Imprimir
Inicio » Noticias  »

El Cairo: Descubren una momia de unos 3600 años

En este artículo: Antigüedades, Egipto, ¨
| + |

MOMIA1

Expertos españoles han descubierto un sarcófago con una momia de hace unos 3600 años en la ciudad de Luxor, a unos 700 kilómetros al sur de El Cairo, informó el ministro egipcio de Antigüedades, Mohamed Ibrahim.

En un comunicado, el ministro destacó que el hallazgo se llevó a cabo en la zona de Zeraa Abu al Naga, en la ribera oeste de Luxor, y data de la época de la dinastía XVII (1580-1550 a.C.), que gobernó el sur de Egipto desde la antigua Tebas (actual Luxor).

El descubrimiento fue hecho específicamente en excavaciones en el sector norte de la necrópolis de Tebas, en el patio delantero de la tumba de Yehuti, que fue el supervisor de las arcas de la reina Hatchepsut (1482-1502 a.C.).

Ibrahim destacó que la importancia del ataúd descubierto radica en que es uno de los denominados “de pluma”, debido a que tiene una tapa ornamentada en forma de plumas de ave.

Todavía se requieren más estudios para conocer qué títulos y puestos tuvo en vida la persona a la que pertenece el sarcófago, aunque los exámenes preliminares indican que quizá fue un alto funcionario de la época, concluyó Ibrahim.

Por su lado, el jefe del Departamento de Arqueología del Ministerio, Ali al Asfar, precisó que el sarcófago tiene unas medidas de dos metros de largo, 50 centímetros de ancho y un grosor de 42 centímetros.

Su tapa está adornada con inscripciones exquisitas y textos de súplicas que, según la creencia egipcia antigua, ayudaban al fallecido a superar las dificultades del más allá, dijo Al Asfar, que destacó que los colores del féretro están en excelente estado.

El director de la zona arqueológica de Luxor, Abdel Hakim Kerar, afirmó, por su parte, que las excavaciones en el área del descubrimiento se iniciaron en enero pasado.

Asimismo, recordó que a principios de esta semana se hallaron tres fosas de sepulturas, y se confirmó que dos de ellas fueron saqueadas por ladrones de tumbas de anteriores épocas.

El tercer sepulcro, que está en buen estado, es un pozo que desciende a una profundidad de cuatro metros y termina en una cámara que permanecía cerrada con bloques de ladrillos.

Cuando estos bloques fueron retirados se descubrió el ataúd, que es de madera, concluyó el responsable de Luxor.

Por último, el jefe de la misión de expertos españoles, José Manuel Galán, recordó en la misma nota que comenzaron sus excavaciones en Zeraa Abu Al Naga hace trece años, y destacó que el año pasado descubrieron otro sarcófago de madera perteneciente a un niño de cinco años, que también data de la dinastía XVII.

Al lado de ese sarcófago se hallaron objetos de cerámica y estatuillas de madera, envueltos en vendas de lino.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también