Imprimir
Inicio » Noticias  »

“EE.UU. debería aprender de los planes de evacuación de Cuba ante huracanes”, afirman expertos a The New York Times

| 1
Una imagen de satélite del huracán sobre la posición del proyecto de ley el jueves. "Cualquier tormenta que se va hacia la Florida sobre Cuba, por lo que necesitamos sus observaciones", dijo Max Mayfield, un especialista en huracanes. "Y que necesitan nuestros datos desde el avión".

Una imagen de satélite del huracán Bill este jueves. "Cualquier tormenta que va hacia la Florida pasa sobre Cuba, por lo que necesitamos sus observaciones", dijo Max Mayfield, especialista en huracanes al Times. "Y ellos necesitan nuestros datos tomados desde el avión".

En un artículo publicado hoy, The New York Times asegura que “Cuba y EE.UU. trabajan juntos para prevenir tormentas”.

A continuación un resume del artículo U.S. and Cuba Work Together on Storms

La primera tormenta tropical de la temporada ha empezado azotar al otro lado del Atlántico, trayendo con ella toda clase de pánico y de potencial de destrucción, pero, detrás de la escena, está también un poco del trabajo en conjunto entre Estados Unidos y Cuba.
El viento borrascoso, las fuertes lluvias y olas del océano que producen los huracanes no conocen la diferencia entre Guantánamo y Galveston, uno de los pocos temas, por cierto, sobre los cuales los gobiernos de Estados Unidos y Cuba practican un diálogo regularmente.

“Hemos tenido una estrecha relación de trabajo con respecto a los ciclones tropicales que se remonta a los años 70 y 80”, dijo Max Mayfield, quien se retiró en 2007 después de siete años como director del Centro Nacional de Huracanes en Miami.“Cualquier tormenta que va hacia la Florida pasa sobre Cuba, por lo que necesitamos sus observaciones. Y ellos necesitan nuestros datos desde el avión”.

Con las comunidades costeras vulnerables en ambos países, la meteorología a la larga podría acercarnos a uno de nuestros adversarios, especialmente después de la política de intercambio impulsada por el Presidente Obama, afirman expertos.
Wayne Smith, ex diplomático norteamericano en La Habana que ahora coordina en Washington el Center for International Policy, ha promovido la visita de funcionarios estadounidenses a Cuba en los últimos años para examinar cómo los programas de preparación para casos de desastre de los cubanos ha logrado mantener en la Isla el número de muertes por los huracanes en cifras realmente muy bajas.

Entre los que hicieron el viaje el mes pasado se encuentra Russel Honoré, un teniente general retirado quien fuera el Comandante del de las fuerzas militares para el Grupo de Tareas Huracán Katrina. También, Robert Turner, director regional del Southeast Louisiana Flood Protection Authority East; y Stewart Simonson, secretario adjunto para la Prevención de Emergencias del Departamento de Salud y Servicios Humanos durante la administración de George W. Bush.

Ivor van Heerden, un experto en huracanes de la Universidad Estatal de Luisiana que visitó a Cuba el año pasado, sostiene que las restricciones en la política hacia Cuba deben aliviarse para permitir la transferencia de tecnología hacia Cuba y mejorar la recopilación de datos oceanográficos y meteorológicos.

“Los Estados Unidos deberían aprender de los planes de evacuación de Cuba, del apoyo médico después de los desastres y de los programas de educación ciudadana para el desastre”, añadió.

A los cubanos se les enseña acerca de los huracanes en la escuela primaria, y en cada barrio existe un funcionario cuyo trabajo es ayudar a evacuar a las personas y ubicar sus pertenencias en lugares seguros.

Durante años, los cubanos han permitido que los aviones “caza huracanes” norteamericanos penetren en el espacio aéreo cubano para medir tormentas desde el aire. Incluso durante la Presidencia de Bush, cuando el bloqueo comercial entre los países se vio reforzado.

Pero las tensiones siguen surgiendo. Cuando investigadores de ambos países sostuvieron en México una reunión Estados Unidos-Cuba en el tema de los huracanes, en el 2007, un meteorólogo del gobierno recibió una llamada del Departamento de Estado para darle la orden de no asistir.

“Un oficial del Departamento de Estado me llamó al aeropuerto y me dijo, ‘Usted no está autorizado a ir a esa reunión”, afirmó Lixion Ávila, especialista de origen cubano del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos. “Yo les contesté que nosotros nos reunimos regularmente con los meteorólogos cubanos.”

Max. Mayfield añadió que su homólogo en el Instituto de Meteorología de Cuba, José Rubiera, tiene una gran ventaja al disponer de la estación de televisión del gobierno para alertar a la población ante las tormentas. “Es más fácil si tienes al gobierno en la gestión de la televisión, dijo el Sr. Mayfield. “Rubiera puede emitir las alertas cada vez que lo considere. Muchas veces me hubiera gustado haber tenido esos espacios (en Estados Unidos)”, añade.

Mientras Lixio Ávila, cuya madre vive en Cuba, considera que su trabajo con los meteorólogos cubanos es totalmente apolítico. “Estoy capacitado para salvar vidas y no me importa si son vidas de cubanos, chinos o norteamericanos las que estoy salvando al prevenirlos de las tormentas”, dijo.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Kenia Lopez hernandez dijo:

    quisiera saber mas informacion acerca de la evacuacion de la poblacion en cuba .

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también