Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

¿Pinochet inocente, Cuba culpable?

| 8
Pablo Neruda

Pablo Neruda

Manuel Araya, quien fuera chofer, mensajero y encargado de seguridad de Pablo Neruda, lleva años denunciando que el poeta no murió de cáncer, como se ha tenido por cierto hasta ahora, sino que fue asesinado por el régimen de Augusto Pinochet. El 26 de julio de 2004, Araya le contó su testimonio al diario El Líder, del puerto chileno de San Antonio, donde reside, pero su historia no trascendió hasta la pasada semana cuando el semanario mexicano Proceso publicó una entrevista con los detalles de la acusación.

Aunque la denuncia de Araya ha sido desmentida por la Fundación Neruda, llama la atención cómo la sombra sobre la responsabilidad de la dictadura chilena en la muerte de una de las más grandes voces de la literatura universal ha sido desatendida durante tanto tiempo; más cuando ese régimen asesinó y torturó a numerosos artistas e intelectuales, siendo el caso más emblemático el del trovador Víctor Jara.

Tampoco aparecen en los medios de comunicación reclamos de que se investigue y encause a quienes desde el gobierno de Estados Unidos instigaron el golpe de Pinochet, en septiembre de 1973, contra el presidente constitucional chileno Salvador Allende, ocurrido poco antes de la muerte del poeta. Sorprende aún más, cuando acusaciones sin ningún asidero en la realidad viajan a la velocidad de la luz, son colocadas en primera plana por la llamada gran prensa y motivan pronunciamientos de políticos en el poder en Europa y Norteamérica. Es el caso de lo ocurrido alrededor de la muerte en Cuba por causas naturales de un ex preso común, la cual -a pesar la ausencia de la más mínima prueba y el testimonio en contra de médicos y familiares del fallecido– ha sido atribuida a una “golpiza” de las autoridades cubanas y desencadenado pronunciamientos del gobierno de la canciller alemana Ángela Merkel, el presidente norteamericano Barack Obama y la representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Catherine Ashton.

Pero hay más investigaciones pendientes. Por ejemplo, sería bueno preguntarse por qué precisamente ahora, cuando hasta la BBC reconoce que “los prisioneros políticos que quedan en Cuba son los que retiene Estados Unidos en su base militar de Guantánamo” se pretenden fabricar incidentes para mantener viva una corriente de opinión contra el gobierno cubano, y personas vinculadas a la Oficina de Intereses de EE.UU. en La Habana intentan constantemente provocaciones que encuentran eco en algunos medios de comunicación sin necesidad de contrastar fuentes ni verificar los hechos. O indagar si es casual que el presidente norteamericano se apoye en esas fabricaciones para negarse a cambiar una política hacia Cuba que la comunidad internacional en pleno le pide modificar.

Es una investigación poco probable. Los reflejos condicionados por los medios, establecen que quienes asesinan a sangre fría, orquestan golpes de estado, encarcelan inocentes y legalizan la tortura son la más sólida democracia de nuestra época, aunque sobre ellos esté pendiente aún el castigo que reclamó el poeta comunista de Isla Negra “para quien dio la orden de agonía”.

tomado de La pupila insomne

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alberto Campos Abreu dijo:

    Con el de cursar del tiempo, salen a relucir todas las atrocidades cometidas por la Dictadura de Pinochet, a sabiendas que la mayoría eran conocidas, y jamás fue enjuiciado por todos los crímenes cometidos, ahora sale lo relacionado que Pablo Neruda no murió de cáncer, sino asesinado según relato del señor Araya en Julio del 2004, desoyeron su denuncia hace 7 años, para comenzar hablar de democracia verdadera no puede quedar impune, los miles de muertos que bajo la dictadura de Pinochet fueron ejecutadas, la razón es que estaban al amparo del imperialismo yanqui, que propiciaron con su apoyo el derrocamiento del Presidente elegido por su Pueblo el Dr. Salvador Allende. Con todo respeto a los Chilenos la campaña mediática que nos quieren imponer a los Pueblos para engañar sobre hechos históricos que mutilaron las aspiraciones del mandato de su legitimo Presidente Salvador Allende no pueden quedar en el olvido, para convertirse en cómplices de aquella dictadura que tanto dolor dejo a los Chilenos.

  • andrés dijo:

    lamentablemente esto no sería una sorpresa, ante la gran amenaza que para los fascistas representan intelectuales y artistas, éstos fueron torturados asesinados en el régimen de pinochet, y muchos asesinos
    y complices están aún sin sanción.
    el modelo de hombre y la sociedad chilena que se está construyendo bajo el modelo del consumismo y capitalismo viciado por las clases dominantes que gobiernan según sus intereses adopta una vida sin moral, sin valores ni ética, y no deja cabida a la memoria histórica, al desarrollo de las instituciones, privándonos
    de nuestros derechos.

  • yosvany dijo:

    PaBLO nERuDA sin duda uno de los más grandes

  • Fernando dijo:

    Antes de emigrar de Chile en 1988,exonerado,despedido por protestar en las calles del norte,contra la dictadura,deje 1 acusacion en la vicaria de la Solidaridad y en 1 notaria de los crimenes de la Operacion Condor,en Antofagasta.Alrededor de 14 cuerpos acribillados,ametrallados llegaron al Servicio de Patologia.Ninguno de ellos habia cometido el mas leve delito.Fueron asesinados simplemente por haber sido militantes, simpatizantes o colaboradores con el gobierno de la Unidad Popular.Desde el 11/9/73 tuvimos la TRAUMATICA vivencia de ver cadaveres de inocentes fraticidados por la mas cruel bestial dictadura anticomunista que nunca Chile imagino.Somos aun varios testigos los que trabajabamos en ese servicio conocido popularmente como la Morgue.Lo mas bestial es el sadismo satanico que los fascistas chilensis aplicaban contra izquierdistas.Llegaron muchos “suicidados”,de repente aparecio 1 epidemia depresiva que solo afecto a camaradas,militantes o simptizantes de la U.P.

  • Aroldo dijo:

    Como mismo dijeron que el presidente Allende se había suicidado, ahora dicen que el señor Neruda murió repentinamente, nada más lejos de la verdad, lo que pasa es que lamentablemente en Chile hay mucha impunidad, muchos militares y policias que torturaron y mataron aún permanecen activos en las filas de sus organizaciones, insólito esto !!, desde que se recuperó la democracia no se ha hecho casi nada en ese país por enjuiciar a los culpables de los delitos de lesa humanidad que tanto dolor y sufrimiento trajeron a este país, es doloroso que esto pase en Chile.

  • El Insu dijo:

    VIVA CUBA

  • M.SOLEDAD BRIZUELA MOYANO dijo:

    Cuando aflore por completo la verdad, ahí realmente quedaremos en PAZ.

  • ramon sierra dijo:

    Es los Estados Unidos de Norte América los responsables
    de la operación Condor y los asesinatos en Latino América
    de las personas más progresita de esta parte del mundo.
    Un día la verdad aparece.

    Es una investigación poco probable. Los reflejos condicionados por los medios, establecen que quienes asesinan a sangre fría, orquestan golpes de estado, encarcelan inocentes y legalizan la tortura son la más sólida democracia de nuestra época, aunque sobre ellos esté pendiente aún el castigo que reclamó el poeta comunista de Isla Negra “para quien dio la orden de agonía”.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también