Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Rebeldes del este esperan por Kiev para acuerdo de paz

| + |

ejercito de ucraniaLos representantes de las proclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y de Lugansk (RPL) aseguraron este sábado en Minsk, capital de Bielorrusia, que esperan la llegada de los enviados del presidente ucraniano, Petro Poroshenko y mediadores internacionales.

Al arribar nuevamente este sábado a Minsk para la cita concertada en el formato del Grupo de Contacto, los delegados de la RPD Denis Pushilin, y de la RPL, Vladislav Deinego, ratificaron la disposición a platicar con los representantes facultados por Kiev.

Esperamos por la llegada de los enviados de la contraparte y sus mediadores, declararon los dirigentes, que representan a las regiones rebeldes del Donbass, que desconocen a las autoridades de Kiev tras el golpe de Estado de febrero de 2014 y la operación de castigo lanzada desde el pasado año, con saldo de más de cinco mil civiles muertos.

Tras la abrupta suspensión del encuentro fijado previamente para ayer, en Minsk, las autoridades alternativas de la RPD y RPL circularon un documento conjunto de cara al nuevo memorando que debe adoptarse presumiblemente durante esta cita, auspiciada por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y Rusia.

En el texto divulgado anoche, los representantes del Donbss ratificaron la voluntad de un alto al fuego y cese de la ofensiva de las milicias, pero solo con carácter recíproco de parte de Ucrania, precisaron.

Plasmaron asimismo el compromiso de una tregua entre las partes y la inmovilización de las milicias en la línea de contención que existe en la actualidad, con la condición de que Kiev acate de igual manera esas obligaciones y cese los ataques a las zonas densamente pobladas.

Según Pushilin, no se trata de nada nuevo, sino de los puntos acordados en las negociaciones de Minsk, celebradas el 19 de septiembre de 2014.

La tregua quedó congelada prácticamente antes de fin de año, y las partes se acusan mutuamente de violarla, mientras Ucrania reanudó una abierta ofensiva en el Donabss, sin precedentes desde el verano, en movilización de tropas y despliegue de armamentos.

A última hora del viernes el enviado del gobierno ucraniano, el expresidente Leonid Kuschmá anunció desde Kiev que las negociaciones podrían celebrarse este sábado, y debían asistir los líderes de Donetsk y Lugansk.

El ayudante del elegido líder de la RPD Alexander Zajarchenko declaró a la agencia Ria Novosti que éste no tenía las intenciones de salir fuera de las fronteras del territorio controlado por los milicianos.

Televisoras mostraron imágenes de Zajarchenko primero durante la toma ayer por las milicias de la ciudad de Uglegorsk y luego en Debaltsevo, donde están cercadas las tropas ucranianas. El dirigente instó a los soldados ucranianos a deponer las armas voluntariamente para evitar un baño de sangre.

Representantes de la OSCE adelantaron, de otro lado, a la agencia belarusa Belta que el nuevo documento concertado de manera tripartita podría rubricarse hoy.

El documento contiene pasos concretos que deben garantizar una distensión del conflicto y la materialización de los acuerdos iniciales, sostienen los observadores europeos.

(Con información de PL)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también