Imprimir
Inicio » Noticias  »

Danilo, del Marianao proletario a la España de Miguel Hernández

| 1
De izquierda a derecha Basilio Cueria, Danilo Díaz Machado y un oficial español

De izquierda a derecha Basilio Cueria, Danilo Díaz Machado y un oficial español

A la altura de su glorioso centro de estudios, el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, Danilo Díaz Machado combate junto a lo mejor de allí a la tiranía pro yanqui machadista. Nacido en Marianao, familia proletaria, el tres de abril de 1917, sufre persecución, cárcel, y la muerte le pisa los talones. Crece: ingresa en la Liga Juvenil Comunista y en el Ala Izquierda Estudiantil.

Huye el asno con garras, como bautizó Rubén Martínez Villena al dictador, pero la situación revolucionaria agoniza y la derecha vuelve al poder. Danilo no ceja: se enfrenta al trío asqueroso Caffery, Batista, Mendieta.

Regresa entonces la vigilancia, la prisión, la amenaza de tortura y asesinato contra los ciudadanos honestos.

Comunista verdadero, internacionalista por tanto, su incorporación a la defensa de la República Española es lógica. Febrero de 1938: parte hacia Francia, junto a alrededor de 40 compañeros, bajo el mando de Manuel del Peso, en el vapor Oropesa. Desembarcan en el puerto de La Rochelle y se dirigen hacia la capital por ferrocarril, siempre apoyados por militantes comunistas galos,  y tratados de obstaculizar por el gobierno que, con  los de Inglaterra y Estados Unidos, se unieron en la traidora línea de imitar a Poncio Pilatos mientras los franquistas reciben gran apoyo en tropas, armas y combustibles por parte de los peor del planeta, con los nazis germanos y los fachistas italianos a la cabeza.

Como recordaba Gaspar González, Macatí, quien formaba parte de ese grupo de voluntarios: “Llegados a París, el Partido Comunista Francés, para despistar a la policía, nos alojó en el Hotel de Ville, como estudiantes extranjeros. Era una treta para burlar el acuerdo de No Intervención en los asuntos de España, firmado por el gobierno francés a espaldas del pueblo”.

Después, la estancia en el pueblo de Carcasona y el de Perpignan hasta el cruce de los Pirineos que realizan dirigidos por un oficial del Ejército Republicano.

Ya en tierra hispana, luego de un rápido descanso, se adiestran en un campo de entrenamiento antes de pelear por la libertad. Díaz Machado pasa a la XV Brigada Internacional. Combate en el frente de Aragón. En medio del tiroteo, se da cuenta del desmayo de su camarada Roberto Buzón  Neira. “Las caminatas y la vida a la intemperie habían afectado mi salud y me produjo un debilitamiento general  en el organismo”recordaría el enfermo. Lo carga y no para hasta el médico del batallón; regresa a la pelea. Lo hieren en la batalla del Ebro. Es ascendido a sargento de ametralladoras e ingresa en el Partido Comunista de España. Sin recuperarse de la laceración, llega la retirada de los internacionalistas, error de las fuerzas republicanas y una nueva traición en la que estuvieron involucradas las potencias imperialistas.

Francia. Siguen las felonías: internado junto a un centenar de combatientes  internacionalistas en el campo de concentración de Argelés-sur-Mer. La pésima comida, la no atención, la falta de higiene…Peligra su existencia, la herida no sana. Por fin, gracias a campañas solidarias, retornan a los países de origen. En su caso, en febrero de 1939.

A Danilo, como a muchos otros, no los esperan fiestas y felicitaciones masivas y sí cercos, el peligro, la dificultad para encontrar trabajo, las mordidas de la miseria. Fiel a la patria y a la clase obrera desempeña cargos directivos del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Las Villas.

Con el físico quebrantado, pesan en ello los esfuerzos y las penurias en la guerra del pueblo español contra el fascismo, lo internan en el Centro Benéfico Jurídico de los Trabajadores, donde fallece el 3 de abril de 1949, exactamente a los 32 años de edad.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • VICTOR/Cuba/ dijo:

    DE ESTOS COMPATRIOTAS. DEBERIA NO SOLO ESCRIBIRSEMÁS , NO SOLO DIVULGAR SUS BIOGRAFIAS, DEBE SER FUENTES DE INSPIRACION DE NUESTROS MEDIOS DE DIVULGACION MASIVA PARA RECREAR TELESERIALES , AVENTURAS TELEVISIVAS ETC.

    CUNA RICA ES NUESTRA HISTORIA DE INTERNACIONALISMO. CUAN POCO SABEMOS DE ELLA

    GRACIAS VICTOR JOAQUIN, POR DESEMPOLVAR VALIOSOS RECUERDOS

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Víctor Joaquín Ortega

Víctor Joaquín Ortega

Periodista cubano. Trabaja en el periódico Tribuna de La Habana

Vea también