Imprimir
Inicio » Noticias, Entretenimiento  »

Pachamama Game Jam… las historias de un videojuego cubano (+ Fotos y Videos)

| 13 |

Canal USB-Arreglo

Todo comenzó cuando la hiperactividad de Mario Bros, la frenética aventura de Contra, el fútbol ágil del Capitán Tsubasa… nos hicieron amantes de los videojuegos. Un eterno “loading…” —más adelante— terminó con una era llena de casetes de audio e interminables ¡tacs!, ataris 2600, y engendros posteriores llamados “Family”. Por aquellos tiempos, solo la meca de empresas japonesas y norteamericanas comenzaban a despuntar con el nuevo pasatiempo. No pensamos, ni por un instante (ni locos) que algún día Cuba podría desarrollar sus propios juegos. Desde hace tres años, en Pachamama Game Jam, muchos jóvenes lo hacen.

Pero la historia de la tercera edición del Pachamama no se resume al gran local al que estuvimos confinados por 48 horas. La Universidad de las Ciencias Informáticas (para algunos visitada por primera vez), aparenta ser un RPG (juego de rol), con una arquitectura diseñada por niveles, sus jefes finales, su grado de dificultad y sus esperadas gratificaciones. Para que tengan una idea, la entrada a la UCI, estaba casi igual de custodiada que el Castillo del Bowser. Sin las respectivas estrellas —perdón— credenciales, no podías acceder al lugar. Ni hablar de sus espacios, tan grandes y enrevesados que desplazaría a cualquier Zelda creado por Nintendo alguna vez. Eso sí, cuando llegamos al final del primer nivel, el aire acondicionado todavía estaba ahí.

Sin embargo, la experiencia fue muy buena. Las paradas en el complejo 2, Comedor 1 (sí, lo buscamos en una apk muy productiva de Desoft), las noches de desvelo, la acampada con los socios, el café a las 11 de la noche, nos trajo un sinfín de buenos momentos.

La idea del Pachamama (que no es para nada la primera iniciativa de un videojuego desde Cuba), podría decirse que tiene un basamento parecido al de un juego de estrategia. Los concursantes, mucho antes de comenzar a desarrollar el juego, trazan una táctica teniendo en cuenta la corta carrera de 48 horas que tienen por delante. La historia, como en casi cualquier producto comunicativo, es lo más importante. Pero más allá de la batalla misma, como suele pasar en un play de World of Warcraft, el principal objetivo es pasar un buen rato.

El Pachamama Game Jam, es una competición para los desarrolladores de videojuegos orientados al cuidado y protección del Medio Ambiente. Durante 48 horas programadores, diseñadores, modeladores, músicos e ilustradores de 32 equipos de todas las provincias del país se reunieron para crear su propio videojuego. Es auspiciado por el centro VERTEX de la Universidad de las Ciencias Informáticas, en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Cuba, el grupo ecológico “Cubanos en la RED” y el Ministerio de Educación Superior.

Todos para uno…

Matthew Five. Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Matthew Five. Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

En una de las largas filas que formaban el enjambre de computadoras unidas por mesas contiguas, cables y enchufes de electricidad, inició la maratón de 4 jóvenes que habían llegado a la UCI unos años atrás. Ninguno era de La Habana y apenas se conocían antes del evento. La experiencia de ediciones anteriores los había curtido de las herramientas más importantes para realizar un buen juego. Sin embargo, la temática de la competencia sorprendió a más de uno.

“Veníamos con muchas ideas previas, pero ninguna tenía que ver con el agua, incluso ese fue un tema que rechazamos. Siempre decíamos, eso no debe salir y nunca nos enfocamos en ello. Finalmente nos dieron el golpe cuando nos enteramos de que el concurso era sobre esto”, reconoció al finalizar la competencia, Raidel Ross Rodríguez, uno de los creadores de Plumby, propuesta ganadora en el certamen.

Matthew Five -nada que ver con el fuerte ciclón que azotó duramente a la parte oriental de Cuba- sería el nombre escogido por este grupo de jóvenes, creadores de un videojuego que simula las grandes averías en los circuitos de distribución de agua y que al decir de uno de sus integrantes “está basado en experiencias personales”.

“Cada vez que he participado en estos eventos —cuenta Diosmel Ibonnet Guerra, integrante del equipo vencedor Matthew Five— trato de emocionarme con la idea, y además de pasarla lo mejor posible en ese tiempo. Lo más importante es eso de luchar por alcanzar algo. Algunos dirán que voy a perder el fin de semana en esto. Sin dormir. Yo digo todo lo contrario. Qué bueno tener la oportunidad de disfrutar este tiempo, para luego ver materializado ese tiempo en un buen juego. La clave para mi es tener ese ímpetu, esas ganas de hacer algo”.

La realización de un videojuego no solo depende de las ganas por hacer de sus desarrolladores, hecho que bien conoce Raidel Ross Rodríguez, uno de los creadores de Plumby.

“Es la segunda vez que participo en el Pachamama pero la primera vez no tuve equipo; traté de unirme con varias personas y eso no funcionó. Debo comentarte que para mí fue de gran satisfacción la manera en la que trabajamos ahora, todo se hizo de manera colectiva. Esa es quizás la clave del verdadero éxito”.

Criterio compartido por todos los participantes y organizadores quienes ven en el trabajo en grupo el verdadero premio de la justa.

“Lo primero que pienso antes de ponernos a programar es precisamente el trabajo en equipo, dejar las ideas bien claras, trazar las metas que queremos lograr, repartir el trabajo entre todos. Esto es algo muy importante para que la gente del equipo no realice cosas repetidas ni quede trabajo por hacer. Lo más importante es la organización y ya después empezamos a desarrollar”, agregó Claudia Quintana, integrante de 4Games.

En el otro extremo de la sala y casi sin levantar los ojos de la computadora, Pedro Fuentes, integrante del equipo Dust Devil nos comenta también sobre su estrategia. Para él y sus compañeros llegados desde la Universidad de La Habana, la mejor manera de echar a andar un proyecto es integrar los conocimientos que posee cada uno.

“En el caso de mi equipo son tres programadores y dos diseñadores. Y tenemos la dicha de que los dos diseñadores saben programar, por lo que todos los modelos son bastantes eficientes. Te comento esto porque muchas veces en los Game Jam los diseñadores hacían modelos que no eran eficaces o no tenían en cuenta los materiales y las texturas a la hora para programar”.

Quizá la especialización de los que ya participan en el Pachamama Game Jam sea uno de los “saltos” más evidentes entre una edición y otra, rasgo reconocido por los propios organizadores de la competencia.

“Los equipos más veteranos, ya vienen más preparados y reúnen todas las disciplinas (entiéndase como programadores, modeladores, diseñadores…) que hacen falta para hacer un videojuego. Eso garantiza que los play que salen de aquí tengan una mejor calidad, una buena historia. Muchos han confirmado ya su presencia para la próxima edición”, expresó emocionado Reinaldo García Maturel, coordinador general del evento.

También Yoandy Paz de Blenix opina que la clave para desarrollar un videojuego en tan poco tiempo es tener bien definidos los roles.

“Desde que inicia el proceso ya cada uno conoce qué parte del videojuego va a desarrollar, cómo se va a concatenar con el trabajo del resto de los miembros del equipo. Por ejemplo, el que desarrolla el sonido debe conocer bien la historia para saber las características y los momentos que se quieren ambientar”.

Con este mismo propósito los organizadores desarrollaron un evento teórico previo a la competencia, “algo que hiciera que los juegos de los muchachos tuvieran cierta coherencia”, expresó Roberto Elías Pérez Ozete, desarrollador del centro VERTEX y jurado de la cita.

Que diviertan, pero también que enseñen

Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Para muchos, el Pachamama es una oportunidad para innovar, crear, echar a volar la imaginación. Otros disfrutan imponerse retos, probarse como futuros programadores mientras sienten la experiencia desde la práctica. Sin embargo, el proyecto sobre videojuegos intenta calar en la conciencia de las personas. La parte educativa es un factor importante a la hora de crear.

“Todo se está moviendo hacia la era digital y aunque aquí estamos dando pasos pequeños con respecto al mundo, estamos haciendo algo que antes no se hacía. Pienso que en cierta forma, debemos ir hacia ese desarrollo para que todos los niños que nacen con la tecnología, puedan jugar con estos juegos y aprender. Para desarrollar un videojuego hay que encontrar un balance entre la parte educativa y la parte divertida. Hay que hacer juegos didácticos, que enseñen y a la vez diviertan”, comentó Claudia Quintana, estudiante de cibernética en la UH y miembro del equipo 4Games.

Por su parte, el integrante de Combox, Celio Manuel, comenta que es bueno fomentar la cultura del juego, ya que muchas personas adultas le hacen rechazo. Y aunque se ha hablado sobre esto en diversos espacios, este tipo de eventos ayuda a conocer más sobre ese mundo. Una cosa buena de los juegos es que divierte, y si de paso se le pone un mensaje detrás, mejor.

“Históricamente se ha hecho así para bien o para mal. Hay juegos grandes como el Call of Duty que te inculcan políticas y filosofías de los norteamericanos. Es tan divertido, que te gusta y aprendes esas cosas. Cualquier muchacho que juegue Warcraft o Dota, sabe los nombres de cuantos seres y poderes existen en los juegos. El problema está en que en esos casos son personajes ficticios pero si tuvieran un contenido útil, como el tema del agua y el ahorro y vas fomentando esos temas en la mente, pienso entonces que sería una buena idea”.

Yoandy Paz, del equipo Blenix, también coincide en que el desarrollo de este tipo de eventos en el país ayuda a mejorar la creatividad de las personas, pues al ser juegos que se realizan en un corto periodo de tiempo fomenta lo que llama una lluvia de ideas. Además, al ser este un concurso sobre naturaleza motivan al cuidado de los recursos naturales.

“A mí la idea de desarrollar el Pachamama me parece genial, pues te da un tema en el cual centrarte, y como te decía te ayuda a promover el cuidado del medio ambiente. Como todos sabemos no creo que existan muchos videojuegos que se dediquen a este tema, y para mí es un éxito que este evento tenga una convocatoria tan masiva y que vengan gente de todas las provincias. Esto puede aumentar la cultura ecológica en un sector de la población como los niños”.

Sobre este tema, Reinaldo García Maturel, coordinador general del evento comentó que lo más distinguido del evento es la cantidad de equipos participantes en la 3ra. Edición de Pachamama y dijo que el juego es una herramienta que se puede aprovechar no solo como medio para entretener, sino también para aprender.

“Casi todos juegan, ya sea casual, ocasional. Incluso, las estadística de la International Asociation Game, indica que ya hoy juegan más las mujeres que los hombres (56% – 44%). El rango de edad está entre los 20 a 39 años. Esto se puede aprovechar, no solo como un medio de entretenimiento, sino también como una herramienta de poder para influir en las personas”.

Dormir o no dormir, he ahí la cuestión

Juan Gabriel, miembro del Comité Organizador de Pachamama. Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Juan Gabriel, miembro del Comité Organizador de Pachamama. Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Para desarrollar un videojuego en 48 horas, evidentemente hizo falta más que talento, buenas máquinas y conexión. Y no, no se trata de superpoderes. Algunos equipos se rotaban para cubrir más tiempo, otros, simplemente no durmieron.

“Nosotros tenemos que dormir hay personas a las que no les gusta dormir pero si no descansas no rindes igual ni tienes la misma capacidad de razonar a la hora de programar y diseñar un juego”, comentó Camila Pérez, integrante de 4Games.

Por su parte, Pedro Fuentes, explicó que en el caso de los integrantes de Dust Devil durmieron con un cronómetro que los hacía rotar cada 4 horas.

“No es eficiente dejar de dormir. Uno debe avanzar en más o menos 12 horas. Luego descansas cuatro y regresas. Ya tenemos experiencias de eventos anteriores y si no lo haces así no funciona. Una vez hicimos el experimento de que un grupo se quedara sin dormir, alternando, y te puedo decir que no vale la pena”.

 El caso del equipo Blenix, es diferente. Intentaron alterar lo menos posible el ciclo de sueño ya que según ellos ganas en horas de trabajo, pero disminuye el rendimiento.

“Ayer por ejemplo trabajamos desde las 2:00 p.m. hasta las 11:00 p.m. Solo paramos para comer, pero luego que pasó ese tiempo nos acostamos. Luego nos levantamos bien temprano y así le entramos al día frescos y con mejores ideas para desarrollar”.

 La experiencia de Juan Gabriel Valdés Díaz, uno de los miembros del comité organizador, no fue para nada placentera. Pues, como custodio del evento no pudo pestañar ni un segundo, por el aquello de evitar trampas.

“Es un evento rápido, de solo 48 horas.  Se duerme muy poco. La tensión, la adrenalina son determinantes en este tipo de trabajo. Como parte del equipo organizador, tenía que estar controlando (en la madrugada) que no hubiera ningún fallo. Por eso no dormí. Pero es muy divertido y me gustaría repetirlo en una próxima ocasión”.

Tenemos a Mario, pero también a Zelda, Lara y Ellie

Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Foto: L Eduardo Domínguez/ Cubadebate

Para Claudia Quintana (4Games) desarrollar un videojuego es una cosa normal. Según datos de los organizadores del evento hoy existe más mujeres jugadoras que hombres. Sin embargo, al parecer en Cuba todavía no es así.

“Parece que mundialmente es así. Para mí es una profesión como otra cualquiera. Aunque en nuestra facultad hay menos mujeres que hombres hay que cambiar el estereotipo de que las mujeres no programan o juegan videojuegos”.

En ese sentido, Yalena Aileth Venega, miembro del Comité de Organizadores del evento, comentó que aunque no asistió al evento una gran cantidad de mujeres, sería bueno que siempre se sintiera la presencia de una mujer.

“Las mujeres le pueden dar un buen punto al guion, ayudar al diseño, incluso, a programar. Teníamos un equipo completamente de mujeres pero parece que no lograron llegar. Sin embargo, pienso que con cada edición del evento que pase, más mujeres se van a incorporar. De todas formas, tenemos al menos una mujer en casi todos los equipos del Pachamama.

Sobre el mismo tema, Juan Gabriel, dijo que es muy importante la inclusión de las mujeres en la creación de videojuegos, y confesó que valora mucho su opinión y lo que puedan aportar.

“Las mujeres son más detallistas. Los hombres se centran más en juegos de acción, y al final, en el mercado, vemos todo tipo de juegos. Considero también que siempre un equipo debe tener al menos una mujer. Conozco excelentes diseñadoras, programadoras, tal vez no hemos logrado integrarlas, hacerles saber que contamos con ellas para esto”.

Cuando dentro de un año la UCI vuelva a ser el terreno fértil para que cientos de jóvenes echen a volar su imaginación y su empeño, quizás no se pueda hablar todavía de una industria de videojuegos nacionales en la Isla, sin embargo, serán otros los ojos que mirarán a los que sueñan y crean videojuegos que apuestan por el cuidado de la naturaleza.

De momento, solo nos queda invitarlos al Global Game Jam en Enero.

En fotos el evento

Retrospectivas de las ediciones anteriores del Pachamama Game Jam

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Comité Organizador dijo:

    Saludos a todos:

    Los prototipos se encuentran en esta URL

    https://rvirtual.uci.cu/index.php/videojuegos-pachamama

    Hay algunas personas que por problemas de conectividad no han pueden entrar

    • AlbertGarcia35 dijo:

      Graciasss..
      Me gusta esto…solo que se casa la mente…y hay que dormir..

    • ArDJ dijo:

      No abre la página.

  • yosjan dijo:

    Felicidades a Raidel, el palmero, y al resto del equipo. Saludos amigo por los éxitos. Tu mamá ya me había comentado y ahora se confirma con esta noticia.

  • SwordFest dijo:

    Creo que no supieron identificar los roles de los que tanto hablaron… en las fotos que ponen al final hay diseñadores y los estan presentando como programadores… en la uci no hay muchos diseñadores porque deberia existir una catedra del mismo para aumentar los conocimientos… pero SI hay diseñadores… quizas no profesionales pero con mucho sentido de la estetica… busquen mejor

  • yosjan dijo:

    Pachucoooooo!!!! jajaja

  • LuismMa dijo:

    Felicidades a todo el equipo de desarrollo, sigan asi

  • Norbe dijo:

    Mis compañeros de la UCI, muy buen trabajo estan desarrollando estos Ingenieros y futuros ingenieros tambien, muchas felicidades y sigan asi, ojala en mi tiempo de estudiante no hubieran acabado con los proyectos de videojuegos que existian por no ser viables como en algun momento dijeron, hoy al parecer la UCI se ha dado cuenta de que la Industria del Videojuego es una de las que mas ingresos tiene en el mundo de la Informatica.
    Saludos y felicidades a todos. Facultad 5 the best.

  • Yoandy (miembro de Blenix) dijo:

    Realmente fue una experiencia genial. Pese a todo el estrés, creo que la mayoría de los equipos pudieron lograr lo que querían. Y, al menos en mi equipo, estamos más que orgullosos del resultado alcanzado. Ahora, solo queda mejorar el trabajo para presentarlo de nuevo en noviembre, y prepararse para el Global Game Jam…

  • Nicanor FCB dijo:

    felicitaciones especiales para Claudia, la programadora mas bella de Cuba…

  • Myth dijo:

    Para los interesados en el desarrollo de videojuegos he creado un blog en la plataforma Cubava donde comenzaremos a publicar cursos sobre el tema. La dirección es http://monogame.cubava.cu/

    Cree el blog ayer, así que todavía no tiene contenido, pero ya mañana debe de tener su primera entrada.

  • Skankhunt32 dijo:

    Mira como ponen mujeres programando en la UCI, quien lo diria, si ahi es dificil ver mujeres es mas dificil ver una programando

  • Spike dijo:

    Que lindo chico ese monitor pantalla plana, pero mas lindo el Windows 8.1 que tiene y yo sufriendo con el seven en el trabajo.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda y del sitio web Cubadebate. En Twitter: @OscarFigueredoR

L Eduardo Domínguez

L Eduardo Domínguez

Miembro del Staff de Cubadebate y editor de la sección Canal USB. Twitter: @Edu_Cub

Vea también