Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Intolerancia y fanatismo van de la mano entre los precandidatos republicanos

| 21 |
Donald Trump en un imagen publicada por Business Insider.

Donald Trump en un imagen publicada por Business Insider.

El fanatismo de Donald Trump escaló nuevas alturas en estos últimos días al proponer el registro nacional de todos los musulmanes en el país, recordó losfestejos de comunidades islámicas estadunidenses tras la destrucción de las Torres Gemelas (algo que nunca ocurrió) y alentó a un mar de simpatizantes blancos a expulsar con violencia a un manifestante negro en un acto de campaña.

Trump también repitió sus posiciones de expulsar a 11 millones de indocumentados y construir un muro en la frontera con México. El resultado de estas expresiones extremas de intolerancia: por cuarto mes consecutivo sigue al frente de las preferencias como precandidato presidencial republicano.

A pesar de que no existe ninguna corroboración de su declaración –no hay video, fotos ni testigos–, Trump reiteró el domingo que grandes poblaciones árabes en ciudades de Nueva Jersey, frente a Manhattan, festejaron los atentados del 11-S. Sucedió. Lo vi por televisión, subrayó.
Sin embargo, alcaldes y jefes de policía, entre otros, de esas ciudades en Nueva Jersey declararon que eso era absolutamente falso, mientras periodistas no han logrado corroborar nada de esto, y no hay una sola imagen ni video. Pero aparentemente eso no importa para los efectos deseados.

Por otro lado, en un acto de campaña en la ciudad de Birmingham, Alabama, en el profundo sur, este pasado fin de semana se concentraron miles de simpatizantes blancos en una ciudad de población mayoritariamente afroestadunidense. Ahí, un conocido activista local de derechos civiles, Mercurio Southall, empezó a corear entre el público: las vidas negras importan (consigna del nuevo movimiento nacional de derechos civiles).

Ante ello, según reporteros que cubrían el acto, empezaron los empujones y, tal vez, hasta golpes. Trump gritó desde el podio: sáquenlo de aquí, sáquenlo. Southall cayó y fue rodeado por varios hombres blancos que parecían golpearlo y patearlo. Por fin, agentes de seguridad llegaron y escoltaron al activista a la salida, mientras los blancos coreaban todas las vidas importan (consigna que la derecha ha empleado contra el nuevo movimiento antirracista).

Poco después, Trump defendió lo sucedido y afirmó que tal vez el activista merecía ser tratado con rudeza, pues quería provocar problemas.

En ese mitin electoral, Trump reiteró en su discurso su propuesta de construir un muro a lo largo de la frontera sur –su público respondió a coro: construyan el muro, construyan el muro, construyan el muro– y de nuevo ofreció detalles de delitos violentos y homicidios cometidos por “ilegales”. Y, como lo ha hecho desde los atentados en París, repitió su promesa de prohibir el ingreso de refugiados de Siria a este país, y mayor vigilancia en algunas mezquitas.

Los atentados de París fortalecieron la derecha política en este país y, por ahora, entre los más beneficiados está Trump. En la encuesta más reciente delWashington Post/ABC News, el magnate encabeza la contienda con 32 por ciento de apoyo entre republicanos por cuarto mes consecutivo. Le sigue el neurocirujano Ben Carson con 22 por ciento; ambos candidatos gozan de la ola de repudio hacia políticos profesionales en las filas de su partido. El senador Marco Rubio tiene 11 por ciento de intención de voto, seguido del senador ultraconservador Ted Cruz, con 8 por ciento, mientras Jeb Bush, quien se suponía era el favorito para ganar, está en quinto lugar con sólo 6 por ciento. Los demás tienen menos de 4 por ciento de apoyo.

Para evitar ser dejados atrás por Trump, los demás precandidatos compiten con propuestas de intolerancia. Carson desea prohibir todo ingreso de refugiados a este país. Rubio afirma que no sólo buscará imponer restricciones, y tal vez clausurar algunas mezquitas, sino todo lugar donde se alimente la radicalización de musulmanes. Cruz y Bush desean aplicar un examen religioso para distinguir entre refugiados musulmanes y cristianos. Y todos prometen más guerra e incluso invasiones militares en Siria e Irak, entre otros países.

Los candidatos demócratas, algunos republicanos moderados y agrupaciones de defensa de inmigrantes y de los derechos civiles no dejan de denunciar todas estas expresiones que, acusan, alimentan un peligroso clima de odio. Cada día hay más evidencia de las consecuencias de estos discursos, con incidentes de hostilidad, amenazas y actos de violencia contra musulmanes en Estados Unidos. Pero esto no ha logrado impedir que continúe esta retórica entre los que buscan ocupar el puesto político más alto del país más poderoso del mundo.

A la vez, siempre hay un poco de humor cuando se trata de políticos que compiten para mostrar cuál es el más, este, pues el más… La semana pasada, la campaña de Carson difundió por sus redes sociales un mapa de Estados Unidos con un mensaje del candidato en el que afirma: estoy apoyando a los 31 gobernadores que trabajan para mantener segura nuestra nación, he marcado con rojo a los que decimos no a refugiados sirios. Pero periodistas descubrieron que cinco de los estados, en la región de Nueva Inglaterra (noreste), estaban en posiciones equivocadas, y peor aún, con nuevas dimensiones geográficas.

La campaña retiró todo después de ser informada de sus errores. Pero el colmo es que esto sucedió justo en medio de la Semana del Conocimiento Geográfico, acto anual patrocinado por National Geographic para ampliar la educación sobre geografía (sondeos anteriores de la revista y sociedad de geografía, como medios, revelan que la mayoría de estadunidenses no pueden identificar ni los países que han invadido o bombardeado –Iraq, por ejemplo– ni los que defienden, como Ucrania).

Ahora ya ni saben cómo se ve su propio país.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • REGLA ISABEL HERNANDEZ GOMEZ dijo:

    QUE LASTIMA QUE NO HAYA UN CANDIDATO EN EU QUE SEPA ALGO DE HISTORIA
    LA DAMA CLINTON AHORA ES QUE RECONOCE QUE SE EQUIVOCO ,QUE MILAGRO QUE CUANDO ATENDIA LA CARTERA DE RELACIONES INTERNACIONALES NO PENSABA ASI .POR OTRA PARTE ELLOS MISMOS CREAN A LOS TERRORISTAS,LOS ALIMENTAN Y AHORA LES ESTORBAN
    QUE NIVEL DE HIPOCRECIA TAN GRANDE

  • Fox dijo:

    les presento al futuro presidente de los eua, me apuesto la casa.

    • DCLXVI dijo:

      estoy contigo, la intolerancia se esta apoderando de EEUU, me apuesto mi casa contra un ladrillo que gana Trump.

    • Moringa dijo:

      Tentadora apuesta Fox…. ¿Vives en Povoloti o en la Cuevita?

  • anyali dijo:

    quedo en candela trump ahi en esa foto jajajajajaajaja

    • Henry dijo:

      la verdad quedo muy bien en esa foto, de seguro debe tener una ampliacion en su oficina

  • Rafael dijo:

    En la foto vemos como muestra el dedo al publico, despues de sacarlo del lugar mas oscuro y apestoso de su cuerpo.

    • UV dijo:

      Yo conocí a uno que sacaba el dedo bastante en los discursos

  • Sandalio dijo:

    ¿Alguien sabe si Trump se tiñe el pelo?

  • el monky dijo:

    Sin comentarios.
    No me quiero imaginar este mundo con alguno de estos “toletes” (no se me ocurre nada más suave) al frente de los EE.UU.

  • Yanelis... dijo:

    Personas como estas son peligrosas sin tener poder hacen daño dime tu teniéndolo, de hecho la foto del personaje lo dice todo…
    rep.infnorte@infomed.sld.cu

  • Maria Elena dijo:

    Bueno amigos foristas positivo que tenia dolor de barriga.

  • Raul Sobrino (el sofista) dijo:

    Los EE.UU (gobierno) son odiados por muchas personas, y todo lo que le suceda al país de malo es causa de festejos (no hablo de hechos naturales como tormentas, inviernos crudos, terremotos, sino que de terrorismo y de bajas en sus guerras); decir lo contrario es ingenuo. Dentro de los mismos EE.UU nadie se atrevería a salir a las calles a cerebral el ataque a Las Torres Gemelas bailando en las calles o saliendo en un carro a dar vocinazos con una bandera o foto de Osama Bin Laden, pero sin dudas alguna dentro de los corazones de una gran cantidad de musulmanes había regocijo por los resultados de los atentados del 9/11. Eso pudo comprobarse en la zona ocupada de Gaza y de la Cisjordania y en otros lugares, donde sí se celebró abiertamente (busquen las todos y videos de la época) los ataques de esa fecha. Decir que no fueron celebrados… es lo mismo que decir que los norteamericanos no celebraron las dos bombas atómicas que fueron arrojadas sobre el Japón para obligarlo a rendirse inmediatamente. Vamos a hablar con la verdad: si alguien nos golpea y nos golpea y nos vuelve a golpear sin que podamos responderle (como sucedió en la guerra contra Sadam hussein, quien no pudo matarle ni siquiera dos soldados a los norteamericanos durante toda la segunda guerra, mientras que la aviación yanqui les mataba por miles diariamente) pues es lógico que se alegren si logran hacerle un rasguño. Trump es estúpido, pero no tanto tanto.

  • Yausmel dijo:

    de nuevo el show de Trump …….con la cara de perro uiiiiiiiiiiiiiii que clase de tipo,diciendo soy el número 1 en lavarme los dientes con rabia ………mira pa’ eso

  • pepetropical dijo:

    Sadly but truely he will…

  • Raul Sobrino (el sofista) dijo:

    Los EE.UU (gobierno) son odiados por muchas personas, y todo lo que le suceda al país de malo lo toman con satisfacción (no hablo de hechos naturales como tormentas, inviernos crudos, terremotos, sino que de terrorismo y de bajas en sus guerras); decir lo contrario es ingenuo. Dentro de los mismos EE.UU nadie se atrevería a salir a las calles a celebrar el ataque a Las Torres Gemelas bailando en las calles o saliendo en un carro a dar vocinazos con una bandera o foto de Osama Bin Laden, pero sin dudas alguna dentro de los corazones de una gran cantidad de musulmanes había regocijo por los resultados de los atentados del 9/11. Eso pudo comprobarse en la zona ocupada de Gaza y de la Cisjordania y en otros lugares, donde sí se celebró abiertamente (busquen las fotos y videos de la época) los ataques de esa fecha. Decir que no fueron celebrados… es lo mismo que decir que los norteamericanos no celebraron las dos bombas atómicas que fueron arrojadas sobre el Japón para obligarlo a rendirse inmediatamente. Vamos a hablar con la verdad: si alguien nos golpea y nos golpea y nos vuelve a golpear sin que podamos responderle (como sucedió en la guerra contra Saddam Hussein, quien no pudo matarle ni siquiera dos soldados a los norteamericanos durante toda la segunda guerra -sin contar los muertos durante la resistencia, que sí pasaron de los dos mil), mientras que la aviación yanqui les mataba miles de soldados y personal militar diariamente) pues es lógico que se alegren si logran hacerle un rasguño. Trump es estúpido, pero no tanto tanto.

  • lector dijo:

    Sobrino mijito no seas tan romântico, EU tiene lo que há sembrado en el mundo, pánico, terrorismo y extermínio de poblaciones enteras, manipulando el islamismo com sus guerras en el Oriente Medio, exacerbando los conflictos étnicos, o no me digas que tu tampoco sabes que la Hermandad Mulsumana, Al Qaeda y el Estado Islamico son sus creaciones para justificar sus intervenciones extranjeras en todos esos países y por supuesto robar Petroleo, Trump es outro delincuente igual que los que lo antecedieron.

  • EddySS dijo:

    Lo que está pasando en los Estados Unidos no es nada gracioso, ni deja espacios para chistes, es todo un proceso de su natural acomodo de cargas a los intereses de las clases dominantes que llevaron a Obama al poder y lo utilizaron a su favor, permitiéndole un discurso necesario para definir partidarios, no de la política tradicional, sino de la percepción entre los que abogan por un estado imperial y los tratan de renunciar a los riesgos de sostener este sistema; pero sin permitirles libertades en la consecución de una política más democrática pretendida por los seguidores de Obama, sarcásticamente tildada de comunista y muy bien aprovechada por habilidosos actores de un teatro preparado, que ahora llevará agua hacia los molinos que mueven una extrema derecha reaccionaria y retrógrada, que busca afianzar la conciencia imperialista de las clases dominantes, con desden de los demás pueblos que saquean sus transnacionales, cuyos privilegios y estándares de opulenta vida defienden aunque tengan que llevar al poder a un loco, pero que responda a sus intereses. Eso es lo que habilidosamente sabe y aprovecha Trump.

    Lo que ocurrirá en Estados Unidos, es un proceso mucho más profundo de lo que algunos analistas han llegado vaticinar: se produce una escisión entre las grandes masas que añoran un cambio y los círculos del poder que intentan traspolar a su beneficio la conciencia social, pero demostrando quien tiene el poder.

    No se trata de ambivalencias por el poder sino todo un movimiento que generará profundas transformaciones en la forma de ver el futuro de esta inmensa y rica nación, cuyo poder sostienen los hijos obligados a sobrevivir dentro de un sistema que no da tregua a los débiles ni a los pobres, pero que arraiga una sociedad que conciente y tolera la explotación de otras naciones y cierra sus fronteras a los privilegios que presentaron al mundo como ejemplo de modo de vida y hoy todos persiguen el suelo y no “el sueño americano”.

    Muchas cosas garantiza en su teatro Trump: Mantener la demanda de producción de armamentos al complejo militar industrial con una tradicional política beligerante, propiciar el ambiente de hostigamiento y ocupación de naciones donde existen recursos naturales que aseguran la continuidad de sus fabulosos gastos, mantener la creencia de la superioridad de la sociedad norteamericana sobre los demás pueblos, cerrar el camino a toda homologación de paridades geoestratégicas de otras naciones que resten liderazgo a Norteamérica.

    Las consecuencias las sufrirán en primer lugar los emigrantes, sirviéndoles de freno a la ola migratoria hacia los Estados Unidos, cerrando el comercio hacia el interior del país y evitando la competencia de compañías foráneas que entran a competir con las propias, y creando una gran coalición que les permita mantener la hegemonía en el área del Océano Pacífico, sobre todos cortar el avance de China, escindir a América Latina, succionar la revolución cubana y aplacar los movimientos progresistas.

  • Jose Miguel Ruiz Manso dijo:

    Y con ese pensamiento ellos creen que se puede mejorar a Estados Unidos, aun con todas estas pruebas de que no respetan los derechos humanos, se dedican a criticar a los demas paises donde si se respetan los derechos de las personas como cuba, donde no importa tu creencia o tu color de piel eres tratado como ser humano y se te respetan tus derechos, que sinicos son los republicanos.

  • Huskar dijo:

    Politicos como estos hacen temblar la tierra si alguna llegan a la Casa Blanca, de allí todo lo que sale es malo.

  • jpuentes dijo:

    megalomania sin limites de este hombre. Entro en la apuesta. La vas a peder, socio

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también