DE LA VICTORIA sobre el faxismo…..Por estas regions /provincias de Stalingrado-Rostov ….Cada familia tiene historias parecidas. aqui la Guerra fue muy cruel tambien…..Татьяна…с праздником победы сегодня в Москве был парад….ОЧЕНЬ КРАСИВО. могучий. яркий. обширний…Para los seguidores de esta web-pagina, les puedo contar muchas historia que he podido conocer de labios de sus protagonistas por estas regions..GRACIAS Y FELICIDADES a nuestros antepasados por tener / darnos un cielo azul libre de guerras..cont…Eguajiro ruso-cubano

  • Gaucho dijo:

    Hermosa nota.Doloroso recuerdo…A no olvidar hermanos cubanos latinoamericanos .lo que es y hace el capitalismo.Y ahora en su version posmoderna como neoliberalismo que se ha desatado en latinoamerica .Y ya lo tenemos en Argentina .
    Saludso desde la patria del Che.

  • Bruno dijo:

    gracias al pueblo sovietico por librarnos del nazi-facismo ..gloria eterna a la URSS..un abrazo desde Chile

  • Jose R Oro dijo:

    Los actos de salvajismo de los nazis y sus colaboradores en la antigua Unión Soviética durante las décadas de los 1930’s y 1940’s fueron totalmente horripilantes y atroces. Al que se refiere Tatiana Maksimenkova y que fue musicalmente expresada en todo su horror por el maestro Roberto Sánchez Ferrer, ocurrió en Katyn (se pronuncia “Jatin”), un pueblo de 26 casas y 156 habitantes en Bielorrusia, a 50 km de Minsk. El 22 de marzo de 1943 toda la población de la aldea fue masacrada por el 118.º batallón nazi de la Schutzmannschaft, formado en julio de 1942 en Kiev y compuesto principalmente de colaboradores nacionalistas ucranianos procedentes de Ucrania Occidental. Yuzif Kaminsky, fue el único adulto que sobrevivió a la masacre, donde pereció toda su familia. La masacre no fue un incidente inusual en Bielorrusia durante la Segunda Guerra Mundial. Al menos 5 295 asentamientos bielorrusos fueron quemados y destruidos por los nazis, y con frecuencia todos sus habitantes fueron asesinados (en algunos asentamientos perecieron hasta 1 500 víctimas) como castigo por colaborar con los guerrilleros. Katyn se convirtió en un símbolo de todos esos pueblos. En la región de Vitebsk, 243 aldeas fueron quemadas dos veces, 83 aldeas en tres ocasiones y 22 aldeas fueron incendiadas cuatro o más veces. En la región de Minsk, 92 aldeas fueron quemadas dos veces, 40 aldeas en tres ocasiones, nueve aldeas cuatro veces, y seis aldeas cinco o más veces. En total, más de dos millones de personas murieron en Bielorrusia durante los tres años de ocupación nazi, casi un cuarto de la población del país (Continúa)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continuación) Crea alguna confusión con la “masacre del bosque de Katyn” (se pronuncia “Katyn”) a 19,5 km al oeste de Smolensk (en Rusia, no en Bielorrusia) donde ocurrieron asesinatos en masa de oficiales del ejército, policías, intelectuales y otros civiles polacos, presuntamente (pero nunca demostrado con certeza) llevados a cabo por el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (NKVD) dirigido por Lavrenti Beria, entre abril y mayo de 1940, con la anuencia de Stalin. Es posible que también haya sido perpetrada esta masacre por los nazis, con vistas a difamar a la Unión Soviética. Si la datación de los restos mortales de las miles de personas masacradas es correcta, los asesinatos ocurrieron más de un año antes de la invasión de los nazis y de sus aliados a la Unión Soviética.
    Hoy se conmemora el Día de la Victoria sobre el Fascismo, proeza inenarrable donde el pueblo soviético y de otras naciones aplastaron la peor, más cruel y pavorosa anormalidad y convulsión que ha sufrido hasta hoy la Humanidad. La bandera soviética ondeando sobre el edificio del Parlamento alemán (Reichstag) en ruinas es un símbolo imperecedero de tal hazaña, 72 años atrás. No es solo historia, ni por un instante debemos olvidar, que hoy día, fuerzas fascistoides pretenden regresar con maligno empeño, a la arena internacional. Lo vemos en Venezuela, donde los fascistas del presente, pretenden destruir la sociedad por medios ilegales y violentos. Vemos la derrota de Le Pen, pero que recibió más de un tercio del voto de un pueblo que 7 décadas atrás fue una de las grandes víctimas de la agresión nazi. Vemos a Trump, los conceptos de anti –inmigración (neo – Rosenbergs queriendo crear a los nuevos “Untermensch”??). ¡Gloria eterna a todos quienes salvaron al mundo del nazismo, el fascismo y sus congéneres! Soviéticos, polacos, chinos, estadounidenses, británicos, franceses, cubanos, belgas, holandeses, canadienses, hindúes, australianos y neozelandeses, muchos otros incluyendo patriotas alemanes, guerrilleros italianos y pacifistas japoneses, todos juntos vencieron al fascismo. Gloria a Tatiana Maksimenkova y a su familia, a Yuzif Kaminsky con el cuerpo sin vida de su hijo Adam en sus brazos. El mejor homenaje a todos ellos es la unidad de los pueblos y los países progresistas que detendrá hoy a la nueva forma viral fascista que pretende resurgir.

  • E.T. dijo:

    Excelente trabajo. Artículos como este hacen que uno siga pensando y creyendo en el periodismo. En verdad fue una proeza lo que hizo el pueblo soviético en el cual se ensañaron los nazis. Solo me hubiera gustado saber cómo esa señora llegó a Cuba. Mis felicitaciones a la autora y las gracias a Cubadebate

  • Ernesto dijo:

    Gracias, a usted por compartir tan tristes recuerdos que nos renuevan en el afán diario de conservar la paz, preparados para defenderla. El pueblo soviético siempre tendrá un sitial de honor en la historia de la Humanidad, aun cuando desapareció como país, yo apoyo la idea que el pueblo ruso es su heredero histórico, pero me place más recordarlo como estado multinacional, donde se hermanaron las etnias, para destruir el peor flagelo que ha procreado la humanidad, el fascismo e intentar la difícil tarea de crear un mundo nuevo.

  • yariel dijo:

    Sin duda un momento oscuro en la historia de la humanidad el holocausto, pero por eso más importante aún recordarlo para que no se repita. Increibles historias las de los sobrevivientes, tristes, heroicas e inolvidables, quien ha conversado con un sobreviviente queda marcado para toda la vida.

    • Matrioshka dijo:

      Yariel, usted tiene razón. Quien ha conversado o visto testimonios de aquella época, no puede olvidar.

      Estuve hace pocos años en la región de Leningrado y San Petersburgo recorriendo museos sobre la guerra. Allí en el llamado “camino de la vida” 70 años después de la guerra, es tanta la metralla que está clavada en la tierra, que no crece el césped. En ese camino al río, que más que de vida era de muerte, los barcos que pasan suenan sus alarmas como un ritual a los caídos, a miles de caídos, que yacen en el fondo del río. Jamás se sabrá cuántos quedaron allí tratando de romper el cerco de hambre y muerte.

      Podría escribir muchas cosas, pero hay algo que quedó clavado en mi memoria, cuando visité un orfanato y leí los testimonios de los niños de entonces. Recuerdo especialmente uno: sentía frío y se acurrucaba en el regazo de su madre que aún lo amamantaba, hasta que un día despierta del frío, va a mamar y el pecho de su madre estaba frío y duro, sin leche: ella había muerto de hambre y aún así había dado a su hijo el último halo de vida que le quedaba.

      Cuántas historias como esta podrán contarnos hoy los sobrevivientes de los bombardeos en Siria, Iraq, Libia… la guerra es un horror…

      El fascismo fue derrotado hace 70 años gracias, sobre todo, a la heroica gesta del pueblo soviético; pero el fascismo sigue vivo y nos toca desenmascararlo y derrotarlo.

      ¡Gloria eterna a los héroes y mártires de la Gran Guerra Patria!
      ¡Gloria eterna al pueblo soviético y ruso!

  • amanece dijo:

    Que nunca más se repita tal barbarie. ¡ABAJO EL FASCISMO!

  • Mario dijo:

    Quien borro de la faz de la tierra la aldea Karyn? Quienes fueron los asesinos de miles de oficiales polacos?

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Mario. Son dos lugares distintos, uno en Bielorrusia (Jatin) y el otro (Katyn) donde los polacos fueron masacrados en la region de Smolensk, Rusia. Previendo esa confusion, por la siempre incomoda transliteracion del alfabeto cirilico al latino, hice un comentario al respecto, que le ruego, si les posible, lea pues creo que responde su pregunta

    • Papo dijo:

      Para tu complacencia “mario”, tratas de resaltar (esta insinuación histórica) para quiza justificar “LAS MASACRES DE LOS NAZIS” mundialmente conocidas y recordadas como “El Holocausto”.

      ¿Por qué no resaltas lo natural que es el nacimiento de un asesino?. ¿Sábes Cuántos Asesinos Han Nacido En Cuba?. Asesinos de verdad, no hombres señalados como asesinos por asesinos. Esos Mal-nacidos, señalan a hombres nobles: tal cual son ellos.

      En el exilio de Miami (¡DICEN!), donde viven y han vivido hijos y padres de asesinos, se han dado gusto hablando de “asesinatos y masacres en Cuba Revolucionaria”.

      Para un real conocimiento de tal hecho hay que hacer un profundo estudio: No Repetir Como Papagayo.

      Por qué no nos narras, en detalle, con profundidad y prueba tu insinuación repetida?. ¡Cuéntanos!. Los cubanos, siempre estamos ávidos del conocimiento SERIO de la Historia.

      Tu saliste con la intención de manchar lo que no puede ser manchado:

      El Glorioso y Noble Pueblo RUSO-SOVIÉTICO: Que nos ayudó a los cubanos, cuando más lo necesitamos, en los tiempos que nos querían devorar…

  • Mara dijo:

    Prohibido olvidar. y es que la humanidad debe guardar su memoria histórica. UN MUNDO DE PAZ ES POSIBLE.

  • Miguel Castro Licea dijo:

    Cualquiera que lea esta entrevista, la vivencia y sufrimiento de esta señora durante su infancia causada por las ansias de poder y superioridad del Fascismo Alemán, no puede menos que sentir una profunda conmoción que sobrecoge. La historia hay que mantenerla viva, hacer conciencia y desmontar cuanta tergiversación se intenta levantar por medios occidentales sobre la heroica gesta de los Soviéticos y el Triunfo en la Gran Guerra Patria. Aún con el paso del tiempo y los dramáticos acontecimientos de la II Guerra Mundial que debieron servir de lección a la humanidad, persiste en el mundo las mismas ambiciones, los mismos propósitos de dominación, de superioridad aunque no sea más que la superioridad de la ignorancia. Aún no se deja atrás el sufrimiento vivido en la Europa de la década del 40 del siglo pasado y que hoy se trastoca de igual forma en naciones como Siria, Libia, Iraq, Afganistán, en fin la lista no es nada corta. Por ello hay que decir hoy con dolor pero con firmeza: Gloria Eterna a los Héroes y Mártires de la Gran Guerra Patria.

  • Pepe dijo:

    DIGAMOS NO, NO, NO … A LOS CONFLICTOS BELICOS.,.

  • Rey64 dijo:

    La revista buenos días dio una noticia sobre el día de Europa, hoy 9 de mayo, increíblemente no tienen nada que ver con el día de la derrota sobre el facismo. Ojalá los historiadores expliquen esto. Gracias a Cubadebate que en primera plana aparece esta noticia. Hay que oir a un ciudadano Ruso hablando de lo que fue esa guerra. No se te olvidará jamás, aunque te hayan hablando.. en ruso.

  • albe dijo:

    precisamente por ser una de las historias mas horribles vividas, la juventud tiene que conocerla, no puede caer en el olvido, deben conocer los horrores para que sepan lo que son capaces de hacerle a la humanidad monstruos así, y no permitir que se repita

  • ppprofesional dijo:

    Todavia los hay que piensan mal de los rusos, que si esto, que si lo otro. Siempre lo he visto como un pueblo valiente, aferrado a su patria y a su tierra, decidido a todo.

  • jOSÉ rAMÓN dijo:

    Yo estudién la URSS, visité muchos lugares y museos en varias repúblicas pero la vista a Jatín me marcó para toda la vida. Esa historia y ver aquel lugar donde murieron tanta personas si poder defenderse no se olvida nunca y más que el lugar es muy solemne y te desgarra el corazón
    Viva el dia de la victoria (dien paveda za zliezami na glazaj)!

  • Ulda Maresma Torres. dijo:

    El alma se queda en vilo cuando conocemos sobre tantos horrores provocados por la guerra, sobre todo los relacionados con la Gran Guerra Patria.Siempre vuelven a la memoria Zoia y Shura y tantos otros personajes que la literatura y las series de televisión nos regalaron en la adolescencia y que por lo menos a mí me sirvieron para admirar al pueblo soviético.Historias como la de Tatiana debemos mantenerla en el presente para no olvidar el desgarramiento que provoca en los pueblos la guerra.

  • Yamilka dijo:

    Gracias Tatiana!!! С Днем великой победы!
    Felicidades en el Día de la Gran Victoria!
    Gracias, María del Carmen, hoy es el dia de la fiesta con lágrimas en los ojos, como dice la hermosa canción soviética de la Victoria. Este ha sido un justo homenaje. Hablémosles a nuestros niños, y a los hijos de nuestros niños para que eternicen la gran hazaña realizada por los pueblos soviéticos. Gloria eterna a los caídos en la Gran Guerra Patria!

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

María del Carmen Ramón

María del Carmen Ramón

Periodista de Cubadebate y la Mesa Redonda. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En Twitter: @M3ryC.

Vea también