Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Este viernes en la Mesa Redonda: la banalidad sobre la Mesa

En este artículo: Cultura, Mesa Redonda
| 42 |

mesa-redonda1¿Qué es lo banal? ¿Es banalidad si­nónimo de incultura? ¿Ha triunfado la banalidad en la sociedad cubana? ¿Qué valores contraponer a la bana­lidad?

Estas interrogantes se pondrán so­bre la Mesa en un debate donde intervendrán periodistas y especialistas, y al que se sumará la opinión popular en la calle o a través de las llamadas telefónicas y correos.

Cubavisión, Cubavisión Internacional y Radio Ha­ba­na Cuba transmitirán este programa desde las 7 de la noche y el Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día.

Puede darnos su opinión visitando el sitio de la Mesa Redonda o llamando al teléfono 8312484 durante la transmisión del programa.

Así mismo puede interactuar con nuestro espacio a través de nuestra cuenta en facebook o twitter.

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • leoncio dijo:

    ese tema en cuba es complicado,mas cuando lo banal se ha vuelto parte de nuestras vidas en cada cosa sque hacemos,veo contantemente una disolucion de principios en nuestros medios ,perdemos mucho el tiempo en analisis de cosas para nada importantes ,cuando la vida nos pasa por al lado llena de contadicciones y problemas ,que no somo capaces de reconocer ni de enfrentar,estamos usando la misma politica del aveztrus entiero la cabeza y como ya no veo los problemas sencillamente no existen,esa es una forma suicida de vivir ,el reclam seria llamar al protagonismo al debate a la descrnada exposicion de la verdad buscar culpable y hacerlos pagar llamr la scosas por su nombre y olvidarse de la falacia de lo politicamente correcto.dejar de formar artistas y presenatdores,periodistas y conductores que mas que comunicadores parecen marionestas repoitiendo un discurso aburrido y sin sentido.si somos banales o no es mas una opcion que una condicion pero en lo social es un crimen y la vida nos pasara factura.estamos perdiendo un tiempo preciosos nuestroshijos se nos van de las anos y nuestar sociedad se desintegra.no ver eso es mas que ciego es tozudez o arrogancia.

    • Globobaldo dijo:

      LOS ANTIVALORES DEL CUBANO
      Prof. Dr. Sergio A. Pérez Barrero
      Fundador de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría, de la Asociación Mundial de Psiquiatría y de la Red Mundial de Suicidiólogos.
      “LA PATRIA NO ES DE NADIE Y SI ES DE ALGUIEN , SERA Y ESTO SOLO EN ESPIRITU, DE QUIEN LA SIRVA CON MAYOR DESPRENDIMIENTO E INTELIGENCIA”
      José Martí

      ” A LA PATRIA NO SE HA DE SERVIR POR EL BENEFICIO QUE SE PUEDA SACAR DE ELLA. SEA GLORIA O DE CUALQUIER OTRO INTERES, SINO POR EL PLACER DESINTERESADO DE SERLE UTIL”
      José Martí

      Como psiquiatra cubano residente en la Isla y que ha alcanzado la mayor categoría docente existente en el país, con cuatro décadas de práctica profesional ininterrumpida, me ha llamado poderosamente la atención los antivalores adquiridos por la inmensa mayoría de nuestros compatriotas y que afectan de una manera u otra sus relaciones interpersonales en diversos escenarios.
      Es algo muy común en casi todas las generaciones de cubanos residentes en la Isla la utilización de palabras obscenas en su comunicación habitual, sin tener en cuenta el lugar, ni quienes les rodean para decirlas.
      Se irrespetan las normas de convivencia social, como por ejemplo, escuchar música con un volumen muy elevado sin importarle los inconvenientes que ello pueda ocasionar a los demás, o arrojar desperdicios en lugares no adecuados, por citar solo dos ejemplos.
      El respeto se ha perdido entre los alumnos y sus maestros pues quienes imparten clases a los niños y adolescentes en nuestro país son otros adolescentes o muy jóvenes quienes carecen de la debida maestría pedagógica, borrando las necesarias fronteras entre el educador y el educando.
      O tienen serios problemas de carácter que les impiden contenerse o comportarse normalmente
      El estrecho chovinismo de quienes consideran a Cuba un país llamado a jugar un protagonismo importante en la historia de la humanidad, hace que el cubano inculto y desconocedor de otras realidades lo considere una verdad absoluta.
      Todos los países tienen su historia grandiosa para ellos y tienen su papel mayor o menor en el concierto de naciones.
      La familia, célula fundamental de la sociedad, ha sido blanco de diversos atentados a su integridad, estabilidad y buen funcionamiento por múltiples situaciones como:
      • Los círculos infantiles a los cuales se podían llevar los lactantes con apenas cuarenta y cinco días de nacidos para que la madre trabajadora pudiera incorporarse a sus labores.
      • Las becas desde el séptimo grado, cuando los niños apenas habían cumplido los 11 años en la generalidad de los casos y se les separaba de sus familiares que podían verles según el régimen de pases que tuvieran ( semanal, quincenal o mensualmente).
      • Las movilizaciones de trabajadores y estudiantes a laborar en lugares alejados de sus hogares en los que podían permanecer durante meses sin retornar al seno familiar.
      • La migración a otros países principalmente a los Estados Unidos de Norteamérica a los que no se les vería nuevamente o con los que no te podías comunicar so pena de ser etiquetado como “gusano” termino que se empleaba para referirse a los que no compartían las políticas gubernamentales.
      • La imposibilidad de asumir abiertamente la fe religiosa pues el resultado era la marginación, la exclusión social.
      Estas realidades se pretenden negar actualmente lo cual refrenda otro antivalor que es adulterar la historia del país a conveniencia de quienes lo dirigen, lo cual es un atentado a la memoria histórica, a la inteligencia del cubano y a los que sufrimos estas decisiones que conspiraban contra la unidad de la familia cubana.
      En nuestros días se sigue atentando contra la unidad y el buen funcionamiento de la familia cubana con las llamadas colaboraciones mediante las que algún miembro de la familia (médicos, maestros, deportistas, entrenadores, constructores, etc.) es autorizado por el gobierno a trabajar fuera del país.
      El respeto a la propiedad social no ha sido logrado en el cubano de hoy quien no ha asimilado que lo que es de todos debe ser cuidado por todos.
      Se hace evidente el deterioro de las instituciones publicas a unos pocos años de inauguradas y de los servicios que prestan.
      Es notorio que el criterio de pertenencia de la propiedad social se reduzca a la apropiación de la propiedad social para uso individual de quien la comete.
      En esta involución ha influido de manera notoria a mi juicio, el no reconocimiento de la propiedad privada del cubano por parte de las autoridades, ocasionando una enajenación de la propiedad, pues lo que es del sujeto, lo es nominalmente, pero no puede disponer de ese bien, y si usted no puede disponer como considere de lo que es suyo ello significa que no es de su propiedad.
      Recientemente una ley ha permitido a los cubanos vender su casa y su automóvil. Como una manifestación del deterioro de la salud mental del cubano ha sido alegrarse con tal medida, sin darse cuenta que durante mas de medio siglo fue privado de uno de sus derechos ciudadanos: disponer de lo que es suyo.
      Lo único que han hecho es no continuar violándolo.
      En estos momentos en el sector de la educación se habla de estrechar la relación familia- escuela- comunidad, lo cual pudiera parecer una excelente medida.
      Sin embargo nuestros padres estaban demasiado ocupados, no tenían capacidad suficiente o eran analfabetos y el papel protagónico en la instrucción y educación la tenían los maestros, que eran excelentes profesionales.
      En estos tiempos que corren, esta relación se hace necesaria pues los maestros no instruyen ni educan, en su mayoría, pues se han graduado generaciones de estudiantes de primaria, secundaria, preuniversitario y universitarios con múltiples faltas de ortografía, que en nuestros tiempos impedían que el estudiante avanzara al grado inmediato superior.
      En Cuba, desde hace varios lustros no se educa, sino se domestica.
      Cuando la palabra “señor”, “señora” o “señorita”, los buenos modales en el hacer y el buen vestir fueron tomados como sinónimos de ser un burgués, una burguesa o una burguesita y en el peor de los casos contrarrevolucionarios, se inicio la perdida de la educación que era proverbial en el cubano, culto o inculto, rico o “pobre pero honrado”.
      Otra nefasta influencia fue la abolición de la primera persona del singular “Yo” en el habla coloquial del cubano, pues era una muestra inequívoca de “autosuficiencia” e “individualismo” y fue trocada por la primera persona del plural “Nosotros”, la cual diluía al individuo en la masa en un proceso de masificación de la individualidad y por tanto anulación del sujeto. Esa anulación la refrenda una consigna que aun se escucha: “Aquí nadie es imprescindible ni insustituible”. Es utilizable.
      La pérdida de la identidad también afecta a los individuos en sus sentimientos patrios pues se ha pretendido hacer sinónimos dos conceptos muy diferentes: patria y revolución, patriotas y revolucionarios.
      Mediante esa manipulación se hizo creer que la revolución era la obra final de las luchas patrióticas precedentes, lo cual no es cierto pues los objetivos de dichas contiendas eran diferentes en cada etapa, recurso utilizado para refrendar el poder.
      Sería como considerar que Adán y Eva fueron los precursores históricos de los actuales campos nudistas.
      O que Noé fue el precursor del alcoholismo.
      O que Nerón con su melena fue el precursor de los hippies de largas cabelleras.
      O que la Torre de Babel fue la precursora de la carrera universitaria de Lenguas Extranjeras.
      ¿Cuáles son esos antivalores adquiridos por el cubano y que limitan sustancialmente las relaciones interpersonales?
      El miedo.- El cubano tiene miedo a decir lo que piensa por temor a diversas represalias, a ser tildado de contrarrevolucionario, gusano, traidor, y más recientemente de disidente, opositor o subversivo.
      Cualquiera de estas descalificaciones podría limitar sustancialmente las posibilidades de mantener adecuadas relaciones interpersonales.
      “UN HOMBRE QUE OCULTA LO QUE PIENSA O NO SE ATREVE A DECIR LO QUE PIENSA, NO ES UN HOMBRE HONRADO”.
      José Martí
      El antivalor de sentir miedo a expresar lo que se piensa genera otro antivalor que es la deshonestidad si se tienen en cuenta las palabras del Maestro.
      Y quien tiene miedo a decir lo que piensa, pues dice solamente una parte de la verdad, o no dice la verdad, lo que puede generar otro antivalor que es considerado un delito por el más universal de los cubanos.

      “Ocultar la verdad es delito. Ocultar parte de ella, la que impele y anima es delito. Ocultar lo que conviene al adversario y decir lo que no le conviene es delito”.
      José Martí
      El antivalor de sentir miedo a expresar lo que se piensa genera otro antivalor que es la complacencia verbal para satisfacer la complacencia auditiva del otro.
      Es el mal hábito de decir lo que se desea escuchar y no lo que se debe decir y ello desemboca en otro antivalor: la hipocresía.
      Y ninguna relación interpersonal basada en la hipocresía es buena.

      “A nada se va con hipocresía. Por que cerremos los ojos no desaparece de nuestra vista lo que está delante de ella. Con ponerle las manos al paso, no se desvía el rayo de nuestras cabezas”
      José Martí
      Pero también el cubano tiene miedo a decir que NO, lo que le hace asumir responsabilidades para las cuales no está apto con todo el daño que ocasiona la improvisación, el desconocimiento y la falta de talento, que más temprano que tarde hace intolerables las relaciones interpersonales

      “El que es capaz de crear no está obligado a obedecer”.
      José Martí

      Mao Tse Tung , el Gran Timonel de la República Popular China, reclamó a los estudiantes:
      “Su fervor revolucionario no nos compensa de su incompetencia técnica”.
      Y en Cuba ha sido “una cultura” apostar por “la lealtad a los principios revolucionarios” y no por la profesionalidad, la competencia técnica y la excelencia en el desempeño, lo cual explica muchos de nuestros males.

      “LO QUE IMPORTA EN LAS COSAS DE LA PATRIA NO ES QUIEN LAS HAGA, SINO QUE SE HAGAN”
      José Martí

      La falta de talento en quien realiza una actividad genera otro antivalor que es la envidia si se trata de un colega o el abuso de poder con sus subordinados si se trata de un Jefe y ambos comportamientos son antivalores.

      “Los talentos frustrados son los enemigos implacables del talento”.

      José Martí
      Otro antivalor frecuente en nuestros tiempos es la desconfianza hacia el
      otro, lo que impide la verdadera solidaridad y el compañerismo real. Esta
      paranoia colectiva impide, cuando no entorpece las relaciones
      interpersonales, pues “alguien te puede hacer un numero 8”, “alguien te
      puede echar palante”.
      Esta desconfianza ha sido refrendada por los medios de difusión para
      manipular a la población a través de las series policiales ( “Tras la huella”).
      No es precisamente la pericia policial la que impera en la resolución de los
      casos.

      “LA SUSPICACIA EXCESIVA MALEA EL JUICIO Y SE HA DE SUPONER EN LOS DEMAS TANTA VIRTUD COMO AQUELLA EN QUE NOSOTROS MISMOS SOMOS CAPACES”.
      José Martí

      También han contribuido al deterioro de las relaciones interpersonales los métodos empleados en los centros de trabajo como la entrega de los televisores PANDA
      Producto
      Altamente
      Nocivo
      Destructor
      Amistades
      Un método idéntico fue utilizado para repartir los teléfonos entre vecinos con un resultado similar, pues se hacen evidentes las miserias humanas y vecinos que mantenían relaciones armónicas terminaron como enemigos irreconciliables.
      ¿Sera esto precisamente lo que se persigue con la utilización de tales métodos que en vez de facilitar las relaciones interpersonales las degradan?
      La conformación de comisiones de los propios trabajadores para definir quienes de sus compañeros permanecía laborando o quedaba disponible ( eufemismo para designar a los desempleados) también influyeron negativamente en las relaciones interpersonales.
      ¿Sera esto precisamente lo que se persigue con la utilización de tales métodos que en vez de facilitar las relaciones interpersonales las degradan?
      Y este comportamiento generó en quienes dieron el visto bueno a este procedimiento otro antivalor: el engaño, pues debieron ser los principales dirigentes administrativos, políticos y sindicales los que asumieran esa responsabilidad y no darla a los propios trabajadores en contra de sus compañeros.
      ¿Sera esto precisamente lo que se persigue con la utilización de tales métodos que en vez de facilitar las relaciones interpersonales las degradan?

      “ CON LA MAYOR SINCERIDAD SE PUEDEN COMETER LOS MAS GRANDES ERRORES”
      José Martí
      La aceptación de esa ingrata tarea incorpora otros antivalores: la manipulación en unos y la sumisión en otros.
      Como parte de los antivalores se ha creado un lenguaje “a lo cubano”, donde las palabras han perdido su significado o simplemente refrendan su significado aunque el sujeto no lo perciba.
      Pongamos por ejemplo: “No me quieren dar la liberación” para referirse a un directivo que no está de acuerdo con que un subordinado haga con su vida lo que considere que es mejor para él.
      Y quien está en esta situación no se da cuenta que la palabra liberación solamente es válida en dos condiciones: cuando el sujeto es un esclavo o cuando está preso, es decir, que ha sido privado de su libertad.
      Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria abolió la esclavitud el 10 de Octubre de 1868
      “ESCLAVO ES TODO AQUEL QUE TRABAJA PARA OTRO QUE TIENE DOMINIO DE ÉL”.
      JOSÉ MARTÍ
      Si usted asume como cierto que no puede ser liberado, está asumiendo también como cierto que usted es un esclavo de su directivo o ha sido privado de su libertad.
      En tales casos, que es lo que no se hace, se impone una negociación.
      “Yo puedo permanecer en este puesto de trabajo un mes, cuarenta y cinco días y a lo sumo dos meses hasta que usted consiga mi sustituto”.
      Otras palabras que sirvieron para engañar fue la de CAMBIO DE REFRIGERADORES para que el cubano en su indefensión aprendida, regalara el suyo para comprar el que le ofertaba el gobierno. ESO FUE UN ENGAÑO Y ESE ENGAÑO TIENE A LA INMENSA MAYORIA DE LOS CUBANOS ENDEUDADOS.
      TIERRAS OCIOSAS para no decirle ociosos a los dirigentes que no las pusieron a producir.
      Otro antivalor es la parcialidad, el “enamoramiento” hacia personas por su figura, por su voz o por un parentesco con determinada persona.
      Estos personajes ocupan puestos de trabajo en que hacen falta otros atributos que los “elegidos” no poseen. Y dejan de ocupar esos puestos profesionales competentes.
      Otro antivalor es la contradicción entre lo que dicen los máximos dirigentes y lo que orientan hacer.
      “El chisme, el brete y la mentira son formas de hacer contrarrevolución” y se constituyó en una política nefasta el análisis de anónimos y por los cuales muchas personas talentosas fueron sacadas de sus responsabilidades.
      HACER UN ANALISIS DE UN ANONIMO ESTA REFRENDANDO LOS SIGUIENTES ANTIVALORES: LA COBARDIA, LA INSEGURIDAD Y LA FALTA DE TRANSPARENCIA EN EL ACTUAR CONDICIONES ANTAGONICAS DE UNA PERSONA GENUINAMENTE BUENA.
      Y este procedimiento anormal incrementó el envío de anónimos, convirtiéndose en una moda de análisis y en un chiste burlesco de los humoristas inteligentes del país.
      Pero el daño ya estaba hecho y forma parte de la antihistoria de nuestro país que en algún momento será escrita como corresponde.
      Y entre esos daños fue el ascenso de los mediocres a cargos directivos, que se rodearon de otros mediocres para implantar una mediocracia.
      La mediocridad no puede ser un atributo que predomine en un ambiente en el que debe dominar el talento, la creatividad, la competencia.
      La falta de talento origina otro antivalor que es el fraude, que aprovecha la desinformación proverbial del cubano y la imposibilidad de acceder a internet la mayor parte de la población.
      Ello hace que aparezcan como “originales” los plagios y que se entronice la cultura del “corta y pega” por lo que se recibe un salario mal habido, que es otro antivalor, o se obtiene un titulo que nunca se obtuvo.

      Problemas en la escuela cubana de hoy
      Las escuelas “formadoras” de maestros primarios, el curso de superación integral para jóvenes, el programa esperanza en que los adolescentes que delinquen tenían mejores condiciones de vida que los estudiantes en sus becas, el promocionismo como política habitual, los maestros emergentes, el cierre de escuelas rurales con concentración de niños de primer grado hasta sexto grado alejados de sus domicilios y otras anormalidades han sido caldo de cultivo para fomentar otros antivalores.
      El exceso de controles, el burocratismo, los bajos salarios y la falta de atención al maestro ocasionaron el éxodo a otros sectores o la jubilación de los de mayor experiencia, pues se le dedicaba más tiempo a otras cosas que a enseñar y se pasaba y aun se pasa trabajo para trabajar.
      El burnout o Síndrome del Quemado es común entre los maestros y ello ocasiona irritabilidad, falta de interés, cansancio, improductividad, rechazo al trabajo entre otros síntomas.
      La camisa de fuerza metodológica que obliga al maestro a no ser autentico y por tanto a no convencer.
      José de la Luz y Caballero refiriéndose al tema dijo “Cualquier método y ningún método, ese es mi método”
      La evaluación de los maestros por los maestros y no por los alumnos que son los que pueden evaluar su competencia.
      Hacer sinónimos instruir y educar.
      La educación se fue convirtiendo en un proceso unilateral, en que el estudiante tiene que:
      • Ser como alguien que no es su padre, que no sabe quien es y que tampoco sabe lo que significa lo que le dicen que diga.
      • Atender a clases
      • No hablar
      • No moverse
      • No tener necesidades fisiológicas
      • Ser un modelo
      • Aceptar como cierto lo que dicen los maestros
      • No ser contestatario
      • Respetar a ultranza
      • Tolerar ser maltratado físicamente
      • Tolerar ser amenazado
      • Tolerar ser enviado a una escuela de conducta sin tener un trastorno de conducta
      • Tolerar ser domesticado no educado
      • Aceptar la disciplina militar sin tener vocación para ello
      • Los padres de los estudiantes protestan ante las propias autoridades escolares que permiten que tales cosas sucedan.
      • Tienen que ponerlos en las escuelas que les tocan, con los maestros que les tocan aunque no deseen que estén en esa escuela ni tampoco que sea ese el maestro que ellos desean para su hijo o hija.
      ¿QUE SE PUDIERA HACER?
      1. Diversificar la educación, con la posibilidad de que existan escuelas laicas pero también religiosas (católica, bautista, metodista, etc.).
      2. Educar para hacer ciudadanos del mundo con conocimientos que le sirvan para adaptarse a cualquier cultura ( idiomas principales que se hablan en el mundo, las religiones principales , informática y tecnologías afines, etc.)
      3. Enseñarles reglas de urbanidad ( enseñar a comportarse en un restaurante, en un cine, a comer, vestirse, educación ecológica, etc.)
      4. Enseñarles a pensar desde el inicio de la vida escolar por lo que deben ocupar esos primeros grados los profesionales mas capaces y con maestría pedagógica excelsa pues “La perdida de la virginidad en una violación sexual marcara negativamente a la mujer para toda la vida”.
      5. Enseñarles el respeto propio y al otro, la tolerancia que es aceptar al otro, aunque no haya que imitarle.
      6. Enseñarle a negociar no a resolver los conflictos a través de la violencia.
      7. Enseñarles a estudiar para aprender no para vencer los exámenes.
      8. Respetar a los estudiantes en sus individualidades y tratarlos con autoridad pero con justicia.
      9. Que el estudiante desee ir a la escuela no que tenga que ir a la escuela.
      10. No hacer pruebas de Matemática, Español ni Historia para ingresar a las carreras universitarias, sino someterlo a pruebas de aptitudes y actitudes para la carrera que aspira.
      11. Promocionismo hasta el noveno grado y permitir el pase a preuniversitario a los que REALMENTE HAYAN VENCIDO LOS CONTENIDOS.
      A los que han sido promocionados sin haber vencido los contenidos dirigirlos a escuelas de oficios, escuelas talleres, etc. para que aprendan un trabajo mediante el que se puedan ganar la vida honradamente.
      A partir de la enseñanza preuniversitaria, incrementar el rigor en la educación y las evaluaciones, permitiendo que aquellos que no puedan culminar esa enseñanza tengan posibilidades de realizar carreras técnicas a las que se podría ingresar con 10mo u 11no grado culminado o no.
      12. Los que culminen el 12 grado optarían por cualquier carrera universitaria siempre que venzan las pruebas de aptitudes y actitudes en la que la historia vocacional desde primaria, secundaria y preuniversitaria tendría una importancia primordial.
      13. Evitar programarle el futuro a los seres humanos que no son medios básicos ni fondos fijos de quienes detrás de un buro “planifican” la vida ajena calculando cuantos maestros, médicos, se “necesitan”, pues son “dirigentes estadísticos” donde el sujeto es un número no una persona humana con libertad para elegir lo que considere es su vocación.

      “EDUCAR ES PONER CORAZA CONTRA LOS MALES DE LA VIDA”
      JOSE MARTI

      “EN LA ESCUELA SE HA DE APRENDER EL MANEJO DE LAS FUERZAS CON QUE EN LA VIDA SE HA DE LUCHAR”.

      JOSE MARTI

  • Yazle dijo:

    Solo espero, que en esa Mesa, no empiecen a satanizar la diversión, un poco de banalidad y frívolidad siempre es buena y hasta necesaria, y fijense que digo “un poco”, no pueden pretender que en la vida uno siempre este serio, y repitiendo consignas, “robotizados”, algo de solaz y esparcimiento es imprescindible, es imposible que el 100% de la programación deba estar orientada a la educación o la instrucción, debe dejarse algo para que la gente se desestrese y se olvide de sus problemas. Es solo un comentario, ojalá los cavernícolas stalinistas que abundan por estos lares no me linchen…..

  • Lola dijo:

    Bueno, me imagino que la televisión ocupará un lugar de honor en el análisis

  • Urría Costilla dijo:

    En nuestro país en los últimos años se ha incrementado la banalidad en la juventud principalmente, pienso que a pesar de los problemas ha los que hoy estamos enfrentando no tienen que ver nada con la educación que debe tener una persona porque humildad y necesidad no tienen que ver nada con la banalidad.

    • Eduardo dijo:

      Somos libres, ¿entonces por qué insistir en ser cultos? Sencillo: porque mientras más cultos, seremos más fuertes y sabremos diferenciar mejor los productos culturales apartando de nuestro gusto a los que sean insulsos y banales. Si algún producto es banal y me produce placer, sea. Pero su mensaje banal no me banalizará a mí, que tendré un ojo y un gusto más preparados para diferenciarlo. Y por muy deslumbrante que sea, no me deslumbrará. Así de sencillo.

  • AndresCarbo dijo:

    hola a todos, bueno este tema tiene mucho tela de donde cortar por ejemplo lo que para una persona es banal quizas para otra no lo es debido a que se desarrollaron en ambientes diferentes, deberiamos analizar y pensar que estandares plantea la sociedad sobre que cosa es lo banal, entonces estariamos hablando de valores generalmente aceptados por todos y por comportamientos generalemente criticados por todos ese seria el verdadaro reto efectuar un estudio sociologico sobre que problemas han conllevado a la practica cada ves mas frecuente de conductas banales en nuestra sociedad y mas acentuada en nuestros jovenes serian un buen debate analizar estos puntos de incongruencias de nuestra sociedad. saludos

  • ak-47 dijo:

    cierto.. hay muchas cosas banales” y no estan lejos de nosotros… solo no queremos verlas “por el catalejos” por favor LIMITEN EL USO DESDEMIDO DE ESE RUIDO NOMBRADO REGUETON ???

    • @nima_Estriad@ dijo:

      100% DE ACUERDO, no es el género sino las letras en una abrumadora mayoría son una promoción desmedida de lo banal e inmoral, si no se prohíbe que por lo menos se creen espacios de música consiente y profunda y en las escuelas no tienen por qué permitirla, el Reggaetón es la antípodas de la educación.

  • Neo2014 dijo:

    Bueno,en principio la televisión y prensa en general tratan muchiiiiiiiiiisimos temas banales ,creen que el Bacán inventó del aire esa genialidad suya de la mesa redonda sobre la bolsa de valores de Chipre !?,jejejeje
    La sociedad ? : banal,inculta,irrespetuosa,cromañónica,bulliciosa,incomprendida-incomprensible,superficial,mal educada….se ha perdido mucho,pero mucho en valores,en capacidad de razonar,perdonar,comprender,amar …..

    • Lic. Julio Arjona dijo:

      Bravo… creo que tu comentario es de los mejores de acá…

      Salu2

      • Ssan dijo:

        BRAVO, UN COMENTARIO BANAL DE OTRO COMENTARIO, JE JE, ……..

  • EL GARRAPATO dijo:

    la banalidad… Si nos ajustamos al significado de “banal” ( algo que no tiene interés, que no tiene importancia) me parece que ocupa uno de los lugares protagónicos en nuestra vida diaria a nivel de sociedad, muchas personas la toman como bandera, no hay más que fijarse , por ejemplo, cuantas veces en un día se escucha la frase “no cojas lucha” , ” no cojo lucha” , refiriéndose a enfrentar problemas que existen y que nos golpean a todos.A veces se extiende hasta esferas por encima de la población cuando personajes que están al frente de alguna institución o entidad usan como traje la “banalidad” para restarle importancia a situaciones difíciles que están en su campo de solución y sin embargo, no les dan la debida importancia, no hay más que ver la sección “Acuse de recibo” de Juventud Rebelde para entender esto. No debemos confundir banalidad con frivolidad. Y no debe señalarse como “banales” solamente a los jóvenes, esto es un daño que no selecciona edades. Ya se repite casi como un “slogan” que SE HAN PERDIDO MUCHOS VALORES , y es cierto que se han perdido, pero el hecho de repetirlo tanto sin aportar una sola idea para solucionar este grave problema, repito, el hecho de repetir como papagayos esa frase, ya de por sí es una banalidad.

  • elchinorafe dijo:

    ese es un tema muy dificil de tratar porque hoy la banalidad es todo
    ya llego a los cincuenta años me forme en las decadas 70 y 80 es cierto que se cometieron errores miles en miles de cosas pero se enseño a las personas a ser profundos y analisticos
    yo no diria que hay banalidad hay superficialidad que es peor hay deseo de aparentar lo que no se es hay quien se gasta lo que no tiene para aparentar y esa es la peor banalidad

  • amanece dijo:

    Me preocpua mucho escuchar en radio y TV canciones que denigran a las mujeres, los programas “Lucas” y “Piso 6” los dejé de ver hace tiempo porque de verdad que me avergonzaba lo que allí ponían.

    En muchos de los videos clips de los “famosos” cantantes modernos salen mujeres casi desnudas haciendo todo tipo de movimiento sensual casi pornográfico

    Gracias por leer mi mensaje

  • Pensativo dijo:

    Este es un tema de extraordinaria importancia y extremadamente complejo; lo banal y según algunos diccionarios entendido también como trivial, común e insustancial, lo percibo todos los días en cualquier lugar que esté; en un comercio cualquiera y de la moneda que sea, lo común es que quien te atienda se quede con algo de lo tuyo, aunque sea un solo centavo; en un P de cualquier ruta de omnibus, lo común es que su conductor pase el dinero del pasaje de tu mano para su su bolsillo; en un aula docente cualquiera, lo más normal del mundo es que el maestro o profesor te diga; les repaso por un solo CUC por cada encuentro; en una farmacia del barrio que sea, puedes comprar medicamentos hasta de los regulados por tarjetones, solo que la tarifa del precio es la que fija el farmacéutico que te atiende.
    Y si nos adentramos en el mundo de la música, teatro, espectáculos humorísticos y otros etc. las palabras soeces son las que más riza causan entre los expectadores porque a ese nivel de vulgarización se ha llegado, recibido y admitido por todos.
    Ahora, mi pregunta es muy sencilla, ¿se pordrá hablar de estos poquísimos y menores temas en un programa como la Mesa Redonda? Lo veremos.

  • Gonzalo dijo:

    Banal es algo que no tiene ninguna importancia ni ningún interés para nadie, que no aporta nada. Es un concepto relativo y se utiliza para calificar partiendo de un punto de vista. Definir lo banal es como querer definir lo bueno y lo malo.
    El ser humano es individualista por naturaleza, por eso tiende siempre a definir lo suyo y lo que está acorde a sus intereses como bueno, útil, enriquecedor, fructífero y lo demás como malo, inútil y banal. Pero lo que es banal para unos puede ser útil para otros.
    La capacidad de discernir depende del nivel cultural y la educación de la persona, que en todos no es igual. A la hora de educar sí se deben enseñar todos los caminos posibles y formar el razonamiento basado en el conocimiento.
    Vemos en nuestro medio una preocupante tendencia a sobreponer lo banal a cosas tan importantes como la familia, los hijos y el matrimonio. Vemos una ausencia casi total del sentido de la responsabilidad. Estamos en un medio que ha sobredimensionado lo desechable en detrimento de lo importante y enriquecedor.

    Además, en la vida hay que tener un balance en todo. Lo banal, la frivolidad y la pacotilla también hacen falta en la vida en proporciones adecuadas. Sino nadie hubiera visto la saga “La guerra de las galaxias”, que no aporta nada pero entretiene y nadie viera el programa “Piso 6” y nadie oyera reguetón.
    Pero precisamente por ser relativo, nadie puede pretender tener la autoridad de definir a escala social qué cosa es banal y qué cosa no lo es.

    Hasta lo más insignificante puede ser útil. Hasta el criterio más tonto puede contener aunque sea un gramo de sabiduría. Hasta la incultura es parte de la cultura. Nada es absoluto, nada es totalmente malo ni totalmente bueno.

    • Eduardo dijo:

      Empecemos por no poner en TV las entrevistas de nuestros periodistas deportivos a los atletas por insulsas. Lo banal se mide en ellas por quintales y la proyección de los deportistas parece seguir siempre un guión de lo políticamente correcto. No olvido a Aurelio Prieto Alemán pidiéndole a Dayron Robles “un mensaje para Obama”. Esta visión es responsabilidad de los periodistas que no salen del cliché: “¿qué representa para tí esta medalla de oro?” Respuesta sabida, pregunta innecesaria.

  • papillon dijo:

    La banalidad, satura nuestras vidas, en estos momentos, pero no solo esa banalidad que se piensa de inmediato, lo superficial, lo frivolo, lo carente de sentido, NO, la banalidad esta presente en todo y es como una hiedra que va cubriendo la pared de nuestras vidas, y hace que cada vez seamos mas desmotivados, y en un final mas banales.

  • AndresCarbo dijo:

    elchinorafe estoy de acuerdo contigo pero bueno, hay que enteder que a mayor necesidad, de estos ultimos años menos conciencia sobre la parte fundamental que es el ser analitico cuando uno tiene muchos problemas para su subsistencia es muy dificil que te quede tiempo para pensar en otras cosas, como por ejemplo en que realmente quiero hacer con mi vida, quien soy, hacie donde voy, cuando te pasas mucho tiempo luchando por tu necesidades basicas llega el momento en que deja de importarte estas preguntas existenciales de la vida que muchas veces dan lugar al surgimiento de valores nuevos en etapas maduras de la vida, no todo el mundo tiene la capacidad de enajenarse un poco de todo estos para pensar en la verdadera ensencia de la vida que a mi entender es buscar paz y armonia y eso solo se logra con una correcta homogenieddad entre pensamiento y accion, recordemos siempre el problema fundamental de la fiolosofia el hombre piensa como vive, no vive como piensa, entonces la respuesta que estariamos buscando es si alguna ves nuestros jovenes podran en su gran mayoria y algunos adultos hacerse las preguntas existenciales que dan sentido a toda vida de un ser llamado civilizado, quien soy, de donde vengo, y hacia donde voy, muchas gracias

  • Carlos Noval dijo:

    Una compañera de trabajo, con la que he viajado numerosas ocasiones a La Habana, me ha comentado, con asombro, lo banal de las conversaciones de nuestros capitalinos. Y, lamentablemente, coincido con ella: son conversaciones cortas, sin sentido, que crean una falsa imagen de relación con el vecino, con tu compañero de trabajo, etc, pero que no debaten ningún problema, no dejan aflorar inquietudes, no dejan ver qué pasa por sus mentes o qué realmente piensan de determinado aspecto. Nuestros habaneros -digo nuestros porque se apropiaron del título pomposo “la capital de todos los cubanos” parecen vivir demasiado apresurados para reparar en la vida, que les pasa por al lado, aunque en realidad parecen ser ellos los que ven pasar la vida entre bostezo y bostezo. Los jóvenes, sobre todo, prestan demasiada atención a tal o más cual concierto, a aquella discoteca, a la canción de fulanito o al capítulo de ayer de la novela o serie, sin darse cuenta que la vida es más que eso. Nadie piensa en estudiar y ser algo en la vida, en dejar un hijo, construir una casa, en fin, algo que perdure. Discúlpenme los citadinos citados -jeje, redundancia a propósito- si aludí indiscriminadamente a todos por igual, pero el problema es preocupante. y allá mucho más…

    • Habanera dijo:

      Carlos Noval,

      !Que comentario tan banal!!

  • qbano dijo:

    MR.este es fenómeno no único de nuestra sociedad… pero en mi opinión habría que ver quienes son los principales beneficiados…. quienes son los que pagan y cobran o ganan o obtiene beneficios por producir y propiciar la producción de banalidades y no solo en el sector artístico etc…
    la banalidad casi siempre esta muy estrechamente vinculada a la fácil obtención de recursos, el desvió de la atención hacia temas banales o de menor interés social dejando los temas importantes a un lado entregando toda la responsabilidad a una minoría de la sociedad etc!

    de nuestro arte que decir! si bien podríamos reconocer que tenemos artistas de muy alto nivel -creo- debemos reconocer que al igual que en el resto de las sociedades lamentablemente los artistas de baja calidad son los mas frecuentes…

    nuestra prensa -en todos los soportes- con la carencia de profundidad en los temas medulares o de mayor interés social, también hacen su aporte a la banalidad ya que apenas dedican espacio o propician debates sobre temas de importancia social… solo bastaría ver cuanto espacio y tiempo le dedica nuestra prensa a los temas cuales deberían o podrían no banales o ser de mayor importancia para las mayorías -ejemplo actualización económica, estado de nuestra econmía, proyecciones de nuestra economía etc- y que tan profundo son sus artículos referentes a estos y luego compararlo con el espacio y tiempo que le dedica a otros temas.

  • Caramba Pepe dijo:

    Pienso que lo banal también tiene cabida en nuestra forma de vida, sin pensarlo siquiera los cubanos decimos cosas banales, que forman parte del lenguaje coloquial, decirle algo a una muchacha preciosa por la calle, que puede que para ella no tenga importancia pero forma parte de nuestra idiosincrasia no elogio los comentarios soezes que dicen algunos hombres que no respetan la belleza de una mujer, creo que me hago entender.

  • KUBANO dijo:

    En mi modesta opinion pienso que el tema de la banalidad en nuestra sociedad cubana de HOY debia discutirse en el programa el Triangulo de la Confianza ahi si vale la pena a proposito Calviño sería otro buen profe para expresar como está presente la banalidad en la Cuba de hoy.
    Con esto no quiero decir que en la Mesa Redonda se analise el tema con BANALIDAD, pero el poco tiempo que tengo para ver la TV cubana por supueto la unica que puedo ver siempre trato de concentrarme en programas como los que mencione que son lo maximo concretos y directo al pecho.

  • Roberto Francisco dijo:

    La banalidad es como una mercancía, para unos resulta necesaria e indispensable, otros pueden prescindir de ella. El asunto esta en saber discernir cuando algo es o no banal. Los medios de comunicación capitalistas le rinden culto a la banalidad y la fomentan como medio de consumo propio del sistema. Los nuestros deben trabajar en fomentar otros valores pero en su intento a veces le siguen los pasos.

  • AndresCarbo dijo:

    bueno la realidad cubana en cuanto a la banalidad es muy amplia y esta llena de muchos maticez sobre todas las cosas hay que entender que todos los procesos sociales no son pueden ser esquematicos ni dogmaticos, la verdadera fortaleza estaria en hacer una detallada y minuciosa investigacion sobre la nueva sociedad cubana que se ha formado desde 1994-hasta 2014 comportamientos, tendencias y nuevas proyecciones hacia el futuro es lo que se debe analizar un analisis completo de sociología a lo cubano para poder entender el cubano de hoy porque es muy facil decir que hoy la banalidad gana terreno, pero el merito siempre sera saber el porque, conociendo el problema hay un 99% de solucionarlo. gracias

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también