Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Dilma apuesta fuerte a la relación con Cuba: Eric Nepomuceno

| 13 |
Dilma Rousseff y Fidel Castro. Foto: Alex Castro

Dilma Rousseff y Fidel Castro. Foto: Alex Castro

Reproducimos el artículo publicado hoy en Página 12, Argentina, y en La Jornada, de México, por Eric Nepomuceno, escritor y periodista brasileño Eric Nepomuceno quien tuvo a su cargo las palabras de inauguración de la edición 55 del Premio Casa de las Américas, en La Habana.

En una coincidencia bastante simbólica, la presidenta Dilma Rousseff hizo su estreno en el Foro Económico Mundial que reúne en Davos, Suiza, a la elite máxima del empresariado, y siguió viaje para Cuba. Ha sido la primera vez que Dilma Rousseff fue al Foro, y lo hace cuando empieza el último año de su presidencia. Con su antecesor, Lula da Silva, fue todo lo contrario: el primer presidente brasileño de un partido declaradamente de izquierda aterrizó en Davos cuando recién había estrenado su gobierno.

El viaje de Dilma a la ciudad suiza tuvo un objetivo claro: es parte de los esfuerzos destinados a reconquistar la confianza de los inversionistas de todo el mundo, que miran con cautela y preocupación el escenario de inflación relativamente elevada (5,91 por ciento en 2013) y crecimiento de la economía muy por debajo de lo esperado (1,9 por ciento en 2013). La pérdida de credibilidad junto a los inversores preocupa al gobierno brasileño.

A su vez, el viaje a La Habana, mucho más que para participar de la cumbre de la Celac, obedece a la nueva estrategia brasileña destinada a la isla: el país pretende, a corto plazo, aumentar fuertemente su presencia en Cuba, y ocupar un espacio amplio y de gran peso.

Con un ojo puesto en los cambios implementados por Raúl Castro en la economía cubana y en los potenciales beneficios que podrán propiciar, y el otro en el campo de la política, el gobierno de Dilma Rousseff camina firme hacia una nueva etapa en las relaciones bilaterales.

En su breve estancia en La Habana, además de los compromisos protocolares que incluyeron un encuentro con Fidel Castro, Dilma Rousseff dijo una frase que debe ser medida cuidadosamente: Brasil está determinado a transformarse en un “asociado de primer orden en el campo económico”, mientras mantiene en el mismo nivel, desde la llegada del PT al gobierno en 2003, el diálogo permanente en el campo de la política.

Esa nueva etapa permite observar que, a partir principalmente de 2010, último año de Lula en la presidencia, las relaciones con Cuba ya no se restringen a algunas inversiones y muchas declaraciones de solidaridad y de críticas al embargo norteamericano y a las condiciones humillantes impuestas por la Unión Europea.

Ahora, hay medidas prácticas y de peso específico. La participación brasileña en la construcción del nuevo puerto de Mariel y en la instalación de lo que los cubanos llaman “zona económica especial”, pero que en realidad pretende ser una zona franca, ha sido decisiva. Fueron destinados 1100 millones de dólares, y ya se sabe que habrá más aportes de alto volumen para que se instalen industria y empresas brasileñas en el complejo de Mariel.

Ese es, sin duda, el mayor proyecto de Cuba, con posibilidades concretas de ser el eje transformador de la economía del país y parte esencial de las reformas que traerán grandes mudanzas para la sociedad isleña.

La misma Odebrecht que construyó el nuevo puerto anuncia que está en el tramo final de los estudios para instalar, en Mariel, una industria transformadora de plástico. Además, aguarda luz verde del Bndes, el banco estatal brasileño de crédito y financiación, para participar de la ampliación del aeropuerto de La Habana.

Hay más: Dilma anunció, durante su visita, créditos de alrededor de 500 millones de dólares para que Cuba importe bienes y servicios de Brasil, y también para que importadores brasileños adquieran productos cubanos. Si no se consideran las ventas de petróleo, Brasil es el segundo mayor exportador a Cuba (16 por ciento de todo lo que la isla importa), superando a Canadá por pequeña margen. China es la principal exportadora: 42 por ciento. Además, Brasil es el cuarto mayor importador (principalmente medicinas y vacunas). También, cinco mil médicos cubanos trabajan en Brasil.

Para completar el escenario está la cuestión política. Brasil quiere consolidar su peso y su liderazgo en América latina. Con la incertidumbre de la situación en Venezuela, principal proveedor y financiador de la isla, Brasil surge como alternativa salvadora. Y con una ventaja sobre Venezuela: además de disponer de un volumen mayor de recursos, pudo presentar un proyecto ventajoso para los dos lados, o sea, financia, a intereses bajos, la venta de productos de un país a otro y viceversa.

En términos políticos, queda claro que nadie debe esperar, de Brasil, un discurso altisonante como el de la Venezuela de Chávez y de Nicolás Maduro. Primero, porque los procesos internos observados en Brasil y en Venezuela están a millas de distancia uno del otro. Segundo, porque las líneas de política externa también son muy distintas.

Los estrategas de la diplomacia brasileña suelen decir que creen más en acciones que en palabras. Y en relación con Cuba, la mejor manera de apoyar el proceso de transformaciones internas llevado a cabo por Raúl Castro es invertir grandes cantidades de recursos en proyectos estructurales que pueden cambiar, efectivamente, la realidad interna del país.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arthur dijo:

    Brasil y México a un paso del desarrollo!!
    Bien por Dilma y Peña Nieto.

  • Dr. Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    El acercamiento a nuestra America es un sueño de muchos que se ve muy cerca ahora

  • del Centro dijo:

    Esta foto de Dilma con Fidel me conmueve,,,,, dice mas que mil palabras. Gracias Dila, gracias Brasil.

  • Albe dijo:

    Esa foto no la habían presentado, me detuve minutos observándola y da la idea de cuánto valora y aprecia Dilma al máximo líder de nuestra revolución. Lo escrito por Eric es un excelente artículo que demuestra q tiene gran conocimiento del panorama económico y político de nuestro país.

  • Alberto Campos Abreu dijo:

    Respeto de admiración para la Presidenta Dilma Rousseff por su firmeza de independencia en proyectos que impulsan la economía de la República de Cuba. Con responsabilidad los respaldan los Lineamientos Económicos llevados a cabos por nuestro País.

  • Dr. Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    Luego de leer los comentarios he bajado la foto y la he mirado varias veces y aunque no soy crítico de arte ni fotógrafo profesional para opinar, puedo asegurar que desde el punto de vista de los sentimientos humanos es lo mejor que he visto en mucho tiempo.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    La lucha mayor en ideología la tiene la Isla en alcanzar un sostén económico y una eficacia en lo que hacemos de conjunto con otros países y situar el país en alcances mayores y en una estrategia que nos lleve a no depender de un país ni de una región, sino una apuesta por un desarrollo endógeno que nos permita adquirir una gran parte de los recursos que consumimos y de los medios que utilizamos en nuestro propio tgerritorio. Cuba tiene un potencial, que aún no está a punto de máximo desarrollo y puede ser mucho más, en el desarrollo tecnológico y científico y depende un poco de que concertemos negocios con externos, de una tendencia política u otras, y si son amigos, mejor; lo que hará que lleguemos a tener un dominio de nuestra economía que los baibenes de las crfisis capitalistas nos afectan minimamente. Estamos hoy contando con CELAC, con el ALBA, con el BIRCHS Y tenemos que ir a más por cuanto se abren oportunidades. Hoy apostamos por Venezuela, por el ALBA y por compartir tratados y negocios con todos los latinoamericanos, pero tenemos alcance en otras regiones del mundo y se abren horizontes. Todo hay que fiarlo en que hagamos las cosas bien y que nos resulten.

  • Phoenix dijo:

    Um no es por nada pero esto me recuerda mucho a los inicios de la Perestroyka.

  • Militina dijo:

    LA VERDAD , QUE TERNURA HAY EN LA MIRADA DE DILMA A FIDEL

  • el justiciero dijo:

    Phoenix coincido mucho contigo, hace rato que me está dando vueltas ese pensamiento, quizás tratando de que sea más lento y menos traumático, pero me parece que se está entretejiendo la “Pierestroika Tropical”.
    No me he estudiado bien todos los lineamientos, pero hagamosno una pregunta, ¿a quién o quienes favorecen la mayoria de los que se han implementado? Respuesta, a los que tienen dinero, que no son precisamente los trabajadores sacrificados que crean la riqueza del país, si no, los favorecidos han sido los delincuentes, ladrones, malversadores, corruptos, extranjeros, etc, que son los que tienen el dinero. ¿Qué trabajador, estatal principalmente, que viva en pésimas condiciones, y que son mayoría, puede comprarse una vivienda viviendo de su salario?
    Mucha gente se limita a decir la verdad porque la caceria de brujas no ha desaparecido, pero de algo hay que morir y alguien tiene que hablar por las mayorias necesitadas

  • el justiciero dijo:

    …y otras que no son obtusas pero son inteligentes y malignas

  • Guillermo dijo:

    Me conmueve esa imagen de Dilma con Fidel, la siento tan cerca que no puedo contener la emoción, nada más parecido a la pasión, el amor y el agradecimiento de una hija hacia su querido padre, le pido a todos que guarden esta foto para la historia de América. Es el reflejo de la nueva época, de las nuevas generaciones de políticos latinoamericanos con la generación de hombres que han expuesto su vida y sus ideas en lograr la integración y la emancipación de nuestros pueblos. Gracias a Brasil, ese hermano mayor, gracias a Lula y a Dilma, ellos expresan el sentir de todos los hombres y mujeres de nuestro continente. Fidel cosecha el fruto de tanto y tanto esfuerzo por la unidad latinoamericana, a él mis felicitaciones, QUE GIGANTE ERES, PADRE DE MI CONCIENCIA.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Fidel parece un profeta de los que acompañaron a Cristo: los que quieren saber vienen a verlo, de una u otra tendencia política, casi ninguno radicales, él tampoco, todos comprensivos como nos obliga el tiempo, pero EE.UU. se empecina en no oír, ya oirá, pensamos algún día…

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también