Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Sostienen que EEUU impide esclarecer asesinato de Carlos Muñiz Varela

| 2 |

carlos-munizLa complicidad de las autoridades estadounidenses impidió esclarecer el asesinato en Puerto Rico, hace casi 38 años, del dirigente izquierdista de origen cubano Carlos Muñiz, aseguró el escritor Ricardo Fraga. 

El coautor del libro La contrarrevolución cubana en Puerto Rico y el caso de Carlos Muñiz Varela, explicó que este brutal crimen ejecutado por terroristas de ultraderecha contó desde la conspiración con el contubernio de las autoridades puertorriqueñas y federales de Estados Unidos.

‘El asesinato de Carlos no se da en un contexto aislado en la historia de Puerto Rico, Carlos es víctima de todo un proceso de agresiones contra Cuba, una política contra la Revolución cubana que desarrolló el gobierno de Puerto Rico y las autoridades federales’, manifestó.

Fraga, quien junto a Raúl Álzaga y Jesús Arboleya, acaba de lanzar en Puerto Rico el libro bajo el sello de Ediciones Callejón, subrayó que en este crimen hubo ‘una complicidad, sin duda’ como parte de la política ‘contra Cuba desde el mismo comienzo de la Revolución’, que triunfó el 1 de enero de 1959.

‘Nosotros sentimos que no tan solo el libro le hace justicia a la lucha en contra de la impunidad, no solo en el caso del asesinato de Carlos, sino por los muchos que murieron víctimas de este terrorismo auspiciado por las autoridades, o en los que al menos asumieron una actitud de dejadez ante estos terroristas’, afirmó.

Durante años de indagatoria, dijo, han podido constatar que desde un principio el Buró Federal de Investigaciones (FBI) tuvo datos precisos que hubieran podido conducir al arresto y procesamiento judicial de los responsables de la conspiración y asesinato de Muñiz.

El activista de izquierda, muerto a los 26 años en una emboscada en Guaynabo que reivindicó un comando terrorista de la ultraderecha, formaba parte junto a Fraga y Álzaga de un grupo de jóvenes que buscaban un acercamiento a sus orígenes después de ser sacados de Cuba en los primeros años del triunfo de la Revolución comandada por Fidel Castro.

Recordó que el 11 de enero de 1975 murieron en Mayagüez (occidente), el militante socialista Ángel Luis Charbonier y Eddie Román en un atentado con bombas provocado por terroristas de la derecha cubana.

‘Los culpables o los sospechosos de esos asesinatos están recogidos con nombres y apellidos en este libro que hemos publicados, y no lo inventamos nosotros es de un documento desclasificado del FBI que los señaló a los pocos días después del atentado’, reveló. 

Fraga del Valle precisó que ‘es el mismo caso de Carlos, estamos peleando para que nos entreguen documentos de 1979, que ellos los tienen desde esa época y lo entregan a cuentagotas’.

El coautor del revelador libro espera que a partir del compromiso de impulsar gestiones ante las autoridades federales, la administración del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, contribuya al esclarecimiento del asesinato de Muñiz.

(Con información de Telesur)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • said selin ganen dijo:

    sin embargo tienen en sus calles libres al asesino múltiple Posada Carriles y cientos más que viven en ese país sin que sean juzgados, ese es el país que ahora quiere levantar un Muro anti-inmigrante y según la prensa de EE.UU Trump es religioso, debe ser la religión del racismo fascista.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    El complot es total. Los conocidos asesinos se dan el lujo de aparecer en programas televisivos y en entrevistas jactándose de ser ejecutores de tal o más cual acto de barbarie. Utilizan sus aviones privados y no hacen caso ni de las autoridades federales de aviación cuando estas les indican procedimientos a seguir (recordemos Hermanos al Rescate y su “capitán”, cuando les dijeron que no podían volar y, una vez terminado el vuelo, cuando regresaba a la base le indicaron dirigirse a un hangar y él decidió irse a otro. No fue regañado siquiera)
    Posada Carriles y compinches son otro buen ejemplo.
    Este joven fue amenazado publicamente. Las autoridades lo sabían, porque le tenían instalada una persecución enfermiza chequeando toda su actividad. Tienen las grabaciones, fotos, nombres, santos y señas, pero no actúan. Ni actuarán.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también