Imprimir
Inicio » Noticias  »

Goriletti se niega a hablar con los cancilleres de la misión de la OEA

| +

La Jornada, con información de Agencias

goriletti1El mandatario hondureño de facto, Roberto Micheletti, ratificó este lunes su rechazo a dialogar con la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que comenzó aquí una visita de dos días para tratar de solucionar el conflicto político desatado el 28 de junio con el secuestro y la expulsión del presidente constitucional Manuel Zelaya.
Horas antes de la llegada de los diplomáticos, hombres encapuchados que no reivindicaron sus acciones interrumpieron la señal de Radio Globo y del canal 36 de televisión, los dos únicos medios electrónicos que, junto con el diario Tiempo, han mantenido abiertos sus espacios a la difusión de acciones del movimiento de resistencia al golpe de Estado.
“Unos ocho encapuchados llegaron a la radio, amenazaron a los guardias y se fueron directo a los transmisores, les echaron líquido y los fundieron. Lo mismo hicieron en el canal 36”, relató el periodista de Radio Globo, David Romero. “Sabían (los agresores) dónde estaban los transmisores y no necesitaron preguntar a nadie” para dañar los equipos, precisó.
Los atacantes se transportaron en varios vehículos y circularon libremente para actuar contra los dos medios electrónicos.
Fuera del aire
El ataque a Radio Globo ocurrió alrededor de las 20 horas del domingo durante la transmisión de un concierto organizado por la resistencia con la participación de músicos alternativos de Venezuela, Argentina, Nicaragua, El Salvador y Honduras.
Gracias a la intervención de técnicos de la emisora, la señal de Radio Globo se puede captar en algunos sectores de la capital. Sin embargo, canal 36 quedó totalmente fuera del aire.
Los ataques a periodistas que han difundido información del movimiento opositor al gobierno de Micheletti fueron uno de los puntos relevantes del informe preliminar de una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA que la semana pasada estuvo en este país centroamericano para recabar de primera mano información sobre los efectos del golpe de Estado en los derechos civiles de la población.
La visita de la misión de cancilleres de la OEA tuvo lugar en medio de manifestaciones en contra y a favor del gobierno golpista, que debió movilizar a policías y soldados para impedir que los contingentes antagónicos se encontraran de frente.
Unas mil 500 personas que exigen el retorno de Zelaya se concentraron cerca del hotel donde se hospedaron los diplomáticos de la OEA.
Otra manifestación fue protagonizada por cientos de taxistas que respaldan a Zelaya y que exigen al gobierno golpista el pago de un subsidio que la administración anterior suministraba para compensar el aumento en los precios de la gasolina. Policías y militares reprimieron la movilización para evitar que sus voces fueron escuchadas por los cancilleres.
Encabezada por el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, la misión diplomática integrada por seis cancilleres y un embajador se reunió con miembros del gabinete de Zelaya que no han sido obligados a exiliarse, como es el caso de la ministra de Relaciones Exteriores, Patricia Rodas. También recibieron a la esposa del mandatario, Xiomara Castro.
Los seis cancilleres que llegaron hoy a bordo de una aeronave militar estadunidense, procedente de Miami, Florida, son Patricia Espinosa, de México; Peter Kant, de Canadá; Jorge Taiana, de Argentina; Bruno Stagno, de Costa Rica; Kenneth Baugh, de Jamaica, y Juan Carlos Varela, de Panamá. El ministro de Relaciones Exteriores dominicano, Carlos Morales Troncoso, fue relevado la mañana de este lunes por el embajador de esa república caribeña ante la OEA, Virgilio Alcántara.
Mientras los funcionarios extranjeros comenzaban sus audiencias con líderes religiosos y sociales, empresarios y candidatos presidenciales para los comicios de noviembre, Micheletti reiteró que a Honduras “nadie puede venir a imponernos absolutamente nada”, en referencia al acuerdo de San José que propone soluciones para el conflicto y cuyo punto central es el retorno de Zelaya.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también