Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Canto de ira y amor

| 7

bruce-springsteenPor David Brooks

"Lo que le hicieron a nuestro país fue malo, antipatriótico, antiestadunidense, y nadie ha sido obligado a rendir cuentas"dice, y sus versos cuentan, empapados de la ira profunda y colectiva, la devastación de la vida de los cualquiera, ésos que dicen ser "gente común", los millones de anónimos, los que trabajan duro, aman con fiereza, beben con exageración, los que bailan, lloran y se bronquean con intensidad y a cambio sólo piden una vida digna y decente; canta acerca de cómo estos han sido descartados para que unos cuantos gocen de la destrucción del sueño común.

Bruce Springsteen, a sus 62 años, acaba de presentar su décimoséptimo disco, en el que cristaliza el momento estadounidense. Si algún investigador, científico, analista, intelectual, estudiante, artista desea saber qué pasa hoy con los gringos, aquí está la respuesta.

El inicio, Cuidamos a los nuestros, es rock puro de Springsteen y su E Street Band.

En Estamos vivos cuenta de los que han caído en luchas laborales, de derechos civiles y los inmigrantes: "Una voz gritó que me mataron en Maryland en 1877/cuando los trabajadores ferrocarrileros se alzaron/Me mataron en 1963/un domingo en la mañana en Birmingham/Me morí el verano pasado cruzando el desierto del sur/mis hijos se quedaron en San Pablo/Bueno, y dejaron aquí afuera nuestros cuerpos a que se pudrieran/Oh, por favor que se sepa/estamos vivos/Y aunque estamos tirados solos/aquí en la oscuridad/nuestras almas se levantaran/para cargar el fuego y luz, la chispa/Para luchar hombro a hombro y/corazón a corazón".

La música es rock, pero envinada de blues, de sonidos irlandeses, gospel, folk y hasta un tantito de rap y un tinte de mariachi, o sea, las músicas de Estados Unidos.

La fuente de la ira de Springsteen es la misma que generó el movimiento Ocupa Wall Street, la misma que está debajo de los rincones por todo el país. Pero a pesar del tenor oscuro de este canto, el disco no provoca desolación o fatalismo, sino todo lo contrario: la ira está llena de amor furioso. Hay odas a mujeres, hay diversión, hay baile a pesar de todo, hay fe en la resistencia, hay fe en lo más profundo.

"De Chicago a Nueva Orleáns/desde el músculo al hueso/desde la cabaña de la escopeta al Superdome/no hay ayuda, la caballería se quedó en casa.... Dónde están los ojos, los ojos/con la voluntad de ver/dónde están los corazones que se derraman/de merced/dónde está el amor que no me/ha abandonado/dónde está el trabajo que/librará mis manos, mi alma... dónde está la promesa de/mar a mar resplandeciente.....".

"Dejen que un hombre trabaje/¿Es eso tan malo?/Desperté esta mañana encadenado y destripado.... El hombre de apuestas avienta los dados/El hombre trabajador paga las cuentas/Aún es abundante y fácil allá arriba, en la colina del banquero/Arriba en la colina del banquero la fiesta sigue a todo dar/Aquí abajo estamos encadenados y destripados..... Un mundo que se ha vuelto erróneo/Desperté esta mañana encadenado y destripado", canta en Encadenado y destripado.

En Jack of all Trades, hay versos parecidos, pero no se queda en la denuncia. Acompañado con la incendiaria guitarra de Tom Morello, advierte: "A veces el mañana/llega empapado en tesoro y sangre/Aguantamos la sequía, ahora aguantaremos la inundación/Un nuevo mundo se aproxima, puedo ver la luz... Entonces usa lo que tienes/y aprende cómo lograrlo/Toma lo viejo, hazlo nuevo/Si tuviera una arma, encontraría/A los sinvergüenzas y les dispararía al verlos..."

En Muerte a mi pueblo canta sobre cómo no fue la guerra ni fueron invasores o dictadores, sino "merodeadores" en la oscuridad, los que "trajeron la muerte a mi pueblo". Agrega: "Destruyeron nuestras familias, fábricas/y tomaron nuestras viviendas/dejaron nuestros cuerpos en los llanos/los buitres limpiaron nuestros huesos." Y aconseja: "Consigue una canción que puedas cantar/Y cántala hasta el final/cántala bien y duro/Envía a los rateros empresariales directo al infierno/Los asaltantes avariciosos que pasan por aquí/y se comieron la carne de todo lo que encontraron/cuyos crímenes siguen impunes ahora/Los que caminan las calles como hombres libres ahora/Trajeron la muerte a nuestro pueblo, cuates".

"Me he pasado la vida juzgando la distancia entre la realidad estadunidense y el sueño americano", comentó Springsteen en una conferencia de prensa sobre el disco en París, en febrero, reportada por The Guardian. "Una gran promesa fue traicionada. No puedes tener un Estados Unidos si le estás diciendo a algunos que no se pueden subir al tren. Hay un punto de quiebre donde una sociedad se colapsa. No puedes tener una civilización con algo tan faccioso como esto".

Pero subrayó que en este país "el temperamento cambió. Y la gente en las calles lo logró. Ocupa Wall Street cambió la conversación nacional... Antes no había una resistencia que declarara que esto (la crisis) es atroz, un robo elemental que asaltó el corazón de lo que es Estados Unidos, una indiferencia al sentido de historia y comunidad estadunidense". Cuenta que en su canción Easy Money el personaje de la canción está por salir a matar y robar "justo como los robos en serie que han ocurrido en la cima de la pirámide; está imitando a los cuates de Wall Street. Una fractura enorme se abrió en el sistema estadunidense cuyas repercusiones apenas estamos sintiendo".

Hace unos meses Springsteen escribió, en la introducción del libro Someplace like America, sobre la destrucción de las vidas de los que construyeron este país, y con ello, del "propósito, identidad y significado de la vida estadunidense, vaciada por una plutocracia decidida a extraer sus últimas gotas de tributo, sin importar el costo humano".

Este disco documenta, expresa, grita todo eso. Springsteen es el mejor guía para este Estados Unidos. Su voz se suma a un nuevo coro, que brota de los más antiguos y se escucha en todos los rincones de este país. El Jefe la "canta bien y duro".

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Bertha Elena dijo:

    Hermoso artículo de David. Me quedo con "la ira está llena de amor furioso" porque así mismo quedé cuando terminé de leerlo.
    Y bravo también por The Boss; hacen falta voces como la suya sonando junto a los indignados.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Adelante artistas de EUA, junto a su pueblo!!!

  • Fernando Quevedo dijo:

    Hermoso sí, pero lo siento, me siento viejo porque me quedé en el siglo XX, en el siglo revolucionario, cuando íbamos a volvear el mundo, cambiarlo todo, contruir un mundo nuevo y por eso estos mensajes me saben a muy poco, como para mí el ingenuo otro mundo es posible, como si tuviésemos que pedir permiso para asaltar el cielo. Por esto mi mayor ejemplo esté en héroes como Fidel, que realizó los imposibles, mientras ahora se es impotente para realizar posibles.

  • Bertha Elena dijo:

    Está claro que Springteen no está convocando a hacer la revolución socialista, solo reclama el sueño americano, vedado para el 99% de la población estadounidense.
    Pero tiene el valor que no han tenido otros cantantes norteamericanos para denunciar los atropellos; también dice que el sueño puede ser diferente y los millones de gente que lo escuchan se ponen a reflexionar en esa dirección común porque en algún momento han pensado lo mismo. Recordemos que se hace camino al andar.

  • Silvio Jova Argota dijo:

    ¿Sorpresas te da la vida? Cubadebate si las da y nos hace sentir bien como seres pensantes. Pero a la vez nos obliga a meditar sobre temas reales y nos ofrece algunos elementos importantes para hacerlo. Este interesante y atractivo artículo: tres comentarios. La visita del Papa a Cuba: 83, si sumamos dos artículos con esa referencia. Los peloteros cubanos en Grandes Ligas: 149 y llevados a texto son casi sesenta páginas. ¿Todavía hay alguien que dude del peso ideológico-cultural del tema deportivo? De este último debate estoy esperando a que se vaya enfriando para ver en que termina. La visita del Papa trajo un ligero debate donde se vinculan la religión y la política. El referido a los peloteros ha sido una batalla campal sobre casi todo en el terreno políico-ideológico. Sabemos que el deporte o los deportes no parecen un tema serio, pero, evidentemente, muchas personas no opinan así. Hoy en día constituyen una de las principales actividades económicas y mediáticas a nivel mundial. Gracias por este artículo que nos hace pensar en su tema y en aquellos con los que se relaciona.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Al leer esto pienso en muchas cosas, pero pienso en positivo de aquel que se quedó dormido después de muchos días de indignación en alguna que otra plaza y luego fue detenido y que luego lo golpearon o que no lo golpearon pero sintió la pena de ser olvidado y se quedó dormido bajo la nieve y luego lo pudieron haber encontrado muerto en alguna plaza, como aparecen tantos. Un día me dijeron que en el Brasil de antes había 20 millones de niños sueltos en la calle y que iban desde los tres años hasta los que frizaban con ser adultos y que todos el mundo los veía pero nadie notaba su existencia. Eso parece pasar con alguno que otro indignado, con alguna que otra masa de gente, que son como sombras en el ambiente europeo o norteamericano, que son sombras que no importan nada y no se les tiene en cuenta; a ellos no va ningún encuestador, ninguna de esas agencias con requipos y gravadores de sonido e imagen a preguntarle cual es su preferencia para las elecciones. No a nadie les importa. Es una masa de cualquieras, de ignorantes, de personas que no existen para el poder imperial y que, aunque sí, no aparecen en ningún registro.

    Da pena que esta sea la realidad de muchos sitios de urbes de EE.UU. el centro desarrollado del mundo.

    Tenga mi mano el de la guitarra
    cante al mundo de las miserias del capital
    y póngase al lado de los que ríen
    aún cuando la risa pueda ser irónica;
    que un día se juntará todo el pueblo
    y los que trabajan y los que quieren trabajar
    y los que aman y los que quieren amar
    serán en un bloque la mañana.

  • Yaimara dijo:

    Hermoso artículo de David. Me quedo con “la ira está llena de amor furioso” porque así mismo quedé cuando terminé de leerlo.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también