Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Elenco de “El Padrino” se reunió cuarenta y cinco años después

| 5 |
Francis Ford Coppola en la celebración de los 45 de "El Padrino" en el Festival de Cine de Tribeca. Foto: Reuters

Francis Ford Coppola en la celebración de los 45 de “El Padrino” en el Festival de Cine de Tribeca. Foto: Reuters

Al Pacino fue considerado muy bajo, a Marlon Brando se le exigió una prueba en cámara y el director Francis Ford Coppola casi fue despedido.

En la reunión por el aniversario 45 del filme el sábado en Nueva York, el director y el elenco de El Padrino recordaron las pruebas, la perseverancia y la inspiración que resultaron en las películas sobre la mafia que ganaron el Oscar.

Coppola, Pacino, Robert De Niro, Diane Keaton, James Caan, Talia Shire y Robert Duvall presenciaron proyecciones consecutivas de El Padrino (1972) y El Padrino: Parte 2 (1974) junto a una audiencia de 6 mil personas en la noche de cierre del Festival de Cine de Tribeca.

“No he visto estas películas en años”, dijo Coppola. “Me pareció una experiencia muy emotiva. Olvidé muchas cosas sobre la filmación y pensé sobre la historia, y la historia utilizó muchas cosas personales y de familia”, agregó.

Los dos películas, que cuentan la historia de cómo un huérfano de Sicilia emigra a Estados Unidos a comienzos del Siglo XX y forma a la familia criminal Corleone, ganaron nueve premios Oscar y se convirtieron en clásicos del cine.

Sin embargo, el filme tuvo un difícil comienzo. Coppola recordó que el estudio Paramount de Hollywood quería ambientar la historia en la década de 1970 y hacer algo “barato y rápido”.

Coppola casi fue despedido en varias oportunidades y enfrentó una dura resistencia por la decisión de escoger a Pacino para que interpretara a Michael Corleone y a Brando como el padrino.

Brando, quien murió en 2004, había participado de varios fracasos de taquilla luego de una carrera estelar en la década de 1950 y tenía la reputación de ser alguien complicado.

“Me dijeron (ejecutivos del estudio) que tener a Brando en la película la volvería menos comercial que tener a un total desconocido”, comentó Coppola.

El estudio posteriormente accedió “si Marlon hace una prueba en cámara sin pago y presenta una garantía de un millón de dólares de que no provocará problemas durante la producción”, agregó.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cadillac dijo:

    James Caan la pelicula que lo dio a conocer fue el Padrino en su papel de sonny corleone, nos e porque no ponen casi peliculas de el….

  • Sergio dijo:

    Buffff, MI BIBLIA, jajajajaja

    Con 10 años me pasé 6 horas delante de mi CARIBE en aquella TANDA del DOMINGO, presentada, por aquel tiempo, por Mario Rodriguez Aleman.

    Fue “amor de primera vista”. Después leí el libro, que es muy cómico, pues al parecer la historia de El Padrino estaba “destinada” a todo lo que pasó (principalmente la 1ra. parte con el tema de Marlon Brando, Al Pacino, las filmaciones en Sicilia, los productores “apurando”, etc., ), pues el libro de Mario Puzo salió a la venta sin terminarse la Edicción completa del mismo. Y uno percibe que es así cuando lo lee.

    Nada, mi biblia,,,, la tengo en DVD, junto con imagenes inéditas, declaraciones, Making, etc. etc.,,,

    Aquí les dejo este site sobre curiosidades,,,, la más IMPRSIONANTE, el Padino I se filmó en 77 días, incialmente Coppola había pdido 80, y la Paramount le había dado tan sólo 53, ,, en fin,,, bueno aqui les dejo VARIAS CURIOSIDADES,,,, (http://www.elmundo.es/especiales/2012/cultura/el-padrino/la-pelicula/curiosidades.html), es una OFERTA, que aquellos que gustan, no PODRAN RECHAZAR.

    Saludos,

  • Sergio dijo:

    La mafia de ‘El Padrino’ no necesita efectos especiales

    La familia volvió a reunirse la noche del sábado en Nueva York para conmemorar lo que les unió hace casi medio siglo: el estreno de El Padrino. Fue un encuentro único para celebra uno de los grandes clásicos del cine. Difícilmente se volverá a repetir jamás una mezcla de talento tan influyente en la cultura audiovisual americana.

    La reunión histórica en el Radio City Music Hall puso colofón al festival de cine de Tribeca. El evento en esta catedral del espectáculo duró casi diez horas. El maratón arrancó a medio día con el pase de El Padrino y de la segunda parte de la saga. Siete horas después se abrió el coloquio. El director Francis Ford Coppola estuvo acompañado por Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton y Talia Shire. En fin, el plantel casi al completo

    La culpa fue toda de Robert De Niro, el anfitrión del festival que cada año desde la tragedia del 11-S se celebra en la ciudad de los rascacielos. Le preguntó el pasado verano a Coppola si se animaba a participar en el coloquio. No mostró gran interés. Le insistió, le convenció y después le pidió si no le importaba que se uniera a ellos el resto. Solo faltaron Marlon Brando y John Cazale, ambos fallecidos.

    El cineasta Taylor Hackford, nominado al Oscar por Ray, dirigió la conversación. Buscaba descifrar algún secreto más de los que se han ido conociendo desde que se proyectó por primera vez hace 45 años aquel épico arranque con Don Vito Corleone sentado en un despacho oscuro, acariciando a un gato gris sobre sus piernas mientras escuchaba medio llorando a Bonasera. Era la imagen perfecta del villano.

    Robert de Niro, que actuó en El Padrino II, se mantuvo al margen todo el tiempo. Escuchó en silencio cómo Francis Ford Coppola hacía emerger los recuerdos. El director se sentó antes entre el público para ver la película. “Hacía años que no la veía”, admitió después durante el coloquio, que se prolongó durante una hora y media, “ha sido muy emotivo”. La última vez fue en la restauración del filme.

    Imitando a Brando

    Coppola se colocó desde el inicio en el centro de la conversación. A su izquierda tenía a Pacino y a la derecha a Caan, que no le quitó la mano del hombro ni un momento como muestra de su vieja amistad y de agradecimiento. Juntos imitaron varias veces a Brando. Duvall, en el otro extremo, recordaba como se pasaban todo el tiempo haciendo chistes, “tardaba varios segundos en cogerlos”.

    Todo empezó un domingo de 1969, en San Francisco, leyendo The New York Times. Le pareció intrigante el anuncio de la novela de Mario Puzo, con las letras del título colgado como si fueran una marioneta. “Pensé que era un libro intelectual sobre poder”, explicó. Pero la novela le decepcionó cuando la leyó por primera vez, “era un texto muy largo. Una tercera parte la dedica a la anatomía de Lucy Mancini”.

    El director contó que Paramount no creyó que una película de mafiosos fuera a funcionar y tuvo serios roces con el estudio sobre la composición del reparto. “Estaba completamente arruinado. Sabía que si me echaban tendrían que pagarme pero si me iba no”. Además, sabía que no podían hacerlo porque daría muy mala publicidad. Así que decidió aguantar. Pero llegar al corte final no fue fácil.

    Los estudios no querían ver el nombre de Marlon Brando ni en pintura después de su primer rechazo al papel. “Era un genio”, recordó, “se ponía papeles en la mandíbula para parecer un bulldog. Cogía lo que tenía a mano e improvisaba”. Tampoco querían a Al Pacino para el papel de Michael Corleone. “Querían un hombre alto para Michael”, añadió, “pero yo veía su cara cada vez que leía el guión”.

    Al Pacino contó que la llamada de Coppola ofreciéndole el papel de Michael le llegó en un momento extraño. “Cuando colgué pensé que era un sueño o una broma, pero resultó ser verdad”. También admitió que estaba más interesado en el de Sonny y le preocupaba que era un actor de teatro. “Todo me mareaba. Había mucho caos”. Su novia llamó al director para decirle que lo estaban torturando con tantas pruebas.

    Controversia

    “¿Qué sería hoy sin Francis?”, se preguntó Pacino. El actor contó que en plena controversia con Paramount sobre su elección le dijo a Coppola que no pasaba nada si no conseguía el papel de Michael. “Le dije que ya habría otra ocasión de trabajar juntos. No quería estar donde no me querían”, comentó el actor. “Hicimos cientos de pruebas y hasta que no vieron su poder no se convencieron”, añadió el cineasta.

    Las primeras semanas, recordó Shire, “fueron muy duras” para Coppola. “La audición fue dura para mí pero mucho más dura para mi hermano [el director, Francis Ford Coppola] porque de lo último que tenía que preocuparse era de si su hermana tiraba una cámara”. El cineasta añadió que en un principio no la vio en el papel de Connie Corleone. “No entraba en mi interpretación del personaje”, admitió, “el reparto estuvo siempre en el aire”.

    Pero Hollywood se equivocó de lleno, como otras muchas veces. El Padrino fue el gran éxito de taquilla en 1972 y durante años la familia de los Corleone se convirtió en una de las mayores máquinas de hacer dinero de Hollywood. Lo tiene todo: drama familiar, amor, suspense, sangre, violencia. Es una de esas películas especiales que puedes ver con el paso de los años y siempre encuentras algo nuevo.

    Aunque quizás lo más importante es cómo su guion caló en la cultura popular, con citas que se usan a diario “mantén a tus amigos cerca pero aún más cerca a tus enemigos”. Coppola cree que una película de mafiosos como El Padrino podría funcionar si se hiciera en la actualidad. Pero duda que un gran estudio le diera el aprobado final. “Nada consigue ahora la luz verde si no puede tener una serie o efectos tipo Marvel Comics”, concluyó.

  • El peseta dijo:

    HBO hizo hace unos años The Godfather epic… agarró las dos primeras partes y las ordenó cronológicamente,algo realmente extraordinario

  • marlen dijo:

    Es mi libro de cabecera y las películas, las pude conseguir digital y las guardo como mis grandes tesoros, el fin de semana la pusieron en multivisión, que actuación de todos, me encanta.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también