Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Automedicación peligrosa: Volar al infierno a bordo de una pastilla

| 5

pastillas-medicamentos-analgesico-getty_MUJIMA20130605_0018_49Por Francisco Arias Fernández

Dexie escuchó con preocupación en la cocina de su casa, la conversación entre su hijo y una compañera de estudio, dos adolescentes, cuando lo invitaba a una fiesta peculiar el fin de semana.

“Cuando terminemos las clases el viernes te voy a llamar para decirte a qué hora paso a recogerte con mis amigas para ir a la casa que te dije, donde hacen las “fiestas para volar”. No se lo digas a nadie más porque al hombre de ese lugar no le gustan los tumultos y me da pena con el hijo, que es el amigo de nosotros”.

La madre indagó con su hijo de qué estaban hablando. Él le confesó que siempre rechazó la invitación, pero en varias ocasiones la misma joven le había hablado de reunirse en el apartamento de otro amigo, donde ponían música y se tomaban unos traguitos, y que le decían “fiestas para volar” porque algunos se emborrachaban con pastillas, “perdían la cabeza y era co­mo si salieran volando”.

El muchacho trató de calmar a su madre cuando le dijo que no se preocupara porque sus amigos no consumían drogas y él tampoco lo haría.

Dexie convenció a su hijo para que no asistiera y alertó a los padres de su compañerita de estudio, quienes subestimaron el mensaje y lejos de desestimularla, justificaron que después de tantos estudios, la joven tenía que divertirse, que ella había ido otras veces y nunca pasó nada.

Días después se conoció que el padre de uno de los estudiantes del aula del hijo de Dexie, estaba bajo investigación policial como organizador de la “fiesta para volar” y por haber involucrado a varios menores en el consumo indebido de medicamentos, dos de los cuales ha­bían estado graves con peligro para la vida, incluida la compañerita de estudio.

Los fármacos como armas de destrucción

Esta historia se repite en cualquier parte del mundo, casi todos los días. Los últimos informes anuales de la Junta Internacional para la Fis­ca­lización de Estupefacientes y de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito alertan sobre el incremento acelerado del uso indebido de fármacos para drogarse, tendencia que tiene su máxima expresión en Estados Unidos con más de 15 millones de afectados, y se ha convertido en un problema de salud en muchas partes del planeta, fundamentalmente en Europa, África Meridional y el sur de Asia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llamado a la comunidad internacional a la reflexión sobre los graves peligros de la automedicación, que cada día se hace más común, y el abuso de medicamentos por desconocimiento o para drogarse intencionalmente.

Estadísticas de la OMS estiman que más del 50 % de los medicamentos se prescriben, dispensan o venden de forma inapropiada y la mitad de los pacientes no los toman correctamente. Señala además que el uso excesivo, insuficiente o indebido de los fármacos tiene efectos nocivos sobre la salud del paciente.

Entre las consecuencias inmediatas del consumo irresponsable de medicamentos sobresalen las graves complicaciones de salud y la muerte, ocasionadas por sobredosis, que según estadísticas de centros especializados de EE.UU., son más frecuentes en estos casos y causan el mayor porcentaje de fallecimiento, incluso comparado con las provocadas por drogas ilegales.

En territorio norteamericano los fármacos depresores, opiáceos y antidepresivos son responsables de más muertes por sobredosis (45 %) que la cocaína, la heroína y la metanfetamina (39 %).

Otra consecuencia de la ingestión irresponsable de fármacos es la resistencia del organismo a los antimicrobianos, lo cual redunda en que muchos medicamentos dejan de ser eficaces para tratar una determinada enfermedad infecciosa e impide la realización de procedimientos quirúrgicos y otros tratamientos im­prescindibles para salvar al paciente.

Además de su nefasto impacto en la salud física y mental del individuo, se convierten en drogas porteras o trampolín para saltar al uso de narcóticos ilegales.

Investigaciones del Centro Nacional sobre Adicción y Abuso de Sustancias de la Uni­ver­sidad de Columbia indican que los adolescentes que abusan de los fármacos recetados tienen el doble de probabilidades de tomar alcohol, cin­co veces más probabilidades de usar marihuana y de 12 a 20 veces más posibilidades de usar heroína, éxtasis y cocaína, que quienes no abusan de medicamentos.

En muchos países, se considera que los jóvenes acuden a los medicamentos como “alternativa” porque los consideran “mucho más seguros” que utilizar las drogas ilegales, porque son más fáciles de conseguir y más baratos. Sin embargo, las consecuencias no son diferentes. Solos o en mezclas letales con otras sustancias como el al­cohol, atentan contra el sistema nervioso central, y la salud física y mental de las personas.

Al afectar al cerebro, esas sustancias impactan en la conciencia, la personalidad y la conducta del individuo. Alteran sus funciones afec­tivas, de vigilia, atención, memoria y capacidades in­telectuales.

La familia quiere a sus hijos saludables y verlos crecer felices; sin embargo, no siempre se percata de los peligros y de la inminencia de una tragedia, ni asume su responsabilidad oportunamente. Las drogas legales e ilícitas se han globalizado y constituyen una seria amenaza a la seguridad, vigor y supervivencia de la humanidad. No se puede estar de espalda a esa realidad. Dexie actuó a tiempo y su hijo le agradece no haberse montado en aquella “nave” hacia el paraíso artificial, que solo conduce a infiernos terrenales.

(Tomado del diario Granma)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Isabel dijo:

    Qué bueno que se toque el tema de esa “automedicación para volar al infierno” un hecho que no solamente ocurre en fiestas privadas organizadas por irresponsables que involucra a jovenes iniciándolos de esta manera por el camino de las drogas. Pero hay que ser honestos y si bien no es organizado por privados irresponsables en espacios particulares se sabe que sucede también en centros nocturnos del estado donde los jovenes se automedican también en medio de una música estridente, bebidas alcohólicas y no precisamente organizados ni autorizados por las administraciones de esos centros.

    En mi caso me he tenido que automedicar y no precisamente para “volar al infierno” sino para poder conciliar el sueño y “salir del infierno” que me provocan los fines de semana los centros nocturnos que, sin tener las condiciones creadas como es la insonorización, hacen que la música, que otros disfrutan dentro del local, me provoquen insomnio y alteren mi sistema nervioso ante la impotencia de no poder hacer absolutamente nada porque los canales oficiales de denuncias han sido agotados haciendo caso omiso de crear las condiciones para poder ofertar este tipo de actividad. Son muchos los lugares donde esto pasa. Solamente mencionaré uno y es el restaurante Fabio del grupo Palmares, que al no cumplir su plan de ventas como restaurante, organiza actividades musicales sin tener las condiciones creadas en su local atormentando a los vecinos.

    Es hora de que las autoridades no analicen esas situaciones sino que de una vez apliquen la ley a los que violan los derechos de los ciudadanos a dormir en paz.

    Gracias por publicar

  • mirova dijo:

    Por complejo que pueda parecer su implementación, esta llegando el momento de utilizar las TIC para evaluar a nivel de la red de farmacias los medicamentos recetados.
    Es un elemento, dentro de muchísimos más, que puede contribuir a evitar males mayores.

  • CUBANO SATO dijo:

    EN LOS TIEMPOS EN QUE VIVIMOS, DONDE LOS FÁRMACOS, ADEMÁS DE CURAR HACEN DAÑO, ES NECESARIO TOMAR LA DECISIÓN INTELIGENTE. ES EL MOMENTO DE JUNTAR INTERESES, POTENCIAR LA COMUNICACIÓN, INFLUIR POSITIVAMENTE EN LAS NUEVAS GENERACIONES, PROPICIARLES LAS HERRAMIENTAS PARA ASUMIR ESTILOS DE VIDA SALUDABLE, PREPARARLOS PARA TRANSFORMAR EL CONOCIMIENTO SOBRE LOS DAÑOS QUE CAUSAN LAS SUSTANCIAS ADICTIVAS EN HABILIDADES PARA MÁS QUE “SABER” , “SABER QUE HACER” EN ESO ESTAMOS EN CUBA, EN ESO ESTÁ LA EDUCACIÓN CUBANA…. EN FORMAR UN INDIVIDUO ALEJADO DE CONDUCTAS ADICTIVAS. EL TRABAJO ES SISTEMÁTICO, SISTÉMICO, INTERSECTORIAL, PLANIFICADO. LOS RESULTADO SE APRECIAN. HOY PODEMOS CONTINUAR DICIENDO QUE EN NUESTRAS ESCUELAS NO HAY DROGAS.

  • CUBANO SATO dijo:

    EN EL INFORME QUE SE MENCIONA EN EL ARTÍCULO SE PUEDE LEER
    “LA PREVALENCIA MUNDIAL DEL CONSUMO DE DROGAS ILÍCITAS Y EL CONSUMO DE DROGAS PROBLEMÁTICO SE MANTIENE ESTABLE, Y QUE EL TOTAL DE CONSUMIDORES DE DROGAS EN EL MUNDO VA AJUSTÁNDOSE CADA VEZ MÁS AL AUMENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL”
    SIN EMBARGO MÁS DELANTE SE PLANTEA:
    1.- En 2012 se informó de un total aproximado de 183000 muertes relacionadas con las drogas. Esa cifra se corresponde con una tasa de mortalidad de 40 muertes por millón en la población de entre 15 y 64 años.
    2.- A nivel mundial, se calcula que en 2012 entre 162 millones y 324 millones de personas, es decir del 3,5% al 7,0% de la población de entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una vez alguna droga ilícita, principalmente sustancias del grupo del cannabis , los opioides , la cocaína o los estimulantes de tipo anfetamínico.
    ESTOS DATOS ESTADÍSTICOS REFLEJAN QUE AUNQUE “EL CONSUMO DE DROGAS PROBLEMÁTICO SE MANEIENE ESTABLE” AÚN SIGUE SIENDO UN PROBELMA DE SALUD EN EL MUNDO ENTERO.

  • Mimi dijo:

    En nuestras escuelas nunca podemos permitir que introduzcan drogas, pero reitero que hay que tener mucho cuidado porque en la calle y en centros de recreación si se están biendo casos donde se ingiere medicamentos con bebidas, muy atentos a esto porque no podemos permitir que parte de nuestra juventud principalmente adolecentes cojan camino equivocado, ojo con esto por parte tambien de la familia.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también