Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Partidos religiosos podrían quedar fuera de la política en Egipto

En este artículo: Egipto, Hermanos Musulmanes
| 8
Egipto represión
La nueva Constitución egipcia podría expulsar a los partidos religiosos del campo político, según informa la revista ‘Ahram Online’.
“La Constitución de 2012 fue redactada bajo el antiguo régimen de los Hermanos Musulmanes para garantizar ventajas a los islamistas y la última palabra en el futuro político de Egipto, y ahora esto debe cambiar”, dijo a la revista Ahram Online una fuente cercana a la comisión técnica que durante más de un mes revisa la Constitución.Basándose en estas declaraciones, la fuente reveló a la revista que los miembros de la comisión han llegado a un consenso para introducir en la nueva Constitución un veto contra los partidos políticos basados en los fundamentos religiosos.Según la fuente, tras haber sido sometida durante casi un mes a revisión, los miembros de la comisión han llegado a la conclusión que “cambios fundamentales deben ser introducidos en la Constitución de 2012 apoyada por los islamistas”.

Entre otras enmiendas importantes citan la posible anulación de la prohibición del Partido Nacional Democratico de Hosni Mubarak.

Según declaró el presidente de la comisión técnica, Ali Awad, en una rueda de prensa celebrada este domingo, el nuevo proyecto de Constitución podría ser anunciado el próximo miércoles,

El 3 de julio el jefe del Ejército egipcio, el general Abdel Fattah al-Sisi, anunció el derrocamiento del presidente Morsi, la suspensión temporal de la Constitución y la disolución del Parlamento.

(Con información de Russia Today)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Muy bien. El estado debe ser laico.

  • Edo dijo:

    Siempre la mescla de estado con religión traerá problemas, sin importar cuan bueno paresca al principio, cuando pasen los años terminará en crimen y persecución contra los que no son de la misma religión que los del partido gobernante y sin importar cuanto defienda la libertad religiosa la constitución del país en cuestión.
    La historia no se equivoca. Lo que fué ayer será mañana.

  • Raquel dijo:

    100 % de acuerdo, la religión y el estado deben estar separados, al menos en un país que aspire a la democracia.

  • Hugo Andrés Govin Díaz dijo:

    Es realmente lamentable que la falta de UNIDAD entre los árabes de cualquier credo le haya brindado la oportunidad a los servicios especiales de Israel, EU y todo occidente de materializar su macabro plan de dominio de los recursos naturales de esa riquísima área. La división interna entre hermanos es la culpable de tanto desastre. Lo peor de todo es que, desde Gamal Abdel Nasser para acá, no alcanzo a ver la figura de un líder que cambie las fichas del juego occidental.

  • EL OPINADOR dijo:

    “ÓPTIMA DECISIÓN”, LA VERDADERA DEMOCRACIA DEBE ESTAR FUNDAMENTADA EN UN ESTADO LAICO. EN NUESTRO SUBCONTINENTE ESA POSICIÓN FUE DEFENDIDA POR MUCHOS DE NUESTROS PRÓCERES. SI TODOS LOS CIUDADANOS SOSTIENEN AL ESTADO, NO ES JUSTO QUE UNA RELIGIÓN X SEA LA QUE MANDE. RESPETO A LOS DERECHOS DE LAS RELIGIONES Y A LOS RELIGIOSOS, A LOS CREYENTES Y NO CREYENTES, ESO ES DEMOCRACIA.

  • EL OPINADOR dijo:

    A MURSI Y A LOS HERMANOS SE LES FUE LA MANO Y A LOS MILITARES SE LES ESTÁN YENDO, CON FACILIDAD LOS TIROS.

  • Alberto dijo:

    La situación en Egipto es algo como para preocuparse , puede ser el destino de este pueblo el mismo que el de Libia , o tal vez el de Siria

  • 1*-27 dijo:

    Mientras más lejos estén los islamistas del poder mucbho mejor para esa sociedad

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también