Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Alí Rodríguez Araque reflexiona sobre Fidel  

| +

8de3b5cb-34ae-4f44-9bef-5e7812952101El Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en la República de Cuba,  Alí Rodríguez Araque, vertió algunas reflexiones sobre la trascendencia del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, con quien sostuvo una larga relación desde los días en que formó parte de la guerrilla venezolana de los años 60 del siglo pasado.

El entonces comandante Fausto recordó que en aquellos momentos se estaba iniciando un proceso de reacción contra la sordidez de las dictaduras militares en la región. “Éramos entonces jóvenes universitarios –digamos, el sector más activo de la población– y la rebelión en Cuba influyó –primero el Movimiento 26 de julio y más fuertemente su segmento guerrillero en la Sierra Maestra– porque se rompió con una creencia, una afirmación de sociólogos, politólogos, etc., de que esa revolución no se podría hacer en el país con mayor proximidad con Estados Unidos”.

Con la Revolución cubana, añadió, se abre así un abanico de transformaciones políticas en la región con avances y retrocesos que aún están en marcha, pues aún no se han producido todos los cambios que en profundidad esta reclama.

“Fidel es un hombre que no se encasilló en un viejo modelo, o un solo modelo, sino que tiene un pensamiento muy atento a las realidades. De ahí la gran capacidad que demostró para responder a cada uno de los momentos en Cuba y en nuestra región. Por eso Fidel fue y es una referencia obligada tanto para quienes aspiran a una mejor suerte para nuestros pueblos”, sentenció.

Para Rodríguez Araque, tanto Fidel como el comandante Hugo Chávez son fenómenos que surgen en momentos determinados de la historia de nuestra patria latinoamericana y caribeña. “Son en parte fruto de una situación de más duración en la conciencia de nuestros pueblos, pero al mismo tiempo son factores de impulsión de esa conciencia (…). De ahí que por fuerza la ausencia sean causa de tanta gravitación en la sociedad y una época, y dejan un vacío que debe ser llenado por esa nueva conciencia de nuestro pueblo”.

Interrogado sobre la posibilidad de que hubiera revolución sin Fidel, respondió: “Por supuesto. Sería muy triste que las revoluciones dependieran de un solo líder, aun con mucha significación que tenga un líder de rango histórico”. Asimismo destacó los avances de la Revolución cubana y la conciencia alcanzada, y en particular en sentido de autonomía, de independencia que está muy relacionado con el orgullo nacional.

Destacó que siente la ausencia del líder, pero Cuba supo preparar muy bien la transición de un Fidel que era biológicamente mortal.

Sobre el legado del comandante cubano, lo resumió en una frase: “Sí es posible. Sí es posible alcanzar la independencia. Sí es posible actuar con audacia contra los grandes imperios. Sí es posible administrar con políticas de cara al pueblo. Sí es posible avanzar con los pueblos y sí es posible que los pueblos logren, bajo una guía correcta, sus aspiraciones y sueños”.

(Prensa Embajada de Venezuela en Cuba)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también