Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Fábricas y almacenes en ruinas renacen como centros culturales en La Habana

| 25 |
Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde el plástico Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria. Foto: EFE

Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde el plástico Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria. Foto: EFE

Fábricas ruinosas y almacenes abandonados en diferentes zonas de La Habana han resurgido en los últimos meses como centros culturales gracias a proyectos e inversiones de artistas cubanos y del Estado, una iniciativa que, a largo plazo, podría cambiar el paisaje de la ciudad.

De las destartaladas naves han salido galerías, salas de teatro, bibliotecas y pequeños jardines de estar, que reúnen a un público de arte y bohemia, vecinos del barrio, estudiantes, turistas.

En la céntrica barriada de El Vedado, lo que antes era una manufactura de refrigeradores abrirá este sábado reconvertida en una ecléctica sala de teatro para “El Ciervo Encantado”, una compañía que durante casi 20 años deambuló por iglesias, aulas y locales viejos y se caracterizó por levantar su escenario en “basureros”.

“Esto era un desastre. Todo estaba destruido, hace un año. Cuando lo vi me pareció imposible que pudiera hacerse algo, pero me dije: hay que tener fe”, dijo a Efe Nelda Castillo, líder del grupo, cuya nueva sede ha sido subvencionada por el Ministerio de Cultura y se estrenará en el marco del evento Mayo Teatral.

A solo metros de allí, en el inmueble de una antigua industria de aceite, fue inaugurada en febrero la sede del ambicioso proyecto Fábrica de Arte Cubano (FAC), con espacio interactivo para música, audiovisuales, moda, fotografía y artes plásticas y escénicas.

Liderada por el músico y realizador X Alfonso, FAC se convirtió en pocos días en sitio de moda y en referencia por ser un “proyecto cultural autofinanciado”, aunque con el apoyo inicial de las autoridades.

Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria.

Kcho, nombre artístico del pintor y escultor Alexis Leyva Machado, explicó a Efe que Romerillo es una comunidad marginal en la que ha invertido las ganancias generadas por su propia obra con el objetivo de levantar “un espacio para el diálogo, la cultura, el conocimiento y la paz”, que ya han visitado miles de personas.

El trabajo de restauración se ha extendido a parques, calles y luminarias de la zona, pero el “Kcho Estudio” es el eje de este proyecto cultural, a cuya inauguración acudió el líder cubano Fidel Castro.

En Cuba, donde en medio de la actualización de modelo económico que impulsa el Gobierno aún existe una compleja interacción entre proyectos estatales, privados y de cooperativas, las autoridades se muestran abiertas a estas iniciativas particulares de artistas.

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

Según González, hay varias experiencias en el país y la fórmula es positiva: en términos urbanísticos, aporta una “nueva dimensión cultural” a la ciudad; mejora las condiciones de trabajo de los artistas; y gestiona propuestas “de alto nivel” en las comunidades.

Para el futuro, anunció, otra antigua fábrica de bicicletas y ómnibus de El Vedado habanero se convertirá en centro cultural, y hay ideas para transformar espacios en locales de ensayo de danza y talleres para artistas plásticos.

Raúl Martín, director del grupo “Teatro de La Luna”, uno de los más prestigiosos de Cuba, opina que el éxito que han tenido lugares como FAC y Romerillo “impulsa a otros emprendedores y da un excelente ejemplo a las instituciones del Estado”.

“Hay muchos lugares abandonados con grandes posibilidades de ser aprovechados en este sentido”, manifestó a Efe.

Al menos en La Habana, donde el deterioro de inmuebles es uno de los principales problemas, la lista de candidatos es amplia: vetustos cines y teatros, comercios, depósitos, librerías.

Pero la propia historia de Martín muestra que el proceso puede ser complicado.

Durante años, el director ha intentado sin suerte sacar adelante un proyecto personal para restaurar un cine de barrio clausurado e instalar allí la sede de su grupo, con un café y una galería incluidos.

Con recursos “propios” y del Consejo Nacional de las Artes Escénicas logró construir un escenario de ensayos dentro del cine, pero el año pasado fue destruido como parte de un plan de reparación total del inmueble que, en definitiva, se detuvo a los pocos meses por “falta de materiales”, precisó.

Nelda Castillo subrayó a Efe que no todos los artistas tienen la posibilidad de impulsar esas iniciativas con recursos propios, como es su caso, pero recordó que, antes de ser distinguidos con una sede permanente, ella y sus actores decidieron trabajar casi en la calle y sin condiciones porque “en la espera está la muerte”.

Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde el plástico Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria. Foto: EFE

Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde el plástico Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria. Foto: EFE

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

“Son lugares en los que trabajamos de conjunto. A nosotros lo que nos interesa básicamente es que se promueva lo mejor del arte cubano y si esa es una alternativa, bienvenida”, declaró a Efe el ministro de Cultura, Julián González.

Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde el plástico Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria. Foto: EFE

Otra experiencia liderada por un artista surgió en enero en la zona oeste de la urbe, donde el plástico Kcho aprovechó el espacio de un taller de reparación de ómnibus en desuso para crear su “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte”, un complejo de galerías, biblioteca y teatro, sin fines de lucro y con marcada vocación comunitaria. Foto: EFE

(Con información y fotos de EFE)

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Batista dijo:

    Que hagan algo con la ¨fábrica de zapatos¨que hay en Loma y Tulipán, Nuevo Vedado.

  • Eric dijo:

    Amigos no me interesa si publican el comentario es solo porque no tengo forma de hacerles llegar mi criterio sobre el diseño del sitio.Después de los artículos no deben ir estas secciones que están debajo,deben ir en los laterales,revisen eso que lo ven mucha gente,o si lo van a poner debajo traten de que esté organizado en bloques no uno de bajo del otro,saludos.

  • DBL dijo:

    excelente idea, deberían tomarla en otras provincias

  • luis dijo:

    Sinceramente preferiría el título : fabricas y almacenes salvados de las ruinas produciendo unas y llenándose otras. Como novedad con una o dos, o tres, es suficiente para dedicarlas a la cultura, mejor poner la plata para ponerlas a producir. Que mucha falta nos hace cualquier cosa.

    • Gárgola dijo:

      Coincido contigo amigo, esas cosas me duelen, con cosas para la cultura la economía de este país no va avanzar, como puede ser que una fabrica aun cuando este en ruinas se va a coger para eso, lo que hay que hacer es ponerlas a producir, mas ahora con la nueva ley de inversión extranjera, disparates que siempre hacemos.

      • Abel Maceo dijo:

        Perdón,a mi tambien me gustaría que una fábrica no dejara de producir,o que se pudiera reinvertir en ella.Pero seguro que si admiten que se utilizen para un bien comunitario,o cultural,es porque ya no existe forma de salvarla.Pero si además,se toma la decisión de darle al local,alguna utilidad que a la larga va a dar una ganancia productiva,porque el arte,es tambien un negocio,que produce ganancias,da frutos materiales y espirituales,bienvenida sea la idea.

      • Chronos dijo:

        Mi amigo, estos lugares estaban en ruinas, la tecnología que empleaban en la producción era francamente obsoleta y estoy seguro que dejarían más pérdidas que ganancias si se ponen a producir, habría que hacerlos nuevos y esto podría hacerse en cualquier otro lugar cuando existan las condiciones, porque ahora es evidente que el estado no tiene plata para eso, si además se le están entregando locales a cuentapropistas para que ganen dinero para ellos y produzcan servicios y bienes materiales, me parece genial que algunos artistas que tienen los medios filantrópicamente inviertan de sus ganancias en producir cultura que si bien no llena el estómago, llena el espíritu que también es importante, en espacios libres de reaguetón. Piensa que sin arte y literatura el color de un país sería gris oscuro cercano al negro. Ojalá algún artista se le ocurra colaborar en Alamar, donde ya ni cine tenemos.

  • Omaida dijo:

    Bueno, en mi zona sin preguntarnos, eliminaron la única lavandería que teníamos y ahora vemos un hermoso taller del Fono de Bienes Culturales, aunque no tengamos donde llevar a lavar nuestra sobrecamas.( 54 e/ 29 y 27. Municipio Playa)

    • marcelina dijo:

      Para mi, una lavanderia comunitaria tiene arte popular.
      Quizás, pienzan buscar un lugar más benificioso para la lavanderia. Es de esperar.

  • hedel dijo:

    El comentario de Luis tiene sentido pero ademas seria bueno que esos locales pudieran con proyectos adecuados y transformados con calidad convertirlos en viviendas para los miles de personas que viven en condiciones infrahumanas a lo largo de toda la isla.

  • cubitabella dijo:

    encuentro muy buena la idea de desarrolar nuestra cultura pero también debemos ver cuales locales se toman para estos menesteres porque es verdad que hay espacios en desusos pero también debemos velar por nuestra economía que está bastante deteriorada y tenemos el deber de ayudar a levantarla, piensen también en otros tipos de proyectos, no estoy en contra de estos, al contrario me parecen muy buenos y saludables para todos en general.

  • Julio C. dijo:

    Me parece una formidable idea esa de acondicionar algunos locales no usados, en espacio para las artes y la cultura. Puedo apreciar la opinión contraria de algunos que prefieren sean reparados y devueltos a la producción, pero es tan importante una cosa como la otra en vista al futuro. Locales hay miles y los hay para que sean devueltos a la producción y otros para que se usen en proyectos como estos, en función de la cultura. respeto la opinión de los que están en desacuerdo, pero creo que se van a un extremo del asunto, lo interesante es que se recuperaran la mayoría de los locales para que unos produzcan en función de la economía y otros produzcan en función de la cultura, hay para todo y para todos. Felicidades a los artístas y al Ministerio de cultura por proyectos tan revolucionarios.

  • Carlos dijo:

    EXCELENTE IDEA, PERO CREO QUE SIEMPRE ES BUENO COMBINARLA CON EL MERCADO, YA QUE GENERA INGRESOS, PUESTOS DE TRABAJOS Y EL PROGRESO

  • messi the best dijo:

    Que incormidad de la gente. resulta que ahoara que esos locales que están lleno de cucarachas y ratones, se embellecen en obras sociales y desean que se conviertan en viviendas o nuevamente en fábricas de algo?.
    Señores las fábricas se hacen en las periferias de la cuidades al igual que las viviendas , pues ya la Habana como ciudad no hay locales donde hacer nuevas comunidad es decir nuevos barrios.

  • Isabel dijo:

    Con relación a esta noticia me gustaría comentar que estoy de acuerdo con lo que plantea Luis pero pregunto: Si las instituciones responsables de estos espacios en desuso tuvieran en sus planes la recuperación de los mismos para ponerlos a producir (que tanta falta nos hace) no los hubieran cedido a estos artistas para proyectos culturales. Ellos han tenido, al menos, la decencia de darles un uso social y cultural con sus recursos.
    Es ilógico pensar que un artista ponga su dinero para echar a andar una fábrica de aceite, o un taller para arreglar ómnibus, o espacios para remodelar y hacer viviendas (tan necesitadas por la población). Esa tarea le corresponde al estado y no lo ha hecho ¿por falta de recursos? No lo sé. Lo que sí estoy segura es que esta acción tan noble de parte de algunos artistas es meritoria de nuestras felicitaciones.

    Si existiera una ley de inversión nacional estoy segura que muchos capitales se unirían para echar a andar fábricas, remodelar edificios casi en ruinas, producir todo lo que necesitamos entre cientos de otras cosas.

    Hay cientos de negocios particulares que son ejemplo de lo que se puede hacer y bien pero ya algunos, dadas las experiencias, se abstienen de invertir mientras el estado no garantice los mínimos recursos para que sus negocios funcionen y no caigan en ilegalidades como fue el caso de la dulcería “La Fontanella” que para poder funcionar (según corrieron los comentarios de boca en boca) compraron harina “por la izquierda”, de lo contrario ¿cómo iban a hacer sus dulces si el estado no les propociona uncentro mayorista donde puedan comprarla a precios razonables? Lo más fácil fue sancionar, cerrarlos, los dueños perder la inversión que habían realizado y una gran mayoría quedarnos sin dulces con calidad.

    Estos temas serían interesantes que se hablaran en la mesa redonda. En ocasiones esta mesa se pierde en asuntos que no nos interesa. Al menos para mi nada significó la mesa redonda dedicada a la “seguridad cibernética” ¿a quién iba dirigida? pues a los pocos que cuentan con Internet.

    Por lo tanto lleguen mis felicitaciones a estos artistas que de alguna manera rescatan sitios que se habían dado por perdidos.

    Gracias por publicar

  • Juno dijo:

    luis y gárgola, eso esta muy bien, pero a falta de eso, ke mejor ke un centro cultural de esta magnitud, porque creanme ke la tiene. A falta de tanto, un poco mas de arte viene muy bien a todos.

  • Observador dijo:

    Casas seguras es lo que primero hace falta, la desoncentración de los talentosos es total, primero se necesitan techos seguros que no se derrumben ni los destruyan los huracanes.

  • tayore dijo:

    Excelente. Se utiliza el espacio y se muestra el arte. Felicidedes

  • Nemo21 dijo:

    COMO van a existir galerias de arte entonces….. ja ja ja

  • Ticollywood dijo:

    parece que ha sido muy polemico este temita de lugares deteriorados convertidos en arte, pero la realidad es que es lo mejor que podrian haber hecho. Tanto luis como gargola considero que son personas antiartistica que valoran la cultura como algo superficial y transparente de esta sociedad. deberian llegarse a la FABRICA DE ARTE CUBANO, uno de estos tan buenos proyectos lidereado por la familia alfonso, donde pueden intruirse, pasar un rato agradable con amigos o u pareja, disfrutar del buen gusto de cuadros de la plastica, obras de teatro , peliculas premiadas internacionalmente, musica de variados generos. una fabrica que llevaba años de polvo y humedad, fue renovada para convertirse en teatro , bar , discoteca, cine, museo, galeria,….en conclusion una infinidad de cosas, que al salir cambiaran el concepto tan errado que tienen ambos

  • ALINA dijo:

    NOVEDOSA IDEA DE TODOS Y ASÍ LA JUVENTUD SOBRE TODO TIENE A DONDE IR Y SE IDENTIFICA CON NUESTRA CULTURA Y LA TOMA COMO SUYA , SERÍAN MUCHO MÁS FELICES DE ESO ESTOY SEGURA A MEDIDA QUE TENGAN MÁS OPORTUNIDADES , ASÍ QUE GRACIAS A TODOS Y OJALÁ SE EXTIENDA A TODO EL PAÍS EN DIFERENTES FORMAS DE ARTE EN LA QUE CADA VEZ SE INSERTEN LOS NIÑOS Y JOVENES Y A HASTA LOS MÁS O MENOS VIEJOS EN PROYECTOS COMUNITARIOS , TODOS SERÍAMOS MAS FELICES , PARA BUSCAR DONDE PRODUCIR YA HAY BASTANTES LOCALES Y TIERRAS PARA ELLOS , ASÍ QUE CREO QUE ES INJUSTO EL COMENTARIO AL CRITICAR ESTAS BUENAS INICIATIVAS A PESAR DE QUE LAS RESPETO ,PERO CREO QUE ES INJUSTO A PESAR DE TODAS LAS NECESIDADES QUE TENEMOS TODOS LOS CUBANOS DE A PIE HOY…..

  • Olga Lidia Sandoval Hechavarría(Lidia San) dijo:

    La idea es excelente y deben recordar que ellos están invirtiendo de sus ganancias, de su creatividad e ideas ok? Creo que el solo animo de invertir del patrimonio personal en el beneficio común, ya es maravilloso. La otra parte que están sugiriendo muchos, queda en manos de los funcionarios y dirigentes que deben crear iniciativas económicas para invertir el Patrimonio del Pueblo (Estatal), que de buenos resultados y soluciones sociales, económicas y financieras. Solo decirle a Kcho que no se olvide de la Isla de la Juventud que tenemos muchas instalaciones culturales en ruinas, como el Teatro Victoria donde solíamos ir cuando niños. Lindo día y felicidades Kcho, X Alfonso y demás artistas, por compartir su arte y proyectos.

  • EMELE dijo:

    COMO MISMO SE LO HAN DADO A GRUPOS DE TEATRO , POR QUE NO A GRUPOS DE FAMILIA SIN VIVIENDAS , CLARO LOS QUE SE PUEDAN CONVERTIR EN VIVIENDAS, BAJO EL CONTROL DE UN PROYECTO DEL ARQUITECTO DE LA COMUNIDAD Y VEREMOS TODOS COMO LUGARES RUINOSOS TAMBIEN SE TRANSFORMAN EN LUGARES HERMOSOS, PROBAMOS????

  • Santinori dijo:

    me podrian facilitar el correo de FAC Y ROMERILLO? me gustaria poder ponerme en contacto con ellos. muchas gracias

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también