Imprimir
Inicio » Noticias, Medios  »

¿Por qué fallaron las encuestas en las elecciones de EEUU?

| 71

El mundo ha buscado más veces el nombre de Donald Trump, excepto durante la Convención Nacional Demócrata, cuando se hizo oficial su candidatura por el partido demócrata y la pausa que hizo a la campaña por problemas de salud, donde Hillary Clinton fue una búsqueda con mayor frecuencia en el buscador más famoso del mundo, Google.

El 90 por ciento de los sondeos durante la jornada electoral en Estados Unidos resultaron equivocados, un fenomenal fracaso en la meca de los pronósticos y encuestas a boca de urna. Pero, ¿fue realmente un error de los encuestadores o los electores de Trump fueron demasiado astutos para obviar los sondeos?, ¿cómo se comportaron las redes sociales esta vez, que usualmente son subestimadas o sometidas a metodologías que no resisten la prueba del tiempo?

Nos hemos hecho estas preguntas en la redacción con el grupo de la Universidad de las Ciencias Informáticas encargado del desarrollo, administración y posicionamiento de Cubadebate, cuya sección de análisis de las tendencias en la web publicamos bajo el crédito colectivo de root@cd. Aquí están algunas posibles explicaciones a la pregunta que muchos se hacen:

¿Por qué fallaron las encuestas en las elecciones de EEUU?

1.- Mientras Hillary Clinton logró casi la unanimidad del periodismo en su país –y también en el exterior–, Trump la superó en las redes sociales en cantidad de seguidores y en interacciones. Para un grupo de expertos -también para el equipo desarrollador de Cubadebate-, este hecho fue clave en los resultados de las elecciones y marca el inicio de una nueva era en la comunicación digital en las campañas políticas.

Si en el pasado Barack Obama fue líder en las redes y basó en ellas una buena parte de sus campañas, tanto en 2008 como en 2012, esta vez Donald Trump fue rey absoluto en ese campo. El sistema de inteligencia artificial MoglA, el cual predijo correctamente las tres últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, eligió al candidato republicano por delante de su rival demócrata. La máquina explora y analiza la información en sitios como Google, Facebook, Twitter y YouTube para hacer sus predicciones. Según el algoritmo que utiliza, Trump superó en un 25% la popularidad de Obama en las elecciones presidenciales de 2008.

“Si nos fijamos en las primarias, hubo muchos intercambios negativos alrededor de Trump. Sin embargo, cuando estas conversaciones comenzaron a acelerarse en los últimos días, significó una gran apertura de juego para Trump y ganó las primarias con un buen margen”, dijo el desarrollador de MoglA, Sanjiv Rai, en una entrevista telefónica con CNBC. Un comportamiento similar ha ocurrido ahora.

2.- La campaña negativa en medios tradicionales no le hizo el daño esperado al candidato republicano. Mientras que a Hillary Clinton la respaldaron 243 diarios y 148 semanarios, Trump sólo recibió el apoyo de 20 diarios y 1 semanario. La proporción fue de 27 a 1, como se puede ver aquí.

Tan sólo una fracción de esta cobertura negativa hubiera bastado, hace un tiempo atrás, para dañar las posibilidades de un candidato presidencial y tal vez incluso descarrilar la candidatura en su totalidad.

Si embargo, las redes sociales se comportaron de modo muy diferente. El viernes 4 de noviembre, la página de Facebook de Trump acumulaba 11,9 millones de “me gusta” y su cuenta de Twitter contaba con 12,9 millones de seguidores. El número de Clinton fue de 7,8 millones y 10,1 millones. En otras palabras, a partir de ese día, Clinton tenía 53% menos “me gusta” en Facebook y 27% menos seguidores en Twitter.

Donald Trump está más adelante en el compromiso total, o el número de veces que la gente interactuó con o respaldó su contenido social. En total, del 1 de enero al 6 de noviembre, Trump obtuvo 351 millones de contratos en Facebook, Twitter e Instagram. Hillary Clinton atrajo menos de la mitad del total de Trump: 145 millones.

En total, del 1 de enero al 6 de noviembre, Trump obtuvo 351 millones de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. Hillary Clinton atrajo menos de la mitad del total de Trump: 145 millones. Fuente: Crowdbabble

Aunque es posible que muchos de esos seguidores se hayan sentido atraídos por la extravagancia del candidato o los escándalos, el favoritismo nunca disminuyó, ni siquiera cuando la percepción de ventaja para Clinton era abrumadora. Un post sobre un acto de campaña subido a la página de Facebook de Trump 14 horas antes de la apertura de las urnas, acumulaba 92 000 “me gusta”, 40 000 “me encanta”, lo habían compartido 29 782 veces, y el video incluido lo habían visto 2 100 000 veces.

Para comparar, casi al mismo tiempo, un post en la página de Facebook de Hillary Clinton, también sobre un acto de campaña, tenía 14 000 “me gusta”, 1 300 “me encanta”, lo habían compartido 1 965 veces, y el video incluido había sido visto 218 000 veces.

Es decir que el post de Trump recibió 30 veces más “me gusta” que el de Hillary, lo que marca una gran diferencia de intensidad en la interacción.

3.- En las redes sociales “el votante deprimido, que va a votar por compromiso, como explicó Michael Moore, no vibra”. La gente visita las redes sociales varias veces al día y se informa sobre la actualidad, no como una actividad en el centro de su atención, sino como un resultado incidental de consumir Facebook, Twitter o Snapchat, generalmente en las pantallas pequeñas de sus dispositivos móviles. Este votante desmotivado – que Hillary Clinton no terminó de capitalizar – “no comparte, no difunde, no genera discurso porque no está comprometido con el debate…”, reflexionaba uno de los integrantes de nuestro equipo técnico.

Habría que añadir los desplazamientos de los usuarios, que suelen estar simultáneamente en otras redes o hacer búsquedas para completar o contrastar información, generalmente con el objetivo de reforzar la opinión que posee previamente.

El día de las elecciones, The Guardian reconocía que el mundo ha buscado en Google más veces el nombre de Donald Trump que el de Hillary Clinton, excepto durante la Convención Nacional Demócrata, cuando se hizo oficial su candidatura por el Partido Demócrata y la pausa que hizo a la campaña por problemas de salud.

Los usuarios buscaron dos veces más en Google el término "Donald Trump" que el de "Hillary Clinton".

Los usuarios buscaron dos veces más en Google el término “Donald Trump” que el de “Hillary Clinton”.

4.- La investigadora alemana Elisabeth Noelle-Neuman demostró que “la espiral del silencio” existe y hace que los ciudadanos se abstengan de emitir su opinión si ésta es percibida como minoritaria o poco popular. Los expertos coinciden en que este fenómeno incidió fuertemente en el fracaso de las encuestas que pronosticaron la victoria de Clinton, tal como ocurrió durante la votación del “Brexit” en Gran Bretaña.

En las encuestas, generalmente realizadas por teléfono o presencialmente, muchas personas que apoyaban a Trump no hicieron explícito su voto, por vergüenza, por presión social dado el alto repudio a las posiciones no compartidas por los medios tradicionales, o simplemente por desinterés y desconfianza en las encuestas. Durante el “Brexit” la prensa británica acuñó el término de “conservadores tímidos” que identifica al votante oculto, aquel que no manifiesta su preferencia durante el periodo pre-elección y solo se manifiesta a través del voto secreto, en la soledad de la urna.

5.- Los métodos estadísticos de las encuestas utilizan elementos demográficos y geopolíticos para construir la muestra, mientras las redes sociales digitales están logrando una heterogeneidad difícil de estratificar. En el debate con el equipo técnico de Cubadebate, conveníamos en que los medios tradicionales sin duda lograban – en el pasado – homogeneizar matrices de opinión en comunidades cercanas, pero ya no es así.

Las encuestas de salida no reflejan cómo es la gente. Los votantes norteamericanos no son pobres o negros o femeninos o universitarios. En realidad, un individuo encaja en varios grupos diferentes a la vez. Dos hechos son simultáneamente posibles: que los votantes más pobres eligieron a Clinton y que los votantes blancos más pobres eligieron a Trump.

“Me parece que los estudios tradicionales están perdiendo la capacidad de saber qué realmente quiere la gente. Ese conocimiento se está trasladando hacia las grandes concentraciones de personas que funcionan hoy: Google, Facebook y Twitter y sus bases de datos. Ahí no hace falta estratificar para hacer análisis, tiran contra la información primaria”, advertía root@cd.

6.- Hay cada vez más dinero en las redes sociales. Mientras los ingresos de The New York Times Company, por nombrar una empresa líder, que además apuesta a lo digital, están estancados desde hace 5 años, los de Facebook se han cuadruplicado en el mismo período.

En un estudio para Nieman Lab, el profesor de la Northwestern University, Pablo Boczkowski, reconoce que todos los medios de comunicación, los de noticias y las redes sociales compiten por la atención del público en el mismo mercado: “El 65% de los dólares de publicidad digital de pantalla gastados en Estados Unidos se repartió entre cinco empresas, ninguna de las cuales está en el negocio de noticias. Facebook fue la gran ganadora, recibiendo 30 centavos de cada dólar, (…) lo cual representa un incremento del 20% respecto de 2014”.

Son números que permiten comprender “por qué una presencia más fuerte en las redes sociales pudo haber permitido a la campaña Trump contrarrestar su posición abrumadoramente inferior entre los medios de noticias”.

Boczkowski recuerda que las prioridades comerciales de una empresa como Facebook moldean la lógica algorítmica de su “feed” de noticias: dado que cuanto más felices somos, más probabilidades hay de que los anuncios que nos muestran sean efectivos, el algoritmo prioriza elementos de información que son consistentes con nuestros puntos de vista. Por lo tanto, incluso si se nos presentara un gran número de noticias en los medios sociales y nosotros les dedicásemos mucha atención, la probabilidad de obtener información que nos exponga a puntos de vista alternativos y nos ayude a aprender algo nuevo sería relativamente baja.

Esta lógica algorítmica aísla a las personas de la influencia de noticias que podrían alterar sus preferencias de políticas preexistentes.

7.- Clinton no logró ganarse la confianza de los millenials (jóvenes entre 20 y 35 años de edad), que eran votantes de Sanders y terminaron muchos apoyando a Trump, según The New York Times.

Una encuesta a boca de urna después de la votación evidenció que consideraban a Clinton poco confiable y, en definitiva, no tenían planeado votar por ella y un gran número de ellos no lo hizo, a pesar de que la candidata demócrata utilizó todo tipo de recursos muy populares entre este grupo. Desde que se convirtió en la nominada, Clinton cortejó a estos jóvenes con visitas a las empresas de Silicon Valley y sumando a su campaña a un buen número de celebridades

Pero tuvo grandes problemas para emocionar a los votantes jóvenes. “Para que el Partido Demócrata avance y gane, los jóvenes -entre los más críticos del partido- no pueden ser excluidos de lo que será el proceso de reconstrucción… El proceso de asociación con ellos no será fácil. Hoy en día, muchos millenials están más escépticos ante el sistema que nunca, pero los jóvenes son esenciales para la vitalidad del Partido Demócrata. A los jóvenes activistas, manifestantes y hacedores de ruido… es hora de dejarlos entrar y dejarlos hacer”, escribió este miércoles en la página de Opinión del Times, Symone D. Sanders, ex secretaria de prensa de la campaña presidencial de Bernie Sanders.

Se han publicado 71 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elvallán dijo:

    Muy interesante este análisis de nuestra periodista, conjuntamente con el personal de la UCI y de Cubadebate. Todos debemos tener bien claro que no se puede seguir siendo en este siglo XXI igual a como fuimos en los finales del siglo XX. Las TIC influyen, quiérase o no, en la visión que tienen las personas de sus respectivas sociedades. Además de todo lo aquí expresado, hay otros muchos factores, bien interesantes, que fueron referidos por el cineasta Michael Moore en sus análisis de por qué Donald Trump iba a ganar en estas elecciones.

    • cubaneando.cu dijo:

      si algo quedó en zona de dudas es el poder que se afirmaba que tenian los medios sobre la decisión de las sociedad… o sea, si es sierto que las mayorías o los más importantes medios apoyaban y respondían a los intereses clinton enotnces la mayoría tomó una deción diferente es decir NO ES REAL EL CRITERIO O LA TEÓRIA DE QUIENES AFiRMAN QUE LOS MEDIOS de comunicación TIENEN TOTAL y absoluto PODER SOBRE LAS MAYORÍAS! quedó demostrado que la sociedad hace lo que cree mejor…
      el otro punto que va quedando derrumbado es el de la limitaciones los cuartones creados por los politicos para manipular con mayor facilidad a la sociedad o sea hoy quedó demostrado que las personas son personas más allá de ser maquinas socialistas o capitallistas democratas o republicanos! las personas apuestan por soluciones sean de las tendencias que sean…. aquellas clasificaciones o cuartones donde nos colocan los politicos cada vez más, se van derrumbando…

    • Rodrigo dijo:

      Rosa Miriam, muchas gracias y es muy interesante. Las TIC juegan un rol creciente en las relaciones sociales y en los ámbitos políticos, lo que rebaja o redimensiona el rol de los medios tradicionales de información. También está el factor ideológico -profundo y silencioso- que cala a la sociedad norteamericana, multiétnica y multireligiosa, traumatizada por racismos, dogmas, populismos. Está presente la callada batalla de los “WASP” blancos anglosajones protestantes. En USA hay personas muy conservadoras, y ellas no hicieron tanta difusión pública de sus opiniones a encuestas u otros medios, pero a la hora de votar ejecutaron su voluntad, muy coherentes con sus credos conservadores. También llamo la atención sobre otro posible factor que inclinó la balanza : aquellas figuras que integrarán gobierno junto a Trump. Cuántas personas acallaron sus intenciones de voto pero votaron a Trump como la presunta llave para que ingrese un nuevo tipo de ultraderecha a las instituciones gubernamentales de EEUU. Dentro de 6 meses tendremos otro país diferente al que se aprecia desde Cuba con Obama. Pongo de ejemplo al vicepresidente electo Mike Pence, de quien nadie habla pues todos los argumentos se enfocan lógicamente en el presidente. Mike Pence, vicepresidente electo es un verdadero peligro de Donald Trump: Cuando Donald Trump subió al estrado la pasado jornada electoral para congratularse de los resultados, en su podio no sólo ponía Trump, debajo de su nombre estaba escrito en letra pequeña quien ha sido ya elegido como el próximo vicepresidente de Estados Unidos, y va a ser, junto a Trump, la figura más relevante política y mediáticamente de los próximos cuatro años. MIKE PENCE el paladín derechista que controlará a Trump como vicepresidente electo de Estados Unidos tendrá en el gobierno la misma tarea que desempeñó en la campaña de Donald Trump, la de utilizar su experiencia y calma para establecer alianzas políticas. Gobernador del estado de Indiana (norte) desde enero de 2013, aunque antes estuvo trabajando durante una década como presentador de radio, donde se creó una buena fama entre los oyentes de derechas. Pence se describe a sí mismo como “un cristiano, un conservador y un republicano, en ese orden”. Fue un azote de los conservadores contra las políticas sociales de Obama, y se vio favorecido por la ascensión del Tea Party. Trump y Pence no están de acuerdo en todo, y de hecho uno de los temores de los republicanos es que el vicepresidente, más serio y creíble, no sepa controlar a Trump, un hombre carismático entre el público pero con poco sentido del “trabajo real”. Pence apoyaba inicialmente a otro candidato, el cubanoamericano republicano Ted Cruz, pero siempre Pence mantuvo el criterio de que Trump podría ser bueno para el partido. Su misión ha sido la de darle un rostro de confianza a los votantes más tradicionales de los republicanos, recelosos de Trump, y su pericia para controlar a Trump durante su presidencia determinará su futuro en las áreas de poder. Pence y Trump no son particularmente cercanos, pero Pence representa un puente fundamental con los electores evangélicos y con los líderes del partido republicano. El político apuesta por las políticas tradicionales de su partido. Recortes de impuestos, aumento del gasto militar, apoyo a las intervenciones militares y escepticismo ante el cambio climático. Es conocido por ejemplo un texto suyo de 2001 en el que rechazaba la idea de que el tabaco tuviese las tasas de mortandad que dicen los científicos. Hay rankings sobre sus comentarios más homófobos, desde recomendar a las empresas no contratar a gays, decir que los homosexuales son responsables del colapso social hasta intentar deregar la doctrina “No preguntes, no cuentes” del servicio militar estadounidense. Él fue el que permitió en su Estado que los comerciantes pudieran rechazar dar servicio a determinados grupos con motivo de su orientación sexual (los famosos casos de comerciantes que se niegan a elaborar tartas o caterings de boda a matrimonios gays), aunque luego tuvo que retractarse y redactar textos estatales que denegasen ese tipo de prácticas. Es muy, muy antiabortista. Es él quien quiere eliminar la financiación de Planned Parenthood, ha luchado fuertemente contra asociaciones pro-derechos del aborto. En 2016 firmó una polémica propuesta de ley que pretendía eliminar los abortos por malformaciones genéticas y que pedía que las madres enterraran o incineraran los restos del feto o nasciturus, independientemente de su etapa de desarrollo.El punto más oscuro de su historial político se lo llevan los campamentos de conversión para gays. Pence no es sólo un defensor particular de estos espacios, sino que ha invertido dinero público en algunos campamentos de su región que llevan a cabo estas prácticas (y que se ha visto que en algunos centros, no necesariamente de Indiana, se practica para ello exorcismo, inducción de náuseas y terapia de electroshocks).
      Hasta aquí algo que creo que tiene conexión con las encuestas erradas porque predominaron los abismos ideológicos de muchos votantes de esa sociedad que sin publicar sus opiniones echaron la boleta a favor de motivaciones compartidas con Pence. Gracias,

  • Girasol dijo:

    Excelente analisis, felicitaciones!!!

    • rafa dijo:

      ciertamente es un buen análisis, pero le falta un detallito: clinton sacó mas votos populares que trump….

  • esceptico dijo:

    Analisis interesante, sin dudas, que aporta elementos a considerar como posibles causas de la equivocacion en los resultados de las encuestas y la victoria de Trump. Sin embargo, son solamente eso: posibles causas. En primer lugar, considero que ha pasado muy poco tiempo como para poder certeza de alguna cosa. Los fenomenos sociales no se estudian en horas, no se analizan en 1 dia, y mucho menos se encuentran respuestas unicas (10 razones, que desde mi punto de vista, resaltan ese cialmente un aspecto: la influencia de las tecnologias.
    Si bien las tecnologias juegan un papel importante en la sociedad actual, los aspectos sociales, economicos, politicos, culturales, historicos etc. tambien son extremamente importantes. Dejar de considerarlos para intentar dar respuesta a un fenomeno social (como es el proceso de elecciones presidenciales en los EEUU) no me parece adecuado. Los fenomenos sociales son ante todo estocasticos, no deterministicos, o sea, son feno menos donde la cantidad de variables a estudiar puede ser muy grande y no permiten establecer relaciones directas de causa – efecto.
    saludos

  • Arturo dijo:

    Estoy de acuerdo con este trabajo

  • antonio dijo:

    El análisis no menciona el pasado criminal de la Clinton ni toda la publicidad que le servía de tapadera para engañar una vez más.A ver qué nos trae este Trump.hILLARY ERA GARANTÍA DE GUERRA.a VER tRUMP QUÉ GARANTIZARÁ.Fué también un rechazo a Obama.,el presidente que con exquisita retórica le dio las espaldas a pueblo que lo eligió.

  • Corona dijo:

    “…La investigadora alemana Elisabeth Noelle-Neuman demostró que “la espiral del silencio” existe y hace que los ciudadanos se abstengan de emitir su opinión si ésta es percibida como minoritaria o poco popular. Los expertos coinciden en que este fenómeno incidió fuertemente en el fracaso de las encuestas que pronosticaron la victoria de Clinton, tal como ocurrió durante la votación del “Brexit” en Gran Bretaña…“

    Para mi este fue el elemento fundamental que llevó al error de las escuestas, y por consiguiente, al supuesto asombro mundial por la victoria de Trump. Los partidiarios de Trump, durante las encuestas, no admitian que darian su voto a Trump porque sentian verguenza de admitirlo debido a los múltiples críticas a los discursos de este (antimigrante, xenófobo, ect) (es el llamado “voto verguenza“). Sim embargo, a la hora de votar, votaron por el candidato republicano porque siempre creyeron más en la propuesta y en el proyecto de Trump que en el de Hillary (más empleo em los próximos años, ect).
    Por otra parte, de ahora en adelante, hasta las Empresas Encuestadoras más importantes del mundo le echarán un vistazo a las Redes Sociales antes de emitir datos y % a favor de uno u otro processo.

    • Ascético dijo:

      Y como ud tiene certeza de que eso fue asi?? Eso no lo sabe nadie a ciencia cierta. Lo que una persona piensa y no dice, o lo que dice cuando en realidad piensa otra cosa, no es algo que se pueda adivinar tan facilmente, mucho menos las causas por lo que lo hace; entonces como afjrmar eso?

  • Arturo dijo:

    Trump lo dijo bién claro que iba a ganar las elecciones y esta seguridad a que se debe , pues evidentemente a su dinero , el dinero mueve al mundo señores no nos engañemos , con esto se pueden pagar los mejores jackers en EEUU para controlar estas máquinas , además esto también lo esperaba la Clinton , estas elecciones tan solo fue un paripe como decimos los cubanos.

  • Alzugaray dijo:

    Muy bueno, Rosa Miriam. Si tuviera acceso permanente a Internet lo compartiría ahora mismo. A ver si puedo más tarde. Es un enfoque que nosotros, los analistas más tradicionales, no vemos. Por suerte, ya me he acostumbrado algo, más a Facebook que a Twitter, porque este último me obliga a resumir demasiado y los académicos siempre queremos dar todos los matices. De todas formas, la victoria de Trump nos obliga a reconsiderar muchas cosas y este trabajo tuyo nos da algo importante. Si el tiempo me permite escribir algo sobre la victoria de Trump para algún medio cubano, te estoy pidiendo permiso para citarte. Saludos, Carlos

  • Roberto dijo:

    creo que fallaron porque son solo eso, encuestas, el hombre tiene una capacidad para dejar sorprendido al mundo hasta en el ultimo hilo de vida,Trump supo aprovechar las brechas que no resolvieron ni democratas ni republicanos, al final gano un antiestablishment, yo hubiese prefrido a Sanders, ya veremos lo que da Trump, creo que el ira entrando en caja poco a poco , algo asi como diplomatisandose.de nuestro lado seguir adelante y no esperar nada de nadie.

  • Sergio dijo:

    Porque en mi modesto criterio, las ENCUESTADORA, no se si el término es correcto, hoy en día son más PASIONALES, por así decirlo, que realista, y cuando se realiza un trabjao como este, los GUSTOS y las PASIONES, tiene que dejarse de lado.

    Referendo en Bolivia, Referendo en Colombia, el Brexit, y ahora las elecciones en EE.UU., lo demuestran.

    Hay muchos interese de diversos tipos en las ENCUESTAS, por eso, como me enseñó un profesor que tuve, NUNCA UNO PUEDE CASARSE con una única FUENTE de INFORMACION. Esto es un error IMPERDONABLE, y es válido para todo en esta vida.

    Saludos,

  • NORINEISI dijo:

    Teneos q esperar ahora. Prepararnos pienso q este hombre no va la vía armada a expandirse si no por el pensamiento. Creo que el va continuar las medidas adoptadas por Obama con respeto al bloque y va a aanzar más. Al principio sera para muchos el bueno después tirará el corder.

  • jpuentes dijo:

    Todos quieren interpretar el mundo real, solo con las matematicas y las estadisticas. Mas sin embargo no centran su atención en las variables sociales y politicas del momento. No ven ni saben interpretar estos procesos de manera conjunta. Eso se llama pensamiento holistico. Hay una tendencia de los llamados “expertos” en jugar con los numeros y no con las personas y su cultura. Tipico de una pedantería visceral y de personas que dicen: “Yo sé matematicas, soy mas capaz, soy mas inteligente”. Cualquiera que oye hoy en dia a los medios, verá que se jactan de graficos, numeros, estadisticas y porcientos. Trump demostró que cuando no se tiene nada que perder y se dice lo que se piensa los resultados son mas que sorprendentes. Yo creo que el primer sorprendido fue él. No sé si es propio de su personalidad, pero todos los presidentes salen ante los medios y su publico riendo a mas no poder. El no. Las encuestas responden a intereses locales. Eso se llama sesgo informativo. De hecho, cuando Taladrid, sacaba sus cuentas en un mapa interactivo (lo que hace el producto visual!!), decía: “Y aun así… Clinton supera en…”. Todo el mundo quería a Clinton porque es que también “todo el mundo”, no apuesta por el cambio. La cultura “del miedo a”, llega hasta no querer el cambio. Hoy en día la gran mayoría no es culto, y la gran mayoría no es universitario. La gran mayoría no tiene acceso a los altos estudios y es ahí donde van a parar los potenciales votantes que quieren que eso cambien. Todo el mundo vé a los pobres y se lamenta pero hace poco por ellos. El problema de de Trump que vé todo no con los numeros, sino con los dolares. Espero que lo hagan cambiar su manera de pensar y se ocupe de los problemas de la gente con la economia y no al reves. Que ponga a la gente en el centro de todo y no la economía y los dolares.

  • Molesto dijo:

    Este articulo a mi opinión es solamente una manera de justificar que durante todo el año publicaron mil artículos donde ponían a la candidata demócrata siempre por encima y como favorita en respecto a su homologo republicano y al final salió a relucir la verdad que siempre estuvo pero no es lo que nos hacían ver.

  • Nikita dijo:

    Interesante el artículo, los felicito por la calidad de la noticia y saludos para mis colegas de la UCI.

  • jpuentes dijo:

    No creo que las redes sociales y los jovenes sean el centro de todo movimiento politico. Internet ayuda pero no debe ser el nucleo de un fenomeno emergente, sino un instrumento inclusivo. Pero solo eso: un instrumento. Los movimientos politicos y sociales se hace con la gente a traves de cualquier plataforma, no solo de Internet: Hay que ser suficientemente inteligente y proactivo para saber cuando y donde romper con una tradición obsoleta, que no funciona. Hay que saber interpretar los fenomenos sociologicos que hay detras de ello, que subyacen y que poca gente ve. Para eso son los estudios que hacen personas entrenadas. Pero no “brillantes” matematicos ni “estelares” programadores de software y mapas interactivos, sino un equipo donde predomine los social y lo cultural de la localidad en cuestión o de una nación. La capacidad inclusiva y de difusión de internet es incuestionable. Cuba, por ejemplo, no moviliza por internet y llena la plaza de la Revolución con un millón de personas en 72 horas: Y no es solo por los medios. Hay que crear y saber utilizar despues las costumbres que hacen felices a las personas y que a la larga se convierten en su propia cultura.

  • Y@i dijo:

    Todavía queda por delante mucho camino y el futuro norteamericano y para sus alrededores es verdaderamente incierto.

  • Cubano dijo:

    Muy interesante este trabajo, acotar algo, en Cuba es necesario que los políticos, los directivos, es decir los decisores se ajusten a esta nueva manera de comunicación con las masas, aun cuando la diferencia entre Cuba y Estados Unidos es abismal en casi todo, las tendencias de la comunicación estan apostando a las redes sociales y los sitios digitales como se demostró con Obama y ahora de manera fulminante con Trump, entonces si se quiere hacer politica, si quieres arrastra apoyos, etc, tienes que dominar y usar estas herramientas del siglo XXI, por eso digo que quienes dirigen en Cuba deben ir ajustandose a esas tendencias, dominar esas técnicas …. hoy es creciente el número de jóvenes cubanos que con la extensión del acceso a Internet acceden a las redes sociales, entonces ahí esta el nuevo escenario que no se puede obviar y que imprime que se haga un cambio en Cuba en la manera de llegar con mayor efectividad a esa población. Gracias por publicar esta reflexión y ojalá se desarrolle un buen debate colectivo

    • jpuentes dijo:

      Cubano: Es verdad que se necesita una nueva manera de comunicación. Sobretodo en y con los medios. Pero no solo en Internet. Las redes sociales son una plataforma mas, inclusiva, de inmediatez incalculable, pero existe la TV, una prensa escrita y digital mas moderna, mas comunicativa. Y no se debe asociar las TICs, solo con los jovenes. No soy joven y la uso al maximo nivel y le digo a mis hijos como hacerla mas util a sus intereses y para su futuro como personas cultas e instruidas que deben ser. No olvidar que las plataformas de comunicación en internet la inventó mi generación, ustedes no han hecho mas que ser usuarios y a veces ni tan activos ni tan buenos usuarios, sencillamente: “usuarios”, sin mas. Yo los exhorto a ser usuarios de alto nivel. Usarlas para eso: para ser cada dia mas cultos.

  • Benito Pérez Maza dijo:

    Magnífico este trabajo de RME, fruto de su trabajo investigativo y su razonamiento con objetividad. Ya las fuentes y los métodos de las tantas encuestas y ´´análisis matemáticos´´ no pueden predecir lo que realmente el pueblo norteamericano siente, padece o desea. Me refiero a todo el pueblo y sus distintos componentes, de situación y aspiraciones económicas, intelectuales, espirituales, ideológicas y no, a lo que se ha acostumbrado de llamar ´´ pueblo norteamericano´´ a lo que está al alcance e intereses de la ´´ prensa´´ e investigadores. Cuántos no han servido en las Fuerzas Armadas para ir a combatir por ´´la bandera´´ y después descubren que han combatido por los intereses ´´empresariales´´. Cuantos no estaran hartos de lo que se gasta en las campañas electorales dejando desemparados a los muchos necesitados de casi todo para poder vivir y sostener esperanzas de mejorías. Cuantos no estarán pensando que son muchos los que sienten como ellos pero no hay líderes que tiendan a unirlos o cuando aparece alguno, de una u otra forma lo eliminan de variadas formas. Entre los muchos ejemplos que pudieran mencionarse, uno solo, quizás el menos mencionado: ¿ De verdad cuantos norteamericanos estarán de acuerdo con que se les haya limitado su derecho ciudadano de viajar a Cuba si lo desea y puede ?

  • Kellerman dijo:

    A última hora el FBI hizo un release de Correos q envió la candidata por un servidor privado cosa por la cual tuvo q rendir cuentas ella , accion que había hecho ya antes el FBI hacía tiempo ,
    Eso a última hora fue fatal para hillary

  • jorgebraulio dijo:

    Las autopsias
    siempre son más exactas
    que los pronósticos

Se han publicado 71 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Vea también