Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Cáncer, el legado mortal de la invasión a Iraq

| 1

Niño de FallujahPor Jalal Ghazi
Tomado de New America Media
Traducido por Geleny Ramos, para Cubadebate

Olvidemos el petróleo, la ocupación, el terrorismo, e incluso Al Qaeda. La verdadera amenaza que enfrentan los iraquíes por estos días es el cáncer.

El cáncer en Iraq se está expandiendo como los incendios. Miles de niños están naciendo con deformidades. Los médicos dicen que están batallando para lidiar con el crecimiento del cáncer y las malformaciones congénitas, especialmente en las ciudades sometidas a fuertes bombardeos por parte de los ingleses y los estadounidenses.

Aquí hay algunos ejemplos. En Falluja, que fue fuertemente bombardeada por los EEUU en 2004, cerca del 25% de los recién nacidos sufren serias anomalías, incluyendo anomalías congénitas, tumores cerebrales, y defectos en el tubo neural de la columna vertebral.

El índice de afectados por cáncer en la provincia de Babil, al sur de Bagdad, se ha elevado de 500 casos diagnosticados en 2004, a 9082 en 2009, de acuerdo con los informes de Al Jazeera en Inglés.

En Basora se diagnosticaron 1885 casos de cáncer en 2005. Según el Dr. Jawad al Alí, director del Centro de Oncología, la cifra se incrementó hasta alcanzar los 2302 en 2006, y los 3071 en 2007. El Dr. Alí dijo a Al Jazeera en Inglés que actualmente entre 1250 y 1500 pacientes visitan el centro cada mes.

No todo el mundo está preparado para establecer una correlación directa entre los bombardeos a estas zonas y los tumores, y el Pentágono se ha mostrado muy escéptico respecto a vincular ambas cosas. Sin embargo, los doctores iraquíes y algunos expertos occidentales alegan que las cantidades masivas de uranio empobrecido empleadas en las bombas inglesas y estadounidenses, y el gran incremento en los índices de cáncer, no están desligados.

El Dr. Ahmed Hardan, quien trabajó como asesor científico especial para la Organización  Mundial de la Salud, las Naciones Unidas y el Ministerio de Salud de Iraq, confirma la existencia de evidencia científica que relaciona el uranio empobrecido con el cáncer y las malformaciones congénitas. Él dijo a Al Jazeera en Inglés,

“Los niños con anomalías congénitas están sometidos a estudios cario típicos y de cromosomas que abarquen el entorno genético y tengan asesoramiento clínico. Las trayectorias familiar y obstétrica también se toman en cuenta. Estos estudios internacionales han dado como resultado abundante evidencia de que el uranio empobrecido provoca consecuencias desastrosas.”

Los médicos iraquíes dicen que los casos de cáncer se han incrementado, tanto después de la guerra de 1991 como de la invasión a Iraq en 2003.

Abdulah Al-Ani, autor de “Uranio en Iraq” dijo a Al Jazeera en Inglés que el período de incubación del uranio empobrecido es de 5 a 6 años, lo cuál  explicaría la explosión en los índices de incidencia del cáncer en los años 1996-1997 y 2008-2009.

También hay patrones semejantes de malformaciones congénitas entre los niños iraquíes y los afganos, que también nacieron en zonas que sufrieron bombardeos con uranio empobrecido.

El Dr. Daud Miraki, Director de la Fundación Afgana para el Uranio Empobrecido y la Recuperación, dijo a Al Jazeera en Inglés haber encontrado evidencia del efecto del uranio empobrecido en los niños que habitan al este y sudeste de Afganistán. “Muchos niños nacen sin ojos, sin extremidades, o con tumores formados en la boca u ojos”, añadió el Dr. Miraki.

No son solamente los iraquíes y los afganos. Los hijos de soldados estadounidenses que pelearon en la guerra de 1991 en Iraq están presentando anomalías similares. En el año 2000, el biólogo iraquí Huda saleh Mahadi señaló que las manos de los niños estadounidenses deformados, estaban pegadas directamente a sus hombros, una deformidad encontrada en los niños iraquíes.

Muchos soldados estadounidenses están hablando ahora del Síndrome #2 de la Guerra del Golfo y alegan que han desarrollado el cáncer como consecuencia de su exposición al uranio empobrecido en Iraq.

Sin embargo, los soldados pueden detener su exposición al uranio empobrecido al terminar su servicio en Iraq. Los civiles iraquíes no tienen otro lugar a donde ir. Las aguas, los suelos y el aire en grandes áreas en Iraq, incluida Bagdad, están contaminadas con uranio empobrecido que tiene una vida radioactiva promedio de 4.5 mil millones de años.

El Dr. Doug Rokke, antiguo Director del Proyecto de Uranio Empobrecido del Ejército de los EEUU durante la primera Guerra del Golfo, estaba a cargo de un proyecto para descontaminar los tanques estadounidenses. Él dijo a Al Jazeera en Inglés, que “al Departamento de Defensa de los EEUU, en una instalación multimillonaria con físicos e ingenieros entrenados,  le tomó 3 años descontaminar los 24 tanques que envié a los EEUU”.

Añadió, “¿qué pueden hacer los civiles iraquíes con las inmensas cantidades  de basura y vehículos destruidos esparcidos por todo el desierto y otras zonas?

De acuerdo con Al Jazeera, el Pentágono utilizó más de 300 toneladas de uranio empobrecido en 1991. En 2003, los EEUU utilizaron más de 1000 toneladas.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • CANTACLARO 51 URTE dijo:

    GERNIKA1937 FALUIA 2004 EZKABA ABU GHRAHIB
    EL MISMO GENOCIDIO,EL MISMO COMBUSTIBLE PARA LOS BONBARDEROS NAZIS,EL DE TEXACO,QUE PARA LOS GRINGOS PARA DESTRUIR FALUIA.
    LAS MISMAS TORTURAS POR LOS MISMOS VERDUGOS,LA MISMA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES PARA ACABAR CON LA RESISTENCIA DE LOS HOMBRES.EN GERNIKA LO CONSIGUIERON PERO NO EN FALUIA.
    BILBO/EUSKAL HERRIA 14-01-2010 19:21

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también